Locura o Realidad Onírica

 Hieronymus Bosch

Hieronymus Bosch

Toda mi vida he tenido sueños de lo más extraños, la mayoría implica viajes a otros tiempos, viajes a otras dimensiones, etc. Sin embargo nunca había tenido visitas de extraños, o al parecer eso pensaba, pero desde hace algunas semanas despierto y en mi habitación veo extraños seres, ¡pero yo estando completamente consciente de estar despierto!

Este tipo de sueños comenzaron el año pasado, cuando me metí de lleno en la investigación del Tarot, el primer sueño ‘iniciático’ que tuve fue uno donde el Mago del Tarot me llevaba al antiguo Egipto para conocer los orígenes de los arquetipos. Esto fue especialmente extraño porque yo no había escrito sobre Egipto en esas épocas, ni estaba interesado en el antiguo Egipto, sin embargo se me fueron mostrados varias cosas, como la construcción de las pirámides, el conocer y hablar con los arcanos mayores del Tarot, y el escenario un Egipto aún tropical pero tornándose desértico poco a poco.

Este tipo de sueños fueron tornándose una constante desde el año pasado, hasta que hace unas semanas tuve la visita de unos extraños seres en túnicas blancas, yo los escuchaba entre sueños, decían que me estaban iniciando en los misterios, -claro que esto podría considerarse un sueño ‘normal’ y sugestionado, ya que hace algunos meses que vengo leyendo sobre los misterios-  todo muy normal en el sueño, yo escuchaba como decían: ‘ahora los misterios de Isis, Eleusis, y luego los Misterios del Mar Muerto…’ en este momento recuerdo haber despertado y haber visto a estos seres de túnicas blancas alrededor de mi cama, eran seres brillantes, y las túnicas tenían motivos de oro, no se les veía el rostro, estaban totalmente cubiertos, solo su boca se veía. Recitaban unos textos de unas láminas doradas, y al verme despierto simplemente desaparecieron.

Ahora los motivos egipcios sí tienen total razón de aparecer, ya que desde el inicio de este año me he visto fascinado por las lecturas sobre los Misterios Egipcios y sus ritos de iniciación. Luego de este sueño también tuve varios donde aparecía la diosa Isis y el Kybalión. Pero bueno, eso queda para otro post, acá lo que nos interesa es aquellas ‘apariciones’ que al parecer no son solo oníricas.

Isis: Luna

Por qué destaco esto, si al parecer es otro “sueño” normal, bueno porque no es simplemente otro sueño normal, no es un sueño lúcido, ni tampoco lo estoy imaginando. Entiendo que hay varios tipos de sueños, y uno de ellos, los cuales son muy comunes, es creer que ya has despertado del sueño cuando no es así, sí también he tenido de esos sueños y puedo decirles que estas experiencias no son de ese tipo. Vi a aquellos seres estando totalmente despierto y yo sabiéndome despierto, cuento con testigos además que podrían dar fe de estar consciente a la hora de ver aquello.

Pensé que estos sueños ya habían parado, pero no, la noche del 17 de Marzo del 2014 tuve, por lejos, una de las experiencias más reveladoras de los últimos tiempos. Dormía apaciblemente, en este momento tenía un sueño de aquellos que parece estás despierto, pero en otra “realidad” una realidad alterna de tu vida, donde vives una vida normal, haces lo que regularmente haces y a la hora de dormir despiertas en esta realidad, algo muy común. Pues bien en este sueño yo hablaba con alguien más, y de repente escuchaba un sonido muy extraño, algo que nunca había escuchado, un chirrido entre orgánico y no orgánico, con diferentes tonalidades, 5 ruidos parecidos en total, fue en este momento que tomé “consciencia” y pensé que estaba en un sueño, es decir, estaba teniendo un sueño lúcido, a continuación de estos extraños ruidos empecé a observar diferentes seres manifestados en luz de diferentes colores, como las visiones que observas al consumir lsd, estas visiones eran especies de animales que jamás he visto.

Al ver esto, y estar consciente de estar “soñando”, intenté despertar, pude hacerlo y al momento de abrir mis ojos vi lo impensable, un objeto o ser que jamás he visto ni imaginado si quiera, y juro que estaba completamente despierto, ¡peor con el susto! este ser o artefacto lucía como una caja, tenía un ojo en su centro y algo similar a alas a sus lados, pude ver que me observaba con detenimiento y tenía varios hilos holográficos conectados a mí; al ver que despertaba este ser se asustó y huyó de inmediato volando a un extremo de mi habitación para finalmente desaparecer, lo último que escuché fueron aquellos ruidos que aparecieron en mis sueños.

Yokai: Baku

Baku: yokai devorador de sueños

Puede usted no creerme, ni yo me lo creo, simplemente le narro los hechos como sucedieron, he intentado buscarle explicación pero no puedo, tampoco puedo decir que haya estado soñando porque estoy consciente de haber estado totalmente despierto. He buscado en internet experiencias similares pero no he encontrado, así que si a alguno de ustedes le ha sucedido algo parecido, no dude en contactarme para leer los detalles y buscar alguna razón o explicación.

Me gustaría decir que estas experiencias tienen que ver con las iniciaciones en los Misterios de la existencia y del universo, pero no podemos asegurarlo ni tener pruebas, y solo sería una bonita teoría. También me gustaría decir que todo esto se debe al consumo de varias sustancias sospechosas o experimentaciones psicodélicas, pero tampoco. Me gustaría decirles que sufro de alguna enfermedad mental o que me estoy volviendo loco, bueno ésa sí sería una explicación fiable para todos, ¿verdad? Pero no, tampoco es eso, así que ha venido a mi cabeza una escueta y breve “explicación” de estos fenómenos, quizá parezca aún más sin sentido, pero es lo primero que ha venido a mi mente. He recordado que los fenómenos de este tipo, y unas cuantas experiencias “paranormales” que serán tratadas en otro post, empiezan en la misma época; el año pasado tuve la experiencia del Mago por estas fechas, y lo paranormal fue por fines de Septiembre, es decir, las fechas de los equinoccios.

Horus y Osiris; Solsticios y Equinoccios

Horus y Osiris; Solsticios y Equinoccios

Primero definamos equinoccio: ‘evento astronómico que ocurre cuando el eje de la Tierra se coloca de modo que sus dos polos están a la misma distancia del Sol. Tiene lugar dos veces al año: sobre el 20-21 de marzo y alrededor del 22-23 de septiembre. En ese momento el centro solar se encuentra en el mismo plano del ecuador terrestre y los días y las noches tienen una duración similar. El solsticio es otro evento astronómico de igual naturaleza.’ (Fuente)

Muy bien, a lo largo de los milenios los equinoccios y solsticios se han utilizado en el ámbito agrónomo sobre todo, era el indicador para iniciar o culminar los sembríos y cosechas. Además para muchas culturas, como la Egipcia precisamente, significaba un fenómenos especial, el momento en que los portales dimensionales se habrían y nos unían con escenarios y universos paralelos. El momento en que los dioses nos visitaban y el momento en que nosotros podíamos viajar a ellos. En las culturas nórdicas y celtas también significaba la apertura de portales, eran los días en que nos podíamos unir a los seres estelares; en Japón también se creía que era en estos días cuando los seres penitentes o que no encuentran descanso podían comunicarse con los vivos, siempre en estas teorías existe un grupo de personas que son capaces de darse cuenta de todo esto, llámese elegidos o lo que sea. En fin, un sinnúmero de teorías e historias verdaderamente fascinantes y que tienen mucho que ver con la situación que he vivido.

f

Tengo muchas razones para abrazar la teoría de los portales, en particular por algo que ha venido sucediendo desde el año pasado, y estoy seguro alguno o algunos de ustedes también lo han experimentado. Se trata de una niña, al parecer muerta, que intenta comunicarse apareciendo en sueños, siempre vestida de blanco, rubia, pálida, una muñequita, pero bañada de sangre en sus ropas, en sus ojos y en su boca. Esta niña, al parecer una exploradora onírica, busca algo, pero aún no logro descifrar qué. Se me ha presentado en sueños, y manifestado en mi habitación, la hemos visto en mi casa, y también junto a varias personas que darían fe de lo que estoy contando, y hace algunos días ha empezado a susurrar, me sigue -al parecer- a todas partes y susurra palabras que no entiendo, no me quiere asustar, eso lo comprendo, simplemente desea comunicarse. He buscado en internet sobre ella y he encontrado algunos casos que también hablan de algo similar a mi experiencia, así que éso me hace pensar aún más en la teoría de la exploradora onírica, quizá viaja por placer o porque en verdad busca algo, no puedo decir que es un fantasma o que es un ser que viaja de dimensión en dimensión, no lo sé, y estoy seguro que usted tampoco cree ésto, y lo entiendo, es algo verdaderamente increíble.

Por favor no piense que he escrito esto a manera de ficción o que estoy buscando impresionarlo, no no, si lee el blog se dará cuenta que hay muy pocos post de este estilo, donde es algo autobiográfico, y cuando lo hago es porque necesito respuestas, necesito desahogar y comunicar todo esto para encontrar esas respuestas, ya me ha servido con anterioridad y espero esta vez también alguien haya experimentado algo similar y pueda sacar más conclusiones. Es muy frustrante no poder encontrarle la respuesta a algo, pero algo muy fascinante también, nos obliga a no abandonar nuestra curiosidad ni las ganas de investigar y averiguar los misterios que aún oculta este universo. Puede concluir lo que mejor le parezca, yo concluiría, en su lugar, que el tipo que escribió esto está volviéndose loco o abusa de sustancias alucinógenas. No sé si todas las lecturas y ‘secretos’ que he llegado a desvelar estos últimos meses también tengan algo que ver, con respecto a esto último me han sucedido más cosas que he dejado pasar por considerarlas meras coincidencias, sin embargo veo que todo está conectado, hay varias respuestas que saltan a nuestro encuentro de maneras impresionantes.

Hasta aquí llega esto, si encuentro alguna otra explicación o experimento algo similar nuevamente, es probable que lo publique, o quizá no, veremos qué nos sigue guardando lo desconocido.

René Magritte

René Magritte

 

 


Carl Jung: Los Arquetipos y el Tarot en el psicoanálisis Parte I

Carl Jung Tarot

Entre el inmenso legado de Carl Jung, aquel que ha pasado a la historia por sus teorías y métodos revolucionarios en el mundo de la psicología, hay un tema que sobresale y ha sido su herencia más duradera: La Teoría de los Arquetipos.

Jung busca e investiga a los arquetipos en las doctrinas de las tribus primitivas, en las doctrinas secretas esotéricas, en las religiones, en los mitos y leyendas, en los símbolos del Tarot, en las imágenes de la Alquimia y muy especialmente en los sueños, en los que se apoya para la psicoterapia.

Hay que empezar por decir que Jung pensaba que no venimos al mundo como una tabula rasa, no venimos ‘en blanco’ como planteaba Freud, el ser humano según Jung, ya nace con información y ciertas creencias por default: “no existe una sola idea o concepción esencial que no posea antecedentes históricos”. Estos antecedentes históricos llegan a nosotros inconscientemente, y otros los vamos aprendiendo por medio de mitos, leyendas y la experiencia.

Es fácil identificar diferentes tipos de patrones de conducta en los mitos y leyendas de las culturas antiguas, todas tienden a tener un mismo héroe y trama, tienden, básicamente, a repetirse. Esta continua repetición de historias con los mismos personajes y el mismo guión es lo que llamamos Arquetipos.

Algunos de ustedes pensarán, ‘ok, ok, Jung te acepto, pero ¿El Tarot? ¿En serio? Qué estás pensando, eso es pura magia y superstición.’ Bien, en esta era donde existe un rechazo general a lo que no se considera convencional, racional o científico, es bueno traer de vuelta, o mostrar ciertos temas que tienen que ver con la ‘magia’, salir de la caja de la racionalidad un momento y perderle el miedo a explorar la sabiduría ancestral.

He conocido muy pocas personas que no compartan esta pasión por descubrir los misterios que rodean nuestra existencia, a quién no le intriga intentar dilucidar alguno de estos misterios. ¿Y acaso hay mayor misterio que la mente humana? Jamás debemos cerrarnos al conocimiento sea cual sea la fuente.

Es necesario volver a creer un poco en la magia, soñar, y jamás perder la capacidad de hacerlo.

Le invito a que por un momento deje a un lado la antipatía por estos temas y acompáñeme en este viaje por la vida y teorías de Jung, para luego llegar al infravalorado mundo esotérico, específicamente trataremos el Tarot y su aplicación en el psicoanálisis, ¡sí!, emociónese. Empecemos.

Omitiré inmiscuirme en términos científicos ya que esto no tiene el carácter de ser una investigación meramente científica, sino de divulgación para el conocimiento del público en general. No es mi propósito buscar ningún tipo de reconocimiento por este texto, y es que, quien nada tiene que ganar ni nada que perder, tiene las mejores cosas que decir.

Carl Jung

Carl Jung y los Arquetipos: Preludio

Carl Gustav Jung nace un 26 de julio de 1875 en una pequeña localidad de Suiza llamada Kessewil. Desde pequeño se manifestó su interés por la metafísica, alquimia, eventos paranormales, y las tragedias griegas. Aprendió lenguas antiguas como el sánscrito, y así llegó al conocimiento oriental leyendo los sagrados libros hindúes y practicando el I-Ching.

A pesar de escoger la arqueología como primera opción de carrera, llega la psicología influido por el famoso neurólogo Kraft-Ebing y los sucesos sobrenaturales de su vida. Sucesos que le llevaron a escribir su tesis ‘Acerca de la psicología y patología de los llamados fenómenos ocultos’.

Luego de graduarse se estableció en el Hospital Mental de Burghoeltzli en Zurich bajo la tutela de Eugene Bleuler, padre y conocedor relevante de los estudios sobre la esquizofrenia. En 1903, se casa con Emma Rauschenbach. En aquel tiempo, también dedicó parte de su tiempo a dar clases en la Universidad de Zurich y mantenía una consulta privada. Fue aquí donde inventó la técnica de la asociación de palabras.

Siendo un fanático de Freud, su sueño era conocerlo, el tan ansiado encuentro se daba en Viena en 1907. Cuenta la leyenda que el impacto que provocó Jung en Freud hizo que éste cancele todas sus citas del día y así poder continuar la tertulia, la misma que se extendería ¡por 13 horas! Eventualmente, Freud consideró a Jung su sucesor en el psicoanálisis y su mano derecha.

Generalmente se piensa que Carl Jung fue un discípulo de Freud, craso error, craso error; Jung sería más cercano a un colaborador y colega, que a un discípulo… Cuando los dos se conocieron, Jung ya poseía estudios anteriores de psicoanálisis, y sus propias teorías que compartió y debatió con Freud.

Ya que entramos en el tema, por qué no aprovechamos para mencionar las…:

Diferencias Fundamentales entre Freud y Jung:

Freud vs Jung

Freud vs Jung

La psicología de Jung se basa en la desilusión que le provocaba el racionalismo científico – lo que él llama “el espíritu de los tiempos” – y en el transcurso de muchos encuentros quijotescos con su propia alma y con otras figuras interiores, viene conocer y apreciar “el espíritu de las profundidades”, un campo que deja espacio para la magia, la coincidencia y las metáforas mitológicas entregados por los sueños-1, ojo, que esto no significa que lo negara o no aplicara el racionalismo, pero le sirvió para intentar buscar nuevas formas de terapia psicoanalítica.

Quizá la mayor diferencia entre los dos fue la forma de definir al inconsciente, para Freud, como sabemos, se basa en las pulsiones primigenias y aquellas emociones reprimidas del ser humano cuyo único motor es la energía llamada libido, la cual es exclusivamente de naturaleza sexual. Jung, por su parte, pensaba que en el inconsciente se encuentra aquello que hace del hombre un ser creativo y aquello que lo hace buscar el autodesarrollo y su evolución psíquica, admite que la libido está presente, por supuesto, actuando como una energía creativa y creadora.

Freud divide al aparato psíquico en consciente, preconsciente e inconsciente. Para Jung existe el inconsciente personal o individual e inconsciente colectivo. Para entender los dos tipos de inconscientes propuestos por Jung, citaré la forma que él tenía para describirlo:

La mente consciente es la parte visible de una isla, el inconsciente del individuo es la parte sumergida de la isla y el inconsciente colectivo, común a todos los seres humanos, es el océano a su alrededor.

‘El Inconsciente Colectivo, a diferencia del Inconsciente Personal, alberga no solo contenidos de la experiencia personal sino que se le añaden contenidos referidos a instintos, impulsos naturales o adquisiciones de orden colectivo, o sea predisposiciones compartidas por toda la humanidad más allá de la diferencias históricas y culturales.’1

Freud habla de tres estadios psíquicos: El Ello, El yo y El superyó. El ‘yo’ actúa como mediador entre El Ello y Superyó. Mientras Jung identificaba solamente al ‘yo’, debatiéndose entre el inconsciente personal y el inconsciente colectivo.

El objetivo del método de Freud era fortalecer al “yo” sobre las otras dos y así desarrollar dos objetivos limitativos; amar y trabajar. En cambio para Jung el ‘yo’ era algo imperfecto y lo que buscaba era la evolución del ‘yo’ al ‘self’ (sí mismo), la totalidad, la cumbre del desarrollo psíquico humano.

Para llegar a este ‘self’, Jung proponía vencer los complejos que poseemos. Complejos que para Jung eran el origen de toda perturbación mental, y descubrió analizando la mitología ancestral, y aplicándola a las terapias y los sueños de sus pacientes. Estudiando los complejos encontró que en la psique existen estructuras y patrones ancestrales que denominó arquetipos, éstos emanan del inconsciente colectivo. Entre los muchos arquetipos que encontró identificó 5 principales que son: ánima, ánimus, sombra, persona, sí-mismo (self).

  • La Persona: La cara que se presenta al mundo
  • La sombra: La parte de nosotros no reconocida pero que sin embargo, existe
  • El Self: La conjunción armónica del ‘yo’ y el todo.
  • El Anima: La imagen femenina en la psique masculina
  • El Animus: La imagen masculina en la psique femenina

Ahora sí, entremos finalmente en el maravilloso mundo de los arquetipos.

 

Carl Jung y los Arquetipos

Arquetipos

(Léase con voz de narrador de Looney Toones, o, en su defecto, si es muy joven para recordar a Bugs Bunny y sus amigos; léase con voz de narrador de Bob Esponja la cual es una parodia de la voz de Jacques Cousteau, investigue)

Por supuesto antes que nada tengo que recomendarle la lectura de ‘Arquetipos e Inconsciente Colectivo’ de Carl Jung, qué mejor forma de leer sobre Arquetipos que de las palabras del mismo Jung.

 “El arquetipo es una tendencia a formar tales representaciones de un motivo –representaciones que pueden variar mucho en el detalle sin perder un patrón básico… Son de hecho una tendencia instintiva (…) Es esencial insistir que no son meros conceptos filosóficos. Son pedazos de la vida misma –imágenes que están integralmente conectadas al individuo a través del puente de las emociones- «No se trata, pues, de representaciones heredadas, sino de posibilidades heredadas de representaciones. Tampoco son herencias individuales, sino, en lo esencial, generales, como se puede comprobar por ser los arquetipos un fenómeno universal»”. Carl Jung, El hombre y sus símbolos.

¿Entendiste? ¿No? Entonces pongámoslo así: Los arquetipos son nuestra herencia psíquica; roles y patrones que la sociedad acepta y realiza inconscientemente. Los percibimos a través de sus manifestaciones simbólicas.

¿Tampoco? Bueno, alguna de estas definiciones te convencerá:

Arquetipo son los contenidos del inconsciente colectivo. Jung también les llamó dominantes, imagos, imágenes primordiales o mitológicas y otros nombres, pero el término arquetipo es el más conocido.

Arquetipos son una tendencia innata (no aprendida) a experimentar las cosas de una determinada manera.

Jung llamó arquetipos a las ideas en común que comparte la humanidad, indistintamente del credo o cultura; ya sea la creencia en determinados seres mitológicos, o la aberración hacia el incesto, por citar dos ejemplos.

Los arquetipos vendrían a ser las representaciones milenarias del inconsciente colectivo.

Un arquetipo puede ser ampliamente definido como un tipo de persona o conducta, ya que puede dividirse en dos subcategorías.

  • La primera, los estereotipos, se refieren a un tipo de personalidad o conducta que se observa en muchas ocasiones y aplicados de manera rutinaria (esto tiende a suceder con los adolescentes y jóvenes),
  • y el segundo se refiere a la ejemplificación de una personalidad o comportamiento.2

arquetipos carl jung

Entre las grandes pasiones de Jung se encontraba el mundo onírico,  siempre le llamó la atención el significado que podría existir en los sueños. Socializaba sus sueños a su familia y amigos pero jamás encontraba respuesta concreta que le satisfaga. Pasó muchos años presa de este enigma, hasta que a partir de la Primera Guerra Mundial empezó a anotar sus sueños, fantasías y visiones, los dibujaba, pintaba y esculpía, todo esto fue recopilado en el ahora famoso Libro Rojo de Jung. Se dio cuenta que sus experiencias tendían a tomar formas humanas, empezando por un anciano sabio y su acompañante, una niña pequeña. El anciano sabio evolucionó, a través de varios sueños, hasta una especie de gurú espiritual. La niña pequeña se convirtió en “anima”, el alma femenina, que servía como medio de comunicación entre el hombre y los aspectos más profundos de su inconsciente.

Existe una anécdota, entre muchas, de cómo Jung aprendió a interpretar sus sueños y llegó a predecir la WW II: Empieza con un duende marrón que apareció como celador de la entrada al inconsciente. Era “la sombra”, una compañía primitiva del Yo de Jung. Jung soñó que tanto él como el duende, habían asesinado a la preciosa niña rubia, a la que llamó Siegfried. Para él, esta escena representaba una precaución con respecto a los peligros del trabajo dirigido solo a obtener la gloria y el heroísmo que prontamente causaría un gran dolor sobre toda Europa. Este dolor era la Segunda Guerra Mundial.

Fue así, como se empezaron a dilucidar para él los arquetipos y el significado de los sueños, y cómo los arquetipos se comunicaban a través del inconsciente.

Existen ciertas experiencias que demuestran los efectos del inconsciente colectivo más claramente que otras. La experiencia de amor a primera vista, el déjà vu (el sentimiento de haber estado anteriormente en la misma situación) y el reconocimiento inmediato de ciertos símbolos y significados de algunos mitos, se pueden considerar como una conjunción súbita de la realidad externa e interna del inconsciente colectivo. Otros ejemplos que ilustran con más amplitud la influencia del inconsciente colectivo son las experiencias creativas compartidas por los artistas y músicos del mundo en todos los tiempos, o las experiencias espirituales de la mística de todas las religiones, o los paralelos de los sueños, fantasías, mitologías, cuentos de hadas y la literatura. 3

Un ejemplo interesante que actualmente se discute es la experiencia cercana a la muerte. Parece ser que muchas personas de diferentes partes del mundo y con diferentes antecedentes culturales viven situaciones muy similares cuando han sido “rescatados” de la muerte clínica. Hablan de que sienten que abandonan su cuerpo, viendo sus cuerpos y los eventos que le rodean claramente; de que sienten como una “fuerza” les atrae hacia un túnel largo que desemboca en una luz brillante; de ver a familiares fallecidos o figuras religiosas esperándoles y una cierta frustración por tener que abandonar esta feliz escena y volver a sus cuerpos. Quizás todos estamos “programados” para vivir la experiencia de la muerte de esta manera.

 Arquetipos

Empecemos revisando los arquetipos que Jung identificó como principales:

La Sombra

La Sombra: representa la parte negativa del sujeto, el inconsciente reprimido. La sombra es la parte de nosotros que no podemos destruir. Nuestro lado que tenemos que confrontar y reconfortar.

En la teoría jungniana también hay espacio para el sexo y los instintos. Éstos forman parte del arquetipo llamado la sombra. Viene de nuestro pasado pre-humano y animal, cuando nuestras preocupaciones se limitaban a sobrevivir y a la reproducción, y cuando no éramos conscientes de nosotros como sujetos.

La sombra es amoral; ni buena ni mala, como en los animales. Un animal es capaz de cuidar calurosamente de su prole, al tiempo que puede ser un asesino implacable para obtener comida. Simplemente lo hace, no lo escoge, es su “naturaleza”, es “inocente”. Pero desde nuestra perspectiva humana, el mundo animal nos parece brutal, inhumano; por lo que la sombra se vuelve aquel lado de aquellas partes de nosotros que no asimilamos, o nos da vergüenza y miedo admitirlas.

Los símbolos de la sombra incluyen la serpiente (como en el Jardín del Edén), el dragón, los monstruos y demonios. Usualmente guarda la entrada a una cueva o a una piscina de agua, que representarían el inconsciente colectivo. Cuando te sueñes en conflicto con alguno de estos elementos, e inclusive alguna representación de un ser majestuoso, recuerda que puede ser una manifestación de tu inconsciente advirtiéndote que estás luchando contigo mismo.

La Persona

‘La persona representa nuestra imagen pública. La palabra, obviamente, está relacionada con el término persona y personalidad y proviene del latín que significa máscara. Por tanto, la persona es la máscara que nos ponemos antes de salir al mundo externo. Aunque se inicia siendo un arquetipo, con el tiempo vamos asumiéndola, llegando a ser la parte de nosotros más distantes del inconsciente colectivo.

En su mejor presentación, constituye la “buena impresión” que todos queremos brindar al satisfacer los roles que la sociedad nos exige. Pero, en su peor cara, puede confundirse incluso por nosotros mismos, de nuestra propia naturaleza. Algunas veces llegamos a creer que realmente somos lo que pretendemos ser.’

Anima y Animus

El Anima y el Animus. Anima: representa la parte femenina (Eros) presente en el hombre y generalmente reprimida por él. Su inversa es el Animus (Logos) o parte masculina presente en las mujeres.

Una parte de la persona es el papel masculino o femenino que debemos interpretar. Para la mayoría de los teóricos, este papel está determinado por el género físico. Pero, al igual que Freud, Adler y otros, Jung pensaba que en realidad todos nosotros somos bisexuales por naturaleza. Cundo empezamos nuestra vida como fetos, poseemos órganos sexuales indiferenciados y es solo gradualmente, bajo la influencia hormonal, cuando nos volvemos machos y hembras. De la misma manera, cuando empezamos nuestra vida social como infantes, no somos masculinos o femeninos en el sentido social. Casi de inmediato (tan pronto como nos pongan esas botitas azules o rosas, nos compren una figura de acción o una barbie), nos desarrollamos bajo la influencia social, la cual gradualmente nos convierte en hombres y mujeres.

En todas las culturas, las expectativas que recaen sobre los hombres y las mujeres difieren. Estas están basadas casi en su totalidad sobre nuestros diferentes papeles en la reproducción y en otros detalles que son casi exclusivamente tradicionales. En nuestra sociedad actual, todavía retenemos muchos remanentes de estas expectativas tradicionales. Todavía esperamos que las mujeres sean más calurosas y menos agresivas; que los hombres sean fuertes y que ignoren los aspectos emocionales de la vida. Pero Jung creía que estas expectativas significaban que solo hemos desarrollado la mitad de nuestro potencial.

El anima es el aspecto femenino presente en el inconsciente personal de los hombres y el animus es el aspecto masculino presente en el inconsciente personal de la mujer. Unidos se les conoce como syzygy. El anima puede estar representada (personificada) como una joven chica, muy espontánea e intuitiva, o como una bruja, o como la madre tierra. Usualmente se asocia con una emocionalidad profunda y con la fuerza de la vida misma. El animus puede personificarse como un viejo sabio, un guerrero, o usualmente como un grupo de hombres, y tiende a ser lógico, muchas veces racionalista e incluso argumentativo.

Jung sobre el Anima: (En el hombre) existe un imago no sólo de la madre sino de la hija, la hermana, la amada, la diosa celestial y la diosa infernal. cada madre y cada amada está obligada a convertirse en portadora y encarnación esta imagen omnipresente y eterna, que corresponde a la realidad más profunda de un hombre. A él le pertenece esta peligrosa imagen de Mujer; ella representa la lealtad, a la cual el debe a veces renunciar en beneficio de la vida; ella es la muy necesaria compensación por los riesgos, esfuerzos, sacrificios que terminan en desilusión; ella es el consuelo de todas las amarguras de la vida. Y, al mismo tiempo, es la gran ilusionista, la seductora, que lo arroja a la vida con su Maya -y no sólo a los aspectos razonables y útiles de la vida, sino a sus terribles paradojas y ambivalencias donde el bien y el mal, el éxito y la ruina, la esperanza y la desesperación, se contrapesan entre sí. Ya que ella constituye su mayor peligro, ella exige lo mejor del hombre, y si él lo posee, ella lo recibirá.

Jung sobre el Animus: La mujer es compensada con un elemento masculino, y, por lo tanto, su inconsciente tiene, como quien dice, un sello masculino. Esto resulta en una considerable diferencia psicológica entre el hombre y la mujer, y por consiguiente, he llamando animus, que significa mente o espíritu, al factor proyectivo en la mujer. El animus corresponde al Logos paterno, así como el anima corresponde al Eros materno.

El animus es el depósito, por así decirlo, de todas las experiencias ancestrales de hombre que tiene la mujer (y no sólo eso, también es un ser creador y procreador, no en sentido de la creatividad masculina, sino en cuanto a que genera lo que podríamos llamar…la palabra espermática.

Al igual que el anima, el animus tiene también un aspecto positivo. A través de la figura del padre, expresa no sólo opiniones convencionales, sino también lo que llamamos “espíritu”, ideas filosóficas o religiosas en particular, o más bien la actitud resultante de ellas. Así, el animus es un psicopompo, un mediador entre lo consciente y lo inconsciente y la personificación de este último.

El anima y el animus son los arquetipos a través de los cuales nos comunicamos con el inconsciente colectivo en general y es importante llegar a contactar con él. Es también el arquetipo responsable de nuestra vida amorosa: como sugiere un mito griego, -que llegó a mí gracias a un sujeto llamado Taty quien respondía mails en la edición argentina del manga I”S de Masakazu Katsura- estamos siempre buscando nuestra otra mitad; esa otra mitad que los dioses nos quitaron, en los miembros del sexo opuesto. Cuando nos enamoramos a primera vista, nos hemos topado con alguien con quien hemos podido proyectar nuestro arquetipo anima o animus particularmente bien.

Jung distinguió cuatro etapas esenciales del desarrollo del anima y del animus.

Etapas del Anima: Eva, Helena, María y Sofía.

– Eva (La Madre): es un aspecto que deja al hombre reducido al papel de hijo, aniñado y dependiente.

– Helena (La Mujer Seductora): Responde a la fantasía del ideal sexual. En su aspecto negativo, es la imagen de La femme fatal, que seduce y atrapa (símbolo de la vagina dentada)

– María (El Hada): Es la imagen de la mujer etérea, incorpórea e intangible; Es el ideal de dulzura, belleza y suavidad, y está relacionado en el hombre a la irrupción de los mundos emocionales; aspecto que suele aparecer en la crisis de la mediana edad, junto con la necesidad de expresar facetas artísticas y una mayor sensibilidad.

– Sofía (La Sacerdotisa): Es la imagen relacionada al ser o guía interior y la búsqueda de propósito  y  trascendencia.2

Etapas del Animus: Hércules, Apolo, Sacerdote, Hermes.

La primera etapa vendría representada como personificación del poder físico, el hombre musculoso o el atleta. Su simbolismo recaería en Hércules.

En la segunda etapa el Animus posee iniciativa, es capaz de realizar actos premeditados, existiendo un deseo de independencia y un desarrollo intelectual, económico y profesional: Apolo.

Como tercera etapa se produce una transformación en la palabra, figurándose como profesor o sacerdote.

Y finalmente, como última y más elevada manifestación se alcanzaría por parte del Animus la encarnación del significado, constituyéndose en el mediador entre consciente e inconsciente: Hermes.3

El Self

El self como hemos mencionado antes, es la totalidad, diríamos que el arquetipo mayor, equivalente al nirvana budista. El Self representa la trascendencia de todos los opuestos, de manera que cada aspecto de nuestra personalidad se exprese de forma equitativa. Por tanto, no somos ni masculinos ni femeninos; somos ambos; lo mismo para el Yo y la sombra, para el bien y el mal, para lo consciente y lo inconsciente, y también lo individual y lo colectivo (la creación en su totalidad). Y por supuesto, si no hay opuestos, no hay energía y dejamos de funcionar. Evidentemente, ya no necesitaríamos actuar.

Si intentamos alejarnos un poco de las consideraciones místicas, sería recomendable que nos situáramos en una postura más centralista y equilibrada de nuestra psique. Cuando somos jóvenes, nos inclinamos más hacia el ‘Yo’, así como en las trivialidades de la persona. Cuando envejecemos, claro, si envejecemos ‘sabiamente’, nos dirigimos hacia consideraciones más profundas sobre el self y nos acercamos más a la sociedad, la comunidad, hacia la vida y hacia el mismo universo. La persona que llega al self no conoce el ego.

Y ahora como bonus track, revisaremos el Arquetipo favorito de Jung:

El Mandala

Mandala

El Mándala: representación de la armonía perfecta de los opuestos, su integración total en el psiquismo. Según Jung, el presente y el futuro existen simultáneamente y conforman una totalidad.  Esta totalidad seria la memoria de la humanidad y el alma del universo, una súper conciencia cósmica a la cual todo está ligado.

Para Jung el Mandala expresa a la deidad (dios) o al self (mandala no es lo mismo que self, solo una representación), representa el arquetipo del orden interior. Se manifiesta en los sueños cuando hay la necesidad de orden en la vida, la búsqueda de un centro que no es el ego, sino la totalidad, aquella totalidad llamada self. El ego es simplemente una parte de la personalidad, en el centro del Mandala se representa la personalidad completa. Jung lo consideraba el arquetipo principal.

La personalidad completa del ser no se trata de buscar la perfección, no, aquí se trata de encontrar tu totalidad, asimilar tu divinidad, tu numinosidad. ¿Tu qué? ¡Numinosidad!, sí, numinosidad, repítela hasta que pierda sentido. Es hermosa. Ah, esta palabrita, de las favoritas de Jung y mías. Numinosidad viene de numen, palabra que tiene dos significados:

1.- Numen: Deidad o divinidad que adoran los gentiles.

2.- Numen: Inspiración del artista. (Útil especialmente para quienes buscan el ‘masculino’ de musa)

La numinosidad, según Jung, es una cualidad esencial de los arquetipos; aquel carácter sagrado que poseen, la fuerza, el reconocer en ellos una entidad real. Jung sobre esto, muy poéticamente diría: “Para los alquimistas [los arquetipos] eran semillas de luz transmitidas en el caos… el proyecto germinal de un mundo por venir… Uno tendría que concluir a partir de estas visiones alquímicas que estos arquetipos tienen cierto resplandor, o cuasi-conciencia, y esa numinosidad contiene luminosidad”

Es por esta numinosidad que Jung trata a los arquetipos y al inconsciente como un ente propio, a pesar de carecer de forma en sí mismo, actúa como un agente organizador, o un agente del caos, sobre las cosas que hacemos. Ej: Al principio, el bebé solo quiere algo de comer, sin saber lo que quiere. Es decir, presenta un anhelo indefinido que, no obstante, puede ser satisfecho por algunas cosas y no por otras. Más tarde, con la experiencia, el bebé empieza a anhelar cosas más concretas cuando tiene hambre (un biberón, una galleta, una langosta a la brasa, un pedazo de pizza de $2.50 con una salsa verde indescifrable). La numinosidad los hace una deidad capaz de poseer y controlar a su usuario. Pueden dejarte estancado en una sola historia y no avanzar jamás. Por esto Jung aconseja conocer a tus complejos, confrontarlos, derrotarlos y avanzar.

El Camino del Héroe

El Camino del Héroe

 Continúa…

No olvide que puede leer o descargar el texto completo haciendo click aquí.


Mi experiencia con San Pedro, el Peyote de Los Andes

San Pedro, Fausto Ribadeneira

Como recordarán en un anterior post mencioné que iba a emprender un viaje “shamánico” donde tendría por objetivo probar la Ayahuasca y contarles sus efectos, pues bien, aprovechando las celebraciones del Inti Raymi (Fiesta del Sol) en mi país Ecuador, y aprovechando la invitación de una amiga, me embarqué en un viaje para probar la famosa bebida utilizada por las culturas aborígenes sudamericanas en sus rituales shamánicos llamada San Pedro.

San Pedro es una bebida hecha a partir de un cactus del mismo nombre, este cactus posee la particularidad de tener facultades psicoactivas y generar efectos enteógenos (que produce alucinaciones, modificación de conciencia) en las personas debido a la cantidad de mescalina que posee, de hecho el San Pedro tiene la mayor carga de mescalina en la familia Cactaceae, siendo superado tan solo por el Peyote. Para poder convertir el cactus en bebida y consumirlo, hay que hervirlo, luego licuarlo, y por último añadir un jugo o licor para disimular su amargo sabor.

También podemos definirla de esta manera junguiana: ‘medicina natural que tiene la posibilidad de brindar a algunos individuos una conexión con arquetipos o dominantes del inconsciente colectivo. Esta poderosa medicina puede llevar a estados de conciencia en los cuales se puede lograr disolver complejos inconscientes arraigados en el individuo.’ Así como también curar enfermedades.

San Pedros

Ahora que ya saben lo que es San Pedro podemos proseguir con la crónica.

Hace mucho tiempo me habían invitado a estos rituales de San Pedro celebrados en honor al Inti Raymi, sin embargo no tenía idea de lo que era San Pedro y me imaginaba que era un licor y nada más, finalmente este año decidí ir y me puse a investigar sobre la bebida y me quedé estupefacto, no tenía idea de lo que había estado rechazando todos estos años. Reuní a un grupo de amigos, en su mayoría mujeres, y partimos desde Quito a la ciudad de Ibarra, específicamente a una casa en el sector de Santa Rosa de los Ceibos, omitiré las peripecias y anécdotas del viaje pero debo mencionar la calidad humana y consciencia a la hora de cobrar de los taxistas (?) de la ciudad de Ibarra, algo que ya se ha perdido en las grandes ciudades. Pues bien, llegamos a aquel lugar y luego fuimos guiados a una típica casa de campo de la serranía ecuatoriana, una casa muy hermosa y espaciosa, perfecta para albergar a los cerca de 50 hippies y entusiastas de las sustancias psicoactivas que nos encontrábamos allí aquella noche.

Apenas llegamos nos propusieron experimentar el Temazcal, una especie de sauna medicinal ritual donde el shamán te ‘purifica’ mediante cánticos e historias, yo no tenía idea de lo que era, el espacio era demasiado pequeño, y estaba totalmente lleno, no había espacio para nada. Cuando entré sentí que iba a morir asfixiado, el calor era infernal, no pasó mucho tiempo hasta que empecé a sudar como jamás he sudado en mi vida. A mi lado estaban dos niños muy pequeños que luego supe eran hijos del shamán, en verdad consideré un acto inhumano mantenerlos ahí durante toda la experiencia del Temazcal, experiencia que duró una hora y media, ¡una hora y media de sentirse en el mismísimo infierno! Aquellos pobres niños no paraban de llorar, y nadie hacía nada, es más, vitoreaban y aplaudían los casi agónicos lloros de los niños, me siento muy mal de no haber hecho nada tampoco, no me imagino el sufrimiento que debieron haber sentido. Pero bueno, a partir de esta situación sentí un poco de aversión hacia el shamán que guiaba la experiencia y de los participantes, todos parecían alienados por la figura del shamán y no hacían nada más que tratarlo como una especie de deidad, no saben cómo aborrezco aquello, incluso una persona cercana a mí se transformó por completo y empezó a ver al shamán como una especie de enviado de los dioses, cuando para mí todas sus historias y anécdotas eran simplemente frases mal citadas de Aristóteles, Nietzsche, y Freud. Estando dentro de esta estructura era verdaderamente terrorífico a la vez que tranquilizante, todo era total oscuridad, llegó un momento en que pude ver el fuego de las piedras que alimentaban al sauna, y este fuego se transformó en un ave fénix que vino hacía mí, fue ahí cuando mi fe en la experiencia volvió.

Temazcal

Luego del Temazcal, y luego de un breve descanso, el ritual del San Pedro empezó cerca de la 01:00 am, nos hicieron formar un círculo grande y en el centro estaba una fogata, el círculo tenía sus reglas (algo que tampoco aprecié mucho) como salir por determinado lado o pedir permiso para hacer cualquier cosa, y básicamente mantenerte en tu lugar. Luego el ‘taita’ (así lo llamaban al shamán regente del ritual) nos entregó un poco de tabaco y nos exhortó a lanzarlo en la fogata uno por uno mientras pedimos nuestro deseo o nuestro propósito para aquella noche, yo simplemente pedí que aquella experiencia me brinde el conocimiento. Luego de ésto, y de algún discurso del taita, finalmente llegó la hora del San Pedro; nuevamente uno a uno se nos fue entregado un vaso con la bebida. Yo había leído sobre los efectos que provocaba, principalmente náuseas y vómitos, y se nos fue explicado aquellos antes de empezar el ritual, se nos dio fundas y el baño de la casa fue puesto a nuestra disposición. Veía como el taita entregaba uno a uno la bebida y algunos ni bien la tomaban ya empezaban a vomitar, era asombroso, finalmente llegó mi turno y la verdad no me supo tan mal, un poco amarga y agria sí, pero nada que se le compare con aquellas bebidas alcohólicas experimentales que probé en mi vida colegial y universitaria, me supo un poco a aquella bebida medicinal de las abuelitas, aquel café con ron y limón, así que no me pareció para nada desagradable.

Pasaban los minutos y no pasaba nada, el sueño llegaba y junto a mi grupo nos acostamos en el césped a intentar descansar un poco, de repente la oleada de vómitos empezó, uno por aquí, otro por allá, otro a lo lejos, otro más cerca, la ola se iba acercando a mi grupo, era impresionante, comenté con mis amigos que todo el círculo se dejaba sugestionar por los demás y nada más, que no caigan en aquello. Los sonidos repugnantes seguían, en mi grupo esperábamos con pavor quien sería el primero de nosotros en caer, era como en las películas de zombies, cuando un personaje es mordido por un zombie y estás expectante a su transformación. Finalmente luego de una hora un amigo cayó, vomitó. Y luego de esa hora empezaron las primeras alucinaciones, las nubes adoptaban formas cada vez más claras y a la vez bizarras, los árboles iluminados por la majestuosa luna, que estaba tan clara como el sol del atardecer aquella noche, adoptaban formas también. Intenté dormir un poco y de repente empecé a soñar paralelamente con miles de escenarios, algo parecido a lo que les había contado en este post, hasta llegué a proyectarme astralmente y visitar mi ciudad y un barrio en específico, no lo podía creer, todo pasaba muy rápido. También tuve la sensación que todo aquello era un déjà vu, supe exactamente lo que iba a suceder, pude ver cómo varias de aquellas cosas se iban cumpliendo. Finalmente me desperté de aquello, no había pasado ni 5 minutos, me levanté y vi las estrellas, y fue impresionante, ¡las estrellas danzaban, danzaban! Luego me volví a acostar y levantar, volví a ver las estrellas, en esta ocasión vi varias estrellas fugases surcar los cielos, no lo podía creer nuevamente, estaba seguro que aquello no podía ser una alucinación, pregunté a mis compañeros si ellos también las habían visto, algunos me respondieron que sí.

San Pedro hands

Empecé a escuchar las voces de todos los asistentes con claridad, veía el fuego de la fogata y éste también danzaba, todo me sorprendía, el cielo, las estrellas, todo parecía un cuadro de Van Gogh o una pintura de Dalí, no lo asimilaba, hacía comentarios a viva voz, y al verme inquieto uno de los ayudantes del taita me ofreció un nuevo vaso de la ‘medicina’, así llaman ellos al San Pedro, yo por supuesto acepté y lo bebí ante la estupefacción y sorpresa de todos. Pensé que esta vez iba a vomitar pero tampoco fue así. Mi amigo que vomitó me comentó que jamás sintió náuseas, simplemente vomitó, y fue ahí cuando empezó a alucinar, lo que nos lleva a pensar que el vomitar o no, no es parte esencial de la experiencia.

El amanecer se acercaba y yo estaba más alucinado que nunca, llegó el punto en que empecé a escuchar los pensamientos de las personas a mi alrededor, pude comprobar que efectivamente eran los pensamientos al comentarle a una persona cercana a mí si efectivamente pensó lo que yo escuché en mi cabeza, y me lo confirmó. Me sentía Superman con su poder de super audición, escuchaba muchas voces en mi cabeza, todas eran de las personas a mi alrededor. Luego el sol iluminó el césped y las plantas y fue aquí cuando tuve la más hermosa de las alucinaciones: al ver las plantas y el césped veía como éste crecía para convertirse finalmente en una planta y de ésta salía una hermosa flor roja similar a un tomate, era impresionante, impresionante, sucedía cada vez que veía al césped, por eso estuve mucho tiempo mirándolo, nunca imaginé que todo lo que contaban de imágenes psicodélicas era totalmente verdad, siempre pensé que eran exageraciones.

tame impala

En todo el grupo yo era el más afectado por el San Pedro al haber tomado dos vasos, comentábamos con mis amigos lo que ellos habían visto o sentido y no parábamos de reír: alucinaciones varias, desvaríos, desdoblamientos, etc., todo muy fascinante, otros no habían tenido ninguna visión o efecto en absoluto, cada persona tiene una reacción diferente ante estas sustancias. Llegó un momento en que vi miles de imágenes psicódelicas, las llamadas ‘trippy images’ en la puerta de la casa, tampoco lo podía creer, me sentía en un video de Tame Impala, un póster psicodélico sesentero, o un gif de Tumblr, nuevamente me sorprendía que aquellas imágenes en verdad podían verse, y con cada movimiento de mis manos se formaban más y más imágenes, y en el marco de la puerta se formaban estas especies de serpientes psicodélicas moldeadas en forma de zig-zag y millones de figuras geométricas que pienso ni siquiera han sido trazadas en este mundo, imposible explicar con palabras todo lo que vi.

so

Nuevamente al cerrar y abrir los ojos veía cientos de imágenes caleidoscópicas y hermosos destellos de colores, nuevamente repito, no podía creer que estaba viviendo aquello, le aseguro que yo era totalmente escéptico de las experiencias místicas y psicódelicas que había escuchado y leído, siempre pensé que eran exageraciones, pero puedo asegurar que no es así, en verdad sucede, todas las pinturas de Alex Grey finalmente tenían sentido.

Luego todos moríamos de hambre y sed, y no se nos permitía comer nada hasta que las mujeres del círculo terminen de preparar los alimentos ‘sagrados’ que consistían básicamente de frutas, aquello me molestó un poco porque en verdad moría de hambre y sed, pasó cerca de una hora hasta que finalmente las mujeres trajeron los alimentos, pero primero debían dar platicarnos alguna anécdota o pensamiento que tengan, lo cual también fue muy frustrante ya que había cerca de 20 mujeres. Pero bueno finalmente se nos entregaron las frutas y me supieron a gloria, sobre todo un fruto llamado pepino dulce ya que contenía grandes cantidades de líquidos. Mientras comía seguían las visiones y mi sentido de la audición se amplifico considerablemente, escuchaba todo en “3D”, luego del desayuno finalmente decidí partir, ya no soportaba estar en aquel lugar lleno de hippies wannabes y seudo defensores de la cultura ancestral, tampoco soportaba al ‘taita’ y sus discursos prefabricados, jamás logré verlo como un guía o maestro como los demás, y no soportaba aquél endiosamiento que le dedicaban todas las personas del círculo, ver o aceptar a alguien como tu “maestro” no significa verlo como alguien superior, no significa verlo como un ídolo al cual obedeces en todo lo que diga; un maestro de verdad debe ser visto como tu guía, tu compañero, tu igual, alguien que te pueda ayudar a avanzar.  Parte de la experiencia la dediqué a analizar a quienes componían el círculo, y era claro identificar al supuesto héroe; el shamán, y yo como el antihéroe, de pie en posición desafiante y gestos de incredulidad ante cada una de sus palabras, aquel que desobedece las órdenes del grupo, decide por sí mismo y por lo tanto se queda solo, pero es libre. Temía mucho un ‘mal viaje’ así que le pedí a una amiga que me acompañe y partir, por suerte ella tenía las mismas impresiones de las personas del círculo. Al salir se nos pidió que cancelemos $20 a lo cual accedimos a regañadientes tan solo para salir de ahí lo más rápido posible de allí.

sp

Caminamos por el páramo hermoso y arenoso, y sentí paz al verme alejado de todos aquellos, las visiones seguían pero ya no con la misma intensidad, me sentía un poco mareado y tembloroso, notaba como las personas nos veían con miedo, el no dormir en absoluto y acostarse entre las hierbas nos tenía totalmente arruinados, tomamos un taxi al terminal y finalmente el bus a Quito, nuestra ciudad. El viaje en bus fue algo muy caótico, supongo experimenté algo del ‘bad trip’ sentía ganas de hacer muchas cosas como escribir, pintar, correr, saltar, dormir, reír a carcajadas, pero me controlaba lo más que podía, intentaba hablar calmado para no asustar a mi compañera que no estaba en mi misma situación, intentaba no dormirme para no tener alucinaciones que presentía iban a ser algo terroríficas, las personas del bus y el calor me estresaban un poco, pensé mucho y aún tenía breves centelleo de colores, finalmente llegamos a la ciudad y no me sentía en las condiciones de volver a casa, temblaba un poco y estaba muy intranquilo, sentía que mi ritmo cardíaco se aceleraba más que antes y mis pupilas se dilataban todavía más, quería dormir y comer, finalmente me decidí a tomar un taxi y llegué a casa. Los efectos del San Pedro no pasaban por completo pero esta vez en la comodidad de mi casa pude disfrutarlos a placer, el mareo se marchó y finalmente me quedé dormido. Hoy domingo (23/06/2013) desperté sintiéndome totalmente renovado, siento que hasta puedo respirar mejor, algo de los efectos (aturdido, ‘anestesiado’) aún persisten hasta este momento, los efectos ‘fuertes’ como las alucinaciones, visiones, etc. duran un aproximado de 10 horas, supongo con otra noche de sueño los efectos se marcharán por completo.

Así concluye mi experiencia con esta maravillosa bebida, en verdad no siento que he alcanzado la iluminación o ni tampoco me siento diferente a aquellos que no lo han experimentado, simplemente me siento bien de haberlo hecho y de haber vivido todo lo que viví, y por supuesto les recomiendo probarla y que me cuenten qué efecto tuvo en ustedes, quizá logren ver cientos de cosas mucho más espectaculares que las que yo vi. Espero que esta gira denominada ‘shamánica’ continúe para seguir compartiendo mis experiencias con ustedes y que se animen a intentarlo.

San Pedros


Utilizar el Sexo como Fuente de Energía Alternativa Renovable

Alex Grey sex

Por increíble que parezca, y bueno en sueños nos puede pasar de todo, el mismo Friedrich Nietzsche me “visitó” en sueños y me dijo que su color de ojos era café y que el éxito de la sociedad futura está en el ‘empowerment’ del baby-making.

La razón por la cual me confesó el color de sus ojos no lo sé, o por qué apareció Nietzsche en lugar de Einstein o algún ‘mecánico cuántico’, tampoco, eso se lo dejo de tarea a los entusiastas de la interpretación de los sueños freudianos o junguianos, pero el empowerment (empoderamiento) que a veces se mostraba como empowered (facultar) el “baby-making” es algo que me ha dejado atónito. En el sueño Nietzsche me hablaba de las fuentes de energía alternativas para la humanidad en el futuro, y me dijo, básicamente, que deberíamos sacarle provecho a la energía humana; aquella que utilizamos en actividades físicas como correr o como el sexo, o como “él” lo llamó: baby-making.

Psychedelic Nietzsche

Ahora, no considero a esta teoría como algo descabellado. Como mencioné en mis Desvaríos Económicos, siempre hay que estar en la búsqueda de otras fuentes de energía que reemplacen las que usamos actualmente, para el uso de ésta se me ha ocurrido que por medio de aplicaciones que vendrían en chips que serían instalados en los seres humanos, toda la energía del desgaste físico se transmitiría y se almacenaría en una planta de energía común que pueda dar, por ejemplo, electricidad gratuita a todo el mundo, es decir, que mientras corremos o tenemos sexo se pueda dar energía a una casa, imagínate lo que sería con toda la humanidad.

Quizá digan: ‘pero este tipo ahora sí ya se volvió loco’, o ‘aún si aplicáramos este “plan”, la energía que produce un hombre no es suficiente’.

Pues les cuento que la potencia media energética que un hombre puede producir, con alimentación adecuada, está alrededor de los 150 W (la energía de 6 bombillas o LEDs pequeñas), esta energía se incrementa el doble en actividades físicas que requieren esfuerzo como correr, levantar pesas, montar bicicleta o el sexo, ahora imaginen lo que la energía de billones de hombres podría hacer. En verdad podría ser una fuente de energía alternativa renovable en el futuro. Imaginen a los hamsters en su rueda, nosotros seríamos algo parecido pero “libres”, energía utilizada espontáneamente. Hace algunos años se llevó a cabo un experimento propuesto por el científico Zhong Lin Wang, donde vestían a un hámster con un chaleco repleto de nanogeneradores, estos nanogeneradores podían convertir cualquier perturbación mecánica (movimiento) en energía eléctrica. La energía del nanogenerador es producida por el llamado efecto piezoeléctrico. Este mismo principio es el llamado a ser aplicado en el hombre.

human hamster wheel

Muchos pensarán que esta es una forma de esclavitud para la humanidad, puede ser mal vista de esa manera, pero solo estaríamos contribuyendo entre todos a la estabilidad de la sociedad, en verdad sería algo de admirar; toda la humanidad participando en un solo proyecto colectivo para su bienestar. Por supuesto esto solo sería posible si quienes controlan la energía lo hacen justamente.

Como sabemos desde el punto de vista físico, la energía no se produce ni se pierde, solo se transforma de una forma a otra. En este caso el desgaste energético del sexo se transforma en energía alternativa renovable para el mundo; la revelación del sueño de hoy.

Ahora que el método para fabricar esta “aplicación” en el chip pues, no tengo idea, veremos si con un tutorial podemos aprender a hacerlas, y seguro muchos de ustedes tienen idea cómo fabricarlas, tal como vimos como los nanogeneradores usados en hámsters de Zhong Lin Wang. Llegará el momento en que podremos crearlo, estamos cerca, en otros países ya se está aplicando algo similar; ya se está empezando a utilizar la energía producida por un ser humano mientras realiza labores cotidianas… como andar por la calle o empujar una puerta giratoria, veamos:

Estación de tren en los Países Bajos con puerta giratoria que almacena energía:

Estación de tren en los Países Bajos

La compañía Royal Boon Edam Group Holding ha instalado en una estación de tren de los Países Bajos la primera puerta giratoria que almacena la energía que se produce cada vez que alguien pasa a través de ella. La energía obtenida se utiliza para iluminar unas lámparas con LEDs en el techo, mientras que en el exterior un indicador muestra la cantidad total de energía producida por la puerta.

Estación Shibuya de Tokyo posee una alfombra que produce electricidad con pasos: 

electricidad con pasos

La estación Shibuya de Tokyo dispone de una alfombra por la que cada pasajero tiene que pasar para llegar a la zona de compra de billetes. La alfombra lleva por debajo un sistema basado en materiales piezoeléctricos, capaces de convertir los pasos de las personas que andan por encima en energía eléctrica. La energía producida se utiliza para iluminar algunos LEDs y un panel donde se muestra la cantidad de energía producida; una persona de 60 kg de peso produce aproximadamente 0.5W cuando pasa por la alfombra dos veces, una para comprar su billete y otra para volver. (Fuente)

Energía de propulsión humana en bicicleta

bicilicuadora

Aplicando el principio de la rueda del hámster, vemos que desde la década de 1970 se dio el boom de la energía de propulsión humana en bicicleta, hace algún tiempo vi en un programa de televisión cómo se está expandiendo este fenómeno por todo el mundo, recuerdo en particular en una exposición en California (US) donde tenían aparatos eléctricos conectados a bicicletas especiales, por ejemplo: si deseabas usar la licuadora o el microondas debías pedalear en la bicicleta para que éstos funcionen, bajas de peso y consumes calorías, me pareció una idea genial. Ahora vemos que han desarrollado hasta unos pedales especiales que permiten que el desgaste no sea tanto y actúan como generadores de electricidad para proporcionar iluminación, elevar agua con una bomba, pero también para trabajos mecánicos como moler grano, descascarillar frutos secos, mover herramientas como pulidoras, etc. La variedad de artilugios para generar trabajo en bicicleta constituye uno de los elencos de tecnología apropiada más interesantes de todo lo disponible. Entérese más acá.

Como vemos tenemos un sinnúmero de posibilidades y opciones alternas de energía, solo nos queda explotar mucho más nuestro potencial y esperar que las corporaciones que manejan en el mundo no se entrometan tanto en nuestro desarrollo. Así que vamos a leer, inventar, y soñar.

alex grey fausto ribadeneira dream


Sueños y Multiversos

sueños y multiversos

Las dimensiones se volvieron locas y estuve en varios de mis universos paralelos al mismo tiempo.

Sí, aún puedo recordar algo, era una especie de ruleta, veía e interactuaba con miles de personas al mismo tiempo, 
los diferentes escenarios eran impresionantes, algunos sitios conocidos y otros que no he visto ni en películas.
Pero era un caos, mi cabeza no lo soportaba, llegó un momento en que quedé en una especie de limbo de todas las realidades, 
una habitación y un cuerpo compuesto de partes de cada una de ellas; un sol saliendo por una ventana y ocultándose por la otra, 
mañana, tarde, noche, madrugada juntas, artefactos impresionantes que ya no puedo recordar. Luego llegaron varias personas,
me congelé en una sola posición y empecé a viajar por aquella ruleta dimensional nuevamente, esta vez estaba aterrado, tuve que 
gritar para despertar.

El día de ayer antes de irme a dormir leía al buen Isaac Asimov y tuve este sueño que he descrito muy a breves rasgos ya que la mayoría de detalles los he olvidado. Este sueño hizo que volviera a mí la eterna pregunta de ¿qué son los sueños? Por mucho tiempo en mi infancia y adolescencia creí que los sueños eran una puerta a otras realidades, por mucho tiempo tuve sueños en verdad notables donde yo dormía en una realidad y despertaba en otra, vivía el día en cada una y al llegar la noche dormía y despertaba en otra. Llegó un punto en que dejé de reconocer mi ‘realidad original’ y simplemente me acostumbré a estos cambios constantes. De un tiempo a acá he perdido aquella capacidad de recordar mis sueños con la facilidad de antes, los he despojado de la magia y simbolismo onírico de antaño y poco a poco he dejado de ver a los sueños como premoniciones, avisos, o deseos reprimidos, simplemente para verlos como una manifestación del inconsciente conforme lo que haya visto o vivido en el día.

Siempre he pensado que la Psicología y la Mecánica Cuántica son las nuevas Metafísica y Alquimia, aquellas ciencias que nos permiten seguir soñando y, a diferencia de la metafísica y alquimia, son tomadas en serio; son, pues, “ciencias naturales puras”. Falacias, llegará un punto en que serán reemplazadas por ciencias que son básicamente lo mismo pero con diferente nombre, tal como siempre ha sucedido en nuestra historia.

Los Multiversos

multiverse

Retomemos, para muchos de aquellos de la generación dragonballesca, los universos paralelos y la creencia en ellos es algo absolutamente normal; simplemente recordemos los viajes de Trunks en el tiempo. Pues bien, de acuerdo con la querida mecánica cuántica la existencia de universos paralelos es totalmente posible. Todo comienza con la Teoría de los universos múltiples del Dr. Hugh Everett que dice que cuando se calcula, por ejemplo, la posición que ocupará una partícula en cierto momento se obtienen varios resultados, y soluciones; son posibles todas las soluciones obtenidas por cálculo y al realizarse la medición verificadora u observación, en realidad «son tantas observaciones como soluciones se obtuvieron, cada una en un universo diferente y cada una por un observador diferente». De manera que según Everett en cada acto de medición comprobadora como el descrito, instantáneamente se crearán tantos universos paralelos como soluciones se obtienen por cálculo.

La teoría clama que los universos paralelos no pueden comunicarse entre sí por lo que en cada uno no se conoce de la existencia del otro. La teoría aclara que en cada universo el escenario y los personajes son los mismos, solo es distinto el resultado y sus consecuencias. Por mucho tiempo se trató a esta teoría como fantasiosa y digna de las novelas de ciencia ficción, sin embargo recientemente nos topamos con ésto: Matemáticos demuestran que los universos paralelos existen realmente, teoría que dice que ‘Se demostró matemáticamente que la estructura del universo contiene infinitas bifurcaciones creadas al dividirse en versiones paralelas de sí mismo, que pueden explicar la naturaleza probabilística de los resultados cuánticos. Gráficamente, la línea de tiempo del universo podría verse como si fuese un árbol infinitamente grande. ‘la mecánica cuántica predice que una partícula no existe realmente hasta que ésta sea observada. Hasta entonces, las partículas ocupan una nebulosa de estados “superpuestos” al mismo tiempo.’

Los Sueños

William Blake - From A Midsummer Night’s Dream

El sueño es una función fisiológica. La principal función del sueño es reparar el organismo para poder seguir la vida en condiciones óptimas. Pero en el sueño aparecen materiales cognitivos de difícil interpretación y con un alto contenido emocional, a los que se muchas veces se les da muy diversas interpretaciones.(1) Hay un sinnúmero de teorías e hipótesis con respecto a los sueños, desde los albores de la historia los sueños han sido algo que han despertado nuestra curiosidad constantemente, desde la antigua Grecia, Egipto, Babilonia, Roma, se han tejido millares de leyendas y mitos intentando explicar este fenómeno, leyendas y mitos que han llegado hasta nuestros días y ahora son tratados en la psicología y psiquiatría. Por ejemplo el psiquiatra Allan Hobson describe a los sueños como “la actividad mental que ocurre en el sueño se caracteriza por una imaginación sensomotora vivida que se experimenta como si fuera la realidad despierta, a pesar de características cognitivas como la imposibilidad del tiempo, del lugar, de las personas y de las acciones; emociones, especialmente el miedo, el regocijo, y la ira, predominan sobre la tristeza, la vergüenza y la culpabilidad y a veces alcanzan una fuerza suficiente para despertar al durmiente; la memoria, incluso de los muy vívidos, es tenue y tiende a desvanecerse rápidamente después de despertarse a no ser que se tomen medidas especiales para retenerlo”.

Ahora pasemos a revisar los sueños desde el punto de vista psicológico, empecemos por el padre del psicoanálisis, Sigmund Freud. Para Freud los sueños eran deseos no saciados que, alojados en el subconsciente, se manifestaban para llamar la atención de la mente consciente. (4 libros esenciales sobre los sueños)

Pero como saben, acá nos decantamos por la antítesis Freudiana de Carl Jung, y él decía que el sueño es una expresión normal y creativa del inconsciente y no la reaparición parcial de contenidos reprimidos. Jung sugiere que los sueños frecuentemente reflejan el trabajo de una pulsión hacia la salud y la madurez psicológica; su función es la de restaurar el equilibrio psicológico del soñador. Muy similar a Adler, Jung también les confiere a los sueños una finalidad; según ambos autores, los sueños tienen una función prospectiva hacia el futuro, como anticipación de acontecimientos  futuros. (Teoría de los Sueños de Jung, Ursula Oberst)

El mencionado Hobson establece una relación entre las funciones fisiológicas del sueño y sus contenidos que explicarían muchos de los fenómenos que nos ocurren al soñar:

  • Las alucinaciones visuales intensas se deben a la autoactivación del cerebro visual por el proceso de activación del pontine que afecta inicialmente al cortex visual.
  • Las emociones intensas, especialmente ansiedad, regocijo, y rabia se deben a la autoactivación de la amígdala y otras estructuras del sistema límbico. La relavancia de las imágenes del sueño es debida a la activación del cortex paralímbico por la amígdala.
  • La ilusión de que estamos despiertos, la falta de pensamiento dirigido, la pérdida de la conciencia reflexiva y la falta de insight relativa a las experiencias, ilógicas e imposibles del sueño, se deben a la combinación, y posiblemente efectos relacionados de la demodulación aminérgica y la desactivación selectiva de la corteza frontal.
  • Las cogniciones raras y estrafalarias del sueño se deben a la inestabilidad orientativa causada por la naturaleza caótica del proceso de autoactivación del tronco cerebral y a la ausencia del control frontal y de la memoria episódica, debidos en parte a los fallos en la modulación aminérgica.

El psicólogo norteamericano  Martín Seligman menciona que los sueños son una elaboración cognitiva que intenta dar coherencia a los estímulos caóticos que generan las funciones fisiológicas que se han descrito en los puntos anteriores. El intento de racionalizar el sueño comienza en el mismo momento en que se produce y continúa cuando se narra o se escribe para consolidar su recuerdo. Seligman distingue dos tipos de contenidos en el sueño aquellos que tienen una alta definición visual o contenido emocional que corresponden a estímulos muy concretos e identificables y aquellas otras fases que son más borrosas y verbales que correspondería ya a un intento de explicar la transición entre dos estímulos visuales o emocionales nítidos.

Podemos encontrar todas las teorías e hipótesis del mundo pero jamás podremos llegar a comprender el fenómeno de los sueños completamente. Yo puedo decir que retomaré aquella visión mágica de antaño y seguiré viendo a los sueños como puertas a diferentes universos y realidades. Seguro muchos de ustedes, al igual que yo, han intentado varias técnicas de desdoblamiento y conocen de la teoría del hilo o cordón de plata, asombrosamente la mayoría de las veces estas técnicas funcionan, inténtelo, aquí le dejo una:

astral travel

Mantram Faraón


Tienes que acostarte, cerrar los ojos y empezar a repetir mentalmente el mantram “faraón”, sincronizando tu respiración de la siguiente manera:
Al pronunciar FA: inhala
Al pronunciar RA: expira
Al pronunciar ON:inhala
Y así sucesivamente. Posiblemente se aparezcan imágenes en nuestra mente provenientes del mundo onírico, ignoralas. Después de un cierto tiempo sentiremos los síntomas astrales como las vibraciones y una gran relajación, entonces es el momento de ir saliendo del cuerpo.

Recuerdo haber visto esta técnica en un libro de historias infantiles cuando niño y haberla probado aquella misma noche, el resultado fue impresionante, no lo podía creer, verme en mi cama dormir y sentir aquella sensación de estar flotando, poder salir sin que nadie te vea. Lo he experimentado varias veces y jamás estaré seguro de si es algo real o no, o quizá solo un sueño, jamás, jamás estaré seguro, pero lo invito a intentarlo y experimentar para que saque sus propias conclusiones.

Hay mucho más que decir sobre sueños y multiversos, lamentablemente Morfeo ya ha venido por mí y no podré continuar. Sin embargo iré adicionando datos y texto a este post periódicamente, así que usted siga soñando y viajando.