Wikipedia usa este blog como Referencia

Wiki-black.png

Es una emoción indescriptible el saber que tu trabajo le ha servido, sirve, y servirá a millones de personas, desde la creación del blog siempre he sentido enorme satisfacción y alegría cada vez que alguien me pregunta si puede usar uno de mis artículos para sus tesis, páginas web, blogs, ensayos, libros, trabajos de la escuela, colegio, universidad… y ahora incluso Wikipedia.

80844e82-4d66-4ef2-b8d8-105fea4abd94.jpg

Ha sido por mero accidente que he llegado a darme cuenta que enlazan al blog precisamente con uno de los temas que más hemos tratado en el pasado: Arquetipos Junguianos

Curiosamente enlazan el post de Conceptos Esenciales de Cábala: El Árbol Sephiroth o de la Vida citando que “El «Árbol de la Vida» es un arquetipo presente en la mayoría de las culturas. Principalmente hace referencia al desarrollo natural y armonioso de la personalidad.5​”

5fef7c57-033c-4b94-9813-af09eb783c51

Quizá parezca algo muy minúsculo pero se siente como una victoria, un pequeño triunfo personal el provocar más curiosidad investigativa en miles o millones de mentes que lleguen al blog por medio de Wikipedia. Muchas gracias a aquél editor anónimo que se dio la molestia de citar a este blog. Esto nos inspira a seguir escribiendo un poco más, la curiosidad y las preguntas nunca cesan.


¿Quién creó el Cristianismo?

tumblr_nqo840xi7d1ttzaedo1_500

Hacer un estudio sobre Jesucristo parece ser el punto culmine de todo hombre en esta era, por mucho tiempo deseché la idea de hacerlo al parecerme un tema muy trillado y del cual pensaba ya se había tratado absolutamente todo, ¿por qué Jesucristo? ¿Por qué estamos tan obsesionados con él? Precisamente en esta época de abandono religioso, las iglesias cada vez más vacías, el clero desprovisto de poder, y el ateísmo comandando la mayoría de la nueva población, por qué la figura de Jesucristo sigue siendo tan rutilante; no logro explicármelo por completo, quizá algo de nostalgia por las viejas épocas, o quizá porque queremos entender del todo qué es lo que pasó con este personaje que se convirtió en el Eje mismo de toda una civilización, ninguna otra figura ha sido tan importante en nuestra historia reciente, aún sigue moviendo masas, se sigue castigando y bendiciendo en su nombre, en las escuelas se sigue enseñando sobre él… quizá ése sea el punto clave, ¡las escuelas!

Como muchos niños yo asistí a una escuela católica que intentó meterme la figura de Jesús hasta en la sopa, por suerte eran los noventas y la apatía religiosa estaba en apogeo, yo estaba más concentrado e interesado en las figuras de Goku e Ikki de Fénix, tenían similitudes con lo que Jesús hacía así que no habría problema en interesarme por esos personajes más que en el personaje de Jesús, los trataba de igual manera.

Luego llegó la pubertad  y mi búsqueda espiritual, pensaba que estaba obligado a creer en algo, las religiones y sectas cristianas no me convencían, me parecían muy masoquistas e injustas. Asistí y fui parte de diversos cultos, células, y filosofías, pero ninguna llenaba mi curiosidad espiritual por completo, hasta que luego decidí que el mejor camino para satisfacer mi curiosidad no me lo iba a dar ninguna religión, debía seguir simplemente mis pasos e ir dilucidando los ‘misterios’ por mí mismo poco a poco, pero esa es otra historia.

Sin embargo la figura de Jesús jamás me abandonó por completo, la educación estrictamente religiosa que recibí provocó en mí un conflicto con esa figura, por un lado estaba este santo perfecto ser sobrenatural encarnación de dios y por el otro aquella figura humana que sufrió y murió por sus ideas. En mi adolescencia me di el trabajo de leer la Biblia completa (2 años) para tener una clara idea del personaje y para refutar a los cristianos con los que regularmente debatía en los cultos, muchos de ellos jamás habían abierto la Biblia más que para leer uno que otro salmo, pero yo lo tomé como un libro de mitología, lo tomé como leer la Iliada o la Odisea, el libro posee muchas cosas interesantes pero jamás se lo debería haber tomado como texto doctrinario, craso error de nuestra era, pero bueno, luego de leer todos los rechacé la figura del Jesús perfecto y me quedé con la idea de ese tipo parlanchín que en verdad tenía muchas ideas buenas, al contrario de los mesías y el mismo dios del viejo testamento.

Jesús me parecía muy zen, como también coqueteé unos meses con el Budismo pude identificar varios elementos de esta filosofía en sus enseñanzas, también eran los meses que incursioné en el hinduismo gracias a un extraño que me obsequió el Bhagavad Gita de la nada, luego de leer este texto leí lo que más pude sobre las doctrinas brahmánicas, los vedas y demás lecturas que encontraba y devoraba, así fue como me pude dar cuenta que Jesús también poseía elementos de esta religión, y  ni hablar de la Biblia que ahora me parecía una de las farsas más grandes al encontrar que en su mayoría se compone de mitos hindúes y sumerios recontados y manipulados. Ahora incluso hay documentales sobre eso, pero identificar aquello empíricamente fue una de las pequeñas victorias de mi adolescencia.

No estoy en contra del cristianismo cada uno puede creer la ilusión que mejor le parezca, pero sí estoy en contra de la fe desmedida, contra el fanatismo injustificado, contra la ignorancia, contra aquellos que eligen quedarse con lo que les han enseñado pero nunca deciden investigar por ellos mismos, contra todas esas sectas que no hacen más que aprovecharse de la ingenuidad de las personas para sacar provecho en nombre de un personaje totalmente mal prostituido. Es algo para ‘desvangelizar’ a aquellas personas cercanas a ustedes que crean han caído en un fanatismo peligroso y necesitan algo de ayuda, o simplemente para saciar un poco su curiosidad.

Luego de este innecesariamente largo intro vamos por lo concreto, definir el Jesús hombre, el Jesús mitológico, y el verdadero origen del Cristianismo.
 

Jesús El Hombre 

11ca9e816aff4cc710cc0925c8146f97

 Debemos decir que, a pesar que siempre nos cuentan lo contrario, sí existen pruebas de la existencia histórica de un hombre llamado Jesús quien fue uno de los tantos candidatos a mesías que tuvieron los judíos. Lo encontramos mencionado en breves líneas por historiadores como Tácito, Suetonio, Agapio, Flavio Josefo y Plinio el Joven.
 
Iniciemos con el historiador judío Flavio Josefo quien en su texto Antigüedades judías, 18:3:3 menciona lo siguiente:
 
“Por aquel tiempo existió un hombre sabio, llamado Jesús, [si es lícito llamarlo hombre], porque realizó grandes milagros y fue maestro de aquellos hombres que aceptan con placer la verdad. Atrajo a muchos judíos y a muchos gentiles. [Era el Cristo.] Delatado por los principales de los judíos, Pilato lo condenó a la crucifixión. Aquellos que antes lo habían amado no dejaron de hacerlo, [porque se les apareció al tercer día resucitado; los profetas habían anunciado éste y mil otros hechos maravillosos acerca de él.] Desde entonces hasta la actualidad existe la agrupación de los cristianos.”

Otras pruebas de su existencia histórica las encontramos en una carta de Cayo Cornelio Tácito, refiriéndose a Nerón (54-68), contemporáneo suyo, escribe lo siguiente:

“Nerón, para divertir esta voz y descargarse, dio por culpados de él (el incendio de Roma), y comenzó a castigar con exquisitos géneros de tormento, a unos hombres aborrecidos del vulgo por sus excesos, llamados comúnmente cristianos. El autor de este nombre fue Cristo, el cual imperando Tiberio, había sido ajusticiado por orden de Poncio Pilato, procurador de Judea.” (Anales, Editorial Porrúa, S. A., México, 1975, p. 256). Tácito nos habla de Jesús como fundador del cristianismo y nos cuenta sobre su deceso.

Otra la encontramos en Celso, Famoso filósofo griego pagano, que vivió en el siglo II d. C., quien en su Discurso veraz o Demostración veraz contra los cristianos arremete totalmente contra los dogmas fundamentales de la religión, dicho en sus palabras, fundada por un tal Jesucristo  (Enciclopedia Universal Ilustrada, tomo 12, p. 955). Por tanto, en el siglo II Celso da cuenta de la existencia de Cristo y de que la religión fundada por él seguía existiendo.

Uno de los relatos más interesantes sobre Jesús en la India lo encontramos en el manuscrito “Vida del Santo Issa, el Mejor de los Hijos de Hombres” donde se nos cuenta la vida de Issa (nombe árabe de Jesús). De quien nos dicen eran muy sabio y estuvo en la India en dos ocasiones, en su juventud y luego en su adultez. 
 
Un personaje similar a Jesús y su estadía en India también está presente en el texto Bhavishya Maha Purana, en el Pratisargaarvan (19.17-32), y la Doctrina del Islam Ahmadiyya textos donde se nos habla del mencionado Issa, quien clama ser hijo de dios y se lo conoce como Yuz Asaf (“líder de los sanados”) quizá un guiño a la supuesta recuperación milagrosa que tuvo luego de sufrir las heridas de la crucifixión. 

De acuerdo con Antonio Piñero, especializado en lengua y literatura del cristianismo primitivo, la negación de la existencia histórica de Jesús comenzó en tiempos de la Revolución Francesa (1789)

Los primeros que escribieron libros afirmando que Jesús no existió, sino que era un mito literario fueron Constantin-François Chassebœuf, Conde de Volney, en su obra Ruinas o Meditaciones sobre las revoluciones de los imperios (1791) y Charles François Dupuis, en su libro Origen de todos los cultos o la Religión universal (1795).

Luego otros personajes famosos de la época, como el Barón D’Holbach y los “Enciclopedistas” en general, lo negaron igualmente. Pero el célebre Voltaire, afirma, nunca negó su existencia.

Hablemos, pues, de Jesús el Hombre: 

Se dice que Jesús nació en Belén solo por una profecía preexistente que decía que el mesías nacería en Belén. El Jesús histórico nació en Nazareth. De que debió haber sido un niño prodigio no nos cabe duda, su educación escolar la pasó en la sinagoga de Nazaret como era habitual en los niños de la época. Quizá las pláticas que supuestamente sostuvo con ancianos rabinos no son total ficción. Pero he aquí que al llegar a sus 12 años su historia desaparece y volvemos a saber de él a sus 30 años. es decir, dieciocho años después. ¿Qué pasó en estos años entonces? 
 
Lo más probable es que Jesús haya formado parte de una secta mistérica, quizá aquella liderada por Juan el Bautista. Secta que abandonaría a la edad de 20 años para partir en un viaje por Persia, Asiria, Egipto, Grecia, aprendiendo los Misterios Egipcios y los Misterios Órficos, doctrinas muy presente en sus ideas. Luego de esto partiría finalmente en un viaje de muchos años que lo llevaría hasta La India y el Tibet, aquí es donde aprendería los preceptos budistas que le inspirarían todas sus ideas ascéticas y antimaterialistas, así como la extinción del ego. 
Jesús histórico fascinado por estas ideas orientales corrió a propagarlas en su lugar natal, cosa que era común en su tiempo, al existir muchos personajes influidos por el budismo y los misterios griegos que de igual manera intentaban propagar estas ideas. Incluso históricamente vemos que Jesús era uno de los menos populares entre todos éstos que se auto proclamaban mesías por llevar ideas nuevas o revolucionarias. 
¿Pero en qué se diferenciaba Jesús de los otros “mesías”? El proponer el ascetismo budista era su principal virtud; clamaba que las autoridades religiosas están ebrios de placeres. Criticaba la falta de ansia de conocimiento y búsqueda espiritual del pueblo en general. 
Lo que no nos cuentan con claridad es qué provocó la animadversión contra Jesús, ¿por qué no simplemente fue tratado como un bufón o un charlatán como los otros auto llamados Mesías? Encontramos las respuestas en los mismos evangelios: Porque no respetaba el sábado (Mc 2,27), no observaba las normas de pureza (Mc 7,1-23), modificaba la ley de Moisés (Mt 5,20-48), se rodeaba de gente excomulgada (Mc 2,13-14), comía con personas de mala fama (Mc 2,15-17), tocaba a los leprosos y a los muertos (Mc 1,41; 5,41). Y varias veces las autoridades estuvieron a punto de apresarlo y darle muerte, pero no pudieron hacerlo por temor a la reacción de la gente.  
Pero al parecer la gota que derramó el vaso de los judíos conservadores fue el famoso incidente del templo. En efecto, cuando Jesús es juzgado ante el consejo de sabios judíos, lo acusaban de haber querido destruir el Templo y construir otro (Mc 14,58). Y cuando Jesús está clavado en la cruz, la gente que pasaba por el lugar se burlaba diciendo: “Eh, tú, que destruyes el Templo y lo reconstruyes en tres días” (Mc 15,29). Y cuando más tarde el diácono Esteban es condenado a muerte, los testigos vuelven a decir: “A este hombre le hemos oído decir que Jesús Nazareno destruiría este Templo y cambiaría las costumbres de Moisés” (Hech 6,14).
El episodio del Templo debe ser el acto más humano por no decir mundano de Jesús en las escrituras, vemos un Jesús que no solo era paz, amor, y poner la otra mejilla, si no alguien verdaderamente furioso por ver tanta decadencia y ambición en un centro de adoración. La imagen de ese Jesús furibundo luchando contra los mercaderes, botando mesas e increpando rabinos es la imagen más clara que tenemos del Jesús imagino. 
Pasado su juzgamiento ya es la historia conocida, la pasión y crucifixión. Pero he aquí que gracias a esos textos hundúes mencionados antes nos dan cuenta que probablemente pudo sobrevivir a la tortura de la crucifixión, escapar casi agonizante con la ayuda de personajes que luego serían llamados María Magdalena o José de Arimatea. Es válido recordar que el proceso de la crucifixión en sí no era motivo de muerte, era un castigo bárbaro cuyo punto era que el pueblo vea la agonía de los sublevados y se les quede esa imagen en su mente para que no osen rebelarse. Cuando alguien era crucificado moría de shock hipovolémico (hemorrágico) y deshidratación severa, asfixia, embolia pulmonar, insuficiencia cardíaca, arritmias cardíacas, infección de las heridas causadas por las uñas que conducirían a la sepsis, etc.
Se dice que Jesús se desvaneció antes de pasar por todo aquello y fue dado por muerto. Luego despertaría al cabo de unas horas o tres días como afirma la leyenda y buscó la forma de salir de la tumba. Si él logró salir por su cuenta o fue ayudado eso no sabremos. 
Luego de escapar de la crucifixión un agonizante Jesús probablemente abandonó Jerusalén por algún tiempo, viajó a Oriente nuevamente pero esta vez con su familia. Si volvió a su tierra natal no sabemos, y si lo hizo seguramente volvió irreconocible para sus coterráneos, cansado de intentar propagar el mensaje idealista de su juventud se dedicaba a la profesión de su padre José, se conformaba con contarle cuentos a los niños de la zona e intentar enseñar una que otra lección. Envejecería y moriría en paz siendo un desconocido. 

Jesús Mitológico 

Jesucristo hombre no pretendió fundar una religión, él proponía un movimiento espiritual.  Para crear al Jesús divino debían, obligadamente, matar al Jesús hombre, ahí radica el éxito de una religión. Los apóstoles no podían decir que su mesías se encontraba perdido en algún rincón de la tierra, no, debían decir que murió y se alzó a la divinidad, prueba de ello su “resurrección” a los tres días de muerto. Deshaciéndose de Jesús hombre todo estuvo bien, no había por qué dar más explicaciones más que la de la divinidad del alma y del cuerpo, el espectacular gancho publicacitario de Pablo de Tarso que acabó por convencer a las masas. 

El dogma de la iglesia arruinó las enseñanzas del Nazareno. Las enseñanzas de Jesús se ajustaban al contexto histórico del momento, a un vacío espiritual que ya no llenaban los dioses regulares. El hombre crea la religión como un método de combatir o explicar lo que siente le sobrepasa, no conoce y le asusta, así que fue en este punto cuando se creó al Jesús dios, al Jesús Mitológico. 
 

Fuente Egipcia 

tumblr_ox92ulpy4x1wybs8co1_500

Luego de leer La Biblia la tomé como un valioso texto del cuál podríamos rastrear nuestra mitología más antigua, y por qué no el origen mismo de la humanidad, y, además lo tomé como un cuento de hadas, una recopilación de cuentos milenarios. Ahora me doy cuenta que no estuve alejado de esa realidad. Todo el antiguo y nuevo testamento como se ha mencionado puede ser rastreado hasta las tradiciones orales de la antigua Sumeria, Egipto, Babilonia, e India. Gran parte del nuevo testamento nace de los cuentos egipcios que la población hebrea escuchó por generaciones, como por ejemplo uno de los cuentos más populares del antiguo egipto, el de Si-Osire (papiro BM604, British Museum) cuenta con muchos de los elementos que más tarde formarían parte del Jesús mitológico, como por ejemplo la anunciación del nacimiento de Si-Osire por parte de un ente divino, el ser un niño prodigio a la edad de 12 años, la historia de Lázaro, las parábolas que cuenta Jesús en el Nuevo Testamento, y demás.

Ahora sabemos que mucha de la doctrina de Jesús estaba inspirada en la tradición oral milenaria que llegó gracias al sabio egipcio Ptahhotep (visir del faraón Djedkare Isesi en la V dinastía del Imperio Antiguo egipcio [2350 a. C.]), enunciados esenciales como: “da pan al hambriento, cerveza al sediento y ropa al desnudo; Si eres hombre sabio, construye una casa y funda un hogar. Ama a tu esposa como conviene, aliméntala y vístela; aquello que se realiza es lo que Dios decide y no lo que quieren los hombres; toma un consejo tanto del ignorante como del sabio; un propósito prudente es más raro que una piedra preciosa, pero se puede oír de sirvientes encorvados sobre una rueda de molino; …”

Otra de las herencias egipcias también debemos incluir la siempre enigmática figura de Los Reyes Magos. El mito egipcio nos cuenta que al nacer Horus éste fue visitado por cuatro sabios, cada uno de ellos gobernante principal del Norte, Sur, Este, y Oeste respectivamente. Al igual que los magos presentados en el evangelio de Mateo (2, 1-12), cada uno de estos visires egipcios traía consigo oro, incienso, y mirra para regalar al niño divino recién nacido. Sin embargo la cantidad de los magos solo se nos la proporciona en el evangelio de Tomás, el cual nos menciona que son 4. ¿Y el cuarto mago que traía de acuerdo a Tomás? Pues ni más ni menos que un libro, y no cualquier libro sino El Libro de Set, dándonos a entender que el pasado egipcio de esta historia es innegable.

Los Proverbios Bíblicos están basados en máximas sumerias, y los Salmos son en gran parte himnos egipcios dedicados a los dioses Amón y Atón (Ver Salmo 104 y el Himno a Atón).

Fuente Budista 

tumblr_ortm10xxdu1txygfho1_1280

Cuando Jesús llegó al Tibet y La India el Budismo ya tenía 500 años de existencia, existen varios paralelismos entre Siddhartha Gautama y Jesús que enumeraré brevemente pero que ayudarán a dilucidar aún más:
 
-Ambos se marcharon de casa jóvenes. 
-Ambos fueron tentados por el demonio mientras meditaban.
-Ambos fueron tentados por los antojos de la carne, el espíritu y el orgullo mundano, superando esta fase y surgiendo con una claridad mental que vieron como una enseñanza e inmediatamente proclamaron sus recién nacidas deas. Algo similar a lo que sucede con el Zarathustra de Nietzsche. 
-Las cuatro nobles verdades de Buda son muy similares al Sermón de la Montaña de Jesús, donde cada uno detallaba, de manera sistemática, cómo los seguidores debían vivir sus preceptos.
-El Buda dijo: “Sed lámparas para vosotros mismos.” Jesús dijo casi lo mismo: “Vosotros sois la luz del mundo”
-El Buda declaró que toda materia en este mundo era transitoria. Jesús dijo: “El cielo y la tierra pasarán, pero mis palabras no pasarán”.
-Ambos alcanzaron la meta espiritual al final de sus vidas: Buda el nirvana y Jesús la ascensión.

Cristianismo una religión incompleta

Ausencia de Mudras o Asanas en el Cristianismo 

Otra de las pistas de la influencia hinduista dentro del cristianismo es que en los primeros siglos del cristianismo los adeptos utilizaban técnicas de respiración similares a los budistas. Muchos identifican al cristianismo como una religión incompleta, ¿qué le falta en comparación a las otras religiones? Le falta una actividad física particular de la filosofía cristiana. Las religiones mesopotámicas e hindúes poseen este elemento, el cual es un proceso natural de cada filosofía religiosa. Los hindúes tienen los mudras y asanas, los budistas el yoga ; el cristianismo en sus orígenes poseía una suerte de mudras que fueron olvidados por la siguiente generación de cristianos Post crucifixión. 

Como podemos ver en nuestro presente el hablar de Jesucristo es hablar de Dios, tristemente la figura de Jesús Hombre ha desaparecido casi por completo y solo nos ha quedado la figura divina sinónimo de perfección. Es reciente esta nueva ola que está dejando ver al origen y el personaje real que inspiró al dios de casi dos milenios. 

Si desea indagar más sobre la mitología que rodea al personaje de Jesús le recomiendo leer un artículo anterior llamado Navidades Paganas: Cristo, el último Dios Solar

Verdadero Origen del Cristianismo 

Hablar del verdadero origen del cristianismo como lo conocemos hoy en día es hablar de Pablo de Tarso y el Emperador Constantino. Pablo como creador intelectual de la filosofía cristiana y Constantino como aquel que le dio las últimas pinceladas de paganismo, se encargó de propagarla al mundo y la historia, llegando hasta nuestros días. 

Pablo de Tarso 

f7ee1366aecfebc8d291cc25f04c2b3f

Al principio el cristianismo estuvo dividido en varias facciones, llegando incluso a existir 500 sectas cristiana. Pero tres corrientes eran las principales: el cristianismo agnóstico, el cristianismo de Jerusalén de Santiago “hermano de Jesús” el cual poseía muchos tintes judaicos, y el cristianismo de ciencia ficción de Pablo, finalmente resultaría vencedor el cristianismo saulista y ya veremos el por qué. Hablemos. pues,  del verdadero fundador del Cristianismo moderno, Saulo de Tarso:

Nació entre los años 5 y 10 d. C. en Tarso Turquía, de padres judíos exiliados de Jerusalén a Tarso, y murió en el año 67 en Roma. Saulo fue su nombre judío y Pablo su nombre romano. Fariseo de padres judíos, había nacido en el seno de una buena familia judía deportada por los romanos a Tarso, en Cilicia. Había recibido una educación liberal, helenística, hablaba griego y arameo y era ciudadano romano. Pablo era un hombre de mundo, culto y viajado, que participaba por igual de la cultura judía y de la helenística. Su capacidad intelectual superaba ampliamente a la de los jefes de las comunidades cristianas (rudos pescadores o carpinteros liberados por la organización), lo que explica que le correspondiera a él la definitiva fijación del mensaje cristiano.

A Pablo se lo describe como un ser de personalidad apasionada, pero depresivo, misógino y algo paranoide. Fue un perseguidor de los primeros cristianos con autoridad suficiente para impedir o dejar morir a éstos a placer, recordemos que participó en la lapidación de Esteban (Hch. 8, 1; 22, 20) así que debió haber sido alguien con mucha furia reprimida, no difiere mucho del prototipo de fanático religioso de nuestros tiempos.

Se dice que Pablo era practicante de los ritos mistéricos rabánicos, así que poseía un conocimiento que iba más allá del común. Conocía los misterios egipcios y asimila y conjuga la historia e Jesús con la de Osiris y sus misterios. Pablo ansiaba el poder, manipuló muy bien los datos de ficción.

El episodio central de la vida de san Pablo es su conversión, la misma que se nos relata de la siguiente manera: va camino de Damasco para perseguir a los cristianos damascenos cuando una visión cegadora lo derriba del caballo. En medio de aquella luz, distingue la figura de Jesús (a quien jamás conoció en persona a pesar de ser contemporáneo) que se presenta: «Yo soy Jesús, al que tú persigues» (Hch. 9, 5a).

Ese momento de cegadora luz, esa Revelación la interpreta el erudito Schonfield como «un episodio alucinado de insolación y epilepsia». Yo tengo otra también, Pablo simplemente manifestó lo que más le preocupaba psicológicamente en esta visión cristiana. Es lo más lógico que podemos pensar también. pero para los antiguos era pura epifanía.

Luego de este episodio Pablo arma su versión del cristianismo tomando elementos de donde más puede, sobre todo el judaísmo heleno. Llega a tener constantes riñas con los cátaros y con Santiago quienes le recriminaban su pasado y su imposibilidad de convertirse en voz del mismísimo Cristo. Pero a Pablo no le interesaba, vio en la creación de una secta cristiana la enorme oportunidad de alcanzar el poder y reconocimiento. 

La destrucción del Templo de Jerusalén en el año 67 y la muerte de varios rebeles insurrectos hizo que la secta de Pablo sea la que prevalezca por sobre las de los cátaros, esenios, Pedro, y Santiago. Ahora Pablo tenía carta libre para continuar la expansión de su doctrina. 

El cristianismo pudo expandirse con relativa facilidad gracias al judaísmo heleno, recordemos que la provincia de Judá tenái gran influencia helena, siendo el griego la lengua principal. Como sabemos si alguna noticia llegaba a Grecia lograba expandirse por todo el imperio romano consecuentemente.

Al leer a Pablo nos damos cuenta que tenía un conocimiento nulo sobre la vida de Jesús y su doctrina tan original. Imaginamos que no le fue fácil desarrollar una doctrina mínimamente coherente que conciliara unas tradiciones mosaicas ajenas e incluso opuestas a la mentalidad helenística imperante en el Imperio romano. De hecho, la doctrina cristiana de Pablo como tal no tiene coherencia, por eso hizo nicho entre todos, al no comprenderla o explicarla claramente Pablo podía manipular hechos o ficciones a conveniencia.

Las claves del cristianismo de Pablo que llevaron a que se convirtiera en la religión más popular del Imperio Romano fueron las siguientes:

-Hizo del cristianismo una doctrina universal. El mensaje de Jesús estaba dedicado solo a sus coterráneos judíos.

-Acabó con la expectativa mesiánica presente en el judaísmo nombrando a Jesús como el único y verdadero mesías hijo de Dios. 

-Supuestamente fue Pablo quien encargó a Marcos, Lucas y Juan el escribir evangelios en griego para la expansión.

– Los pecados ya no serían perdonados únicamente por un dios único, sino también por los sacerdotes, mediante los sacramentos del bautismo, de la confesión y la extremaunción.

Como fariseo judío y ciudadano romano con cultura helénica, se propuso universalizar y flexibilizar el monoteísmo judío, como una nueva religión que pudiera extenderse por todo el Imperio Romano. Para ello:

-Pablo prometía la inmortalidad del cuerpo. A los paganos y gentiles llamó la atención el hecho que el cristianismo prometa la inmortalidad del cuerpo luego de la muerte, aquella promesa que se levantarán de sus tumbas en sus cuerpos rejuvenecidos para ser juzgados y luego ir al paraíso parecía ser un buen trato. Con anterioridad se les había prometido solo la inmortalidad del alma, gracias a El Orfismo y los dogmas pitagóricos. 

– Adoptó el Antiguo Testamento Judío como base religiosa, filosófica, política, económica y social de la nueva iglesia.

– Elaboró un Nuevo Testamento con abundantes modificaciones a la doctrina judía.

– Eliminó o disimuló en el Nuevo Testamento todos aquellos pasajes donde se pudiera entrever algún carácter sedicioso de Jesús contra los romanos.

– No eliminó en la doctrina predicada por Jesús el rechazo a la sexualidad y la subordinación de la mujer al hombre, como en el judaísmo tradicional.

– Adaptó el mensaje de Jesús y su propio mensaje a la nueva doctrina.

– Desligó la nueva doctrina cristiana de la tradición judía.

– Liberó a judíos y a gentiles conversos al cristianismo de las obligaciones alimentarias y rituales del judaísmo, como la comida de cerdo y la circuncisión.

A Pablo le debemos además dos de las grandes doctrinas del cristianismo moderno:

—Primero: Jesucristo (el Mesías o Ungido) pagó con su muerte
la reconciliación de Dios con la humanidad y el perdón de los
mortales (1 Co. 15, 3-4; 2 Co. 5, 18-20; Ga. 3, 13; Rm. 6, 18).

—Segundo: su rito de partir el pan y el vino con sus discípulos
instituyó la Nueva Alianza, un nuevo trato con Dios, que se
renovaría conmemorando su muerte (la santa misa), (1 Co. 11,
23 y ss.)

La expansión del nuevo cristianismo fue lenta pero segura gracias a la constante actividad misional de Pablo y sus enviados. Pablo moriría en el año 67. y un siglo después de la muerte de Jesús sólo había comunidades cristianas importantes en Roma, Antioquía, Efeso, Corinto y Alejandría.

La inclusión de las mujeres, grandemente marginadas por otros cultos mistéricos, eran una pieza clave para seguir sumando adeptos. Incluso la esposa del emperador Diocleciano, Prisca, y su hija Valeria eran cristianas y fue la inoportuna insistencia de éstas para que se bautizara que desecandenó la persecusión cristiana de Diocleciano.

En los dos primeros siglos el cristianismo más bien parecía un cáncer para la sociedad romana, Tácito considera el cristianismo «superstición detestable» y tiene a los cristianos
por «enemigos del género humano»; a Suetonio le parecen gente «nueva y peligrosa»; a Plinio el Joven, «perversa y extravagante».

Molestaba sobremanera a los parcialmente tolerantes romanos que los cristianos consideraran demonios execrables a los dioses respetados por el Imperio,y el que realizaran rituales secretos en los que, eso se rumoreaba, se entregaban a ritos tan repugnantes como el canibalismo (se decía que comían la carne y bebían la sangre de una víctima que representaba a su dios, el insurrecto galileo crucificado en Jerusalén). Tampoco los cristianos ayudaban a aclarar las cosas con su tendencia al secretismo, en parte por seguridad y en parte por estética mistérica heredada del mitraísmo. Celebraban sus reuniones en subterráneos o catacumbas que también servían de cementerios

En cortas palabras el cristianismo era para el imperio romano lo que en nuestros tiempos sería el satanismo. Una aberración social.

Diocleciano intentó borrarla por completo pero no sería sino en su lecho de muerte que comprendió que debía haberse unido a ellos para mantener la paz en el imperio. Gran verdad que no tardó en comprender su sucesor, Constantino.

Constantino

2726c9b4dffae91ad2c0636db1b196ac

Corría el año 312 y dos aspirantes al cetro del Imperio romano marcharon sobre Roma al frente de sus respectivas tropas: Majencio, hijo del tetrarca de Oriente; y Constantino, hijo del tetrarca de Occidente. El enfrentamiento se produjo a las afueras de Roma, en la llanura que cruza el Tiber, cerca de Puente Milvio.

Según cuenta la  leyenda en vísperas de la batalla Constantino soñó que veía una cruz en el cielo la cual tenía escrito: «Con esto vences.» Constantino la dibujó en sus estandartes, se enfrentó a su rival y, en efecto, venció.

Constantino, aun siendo pagano y devoto de Mitra (avatar del sol invictus), credo al que se mantuvo fiel hasta el fin de sus días (de hecho eludió bautizarse hasta las mismas vísperas de su muerte), convocó al Concilio de Nicea e hizo del Cristianismo la religión oficial del Imperio. Los historiadores apuntan dos razones principales: primero por motivos políticos, por unificar los cultos del Imperio, y segundo por un favor personal a su madre Elena (Futura Santa Elena) quien era cristiana y estaba constantemente intentando inculcarle esta fe. 

Constantino era un político pragmático. Como su antecesor Diocleciano, deseaba que los súbditos del Imperio, una miscelánea de pueblos y culturas con tendencia a disgregarse, tuvieran algo en común que los mantuviera unidos. ¿Qué elemento cohesionador le saldría más barato? Pues una sola religión, por supuesto. 

La estocada final al paganismo llegó con Santa Elena viajando a  Tierra Santa con la misión de descubrir y rescatar las reliquias de Cristo y, ¡oh, sorpresa! ¡”Encontró” todas!: desde la cruz hasta el pesebre de la Natividad, desde la columna de la flagelación a la túnica colorada, desde los clavos de Cristo hasta las espinas de la corona, todo absolutamente todo, claro que como podrás imaginar todas eran reliquias falsas que, sin embargo, son objeto de culto hasta hoy. 

Como vemos tres siglos tuvieron que pasar desde el fallecimiento de Jesús para que la religión de sus seguidores, los cristianos, crezca a tal punto de ser la predominante en el Imperio Romano. 

La verdad es que Constantino era muy astuto y sabía que la mejor forma de tener controlado al Imperio era mediante una sola religión, un solo dios, y qué mejor que la surgiente religión monoteísta que estaba de moda: El Cristianismo, bajo el lema «Un Dios, un emperador, una Iglesia, una fe.»

Pero ¿por qué el cristianismo y no otras sectas? El cristianismo encontró popularidad al tener elementos similares a otras religiones ya conocidas por los griegos y romanos, simplemente llenó un vacío histórico en el momento preciso. El cristianismo llenó un vacío espiritual y moral en plena decadencia del Imperio Romano, de repente Júpiter y Juno ya no parecían tan poderosos por todo el mal que ocurría en esos momentos. Necesitaban creer en algo superior que les ofrezca una mejor salida, ya que pasar la eternidad con Plutón no parecía muy atractivo. Saulo de Tarso llega con la promesa de un paraíso luego de la muerte, y la inmortalidad del cuerpo y el alma, conservando todo recuerdo de esta vida, reunirse con sus seres queridos luego de la muerte y ser jóvenes por siempre. Los antiguos griegos y romanos aceptaron esta nueva propuesta sin pensarlo dos veces.

Tal como sucede en nuestros días con Jehová y Jesús, de repente ya no funciona la fe, de repente no parecen tan poderosos como en siglos pasados por todo el mal que sigue presente más que nunca, es aquí donde el dios dinero ha hecho su aparición agazapado y sigilosamente, muchos aún no lo admiten pero lo que antes era la búsqueda de la fe y la tribulación, ahora es la búsqueda del dinero, el único dios que nos puede traer paz, mientras más dinero tengamos más paz tendremos, o eso nos hacen creer. Es la historia del pueblo de Israel adorando al becerro de oro nuevamente. 

En el Concilio de Nicea (325 dc) convocado por Constantino, se escoge solo 4 evangelios de más de 30 en circulación. Se eliminaron todos los evangelios gnósticos, los que proponían la divinidad del hombre sin intermediarios. Elegir los evangelios que iban a ser considerados canon se tuvo en cuenta varios aspectos, entre los principales estaban el miedo, la superstición, y la manipulación. Se escogió los evangelios más ambiguos y aumentaron partes para que exista una cierta correlación en ellos. Fue un proceso muy calculado o quizá todo lo contrario. A veces imagino la elección de los evangelios como una selección de los mejores cómics de Superman desde 1938 al 2017, entre los miles de cómics que existen se elegirán simplemente 10 que de ahora en adelante serán considerados la historia ‘canónica’ de Superman, y todo lo demás será considerado irrelevante. El número de evangelios que existían contando la historia del Jesús mítico eran innumerables, elegir tan solo 6 de aquellos miles fue el mayor de los trabajos o quizá la mayor oda al azar.

La iglesia clama que los otros evangelios (gnósticos) no fueron traducidos e incluidos en la biblia por falta de presupuesto.

El profesor Fernando Conde Torrens en su libro «Simón, ópera magna. Las pruebas de la falsificación» nos cuenta que Jesús no existió históricamente y que es un personaje literario creado por el emperador Constantino y sus acólitos Eusebio y Lactancio en el año 303, los cuales serían los verdaderos autores de los cuatro evangelios últimamente incluidos en La Biblia.
En los primeros siglos el considerar a Jesús Dios o considerarlo Hombre era uno de los mayores problemas. El mencionado Concilio de Nicea acaba con las dudas y declara solemnemente que Cristo es de la misma naturaleza de Dios, una astilla de la misma madera.
El Concilio de Constantinopla determina que Dios se compone de tres personas, Padre, Hijo y Espíritu Santo, Cristo es la segunda persona.
El Concilio de Éfeso determina la doble naturaleza de Cristo, divina y humana, unidas. Para el Concilio de Calcedonia, Cristo tiene dos naturalezas unidas en una persona. En resumen: Dios es la Trinidad divina, Padre, Hijo y Espíritu Santo. El Hijo tiene dos naturalezas, divina y humana.
 
El cristianismo nació como una suerte de fuente de manipulación, tanto para Pablo de Tarso como para Constantino. Pablo logró lo que deseaba que era el ser admirado por las masas y murió como un mártir, y Constantino consiguió mantener el orden en el Imperio. La manipulación más cruenta vendría luego de la mano de los Papas, a quienes se les unirían los gobernantes de las potencias nacientes e idearon un plan de control total sin precedentes. No cabe duda que el cristianismo fue la mejor arma, dos mil años duró y ahora se desvanece, ¿qué viene ahora? Pues ya vino, y hace mucho que hemos superado el cristianismo, nuestra nueva religión se llama El Dolarismo. 

Bonus Track

 El Dolarismo

tumblr_nrgemygfxp1tsgjavo1_500

Lo que vivimos actualmente no es ateísmo, o un post cristianismo, el cristianismo ha sido reemplazado casi por completo por lo que llamaré Dolarismo. En este Dolarismo la promesa de vida eterna en un paraíso ha desaparecido, en esta nueva filosofía de vida – fusión de enunciados ateistas, avances en la ciencia/tecnología, y sobre todo el consumismo- se nos enseña que vida hay una sola, ésta es nuestra única oportunidad, no hay más, al morir simplemente nos apagamos como una computadora y no revivimos, el alma no existe, somos un ordenador que al morir terminará en la chatarra, el humano es un ser desechable. El Dolarismo enseña además que nuestra única razón de ser ya no es la búsqueda de dios, dios está aquí, dios es el que más dinero posee. Ahora la vida ha olvidado por completo su búsqueda espiritual, no, eso es algo ridículo, la única búsqueda que existe en el hombre desde que nace es aquella de encontrar el éxito y hacerse millonario, es nuestra única opción.

Como vemos El Dolarismo se ajusta por completo al nuevo sistema social que nos han impuesto desde el siglo XX y que ahora finalmente llega a tomar forma, una forma verdaderamente grotesca, pero la imposición de esta nueva filosofía ha sido todo un éxito.
 
No existe persona en el mundo que no se dé cuenta de ésto, me sorprende mucho tener que citar a un rapero como Fifty Cent, pero el título de su disco debut es el credo del Dolarismo: Die Rich or Die Trying (Muere rico o muere intentándolo). Esta frase es nuestro equivalente al ‘Conócete a ti mismo’ del Oráculo de Delfos.
 
El Dolarismo propone el éxito económico o la muerte.

 

 


Mejores canciones del 2017

a36fa078c05857e16a09784bc80c1681

Otro año que se marcha dejándonos los himnos que han servido como soundtrack de nuestras vidas, temas que muy probablemente solo escuchemos por un año y luego desaparezcan de nuestras vidas por un tiempo hasta que se añejen en la nostalgia. 

Este año ha sido de los más eclécticos musicalmente hablando, me ha recordado mucho aquel 2007/2008 o 2011/2012 donde aparecieron un sinnúmero de bandas buscando algo ‘nuevo’ que ofrecer. El sonido que sigue imperando es el shoegaze, el synth pop, el post – punk, y por supuesto el neo – psicodélico. Ya vamos a la década con estos sonidos. 

El retorno de Jamiroquai, Liam Gallagher, y Slowdive son explosivos, se agradece mucho a los dioses que luego de tanto tiempo sigan haciendo buena música. Robert Plant y su nuevo disco con una voz verdaderamente impecable, aunque en varios tramos pareciera que la encierra en una cápsula de delicado cristal. Los nuevos ídolos neo- clásicos como Lana del Rey, Pond, Mac DeMarco, Kurt Vile, The War on Drugs que ya nos tienen acostumbrados a sus hits casi anuales. 

Y, claro, los nuevos que se vienen con todo, con un sonido refrescante, sobre todo mi banda favorita del año que fue Pumarosa, una fusión de riffs a lo Strokes, con pinceladas de Hole, y con un sonido que pareciera salido de algún bosque comandado por una sacerdotisa celta, verdaderamente espectacular. 

Esta vez el top será un top 30. Iniciemos: 

30.- Destroyer – Tinseltown Swimming in Blood

29.- Future Islands – Ran

28.- Stereo Honey – The Bay 

27.- The Big Moon – The Road 

26.- Angel Olsen – Fly on your wall

25.- Jack Johnson – Love Song #16

https://open.spotify.com/track/68P38b5MyRlNc3ETYaKV6O

24.- Arcade Fire – Everything Now

23.- Mark Eitzel – The Last Ten Years 

22.- Lana del Rey – Love 

21.- Aldous Harling – Imagining my Man

https://open.spotify.com/track/4Mj6K0nOrLJjUckP2tJFU9

20.- The Ninth Wave – Reformation 

19.- Robert Plant – The May Queen

18.-  Courtney Barnett & Kurt Vile – Over Everything 

17.- Wireheads – Protein Dealer 

16.- Liam Gallagher – For What It’s Worth 

15.- Mac DeMarco – My Old Man

14.- The Horrors – Hologram

13.- MGMT – Little Dark Age

12.- The War on Drugs – Strangest Thing 

11.- Dizzy – Swim

10.- Japanese Breakfast – Diving Woman

9.- Black Honey – Somebody Better

8.- Hippo Campus – Way it Goes

7.- Palehound – Carnations 

6.- Jonny Greenwood – House of Woodcock 

5.- Cigarettes After Sex – Apocalyse

4.- Slowdive – Star Roving 

3.- Pumarosa – The Witch 

2.- Jamiroquai – Automaton 

1.- Pond – The Weather

Playlist Final 

 

 

 

 


Cómo conseguían los antiguos griegos sus cuerpos esculturales

 c306ab8185c52069f3fb63b5de3c619b

Quizá el artículo más superficial que vaya a escribir pero en verdad es algo que me ha intrigado desde siempre. Desde pequeño al ver en libros las estatuas de aquellas majestuosas diosas y robustos dioses me preguntaba cómo eran capaces de alcanzar tal perfección corporal. Obviamente los escultores griegos y romanos exageraban varias partes para llegar al ideal físico divino, pero no podemos negar que para los antiguos griegos sí era posible conseguir esos cuerpos. 

Ahora vamos a ver el cómo lo hacían, directamente a los ejercicios que realizaban y la dieta que tenían para que una de sus resoluciones de año nuevo sea conseguir el cuerpo de un dios. 

Iniciamos con La Alimentación: 

La famosa triada mediterránea (trigo, aceite, y vino) al parecer tiene todas las de ganar si se la aplica correctamente, la dieta mediterránea de la antigua Grecia consistía básicamente en pan, carne, frutas, legumbres, vino, y por supuesto el aceite de Oliva.

galley_img27

Pero la “superfood” de esta dieta era la cebada, la cual era casi exclusiva de los atletas y facciones militares. Pan y una especie de papilla a base de cebada era el secreto para la vigorosidad. Cuando ocasionalmente comían de más el pan de trigo eran llamados la atención por sus entrenadores ya que creían que la harina de este cereal hacía más pesados a sus atletas. 

Podríamos pensar que las proteínas de la carne producen músculos más fuertes y, por lo tanto, un mejor rendimiento deportivo, pero el vegetarianismo era sorprendentemente común entre los antiguos olímpicos: una comida típica de un atleta consistía en queso, higos y la mencionada papilla de cebada o pan de cebada.

Sin embargo una dieta para los atletas no fue obligatorio sino hasta el 600 A.C. También se establecieron pautas de estilo de vida, como por ejemplo el evitar la exposición al sol durante mucho tiempo y las relaciones sexuales antes de una competencia.

Más adelante vendría la introducción de la carne. Se dice que quien recomendó incluir carne en la dieta olímpica fue el mismísimo Pitágoras. La carne de cabra se decía era buena para los corredores y la carne de buey buena para los boxeadores, la carne de cerdo para los luchadores. Estas carnes eran consideradas dignas de los atletas, mas no así la de los peces los cuales eran considerados alimento de la plebe, aunque en el período Clásico se incluirían en la dieta como una exquisitez gourmet.  

La inclusión de carne en la dieta se popularizó también con el más grande atleta del pasado, el indiscutible rey de las olimpiadas ganando éstas por seis veces consecutivas: Milón de Crotona. 

Se dice que Milón de Crotona comía 20 minas (kilos) de carne, otras tantas de pan y bebía tres congios (litros) de vino. Si creemos ésto vemos que Milón habría consumido al menos 57,000 kcal (238,500 kJ) ¡por día! Intoxicación segura. 

Sin embargo muchos atletas intentando seguir el ejemplo del gran Milón de Crotona comían exceso de carne que los fulminaba en rendimiento e incluso llegaban a morir por el exceso. El médico Galeno acusaba a los atletas de su tiempo de «hartarse siempre de carne poco hecha». 

Aparte de esto también podemos ver que el agua fría estaba prohibida, al igual que las tortas extremadamente dulces. Los frijoles eran muy buenos o muy malos, dependiendo de a quién le preguntaras. Para muchos no era recomendable consumir frijoles hasta una semana antes de competir.

Otros consejos dietéticos antiguos para los atletas también incluían evitar el pan justo antes de la competencia y comer higos secos, que se pensaba ayudaban a desarrollar músculo y resistencia. En cuanto a la bebida, el vino era popular en la antigüedad griega tanto para beber como para cocinar. Incluso Hipócrates una vez presuntamente aconsejó a los atletas con músculos doloridos que se emborracharan una o dos veces. El vino era recomendado beberlo una o dos veces al día, como bebida vigorizante luego de cada sesión de ejercicios. 

de80bb19b613c6a96515cfe8d7f267c3

Ahora sí: El Ejercicio 

Esta impresionante dieta mediterránea no habría sido nada sin una rutina de ejercicios igualmente espectacular. Los atletas griegos ponían mucho énfasis en la resistencia. Para ejemplificar ésto invocaremos nuevamente a Milón de Crotona de quien nos cuentan que para aumentar su fuerza antes de cada olimpiada adoptaba un becerro y lo cargaba en hombros, conforme pasaban los años el becerro crecía hasta convertirse en un enorme buey y aún así Milón controlaba ese peso. Corría con el buey hasta el estadio y cuando llegaba se lo comía. 

450_1000

Para el entrenamiento vamos a centrarnos en el más rudo de todos, el entrenamiento espartano, ya que varias de las rutinas espartanas eran aplicadas por los atletas olímpicos. 

Los hombres espartanos eran soldados desde la edad de 13 a 60 años, e incluso a las mujeres se les enseñaba física y gimnasia. El entrenamiento en varones iniciaba desde los 7 años. 

c1a774343b294370fd058b7d0f5a8ac7-free-workout-workout-exercises

Los antiguos griegos no tenían máquinas de ejercicios para mejorar su condición física, por lo que tenían que usar lo que estaba disponible. Utilizaron ejercicios de peso corporal como flexiones o pullups. Los antiguos griegos utilizarían la resistencia en sus métodos de entrenamiento de fuerza mediante el uso de piedras, troncos, animales o entre sí para ayudar a aumentar su fuerza.

Si a usted ya se le metió el bichito del juego y está pensando cómo entrenar como los griegos clásicos acá van otros tips.

Con la ayuda de flexiones y pullups en nuestras rutinas ayudaremos a fortalecer la parte superior del cuerpo, que era lo más importante para los griegos, el esculpir los hombros y la espalda sobre todo, como los mamíferos mayor dotados de testosterona como los toros. Cortar o dividir troncos y tirar troncos también es una forma efectiva de entrenar todo el cuerpo. También algo de crossfit como el tirón de llantas, el peso muerto, el empuje de un automóvil o el transporte de objetos pesados a un destino cercano son unos pocos ejemplos de cómo podríamos aplicar el entrenamiento de la Antigua Grecia en nuestros días. 

Quienes deseen entrenar en un gimnasio pueden entrenar con pesas intensas similar a los antiguos griegos usando pesos libres e incorporando levantamientos de potencia en nuestro entrenamiento, tal como power cleans, hang cleans, sentadillas, peso muerto y press de banca.

Por último veremos el entrenamiento que realizaron los actores de la película 300 quienes tuvieron un entrenamiento exhaustivo de 4 meses para conseguir moldear los cuerpos lo mejor que pudieron, no olvidemos que el maquillaje ayudó mucho pero no podemos negar que consiguieron resultados espectaculares en poco tiempo. 

Los actores entrenaron durante cuatro meses con intensidades de entrenamiento similares a las que se habrían utilizado durante los tiempos espartanos, incluidos ejercicios pliométricos (saltos a desniveles) y sprints (carreras cortas a máxima velocidad). e intenso entrenamiento con pesas. Utilizaron equipos como pesas, kettlebells (pesa rusa, similar a una bala de cañón con agarradera) y balones medicinales. Al final de los cuatro meses de entrenamiento, los actores fueron invitados a completar el entrenamiento de graduación “300” que incluyó la realización de los siguientes ejercicios en orden secuencial: 25 pullups, 50 pesos muertos en 135 lbs., 50 flexiones, 50 saltos de caja en una caja de 24 pulgadas, 50 limpiadores de piso en 135 lbs., 50 kettlebell y prensas a 36 lbs. y 25 pullups. La combinación de todas las repeticiones para todos los ejercicios totalizan 300 repeticiones. Todo un entrenamiento bestial que tuvieron Leonidas y compañía. 

300-title-image-1

Le recuerdo que estas rutinas sirven tanto para hombres como para mujeres. Ahora sí, leído todo ésto podemos iniciar nuestro camino hacia el ideal de belleza de los dioses.Inicie saliendo a trotar todas las mañanas para ganar resistencia, cambie los hábitos alimenticios que considera perjudiciales y empiece a incluir los alimentos que se han incluido en este post. Quizá no logremos la perfección de nuestros cuerpos pero sí un mucho mejor estado de salud y nos sentiremos conectados con nuestros antepasados. 


De cuando la Tierra no tenía Luna

a163d1ef8ef5d0f6ee085d24298dc372

Hay que poner mucha atención a los dichos y refranes de las gentes del campo, recuerdo que entre los muchos dichos que me fascinaban escuchar estaba el ‘éstos existen desde antes que hubiera luna’ para referirse a un poblado muy antiguo de la región. Siempre que escuchaba aquello mi mente se ponía en acción y no entendía del todo a qué se referían, pensaba simplemente se trataba de alguna exageración suprema. 

Pero como la experiencia nos ha enseñado los dichos de las personas del campo y zonas rurales de cualquier parte del mundo encierran siempre una historia detrás, por más inverosímil o imposible que ésta parezca. 

A Ecuador estos dichos seguramente llegaron por los descendientes de los aborígenes Chibchas de Colombia quienes iniciaban sus relatos más milenarios con la frase: ‘en tiempos antiguos, cuando la luna aún no estaba en el cielo…’ tal como nos cuenta Alexander Von Humboldt en su Vues des Cordilléres de 1816.

Las primeras referencias que tenemos de una tierra sin luna viene además de los antiguos griegos. Aristóteles nos cuenta sobre los Pelasgos, habitantes de Arcadia diciéndonos que es un pueblo muy antiguo, de cuando la luna no existía, los llamaban los Proselenes (anteriores a la luna). Aristochius, Dionysius Chalcidensis, Mnaseas, Demócrito, Anaxagoras, Apollonio de Rodas, Hipólito, Lucio, Stephanus de Bizancio, incluso Plutarco en su Moralia tratan sobre los Pelasgos de Arcadia, aquellos que existieron antes del nacimiento de Jove y eran más antiguos que la Luna.

El filósofo italiano Giordano Bruno (s. XVI) también escribió en su De Immenso: (Bk IV, x, pp. 56-57): “Hay aquellos que creen que hubo en cierto tiempo, como nuestra mitología nos cuenta, donde la luna no existía. Los Arcadios se cree existieron desde antes de la creación de la luna.”

En el Templo astronómico de Kalasasaya ubicado en Tiwanaku (Bolivia) construido en el 13.000 AC nos muestra un calendario de un tiempo donde la luna no existía, y nos cuentan que la luna se puso en órbita en un tiempo específico hace miles de años antes de lo que llamamos prehistoria. También las representaciones esculpidas en las puertas del templo nos muestran que antes de la luna que conocemos hoy existió otro satélite más pequeño. En este punto entraría un poco la teoría de las 5 lunas de Hans Horbiger y las humanidades de Oro, Plata, Bronce que supuestamente existieron antes de la humanidad actual y que iban desapareciendo de la faz de la tierra conforme iban cayendo las lunas cual meteoritos. 

Las representaciones lunares del templo de Kalasasaya coincidirían cronológicamente con la primera representación de la luna, la cual podemos encontrar en China datada del 9.000 AC. Recordemos que el auge de la civilización Sumeria se dio en el 12.000 AC, ¿podría ser que la humanidad ‘aborigen’ como tal vivió hasta ese período de tiempo y luego llegaron los dioses sumerios -Annunakis (Enki y Enlil)- para trabajar en este planeta experimentando con la mezcla entre la humanidad aborigen y ellos dando origen al hombre moderno u homo sapiens sapiens, trayendo consigo además la luna para regular las condiciones de vida en el planeta aparte de usarlo como base? Teoría no muy descabellada en nuestra historia pero que en estos momentos sería tomada como una ridiculez. La teoría de los hermanos Annunakis Enki y Enlil trayendo la luna podría tener nexo también con el mito de la población africana Zulu quienes nos cuentan que la luna fue traída precisamente por dos hermanos alienígenas llamados Wowane y Mpanku. 

Acaso la tierra sin luna es simplemente un recuerdo de los primeros homínidos que aún caminaban semi erguidos o en cuatro patas, al ir irguiéndose contemplaron el firmamento finalmente y vieron la majestuosidad de Selene. El mencionado pueblo Zulu posee la leyenda de Los Chitauris (Annunakis) y también nos da pistas del gran recuerdo de la humanidad primordial antes de la llegada de los dioses: “En tiempos antiguos, cuando el cielo azul no era visible porque estaba cubierto por una condensa niebla, la gente no podía ver el brillo del Sol ni disfrutar de su calor, excepto como una bola de luz blanca y tenue que se movía lentamente por el cielo, ya que había una espesa bruma que provocaba una llovizna eterna. Esta lluvia caía como un rocío constante y perpetuo. Tampoco se podían ver las estrellas, solo se veían los enormes árboles que creían en la llana superficie. No había desierto, solo selvas y bosques por todo el planeta. El mundo de entonces estaba cubierto por grandes bosques, grandes selvas, y por seres humanos que vivían en paz y armonía con el planeta, los animales y las plantas.”

Los relatos del pueblo Zulu son en verdad fascinantes, y aquí claramente podemos ver cómo era el planeta del cual la historia oficial nos cuenta solo existían los dinosaurios o los primeros mamiferos. Estos “humanos” que recuerdan los tiempos de una tierra sin luna son los aborígenes terrícolas originales antes de los dioses. Como podemos leer en el relato no se hace mención alguna de luna, pero sí del sol y su silueta. 

En el judaísmo y la cábala nos hacen dar cuenta de la importancia de la Luna desde el Génesis. La cábala nos cuenta que Adán rendía culto a la luna, también la tradición arcana nos cuenta que el mismísmo Yahvé tuvo que hacerle ofrendas a la luna por haberle ofendido. El culto a la luna de Adán lo vamos a conectar a la leyenda Zulu y Sumeria del origen del hombre actual y de la luna. El culto a la luna siempre ha sido en honor a la diosa madre, en todas las leyendas y mitos es la luna quien sirve como el símbolo de la fertilidad y maternidad, interpretando las leyendas mencionadas nos damos cuenta que la Luna no sería más que la base científica donde mezclaron los genes de los homínidos terrícolas y los genes annunaki en el vientre de Ninhursag (posteriormente llamada Innana, Ishtar, Artemisa), la diosa madre. Sería lógico pensar entonces los primeros hombres híbridos rendían homenaje al hogar de su madre, la luna.

Adán como el ‘hijo de la luna’ original es corroborado por el erudito árabe medieval Abubacer señalando las antiguas tradiciones de atribuir la adoración de la primera luna a Adán, diciendo: “Ellos [los sabeos (originarios de Saba)] dicen que Adán nació de hombre y mujer, al igual que el resto de la humanidad, pero lo honraron grandemente, decían que había venido de la Luna, que él era el profeta y apóstol de la Luna, y que él había exhortado a las naciones a que sirvieran a la Luna. También contaron acerca de Adán que cuando salió de la Luna y procedió de la zona de la India hacia Babilonia, trajo muchas maravillas con él.

Pero volvamos a la Luna como tal. Enumerar las ventajas de tener una luna sería interminable, por supuesto existen las obviedades como las noches más largas, días de tan solo seis horas de duración, vientos mucho más fuertes, mareas incontrolables, pero el principal aporte es mantener nuestro eje estabilizado en precisamente 23°, gracias a esto tenemos las 4 estaciones y un clima parcialmente equilibrado. Vemos que la ausencia de una luna también explicaría las eras glaciares. La gran recopilación sobre mitología mesopotámica llamado La Biblia nos cuenta sobre eso en su libro Génesis 1:4 “Dios separó la luz de las tinieblas y formó el día y la noche”, “E hizo Dios las dos grandes lumbreras, la lumbrera mayor para dominio del día y la lumbrera menor para dominio de la noche; hizo también las estrellas”. Es decir nos cuenta que la creación de las luminarias equilibraron el eje del planeta creando el día y la noche.

Son muy interesantes los datos que nos da La Biblia, también en el mismo Génesis nos encontramos que al principio este planeta se transformó en un planeta de agua completamente. Quizá una de las tantas inundaciones universales que ha sufrido este planeta a lo largo de su existencia. 

¿Significaría que la ausencia de una luna provocó la gran inundación universal? Es lo más probable, y es probable que aquel recuerdo primordial que tenemos sea de cuando los Elohim bíblicos llegaron al planeta a exterminar toda la vida aborigen en él e iniciar su propia especie. El diluvio universal no fue más que una de las consecuencias climáticas que se encontraron estos dioses y para prevenir estas inundaciones constantes crearon la Luna.

Es imposible dilucidar cómo sería la vida en nuestro planeta sin una luna, no podemos adivinar si nuestra vida como la conocemos sería posible sin una luna. Científicamente lo es, pero solo piense que científicamente es imposible que las abejas vuelen por ejemplo, siempre habrá cosas que rompan por completo la lógica. 

Lo que quiero decir es que la vida en una tierra sin luna es totalmente posible, y en verdad nos ayudaría a explicar el gran tamaño de las bestias prehistóricas y también aquellas razas gigantes de humanos que tanto nos cuentan las leyendas. Lo más seguro es que los gigantes sean proselenes como los Pelasgos. Este último punto nos lo confirmaría el historiador Theodorus quien cuenta que la luna apareció tan solo un poco antes de la guerra de Hércules contra los gigantes. Como alguna vez mencioné en un artículo de este blog el título de Hércules o Heracles era una distinción militar, vemos que se refería a un grupo o ejército de élite que existió por muchas generaciones, así que quizá fue una guerra mundial en su tiempo entre la vieja vs. la nueva humanidad. 

Los orígenes de la luna nos lo cuentan de diferentes formas, la teoría más aceptada es que al formarse nuestro sistema solar dos planetas en formación chocaron, de los restos de éstos nacen el planeta tierra y la luna. Otra teoría nos cuenta que la luna es un planetoide que se quedó junto a nuestro planeta atraído por la fuerza de gravedad. Teorías muy válidas en verdad. 

Pero tenemos también las teorías conspiratorias que nos cuentan que un satélite como la luna es naturalmente imposible; el grado preciso en que está ubicada, la redondez de la misma y de su elipse, la distancia a la que está del planeta, es como que la hubieran colocado tanto como un escudo antiasteroides como un dispositivo supremamente avanzado que ayuda a mantener la vida en este planeta como lo conocemos. Incluso otros claman que es el verdadero órgano de control de seres estelares que tratan a este planeta como una granja de hormigas. 

Existe la teoría de la luna hueca, la luna hecha de titanio al puro estilo de la Death Star de Star Wars. Quizá la luna es una enorme caja de resonancia que servía para amplificar la señal recibida desde las pirámides de Egipto hacia el universo entero. Y ésta sigue recibiendo señales y amplificando, quizá es un dispositivo traductor de señales universales, traduce las señales como música. Existe una anécdota de la misión del Apolo 10 quienes claman que al llegar a la luna escucharon música, pero un ritmo que jamás habían escuchado y no podían explicar. La Nasa guardó este secreto por décadas. ¿Por qué ocultar esta información? ¿Acaso fue simple ocultación de hechos para que la población no piense que la luna esté habitada y entre en una paranoia colectiva que nos habría llevado a una guerra civil total? Es posible, o quizá saben algo más. Recordemos que desde nuestras visitas a la Luna desde la década de 1970s solo han existido misiones esporádicas y muchas han sido para estallar explosivos masivos en ésta.

Sea cual sea su origen no podemos negar que nuestra compañera astral es demasiado conveniente, quizá siempre estuvo ahí y la vimos cuando las tinieblas de la mente y el tiempo se dispersaron. El que esta tradición de tierra sin luna esté presente en toda civilización es lo que nos hace sospechar, claro, eso si no tomamos en cuenta la teoría de una civilización única y global, y así explicaríamos las extrañas ‘coincidencias’ entre muchas culturas antiguas, pero ésa es otra historia que retomaremos en otro post.  

tumblr_oauz79zrgd1ukzte5o1_500


El Sollozo del Don Juan

faustandlilith.jpg

Continuando con mis incursiones en la vida de otros personajes para convertirlos en obra esta vez veremos un poco de lo que iba a ser un pequeño sketch con Don Juan Tenorio como protagonista, esta vez viéndolo desde otro lado al que estamos acostumbrados, de rompecorazones a corazón partío, Don Juan conociendo a su Lilith, aquella que le ha hecho pagar sus pecados como habría deseado Tirso de Molina, aquella que le arrebató su orgullo, su ansia conquistadora, y ahora no le quedaba más que volverla letras para iniciar el olvido. 

Este personaje ha sido uno de mis favoritos en la literatura desde siempre, tan cautivante e indescifrable, es un arquetipo presente en la humanidad desde siempre, pero ha sido en años recientes cuando recién se le ha dado importancia. Quizá porque desde la aparición de Casanova los donjuanes ya no lograban pasar desapercibidos.

Don Juanismo

Tanto han llamado la atención que incluso existe Don Juanismo un síndrome no clínico que se ha convertido en sinónimo de la ninfomanía. Para Freud, por supuesto, se trataba de una mera fijación materna por parte del hombre y su búsqueda incesante de su madre en otras mujeres; teoría similar tenía Jung que veía al Don Juan como atado inconscientemente a su madre y la busca en sus parejas, añadiendo, más tarde, que el Don Juan simplemente se encuentra en búsqueda de su anima o esencia femenina. Para otros no se trata más que un complejo narcisista de un ser inseguro de sí mismo busca validar su vida con diferentes conquistas. 

¿Pero en qué se diferencia el Don Juanismo de la Ninfomanía? La principal diferencia es que el Don Juan no busca siempre una pareja sexual, el sexo no lo llena como se esperaría, e incluso varios analistas mencionan una cierta incapacidad en ese ámbito. Al Don Juan lo que lo llena es el placer de la conquista, el poner en marcha su estrategia y plan de ataque, el sentirse realizado cuando alguien le dice cuánto lo ama o cuánto había deseado conocer alguien como él, convertirse en el príncipe de cuento de hadas que cada mujer desea, y también en aquel bastardo que les dejará una lección de por vida incrustándose para siempre en sus mentes, hacerse inolvidable, coquetear un poco con la inmortalidad. 

¿Y a qué se debe este comportamiento? Pareciera más un resentido social en busca de venganza. ¿Qué debe suceder para que alguien se convierta en don Juan? ¿Es meramente una fijación incestuosa y ya? Pues no, yo voy más allá, al verdadero núcleo de la esencia don juanesca. Ante todo debemos tener en cuenta que aquellos que nacen con esta esencia son unos idealistas empedernidos, tienen diferentes concepciones a las convencionales, tienen su propio código en todo, son seres amorales que ven más allá de lo establecido socialmente,y, por sobre todas las cosas, tienen una concepción única del amor. El amor para ellos es una emoción pura, blanca totalmente, una luz que no puede mezclarse con lo oscuro, en este caso para ellos el amor no puede mezclarse con deseo. El deseo es una arma que usan contra las incautas personas que caen en sus redes, pero el amor y la búsqueda de éste siempre prevalece. Por eso pareciera que no puede parar en sus conquistas. 

¿Pero por qué el don Juan no puede mezclar amor con deseo? Aquí volvemos a psicología básica; la mayoría de estas personas se han iniciado sexualmente a edad temprana, ya sea consensuado o no, aquí radica el núcleo mismo del Don Juanismo. Al iniciarse sexualmente tan temprano hace que el sexo no sea protagónico como en las demás personas, lo que verdaderamente anhelan es ese amor puro e inocente, ese amor de niños de primaria. Pasan una vida intentando experimentar aquello, muy pocas veces lo logran lamentablemente. ¿Y por qué buscan eso? Porque al iniciarse tan temprano perdieron la oportunidad de enamorarse como niños, ya que ellos saben qué conlleva una relación de pareja, esa curiosidad por descubrir esto por sí solos les fue arrebatada, siempre un paso adelante a sus contemporáneos. Lo que anhela es encontrar alguien como él con esa visión de amor donde el deseo no tiene cabida y supera todo. Quizá una utopía y él lo sabe, se engaña a sí mismo para continuar en la búsqueda que él considera la más valiosa de la historia. 

El Don Juan es un ángel del amor en reversa, entrega parte de su esencia a quienes cree merecedores de ella, y convierte una vida en pesadilla a aquellas a quienes se entregó pero no lograron comprender su visión del amor. 

Es un paladín de la justicia en sus propios términos; al don Juan le gusta poner a prueba la conciencia y códigos morales de las personas, por eso entre sus presas predilectas se encuentran personas casadas o que claman estar comprometidas sentimentalmente a alguien. Si estas personas resisten su seducción el son Juan las respeta y termina por dejarlas en paz, ya que se alegra que el amor aún resista sus embates. Pero si al contrario ceden a él, el son Juan se transforma en el demonio, jugará a amarlas, será el mejor amante que este mundo ha conocido, dejará un impacto tan grande que jamás lograrán reponerse a él, y luego se marchará de la forma más cruel, en el cenit del amor que sienten por él. ¿Por qué hace ésto? En su retorcida mente él está dando una lección de vida, es un ángel del amor en reversa como se ha dicho, el paladín que hace pagar en vida lo que él considera un pecado, y el mayor pecado es mentirse a sí mismo diciendo amar a alguien, el don Juan no soporta esto y cobra venganza por aquel desvalido traicionado. 

El personaje y arquetipo de Don Juan es algo que siempre ha despertado la curiosidad de la humanidad, incluso eran asociados con el demonio en el medioevo. Estos seres cuya única pasión en la vida es la de seducir, van por el mundo rompiendo corazones, vacíos, incomprendidos, buscando siempre una nueva presa que logre llenarlos un poco, siempre lleno de preguntas, los soñadores más letales que existen. Creen que solo entregándose a la conquista lograrán develar los mayores misterios de la humanidad, qué mejor forma de viajar por el universo que indagar en todas las mentes y corazones que puedan, es la única forma que conocen para llegar a un objetivo que no tienen muy claro aún. Acaso recopiladores de información y sentimientos, siempre lanzados a la búsqueda de aquella musa que logre llenarlos un momento, que los haga sentir que su vida ha valido la pena. La musa siempre debe ser una que rompa su corazón, por lo menos que lo intente, al Don Juan le agrada sentir su corazón roto porque es la única forma en la que se siente vivo. Lamentablemente ésto no suele ocurrir con frecuencia y debe inventarse sus propias decepciones. Es un dios en la tierra, el único que logra comprender que toda esta vida es un sueño y un juego. 

Pues bien, ahora sí vamos a las letras, a este sollozo del Don Juan vendido su orgullo, aniquilado su ego, con la dignidad puesta en unos versos: 

Sollozo del Don Juan 

Habitación Vacía 

(Don Juan en un soliloquio compungido y confundido)

Cuántos corazones quedarán indelebles,

De cuántas musas se privará mi poesía,

adiós Lynette, Helena, Circe, y Afrodita,

y todas aquellas tras de ti que alguna vez fueron mías

El que no siente lo que dice habla mucho,

aquel que siente mucho, calla.

Qué hacer con el peso de todos esos amores,

el peso de todos esos corazones.

 Podría ser que el amor aún me espera,

disfrazado de una tierna flor esperando ser tomada

Podría ser que me espera una fruta madura

esperando ser mordida una vez más. 

El mundo se queda sin su hacedor de ilusiones,

sin su mejor rompecorazones,

Lloran miles de viudas la partida de aquél al que nunca tuvieron,

lloran por lo que nunca fue y por lo que nunca les pudo dar,

saladas lágrimas que él comparte por lo que le faltó de vida.

Adiós, adiós a todos los placeres,

a todas las niñas y mujeres.

Y a que se debe todo mi amargura, a qué se debe mi pena, y este adiós, incomprensible adiós, todo te lo debo a ti, versos de furia, poemas de odio, aunque no lo llamaría odio, porque no es odio de amor, ese odio es hermoso ciertamente, este odio que no es sería más una amargura por humillación, por haber herido el orgullo y el aprecio: 

Primer Acto:

Dos personajes que ya no existen, se los ha llevado las dudas y el temor

Un don juan enamorado abandona todo y la razón de ello no puede hacerlo.

Me dijiste:

-Déjame libre como el viento

no intentes detenerme

nunca he sido ni seré tuya

Mis alas no conocen de amores

solo pétalos dispersos

cuna de rencores

De Cleopatras y Victorias estoy hecha,

Julietas, Isoldes y Tisbes no me representan,

no soy tu damisela en peligro

soy la heroína del deseo en primavera

La lujuria es mi reina-

Tan triste es que la mayoría de versos que has inspirado han sido negativos, cosas que odio haber escrito, a ti, sobre todo, a quien tanto amé, cómo imaginar mi futuro con una ‘anti-musa’, con alguien que se convirtió en lo que siempre he odiado, te convertiste, nunca cambiaste, o jamás te llegué a conocer. Me dueles y me duele todo lo que pienso ahora sobre ti, ya no, al parecer este es el adiós, no cambiarás. No planeaba la infelicidad como modo de vida, sobre todo al estar contigo, acaso podremos romper la barrera, acaso podremos descongelar la emoción.

Aunque no me traiciones,

has traicionado mi corazón,

has traicionado mi ilusión,

rompiste todo lo que sentía,

cuánto odio has inspirado, cuánto

 

Lamento tanto escribirte todo esto,

lo lamento demasiado,

mejor sería que nuestros caminos

jamás se hubieran cruzado,

Estaría esperando el fin de mis días pacientemente,

ahora tengo toda una vida a mis espaldas,

una nueva vía de la que no tengo escapatoria,

amaría iniciar la nueva vida si fueras diferente,

si me dieras un refugio en lugar de palabras vacías

Sollozos del conquistador conquistado 

I

La lluvia, los remordimientos

y la poesía,

espejo de cristal infraqueable,

mares lejanos sin espuma

II

La poesía cruel de la desidia,

de la indiferencia,

aquella que no tiene musa

ni la encuentra

Odas al odio y la apatía,

carreteras sin salida,

espacios blancos llenos de letras,

abismos sin fin, la agonía

Despedidas tácitas,

mentiras avaras,

suspiros sin puerto,

las almas vacías

III

Egoísta perversa,

musa oscura,

espuma en la boca,

palabras de furia

Amargura de mis horas,

señora de arrabales

vuestro cuerpo compartes

a bufones, loras y fanfarrones

Desaparece de una vez,

en los glaciares del olvido,

despiadada usurpadora

de la felicidad y la poesía

IV

Dónde quedaron mis hermosas palabras,

los heroícos versos de aquel que sueña,

de aquel que lucha y llora

de aquel que imaginaba su amor perfecto

Me he marchado ya,

me he cerrado a las ilusiones,

ya no veo mil versos en un rostro hermoso,

He muerto antes de tiempo,

me arrebataron la vida,

cooperé en todo el proceso,

desdicha, oh tristeza

Por ti, por ti,

maligna fingidora,

egoísta mentirosa,

cuánto te quería

Me arranqué los ojos por ti,

le puse llave a mi corazón,

encerré mis sentimientos en tu retrato,

renuncié a mi cuerpo y a mis sueños

Nunca lo supiste entender,

culpable fui yo por creer

en tus palabras,

creías amarme

no tienes idea de eso

 

V

 

Yo por ti aceptaría el claustro,
tú jamás lo harías,
cuán egoísta eres,
espero no mezquines mi adiós.

Cuánta amargura me pesa,

me contamina,

corre por mis venas,

cómo podría ser esto amor

Soledad es lo que quiero,

volver a mis días conmigo

sin compañía hasta mi entierro.

VI

Mi última musa se ha marchado,

¡Inspírame un poema más,

una palabra y un verso!

¡Qué vuelva la luz divina que iluminaba mi vida,

y mi corazón inocente buscando su amor eterno!


Recordás cuando éramos jóvenes y hermosos
robábamos miradas de hombres y mujeres al pasar
despertábamos la envidia de los demás

Veo cada arruga en tu rostro y recuerdo una historia
aquella sobre tu labio al lado izquierdo de todas las veces que reímos
la derecha de todas la veces que lloramos

Te veo y nos veo aún jóvenes, casi niños, iniciando nuestra vida
cómo podrías pensar que te dejaría de amar con el pasar de los años
si te entregué mi corazón para siempre la primera vez que te vi