Mi experiencia con San Pedro, el Peyote de Los Andes

San Pedro, Fausto Ribadeneira

Como recordarán en un anterior post mencioné que iba a emprender un viaje “shamánico” donde tendría por objetivo probar la Ayahuasca y contarles sus efectos, pues bien, aprovechando las celebraciones del Inti Raymi (Fiesta del Sol) en mi país Ecuador, y aprovechando la invitación de una amiga, me embarqué en un viaje para probar la famosa bebida utilizada por las culturas aborígenes sudamericanas en sus rituales shamánicos llamada San Pedro.

San Pedro es una bebida hecha a partir de un cactus del mismo nombre, este cactus posee la particularidad de tener facultades psicoactivas y generar efectos enteógenos (que produce alucinaciones, modificación de conciencia) en las personas debido a la cantidad de mescalina que posee, de hecho el San Pedro tiene la mayor carga de mescalina en la familia Cactaceae, siendo superado tan solo por el Peyote. Para poder convertir el cactus en bebida y consumirlo, hay que hervirlo, luego licuarlo, y por último añadir un jugo o licor para disimular su amargo sabor.

También podemos definirla de esta manera junguiana: ‘medicina natural que tiene la posibilidad de brindar a algunos individuos una conexión con arquetipos o dominantes del inconsciente colectivo. Esta poderosa medicina puede llevar a estados de conciencia en los cuales se puede lograr disolver complejos inconscientes arraigados en el individuo.’ Así como también curar enfermedades.

San Pedros

Ahora que ya saben lo que es San Pedro podemos proseguir con la crónica.

Hace mucho tiempo me habían invitado a estos rituales de San Pedro celebrados en honor al Inti Raymi, sin embargo no tenía idea de lo que era San Pedro y me imaginaba que era un licor y nada más, finalmente este año decidí ir y me puse a investigar sobre la bebida y me quedé estupefacto, no tenía idea de lo que había estado rechazando todos estos años. Reuní a un grupo de amigos, en su mayoría mujeres, y partimos desde Quito a la ciudad de Ibarra, específicamente a una casa en el sector de Santa Rosa de los Ceibos, omitiré las peripecias y anécdotas del viaje pero debo mencionar la calidad humana y consciencia a la hora de cobrar de los taxistas (?) de la ciudad de Ibarra, algo que ya se ha perdido en las grandes ciudades. Pues bien, llegamos a aquel lugar y luego fuimos guiados a una típica casa de campo de la serranía ecuatoriana, una casa muy hermosa y espaciosa, perfecta para albergar a los cerca de 50 hippies y entusiastas de las sustancias psicoactivas que nos encontrábamos allí aquella noche.

Apenas llegamos nos propusieron experimentar el Temazcal, una especie de sauna medicinal ritual donde el shamán te ‘purifica’ mediante cánticos e historias, yo no tenía idea de lo que era, el espacio era demasiado pequeño, y estaba totalmente lleno, no había espacio para nada. Cuando entré sentí que iba a morir asfixiado, el calor era infernal, no pasó mucho tiempo hasta que empecé a sudar como jamás he sudado en mi vida. A mi lado estaban dos niños muy pequeños que luego supe eran hijos del shamán, en verdad consideré un acto inhumano mantenerlos ahí durante toda la experiencia del Temazcal, experiencia que duró una hora y media, ¡una hora y media de sentirse en el mismísimo infierno! Aquellos pobres niños no paraban de llorar, y nadie hacía nada, es más, vitoreaban y aplaudían los casi agónicos lloros de los niños, me siento muy mal de no haber hecho nada tampoco, no me imagino el sufrimiento que debieron haber sentido. Pero bueno, a partir de esta situación sentí un poco de aversión hacia el shamán que guiaba la experiencia y de los participantes, todos parecían alienados por la figura del shamán y no hacían nada más que tratarlo como una especie de deidad, no saben cómo aborrezco aquello, incluso una persona cercana a mí se transformó por completo y empezó a ver al shamán como una especie de enviado de los dioses, cuando para mí todas sus historias y anécdotas eran simplemente frases mal citadas de Aristóteles, Nietzsche, y Freud. Estando dentro de esta estructura era verdaderamente terrorífico a la vez que tranquilizante, todo era total oscuridad, llegó un momento en que pude ver el fuego de las piedras que alimentaban al sauna, y este fuego se transformó en un ave fénix que vino hacía mí, fue ahí cuando mi fe en la experiencia volvió.

Temazcal

Luego del Temazcal, y luego de un breve descanso, el ritual del San Pedro empezó cerca de la 01:00 am, nos hicieron formar un círculo grande y en el centro estaba una fogata, el círculo tenía sus reglas (algo que tampoco aprecié mucho) como salir por determinado lado o pedir permiso para hacer cualquier cosa, y básicamente mantenerte en tu lugar. Luego el ‘taita’ (así lo llamaban al shamán regente del ritual) nos entregó un poco de tabaco y nos exhortó a lanzarlo en la fogata uno por uno mientras pedimos nuestro deseo o nuestro propósito para aquella noche, yo simplemente pedí que aquella experiencia me brinde el conocimiento. Luego de ésto, y de algún discurso del taita, finalmente llegó la hora del San Pedro; nuevamente uno a uno se nos fue entregado un vaso con la bebida. Yo había leído sobre los efectos que provocaba, principalmente náuseas y vómitos, y se nos fue explicado aquellos antes de empezar el ritual, se nos dio fundas y el baño de la casa fue puesto a nuestra disposición. Veía como el taita entregaba uno a uno la bebida y algunos ni bien la tomaban ya empezaban a vomitar, era asombroso, finalmente llegó mi turno y la verdad no me supo tan mal, un poco amarga y agria sí, pero nada que se le compare con aquellas bebidas alcohólicas experimentales que probé en mi vida colegial y universitaria, me supo un poco a aquella bebida medicinal de las abuelitas, aquel café con ron y limón, así que no me pareció para nada desagradable.

Pasaban los minutos y no pasaba nada, el sueño llegaba y junto a mi grupo nos acostamos en el césped a intentar descansar un poco, de repente la oleada de vómitos empezó, uno por aquí, otro por allá, otro a lo lejos, otro más cerca, la ola se iba acercando a mi grupo, era impresionante, comenté con mis amigos que todo el círculo se dejaba sugestionar por los demás y nada más, que no caigan en aquello. Los sonidos repugnantes seguían, en mi grupo esperábamos con pavor quien sería el primero de nosotros en caer, era como en las películas de zombies, cuando un personaje es mordido por un zombie y estás expectante a su transformación. Finalmente luego de una hora un amigo cayó, vomitó. Y luego de esa hora empezaron las primeras alucinaciones, las nubes adoptaban formas cada vez más claras y a la vez bizarras, los árboles iluminados por la majestuosa luna, que estaba tan clara como el sol del atardecer aquella noche, adoptaban formas también. Intenté dormir un poco y de repente empecé a soñar paralelamente con miles de escenarios, algo parecido a lo que les había contado en este post, hasta llegué a proyectarme astralmente y visitar mi ciudad y un barrio en específico, no lo podía creer, todo pasaba muy rápido. También tuve la sensación que todo aquello era un déjà vu, supe exactamente lo que iba a suceder, pude ver cómo varias de aquellas cosas se iban cumpliendo. Finalmente me desperté de aquello, no había pasado ni 5 minutos, me levanté y vi las estrellas, y fue impresionante, ¡las estrellas danzaban, danzaban! Luego me volví a acostar y levantar, volví a ver las estrellas, en esta ocasión vi varias estrellas fugases surcar los cielos, no lo podía creer nuevamente, estaba seguro que aquello no podía ser una alucinación, pregunté a mis compañeros si ellos también las habían visto, algunos me respondieron que sí.

San Pedro hands

Empecé a escuchar las voces de todos los asistentes con claridad, veía el fuego de la fogata y éste también danzaba, todo me sorprendía, el cielo, las estrellas, todo parecía un cuadro de Van Gogh o una pintura de Dalí, no lo asimilaba, hacía comentarios a viva voz, y al verme inquieto uno de los ayudantes del taita me ofreció un nuevo vaso de la ‘medicina’, así llaman ellos al San Pedro, yo por supuesto acepté y lo bebí ante la estupefacción y sorpresa de todos. Pensé que esta vez iba a vomitar pero tampoco fue así. Mi amigo que vomitó me comentó que jamás sintió náuseas, simplemente vomitó, y fue ahí cuando empezó a alucinar, lo que nos lleva a pensar que el vomitar o no, no es parte esencial de la experiencia.

El amanecer se acercaba y yo estaba más alucinado que nunca, llegó el punto en que empecé a escuchar los pensamientos de las personas a mi alrededor, pude comprobar que efectivamente eran los pensamientos al comentarle a una persona cercana a mí si efectivamente pensó lo que yo escuché en mi cabeza, y me lo confirmó. Me sentía Superman con su poder de super audición, escuchaba muchas voces en mi cabeza, todas eran de las personas a mi alrededor. Luego el sol iluminó el césped y las plantas y fue aquí cuando tuve la más hermosa de las alucinaciones: al ver las plantas y el césped veía como éste crecía para convertirse finalmente en una planta y de ésta salía una hermosa flor roja similar a un tomate, era impresionante, impresionante, sucedía cada vez que veía al césped, por eso estuve mucho tiempo mirándolo, nunca imaginé que todo lo que contaban de imágenes psicodélicas era totalmente verdad, siempre pensé que eran exageraciones.

tame impala

En todo el grupo yo era el más afectado por el San Pedro al haber tomado dos vasos, comentábamos con mis amigos lo que ellos habían visto o sentido y no parábamos de reír: alucinaciones varias, desvaríos, desdoblamientos, etc., todo muy fascinante, otros no habían tenido ninguna visión o efecto en absoluto, cada persona tiene una reacción diferente ante estas sustancias. Llegó un momento en que vi miles de imágenes psicódelicas, las llamadas ‘trippy images’ en la puerta de la casa, tampoco lo podía creer, me sentía en un video de Tame Impala, un póster psicodélico sesentero, o un gif de Tumblr, nuevamente me sorprendía que aquellas imágenes en verdad podían verse, y con cada movimiento de mis manos se formaban más y más imágenes, y en el marco de la puerta se formaban estas especies de serpientes psicodélicas moldeadas en forma de zig-zag y millones de figuras geométricas que pienso ni siquiera han sido trazadas en este mundo, imposible explicar con palabras todo lo que vi.

so

Nuevamente al cerrar y abrir los ojos veía cientos de imágenes caleidoscópicas y hermosos destellos de colores, nuevamente repito, no podía creer que estaba viviendo aquello, le aseguro que yo era totalmente escéptico de las experiencias místicas y psicódelicas que había escuchado y leído, siempre pensé que eran exageraciones, pero puedo asegurar que no es así, en verdad sucede, todas las pinturas de Alex Grey finalmente tenían sentido.

Luego todos moríamos de hambre y sed, y no se nos permitía comer nada hasta que las mujeres del círculo terminen de preparar los alimentos ‘sagrados’ que consistían básicamente de frutas, aquello me molestó un poco porque en verdad moría de hambre y sed, pasó cerca de una hora hasta que finalmente las mujeres trajeron los alimentos, pero primero debían dar platicarnos alguna anécdota o pensamiento que tengan, lo cual también fue muy frustrante ya que había cerca de 20 mujeres. Pero bueno finalmente se nos entregaron las frutas y me supieron a gloria, sobre todo un fruto llamado pepino dulce ya que contenía grandes cantidades de líquidos. Mientras comía seguían las visiones y mi sentido de la audición se amplifico considerablemente, escuchaba todo en “3D”, luego del desayuno finalmente decidí partir, ya no soportaba estar en aquel lugar lleno de hippies wannabes y seudo defensores de la cultura ancestral, tampoco soportaba al ‘taita’ y sus discursos prefabricados, jamás logré verlo como un guía o maestro como los demás, y no soportaba aquél endiosamiento que le dedicaban todas las personas del círculo, ver o aceptar a alguien como tu “maestro” no significa verlo como alguien superior, no significa verlo como un ídolo al cual obedeces en todo lo que diga; un maestro de verdad debe ser visto como tu guía, tu compañero, tu igual, alguien que te pueda ayudar a avanzar.  Parte de la experiencia la dediqué a analizar a quienes componían el círculo, y era claro identificar al supuesto héroe; el shamán, y yo como el antihéroe, de pie en posición desafiante y gestos de incredulidad ante cada una de sus palabras, aquel que desobedece las órdenes del grupo, decide por sí mismo y por lo tanto se queda solo, pero es libre. Temía mucho un ‘mal viaje’ así que le pedí a una amiga que me acompañe y partir, por suerte ella tenía las mismas impresiones de las personas del círculo. Al salir se nos pidió que cancelemos $20 a lo cual accedimos a regañadientes tan solo para salir de ahí lo más rápido posible de allí.

sp

Caminamos por el páramo hermoso y arenoso, y sentí paz al verme alejado de todos aquellos, las visiones seguían pero ya no con la misma intensidad, me sentía un poco mareado y tembloroso, notaba como las personas nos veían con miedo, el no dormir en absoluto y acostarse entre las hierbas nos tenía totalmente arruinados, tomamos un taxi al terminal y finalmente el bus a Quito, nuestra ciudad. El viaje en bus fue algo muy caótico, supongo experimenté algo del ‘bad trip’ sentía ganas de hacer muchas cosas como escribir, pintar, correr, saltar, dormir, reír a carcajadas, pero me controlaba lo más que podía, intentaba hablar calmado para no asustar a mi compañera que no estaba en mi misma situación, intentaba no dormirme para no tener alucinaciones que presentía iban a ser algo terroríficas, las personas del bus y el calor me estresaban un poco, pensé mucho y aún tenía breves centelleo de colores, finalmente llegamos a la ciudad y no me sentía en las condiciones de volver a casa, temblaba un poco y estaba muy intranquilo, sentía que mi ritmo cardíaco se aceleraba más que antes y mis pupilas se dilataban todavía más, quería dormir y comer, finalmente me decidí a tomar un taxi y llegué a casa. Los efectos del San Pedro no pasaban por completo pero esta vez en la comodidad de mi casa pude disfrutarlos a placer, el mareo se marchó y finalmente me quedé dormido. Hoy domingo (23/06/2013) desperté sintiéndome totalmente renovado, siento que hasta puedo respirar mejor, algo de los efectos (aturdido, ‘anestesiado’) aún persisten hasta este momento, los efectos ‘fuertes’ como las alucinaciones, visiones, etc. duran un aproximado de 10 horas, supongo con otra noche de sueño los efectos se marcharán por completo.

Así concluye mi experiencia con esta maravillosa bebida, en verdad no siento que he alcanzado la iluminación o ni tampoco me siento diferente a aquellos que no lo han experimentado, simplemente me siento bien de haberlo hecho y de haber vivido todo lo que viví, y por supuesto les recomiendo probarla y que me cuenten qué efecto tuvo en ustedes, quizá logren ver cientos de cosas mucho más espectaculares que las que yo vi. Espero que esta gira denominada ‘shamánica’ continúe para seguir compartiendo mis experiencias con ustedes y que se animen a intentarlo.

San Pedros


Sueños y Multiversos

sueños y multiversos

Las dimensiones se volvieron locas y estuve en varios de mis universos paralelos al mismo tiempo.

Sí, aún puedo recordar algo, era una especie de ruleta, veía e interactuaba con miles de personas al mismo tiempo, 
los diferentes escenarios eran impresionantes, algunos sitios conocidos y otros que no he visto ni en películas.
Pero era un caos, mi cabeza no lo soportaba, llegó un momento en que quedé en una especie de limbo de todas las realidades, 
una habitación y un cuerpo compuesto de partes de cada una de ellas; un sol saliendo por una ventana y ocultándose por la otra, 
mañana, tarde, noche, madrugada juntas, artefactos impresionantes que ya no puedo recordar. Luego llegaron varias personas,
me congelé en una sola posición y empecé a viajar por aquella ruleta dimensional nuevamente, esta vez estaba aterrado, tuve que 
gritar para despertar.

El día de ayer antes de irme a dormir leía al buen Isaac Asimov y tuve este sueño que he descrito muy a breves rasgos ya que la mayoría de detalles los he olvidado. Este sueño hizo que volviera a mí la eterna pregunta de ¿qué son los sueños? Por mucho tiempo en mi infancia y adolescencia creí que los sueños eran una puerta a otras realidades, por mucho tiempo tuve sueños en verdad notables donde yo dormía en una realidad y despertaba en otra, vivía el día en cada una y al llegar la noche dormía y despertaba en otra. Llegó un punto en que dejé de reconocer mi ‘realidad original’ y simplemente me acostumbré a estos cambios constantes. De un tiempo a acá he perdido aquella capacidad de recordar mis sueños con la facilidad de antes, los he despojado de la magia y simbolismo onírico de antaño y poco a poco he dejado de ver a los sueños como premoniciones, avisos, o deseos reprimidos, simplemente para verlos como una manifestación del inconsciente conforme lo que haya visto o vivido en el día.

Siempre he pensado que la Psicología y la Mecánica Cuántica son las nuevas Metafísica y Alquimia, aquellas ciencias que nos permiten seguir soñando y, a diferencia de la metafísica y alquimia, son tomadas en serio; son, pues, “ciencias naturales puras”. Falacias, llegará un punto en que serán reemplazadas por ciencias que son básicamente lo mismo pero con diferente nombre, tal como siempre ha sucedido en nuestra historia.

Los Multiversos

multiverse

Retomemos, para muchos de aquellos de la generación dragonballesca, los universos paralelos y la creencia en ellos es algo absolutamente normal; simplemente recordemos los viajes de Trunks en el tiempo. Pues bien, de acuerdo con la querida mecánica cuántica la existencia de universos paralelos es totalmente posible. Todo comienza con la Teoría de los universos múltiples del Dr. Hugh Everett que dice que cuando se calcula, por ejemplo, la posición que ocupará una partícula en cierto momento se obtienen varios resultados, y soluciones; son posibles todas las soluciones obtenidas por cálculo y al realizarse la medición verificadora u observación, en realidad «son tantas observaciones como soluciones se obtuvieron, cada una en un universo diferente y cada una por un observador diferente». De manera que según Everett en cada acto de medición comprobadora como el descrito, instantáneamente se crearán tantos universos paralelos como soluciones se obtienen por cálculo.

La teoría clama que los universos paralelos no pueden comunicarse entre sí por lo que en cada uno no se conoce de la existencia del otro. La teoría aclara que en cada universo el escenario y los personajes son los mismos, solo es distinto el resultado y sus consecuencias. Por mucho tiempo se trató a esta teoría como fantasiosa y digna de las novelas de ciencia ficción, sin embargo recientemente nos topamos con ésto: Matemáticos demuestran que los universos paralelos existen realmente, teoría que dice que ‘Se demostró matemáticamente que la estructura del universo contiene infinitas bifurcaciones creadas al dividirse en versiones paralelas de sí mismo, que pueden explicar la naturaleza probabilística de los resultados cuánticos. Gráficamente, la línea de tiempo del universo podría verse como si fuese un árbol infinitamente grande. ‘la mecánica cuántica predice que una partícula no existe realmente hasta que ésta sea observada. Hasta entonces, las partículas ocupan una nebulosa de estados “superpuestos” al mismo tiempo.’

Los Sueños

William Blake - From A Midsummer Night’s Dream

El sueño es una función fisiológica. La principal función del sueño es reparar el organismo para poder seguir la vida en condiciones óptimas. Pero en el sueño aparecen materiales cognitivos de difícil interpretación y con un alto contenido emocional, a los que se muchas veces se les da muy diversas interpretaciones.(1) Hay un sinnúmero de teorías e hipótesis con respecto a los sueños, desde los albores de la historia los sueños han sido algo que han despertado nuestra curiosidad constantemente, desde la antigua Grecia, Egipto, Babilonia, Roma, se han tejido millares de leyendas y mitos intentando explicar este fenómeno, leyendas y mitos que han llegado hasta nuestros días y ahora son tratados en la psicología y psiquiatría. Por ejemplo el psiquiatra Allan Hobson describe a los sueños como “la actividad mental que ocurre en el sueño se caracteriza por una imaginación sensomotora vivida que se experimenta como si fuera la realidad despierta, a pesar de características cognitivas como la imposibilidad del tiempo, del lugar, de las personas y de las acciones; emociones, especialmente el miedo, el regocijo, y la ira, predominan sobre la tristeza, la vergüenza y la culpabilidad y a veces alcanzan una fuerza suficiente para despertar al durmiente; la memoria, incluso de los muy vívidos, es tenue y tiende a desvanecerse rápidamente después de despertarse a no ser que se tomen medidas especiales para retenerlo”.

Ahora pasemos a revisar los sueños desde el punto de vista psicológico, empecemos por el padre del psicoanálisis, Sigmund Freud. Para Freud los sueños eran deseos no saciados que, alojados en el subconsciente, se manifestaban para llamar la atención de la mente consciente. (4 libros esenciales sobre los sueños)

Pero como saben, acá nos decantamos por la antítesis Freudiana de Carl Jung, y él decía que el sueño es una expresión normal y creativa del inconsciente y no la reaparición parcial de contenidos reprimidos. Jung sugiere que los sueños frecuentemente reflejan el trabajo de una pulsión hacia la salud y la madurez psicológica; su función es la de restaurar el equilibrio psicológico del soñador. Muy similar a Adler, Jung también les confiere a los sueños una finalidad; según ambos autores, los sueños tienen una función prospectiva hacia el futuro, como anticipación de acontecimientos  futuros. (Teoría de los Sueños de Jung, Ursula Oberst)

El mencionado Hobson establece una relación entre las funciones fisiológicas del sueño y sus contenidos que explicarían muchos de los fenómenos que nos ocurren al soñar:

  • Las alucinaciones visuales intensas se deben a la autoactivación del cerebro visual por el proceso de activación del pontine que afecta inicialmente al cortex visual.
  • Las emociones intensas, especialmente ansiedad, regocijo, y rabia se deben a la autoactivación de la amígdala y otras estructuras del sistema límbico. La relavancia de las imágenes del sueño es debida a la activación del cortex paralímbico por la amígdala.
  • La ilusión de que estamos despiertos, la falta de pensamiento dirigido, la pérdida de la conciencia reflexiva y la falta de insight relativa a las experiencias, ilógicas e imposibles del sueño, se deben a la combinación, y posiblemente efectos relacionados de la demodulación aminérgica y la desactivación selectiva de la corteza frontal.
  • Las cogniciones raras y estrafalarias del sueño se deben a la inestabilidad orientativa causada por la naturaleza caótica del proceso de autoactivación del tronco cerebral y a la ausencia del control frontal y de la memoria episódica, debidos en parte a los fallos en la modulación aminérgica.

El psicólogo norteamericano  Martín Seligman menciona que los sueños son una elaboración cognitiva que intenta dar coherencia a los estímulos caóticos que generan las funciones fisiológicas que se han descrito en los puntos anteriores. El intento de racionalizar el sueño comienza en el mismo momento en que se produce y continúa cuando se narra o se escribe para consolidar su recuerdo. Seligman distingue dos tipos de contenidos en el sueño aquellos que tienen una alta definición visual o contenido emocional que corresponden a estímulos muy concretos e identificables y aquellas otras fases que son más borrosas y verbales que correspondería ya a un intento de explicar la transición entre dos estímulos visuales o emocionales nítidos.

Podemos encontrar todas las teorías e hipótesis del mundo pero jamás podremos llegar a comprender el fenómeno de los sueños completamente. Yo puedo decir que retomaré aquella visión mágica de antaño y seguiré viendo a los sueños como puertas a diferentes universos y realidades. Seguro muchos de ustedes, al igual que yo, han intentado varias técnicas de desdoblamiento y conocen de la teoría del hilo o cordón de plata, asombrosamente la mayoría de las veces estas técnicas funcionan, inténtelo, aquí le dejo una:

astral travel

Mantram Faraón


Tienes que acostarte, cerrar los ojos y empezar a repetir mentalmente el mantram “faraón”, sincronizando tu respiración de la siguiente manera:
Al pronunciar FA: inhala
Al pronunciar RA: expira
Al pronunciar ON:inhala
Y así sucesivamente. Posiblemente se aparezcan imágenes en nuestra mente provenientes del mundo onírico, ignoralas. Después de un cierto tiempo sentiremos los síntomas astrales como las vibraciones y una gran relajación, entonces es el momento de ir saliendo del cuerpo.

Recuerdo haber visto esta técnica en un libro de historias infantiles cuando niño y haberla probado aquella misma noche, el resultado fue impresionante, no lo podía creer, verme en mi cama dormir y sentir aquella sensación de estar flotando, poder salir sin que nadie te vea. Lo he experimentado varias veces y jamás estaré seguro de si es algo real o no, o quizá solo un sueño, jamás, jamás estaré seguro, pero lo invito a intentarlo y experimentar para que saque sus propias conclusiones.

Hay mucho más que decir sobre sueños y multiversos, lamentablemente Morfeo ya ha venido por mí y no podré continuar. Sin embargo iré adicionando datos y texto a este post periódicamente, así que usted siga soñando y viajando.