Mejores Canciones del 2016

Kings of Leon

Kings of Leon

Este año más que de sorpresas musicales estuvo lleno de adioses, entre los más duros el de Leonard Cohen, George Michael, Prince, y por sobre todo David Bowie. La lista es larga y muy conocida de los que partieron este año, la partida de George Michael hace algunos días me golpeó en particular por el maltrato que siempre recibió por parte de la prensa inglesa, acabando con su reputación completamente, y porque en 2017 esperaba su disco de retorno. Bowie y Cohen, sin embargo, se marcharon regalándonos unas obras de arte completas, y cuán agradecidos estamos que puedan haberse ido de esa manera, dando lo mejor de sí.

Seguimos con la tendencia del dream pop y el garage rock haciendo que la mayoría de discos nuevos suenen a aquél glorioso 2009. También tuvimos varios retornos de bandas de otras décadas doradas como The Jesus and Mary Chain, The Dandy Warhols, los siempre interesantes The Last Shadow Puppets, y por supuesto, nuestros amados The Strokes a pesar de que éstos últimos solo nos regalaron un pequeño EP.

El disco del año por supuesto sería el de David Bowie, es una joyita completa y qué honor haber recibido nosotros ese regalo de adiós, es un disco muy completo, compacto, místico, y suena perfectamente bien, solo alguien como Bowie podría llevar acabo tal hazaña. El segundo lugar se lo doy a Richard Ashcroft quien vuelve como solista luego de 10 años, claro que nos había regalado el retorno de The Verve y experimentar con RPA & The United Nations of Sound, pero lo mejor es disfrutarlo como solista. Con These People vuelve a su mejor forma, haciendo de este disco un Urban Hymns Vol. III, con temas llenos de nostalgia de aquel antiguo sonido inglés que parece perdido en 1997 y solo él puede alcanzarlo aún. Tercer lugar vamos con The Last Shadow Puppets, tanto como con Everything You’ve Come to Expect y su The Dream Synopsis. Al principio su disco de retorno fue un tanto difícil de digerir pero a la tercera escucha te das cuenta que estás ante otro clásico, con los años este disco seguirá siendo apreciado como uno de los mejores de esta década. Lo único lamentable es que se sintió a Miles Kane un poco relegado, sobre todo en los videos musicales, dando más protagonismo a Alex Turner, y en The Dream Synopsis EP incluso le quitan partes vocales en “Is This What You Wanted” (Leonard Cohen); y, lo peor de todo, el cover de Les Cactus de Jacques Dutronc lo hace Alex Turner, a pesar que fue Miles Kane quien le mostró a Alex Turner la existencia de éste. Espero en el próximo disco estén más equitativos como fue en The Age of the Understatement, se extrañaron esos duetos vocales. Por último, el cuarto puesto se lo damos a Kings of Leon, quienes me cerraron la boca por completo con su WALLS. No le tenía fe a este disco esperando escuchar un Only by the Night Vol. 4 pero grata fue mi sorpresa al escuchar el regreso a sus raíces, y por varios temas suena incluso a Aha Shake Heartbreak, es un paso total en su evolución, se dejaron de las maroonifiveadas para traer un disco de rock muy bueno, y los felicito enteramente por ello, en mi lista (spoiler) se llevan el primer puesto con un tema sublime.

Continuemos pues a la lista de lo que he considerado mejor en este año, lista que siempre seguirá en crecimiento porque jamás se termina de descubrir los discos lanzados en el año en su totalidad, en años próximos seguro nos encontramos con más sorpresas, por ahora el playlist y mi top 20 quedan así:

20.- Still Corners – Lost Boys

19.- Angel Olsen – Give It Up

18.- The Growlers – I’ll Be Around

17.-Ephèbe – La Nuit

16.- Japanese Breakfast – The Woman that Loves You

15.- Radiohead – Burn the Witch

14.-Iggy Pop – Chocolate Drops

13.- Mark Mills – Silver Fox

12.- Wilco – We Aren’t The World (Safety Girl)

11.- Travis – 3 Miles High

10.- Jagged Jaw – I Was Only

9.- Solange – Weary

8.- Zakk Wylde – Sleeping Dogs (ft. Corey Taylor)

7.- Diiv – Out of Mind

6.- The Dandy Warhols – You’re Killing Me

5.- Richard Ashcroft – This Is How It Feels

4.- David Bowie – ‘Tis a Pity She Was a Whore

3.- The Strokes – Drag Queen

2.- The Last Shadow Puppets – Bad Habits/Miracle Aligner

1.-  Kings of Leon – Muchacho


Navidades Paganas: Cristo, el último Dios Solar

154bac303ad554ed4a10bd8e5f7763ec

El nacimiento de Jesucristo ha sido por milenios sujeto de debate y discusión, apenas centurias atrás era innegable que hace cerca de dos mil años nació un niño al que pusieron Jesús en la ciudad de Belén, incluso en mi infancia no se nos permitía cuestionar aquello, la primera verdad que nos enseñaban era ésa, el nacimiento de Jesús un 25 de diciembre, no lugar a cuestionamientos.

Es ahora, en esta era de la investigación donde se ha puesto en tela de duda no solo el nacimiento de un niño llamado Jesús un 25 de Diciembre, sino, incluso la existencia de alguien llamado Jesús que cumpla con todas las características del mito judeocristiano. Llegamos de aceptar algo como una verdad absoluta a dudar por completo de su existencia.

A partir de la duda naciente por este personaje muchas teorías se han vertido, muchas, demasiadas, pero las que más aceptación ha tenido en los últimos años es la teoría del “Jesús Solar”; esta teoría clama que la vida de Jesús de Nazareth no es más que una alegoría astronómica presente en todas las culturas de la humanidad y existente hace milenios. La teoría nos habla del ‘Sol Invictus’

Sol Invictus fue un título religioso dado a tres divinidades solares en la era del Imperio Romano: Mithra (Persia), Sol [Helios], El-Gabal (Siria), en el intento de varios emperadores por darle al Imperio un solo dios al que pudieran adorar todas las culturas y civilizaciones conquistadas. Lo más lógico, por supuesto, era darle el título de único y verdadero dios a un dios solar, al estilo de los Egipcios. Las celebraciones de este Sol Invictus tomaban forma en El Festival del Nacimiento del Sol Inconquistado (Dies Natalis Solis Invicti) que se celebraba cuando la luz del día aumentaba después del solsticio de invierno, en alusión al “renacimiento” del sol. Este Festival corría desde el 22 al 25 de diciembre. (wiki)

Junto al Sol Invictus se celebraban Las Saturnalias, fiestas en honor al dios Saturno (Cronos) se celebraban del 17 al 23 de diciembre, en honor al fin del período más oscuro del año y el nacimiento del nuevo período de luz (Sol Invictus), el 25 de diciembre, coincidiendo con la entrada del Sol en el signo de Capricornio (solsticio de invierno). Estas Saturnalias eran la gran celebración del año, no se celebraba simplemente el fin de las cosechas también se celebraba la igualdad; durante estas fiestas, se suspendía el poder de los amos sobre sus esclavos, y éstos tenían derecho a hablar y actuar con total libertad. No se respiraba más que placer y alegría: los tribunales y las escuelas cerraban, no estaba permitida la guerra ni la ejecución de criminales, ni ejercer otro arte más que el de la cocina, se intercambiaban regalos y se daban suntuosas comidas. Además, todos los habitantes de la ciudad dejaban de trabajar: ¿Les suena familiar algunas de éstas?, como podrán adivinar el Festival del Sol Invictus y las Saturnalias más tarde se conocerían como Navidad.

‘Pero, pero, las escrituras claramente dicen que Jesús nació un 25 de diciembre en la ciudad de Belén’ Falso, querido, amigo, como ya es de conocimiento público La Biblia jamás menciona hechos concretos sobre Jesús, y mucho peor la fecha exacta de su nacimiento. Se adoptó el 25 de Diciembre como la fecha de su nacimiento 300 años después de su muerte, cuando el emperador Constantino permitió el cristianismo en el Imperio romano, después de haber sido perseguido por el Imperio desde tiempos de Nerón. Y se adoptó aquella fecha porque se trataba de una fecha pagana popular, y si se deseaba hacer popular al cristianismo debía iniciarse por reemplazar los festivales más populares, y qué mejor que poner el nacimiento de Jesús en la misma fecha que el nacimiento del Sol Invictus, fue una movida maestra.

Paulatinamente fueron reemplazando las fechas de celebraciones “paganas” con cristianas hasta eclipsarlas completamente en el Siglo V después de Cristo.

Ahora bien, siguiendo la lógica astronómica y astrológica de la celebración del Sol Invictus, qué pasaría si adecuamos toda la vida de Jesús a diferentes eventos astronómicos que cada cultura consideraba relevante. He aquí la vida de Jesús como una alegoría astrológica.

Antes un pequeño paréntesis sobre el origen de las constelaciones y el zodiaco. El origen de nuestro zodiaco occidental se remonta a la antigua Sumeria. Este pueblo dividió al cielo en 12 segmentos (12 número del cosmos, del orden: 4 elementos, 3 modalidades, 6 polaridades)  basados en el número de ciclos lunares relevantes en el año, marcados por los solsticios y equinoccios, es decir, nuestro zodiaco -llamado zodiaco tropical- corresponde a las estaciones y no al espacio sideral (por eso nuestro zodiaco jamás podría tener un décimo tercer signo como Ofiuco, pero ésa es otra historia).

Esta correlación entre nuestro zodiaco y las estaciones vemos que el Sol entra en Aries cuando el sol cruza el ecuador celestial en marzo; es decir, en el equinoccio de primavera.

El sol entra en Cáncer el momento que el sol alcanza el trópico de Cáncer en Julio; es decir, en el solsticio de verano.

El sol entra en Libra el momento en que el sol cruza el ecuador celestial en Septiembre; equinoccio de otoño.

El sol entra en Capricornio cuando el sol alcanza el Trópico de Capricornio en Diciembre; solsticio de Invierno

Aclarar también que los nombres de nuestras doce constelaciones tienen relación directa con la acción o elemento relevante de cada temporada, es así como cada cultura ha identificado sus constelaciones con nombres diferentes de acuerdo a las necesidades o acción clave que cada estación representaba. Tomemos por ejemplo a la constelación de Acuario, no se parece en nada al buen Ganímedes y su vasija de agua, pero la imaginación es grande, y el factor principal de bautizar a aquella constelación con ‘el aguador’ se debe a que cada año, cuando esas estrellas que conforman esta constelación están justo por encima del horizonte, siempre llueve. Por lo tanto la población comenzó a identificar ese sistema de estrellas con la lluvia, y eventualmente las personificaron esas como un individuo que vierte una jarra de agua sobre la tierra.

Ya que estamos en éstas pues pongamos en claro de una vez el significado estacionario que le dieron los habitantes del hemisferio norte a nuestro zodiaco, el origen de las 12 constelaciones;

  • Aries es representado como el Ram / Cordero porque marzo / abril es la época del año en que nacen los corderos.
  • Tauro es el Toro porque abril / mayo es el tiempo para arar y cultivar.
  • Géminis son los gemelos, llamados por Castor y Pollux, las estrellas gemelas en su constelación, así como porque mayo / junio es el momento del “aumento” o “duplicación” del sol, cuando alcanza su mayor fuerza.
  • Después de que el sol alcanza su fuerza en el solsticio de verano y comienza a disminuir en Cáncer (junio / julio), las estrellas eran comparadas al Cangrejo ya que “retroceden”.
  • Leo es el León porque, durante el calor de julio / agosto, los leones en Egipto salían del desierto caluroso.
  • Virgo, originalmente la Gran Madre Tierra, es la “Virgen que sostiene una vaina de trigo”, simboliza agosto / septiembre, el tiempo de la cosecha.
  • Libra (septiembre / octubre) es el equilibrio, refleja el equinoccio de otoño, cuando los días y la noche son iguales en duración.
  • Escorpio es el Escorpión porque en las zonas desérticas las feroces tormentas de octubre / noviembre se las llamaba “escorpiones” y porque estas tormentas parecían producidas por el aleteo incesante de aves gigantes, de ahí que el signo de Escorpio también sea simbolizado por el Águila y el Fénix. Es en esta época el sol empieza a menguar.
  • Sagitario es el “arquero vengativo” que hiere lateralmente y debilita el sol durante su acercamiento en noviembre / diciembre hacia el solsticio de invierno.
  • En Capricornio, el sol debilitado se encuentra con la cabra que embiste y arrastra a nuestro sol en diciembre / enero permaneciendo por debajo de su cenit.
  • Acuario, como ya se explicó es el Aguador porque enero / febrero es la época de las lluvias de invierno.
  • Piscis es representado por los Peces porque Febrero / Marzo es el momento en que se rompe el hielo de los lagos y ríos, e inicia la época precisa para la pesca.

Dispensen por favor este largo paréntesis pero valía la pena aclarar ciertos puntos además que aproveché para discurrir este tema de las constelaciones que tanto deseaba compartir.

Ahora pasemos a revisar algunas de las características que Jesús comparte con el resto de ‘dioses solares’ o simplemente con El Sol y todos sus avatars que el hombre se ha encargado de popularizar;

  • El sol “muere” durante tres días en el solsticio de invierno, para nacer de nuevo o resucitar el 25 de diciembre.
  • El sol de Dios es “nacido de una virgen”, se refiere a la luna nueva o “virgen”, la constelación de Virgo.
  • El “nacimiento” del sol es asistido por la “estrella brillante”, ya sea Sirius / Sothis o el planeta Venus, y por los “Tres Reyes”, que representan las tres estrellas en el cinturón de Orión.
  • El sol en su cenit, o al mediodía, está en la casa o templo celestial del “Altísimo”; Así, “él” comienza “la obra de su Padre” a la edad de doce años. Maxwell relata: “En ese momento, a lo largo de la historia, todo Egipto ofrecía oraciones al Dios Altísimo, el dios por sobre todos los dioses.
  • El sol entra en cada signo del zodíaco a 30° (30 años de Jesús)… el Sol de los cielos visibles se ha movido hacia el norte a 30 ° y se encuentra en la puerta de Acuario, el Portador de Agua o Juan el Bautista del planisferio místico.
  • El sol es el “carpintero” que construye sus “casas” diarias o 12 divisiones de dos horas.
  • Los “seguidores” del sol o “discípulos” son los 12 signos del zodíaco, a través de los cuales el sol debe pasar.
  • *El sol es “ungido” cuando sus rayos se sumergen en el mar.
    El sol “cambia el agua en vino” creando lluvia, madurando la uva en la vid y fermentando el jugo de uva.
  • El sol “camina sobre el agua”, refiriéndose a su reflejo.
    El sol “calma el mar” mientras él descansa en el “bote del cielo”. (Mt. 8: 237)
  • Cuando el sol es anual y mensualmente renacido, trae vida a la “momia solar”, su yo anterior, levantándola de entre los muertos.
  • El sol triunfalmente “monta un asno y su potro” en la “Ciudad de la Paz” cuando entra en el signo de Cáncer, que contiene dos estrellas llamadas “asnos pequeños”, y alcanza su plenitud.
  • El sol es el “León” cuando en Leo, la época más calurosa del año, se llama el “trono del Señor”.
  • El sol es “traicionado” por la constelación del Escorpión, la época del año en que el sol pierde su fuerza.
  • El sol es “crucificado” entre los dos ladrones de Sagitario y Capricornio.
  • El sol está colgado en una cruz, que representa su paso a través de los equinoccios, el equinoccio de primavera es la Pascua.
  • El sol se oscurece cuando “muere”: “El dios solar como el sol de la tarde o del otoño fue el sol agonizante, moribundo, o el sol muerto enterrado en el mundo inferior”.
  • El sol hace un paso dudoso en el solsticio de invierno, sin saber si volver a la vida o “resucitar”.
  • El sol está con nosotros “siempre, hasta el fin del mundo” (Mt. 28:20), refiriéndose a las edades de la precesión de los equinoccios.
  • El sol es la “Luz del Mundo”, y “viene sobre las nubes, y todo ojo lo verá”.
  • El sol que se levanta por la mañana, es el “Salvador de la humanidad”.
  • El sol lleva una corona, “corona de espinas” o halo.
  • El Sol fue llamado “Hijo del Cielo (Dios)”, “El que todo lo ve”, “Consolador”, “Sanador”, “Salvador”, “Creador”, “Preservador”, “Gobernador del Mundo” “Dador de Vida Diaria”.
  • El sol es la Palabra o Logos de Dios.
  • El sol que todo lo ve, u “ojo de Dios” era considerado el juez de los vivos y muertos, aquel que regresará a la Tierra “sobre un caballo blanco”.

Muchas de estas características ya han sido mencionadas en documentales, libros y demás, y podríamos ir por toda la vida “conocida” de Jesucristo y darle un significado astronómico.

Veamos más adelante cómo el mito solar fue trasladado al mito cristiano- Para ello, también estaremos siguiendo los movimientos anuales del sol a través del zodíaco;

  • Según la leyenda, Jesús nació en un establo entre un caballo y una cabra, símbolos de Sagitario y Capricornio.
  • Fue bautizado en Acuario (Juan Bautista), el Portador de Agua.
  • Él eligió a sus primeros discípulos, pescadores, en Piscis, el signo de los peces.
  • Se convirtió en el Buen Pastor y el Cordero en Aries, el Ram.
    Jesús contó las parábolas de la siembra y labranza de los campos en Tauro, el Toro.
  • En Cáncer, “el mar celestial de Galilea”, calmó la tormenta y las aguas, habló de retrocesores (el Cangrejo), y montó el asno y el potro en triunfo en la Ciudad de la Paz, Jerusalén.
  • Jesús era el León en Leo.
  • En Libra, Cristo era la vid verdadera en el Jardín de Getsemaní, el “lagar”, ya que este es el tiempo de la vendimia (recolección de uva).
  • Jesús fue traicionado por Judas, el “difamador”, asociado con Escorpio por el ataque con su cola ponzoñosa ‘a traición’.
  • En Sagitario, Jesús fue herido en el costado por el centauro.
    Fue crucificado en el solsticio de invierno entre los “dos ladrones” de Sagitario y Capricornio, que minaron su fuerza.

Todo nos indica que Jesucristo; el mito -luego analizaremos Jesucristo: el hombre- no es más que el último avatar del dios sol, la última encarnación de aquel viaje estelar que llevamos observando por milenios y milenios. ¿Y por qué es el último avatar? Porque Jesucristo encarna la era de Piscis, la era zodiacal actual (año 0 – 2150 dc), por eso la simbología del Pez está muy ligada a Jesús, no tan solo por aquello de ‘pescador de hombres’ (Ichthys, el pescador).

Tomemos por ejemplo otro dios solar: Horus, y hagamos un repaso por sus encarnaciones dependiendo de la era zodiacal en la que se encontraba inicia como el Renovador, el Niño Eterno que había nacido como León en Leo; nace como un Escarabajo en Cáncer; como uno de los Gemelos en Géminis; como un becerro en el Signo del Toro; y, un Cordero en el Signo de Aries, estaba destinado a manifestarse como el Pez, en el Signo de los Peces si es que el imperio egipcio no decaía y su religión persistía.

Sin embargo algunos consideran a Jesús un avatar de Horus y lo llaman AtumHorus, encarnando en esta era como el pez Iusaas (Jesús), su nacimiento fue astronómicamente fechado para ocurrir en BethLechem – la casa del pan (Virgo) – alrededor de 255 AC, en el momento en que el equinoccio de Pascua entró en el signo de Piscis,

Por lo tanto, Jesús es el dios solar Pisciano, Estableciendo el pez como alegoría del alimento (conocimiento) de comunión de la nueva era.  Incluso los primeros cristianos fueron llamados “Pisciculi”: “peces pequeños”.

En Mateo 28:20 Jesús nos da una pista muy interesante sobre su origen real que lamentablemente debido a malas traducciones se ha perdido, el versículo reza así: ‘Enseñen a los nuevos discípulos a obedecer todos los mandatos que les he dado. Y tengan por seguro esto: que estoy con ustedes siempre, hasta el fin de los tiempos’. El error está en la palabra ‘tiempos’, ya que originalmente reza Era; ‘estaré con ustedes hasta el final de la era’.

Y es precisamente ahora que estamos a puertas del fin de la Era de Piscis, para dar la bienvenida a la Era de Acuario, aquella “segunda venida” proclamada no vendría a ser más que un ‘cambio de guardia’, la segunda venida de Jesús es la milésima de Horus encarnando en un nuevo avatar para la nueva era.

De momento llegaremos hasta ahí ya que se ha extendido mucho el post. Volverá este artículo con una segunda parte.

 


El Ejército Gay de Tebas: el más valeroso de la historia. 

img_3519

Me sigue sorprendiendo mucho que en estos tiempos aún exista intolerancia ante la homosexualidad. La intolerancia extrema como para llegar a asesinar a alguien porque simplemente no comparte tu inclinación sexual.

Me es inevitable pensar que quizá yo tuviera algún grado de esta intolerancia si de pequeño no hubiera leído la historia de Filipo II de Macedonia vs. El Batallón Sagrado de Tebas.

Este batallón tenía una particularidad, estaba conformado por 150 parejas de homosexuales, es decir, 300 amantes que se defendían a capa y espada.

Los orígenes del batallón se remontan a Epaminondas, rey Tebano cuyo objetivo era conquistar la Hélade para unificarla nuevamente como una sola nación que luego llamaríamos Grecia. Epaminondas tenía claras tendencias homosexuales y también mucha sapiencia militar por sus años de servicio, así que cuando le tocó armar un ejército por supuesto unió sus dos pasiones formando un destacamento de hombres que mantenían una estrecha relación entre sí.

Pronto se convirtió en un escuadrón de élite llamado “El Batallón Sagrado de Tebas”.

Junto a éste nacería también una nueva definición para la pareja homosexual en el mundo griego; a diferencia de “erómenos (amado, menor)” y “erastés (amado, mayor)”, ellos se denominaban “heniochoi” (conductor) y “paraibatai” (compañero). El conductor era el de mayor edad y guiaba a su compañero más joven en la batalla.

Así es como Plutarco nos daba una maravillosa definición de este ejército:

“Para hombres de la misma tribu o familia hay poco valor de uno por otro cuando el peligro presiona; pero un batallón cimentado por la amistad basada en el amor nunca se romperá y es invencible, ya que los amantes, avergonzados de no ser dignos ante la vista de sus amados y los amados ante la vista de sus amantes, deseosos se arrojan al peligro para el alivio de unos y otros.”

Para Plutarco el éxito del ejército consistía en el orgullo del combatiente ante la vista de su amado, pero por supuesto también influía ese valor que infundía defender al ser amado y el temor de perderlo.

Durante treinta y tres años se mantuvo como pieza clave de la infantería griega. Fue el único ejército que pudo vencer a Esparta de forma continua, y a los demás ejércitos griegos también, logrando así Epaminondas sus objetivos sustituyendo a Esparta a la cabeza de la Hélade y redibujando el mapa político de Grecia.

Hasta que llega Filipo II de Macedonia en su campaña por la conquista de Grecia, y he aquí la única y última derrota de la escuadra de élite en la Batalla de Queronea.

Otras polis se unieron a Tebas contra Filipo y su campaña. Luego de cruenta batalla los demás ejércitos griegos escapaban, solo el batallón con sus 300 hombres se mantuvo en pie brindando singular combate ante un atónito Filipo. Lamentablemente eran superados sobremanera en número, uno a uno iban cayendo, en su rostro se veía el coraje inquebrantable, aun resignados a la parca jamás mostraron temor ni se rindieron al enemigo, no hubiera sido algo digno.

Cuenta la leyenda que en su agonía los soldados se buscaban entre los caídos para exhalar su último aliento junto al ser  amado. Morían tomados de las manos, abrazados, o en un último beso.

Esta escena provocaría la admiración de Filipo, quien diría:“Perezca el hombre que sospeche que estos hombres o sufrieron o hicieron algo inapropiadamente”Luego les rendiría homenaje con pira fúnebre y contaría que esos hombres tebanos fueron los más valerosos que jamás había enfrentado.

La historia de los Tebanos también pasaría a oídos de Alejandro el Magno, una de sus historias favoritas de infancia.

Sin la influencia de esta leyenda seguro no habría tenido la mente abierta desde pequeño y quizá me dejaba llevar por los comentarios de la sociedad. Pero fue gracias a los 300 de Tebas que comprendí que jamás debía juzgar o discriminar a alguien por su inclinación sexual, ya que esto en ningún caso les resta honra o valor. Qué estupidez más grande que aún hoy se piense lo contrario y se siga estigmatizando el amor entre seres del mismo sexo. En verdad con el pasar de los años se siente que la inclusión a los homosexuales va en retroceso, sobre todo en las Américas, una pena que el recuerdo de estos hombres tebanos que tan valerosamente entregaron sus vidas junto al ser amado haya caído en el olvido, pero ea, que los rescatemos y contemos su proeza de ahora en adelante.


Adiós David Bowie

bowcry

Aún no lo concibo, cómo es que aquel que creíamos inmortal se fue tan repentinamente. De todas las leyendas sesenteras sobrevivientes Bowie es quizá el que menos imaginaba partiría, menos aún a dos días de su cumpleaños y de estrenar nuevo disco, ni la parca se lo esperaba, decidió irse por su cuenta.

Leer la noticia a primeras horas del 11 de Enero del 2016 fue como un rayo fulminante directo al corazón. Ya que aunque no lo crea, estimado lector, escucho y hablo de David Bowie todos los días, todos. Cada noticia suya era como recibir la carta de algún familiar que vive en otro lugar. Estos dos últimos discos (The Next Day [2013], Blackstar [2016]) los recibí con la misma emoción con que recibía mis primeros regalos de navidad cuando niño, aquella ilusión que lamentablemente se pierde con los años y sin embargo revivía con cada regalo del “tío David”.

Escucharlo hablar en medio de los conciertos entregándose tal cual era, tan natural frente a miles que lo veneraban, aquella sonrisa tan sincera como ninguna otra que haya visto jamás, muy probablemente el ser musical más hermoso que nos regaló el siglo XX.

Su influencia en nuestra cultura es inmensurable, las próximas generaciones lo verán como un mito, ‘¿en verdad existió alguien así?’, tan afortunados somos de haber compartido el mismo espacio-tiempo con él, tan desgraciados de ya no poder respirar el mismo aire.

Tu muerte se sintió como si cayera uno de los grandes pilares que sostienen el mundo, tu ala rota ya no nos cobija, esta realidad perdió a su intérprete. Adiós a la última emanación de fuerza creativa en este universo, adiós al último “heroe”, adiós David Bowie.

 


Mejores Canciones del 2015

Es un placer volver a las raíces e iniciar el año con esta lista. Tradicionalmente la hacía antes que se termine el año, pero cada vez más el tiempo juega con nuestros deseos y por los menos dejó que termine mi lista.

El pasado 2015 hubieron muchísimas sorpresas agradables, el revival de varios géneros y bandas del pasado, así también la explotación de géneros que ya no parecen de esta época; la mayoría de bandas parece que se congelaron en el sonido de fines de la década del 00′, un dream pop gastado + “indie pop” inexistente que se resiste a caducar. Aún así hay sonidos muy refrescantes que nos alegran sobremanera el corazón melomaniaco.

He aquí el playlist de lo mejor -según este servidor- del 2015.

Resultando el siguiente TOP 10, uno de los más difíciles de mi carrera.

10. Grimes – Flesh without Blood 

9. Jape – Seance of Light

8. Speedy Ortiz – The Graduates

7. CHVRCHES – Keep You On My Side 

6. Wolf Alice – Turn to Dust 

5. The Neighbourhood – Daddy Issues

4. Bop English – Sentimental Wilderness

3. David Bowie – Blackstar

2. Jehnny Beth ft. Julian Casablancas – Boy/Girl (Sort Sol ft. Lydia Lunch cover)

1. Tame Impala – The Less I Know The Better – Let it Happen


Top 12 Canciones Zodiacales

La astrología y los signos del zodiaco han sido musas constantes en todas las formas de arte que ha creado el hombre, todo el misticismo que encierran las constelaciones atraen la mayor inspiración. En esta oportunidad les comparto una lista con las mejores canciones, a mi gusto, sobre los signos del zodiaco, algo que deseaba hacer hace mucho y hoy finalmente me he decidido por esta lista luego de un debate de casi una década conmigo mismo. Así que ahí va, ojalá a tu signo le haya tocado alguna canción que te agrade. 

Aries: Cactus – Song for Aries

Cactus, por ahora lamentablemente poco recordada banda de Hard Rock setentera nos regaló el mejor tema ariano. Una melodía rock para cualquier emperador, sutileza y poderío, Aries puro.

Tauro: Spirit – Taurus

Este tema quizá sea más popular por haber sido la ‘inspiración’ de Jimmy Page a la hora de escribir la melodía de Stairway to Heaven, aún sí es el himno taurino. 

Géminis: Wild Nothing – Gemini

De lo mejor de la era dosmilera del dream pop, Wild Nothing  y este tema lleno de nostalgia geminiana. 

Cáncer: Café Tacvba – Trópico de Cáncer

Hacen falta muchas canciones sobre el signo Cáncer específicamente, pero ésta de los ‘cafeta’ es una de las indispensables en su vida. 

Leo: Ludovico Einaudi – Leo

Majestuosa como nuestros amigos leoninos. 

Virgo: Van Morrison – Virgo Clowns

Los incomprendidos Virgo tienen las mejores canciones dedicadas a su signo, incluso Van Morrison llegó a dedicarles una.

Libra: A Perfect Circle – 3 Libras

Cáncer y Libra son los signos que más la tienen difícil a la hora de escribir canciones sobre sus constelaciones. A Perfect Circle logra la mejor dedicada a los libranos. 

Escorpio: Jape – Scorpio

El tema líder de la lista sin dudas, la banda irlandesa logra este tema absolutamente sublime sobre el quizá mejor signo del zodiaco. 

Sagitario: Tokyo Sex Destruction – Sagittarius

Fresco e intrépido como Sagitario, Tokyo Sex Destruction nos entrega este tema de puro fuego. 

Capricornio: Orchid – Capricorn

Capricornio ha inspirado temas poderosos, me debatía entre los homenajes musicales de Jamiroquai, Motorhead, Duncan Dhu y ésta, no podía no elegir a Orchid, gran tema.

Acuario: 5th Dimension – Age of Aquarius

La era de Acuario amanecerá con este tema. 

Piscis: George Harrison – Pisces Fish

Cerramos la lista con broche de oro. Muchos temas existen inspirados en Piscis, la mayoría de canciones zodiacales hablan sobre mi signo. Imposible no escoger a este gran Pisciano y el himno zodiacal absoluto. 


Algunas noches simplemente parecen pertenecerle a Nick Drake,

como si los dioses como disculpa por habérselo llevado tan pronto lo hayan transformado en una especie de Arenero,

Nick ‘el cancionero’ regalando melodías y ensoñaciones cada noche,

increíble cómo identifica los sujetos que necesitan sus acordes, sabe qué tema se acopla a cada momento.

Sobrenatural verdaderamente, entre susurros se llega a identificar su presencia, melancolía, una voz que se inyecta en el alma, recuerdos y profecías.