Fausto Ribadeneira on the Robot Rocks

Fausto Ribadeneira

Siempre he dicho que en esta vida hay que hacer de todo y no existe profesión u oficio fijo, jamás comprenderé a aquellos que se etiquetan de acuerdo a su título de la universidad, o aquellos que piensan que nacieron simplemente para cumplir un rol específico y nada más, aquellos que temen salirse del esquema o no hacer algo porque se supone no tendrían que hacerlo al no estar “calificados” o “certificados” para el puesto. Como he dicho ya en varias ocasiones la vida es una enorme obra de teatro en constante estreno, no nos podemos conformar con un guión simplemente, si usted es ingeniero y le da la gana de ser artista plástico simplemente hágalo, si es odontólogo y desea ser arquitecto ¡hágalo! Si es abogado y desea ser modelo ¡hágalo! Ésto último es mi caso, claro que por accidente y por petición de la marca de camisetas en auge Robot Rock. He aquí el producto que a muchos desagradará y a otros no tanto, las fotografías son obra de Nicolás Parrales. No olvide visitar a Robot Rock y solicitar su camiseta favorita.

Fausto Ribadeneira

Fausto Ribadeneira

11794446_10207603944795894_5417493360148069746_o

Fausto Ribadeneira

Fausto Ribadeneira

Fausto Ribadeneira

 

Fausto Ribadeneira

Fausto Ribadeneira

Fausto Ribadeneira

Fausto Ribadeneira

Fausto Ribadeneira

Fausto Ribadeneira

Fausto Ribadeneira

 

Fausto Ribadeneira

Fausto Ribadeneira

Fausto Ribadeneira

Fausto Ribadeneira

Fausto Ribadeneira

Fausto Ribadeneira

Fausto Ribadeneira

Fausto Ribadeneira


2072 de Fausto Ribadeneira

Corría el año 2072, el planeta afrontaban el caos, la sobrepoblación ya no daba para más, el programa de colonizaje espacial en planetas gemelos aún seguía en pañales y era un privilegio de aquellos que podían pagar los miles de millones para marcharse de este planeta en decadencia. Finalmente lo habíamos logrado, el desinterés e ingenuidad de la humanidad para con este mundo lograron destruirlo. La sociedad había colapsado, la ilusión del dinero ya no era sostenible, algunos habían despertado rebelándose contra ese sistema, pocas eran las colonias que aún ansiaban ver a este mundo recuperado.

Los gobiernos del planeta, más ineptos que nunca, habían perdido el control, el manual que se les había entregado ya hacia tantos siglos atrás ya no tenía efecto, el momento más temido había llegado. Los gobiernos de los países que habían decidido, o resignarse, a quedarse no daban con un plan de contingencia; se convocó a un concurso ‘Salve su Planeta, salve su vida’. Muchos proyectos insatisfactorios fueron entregados hasta que se alzó de entre todos un sujeto: el alquimista y neurocientífico Franz Garódez Villariba, pionero del transhumanismo, llegaba con todas las respuestas tan ansiadas, haciendo uso de su encanto e ingenio poco a poco fue haciéndose lugar entre las altas esferas. Dio con una solución magnífica para el hambre y la sobrepoblación imperante entre los países subdesarrollados, en particular África; el sujeto tenía la capacidad de crear escenarios en el cyber espacio: casas, ciudades, países con todas las comodidades a la entera disposición de los más necesitados, lo llamó el Proyecto Hermes.

Franz dialogó con las familias más menesterosas y les ofreció la vida eterna, con todas las comodidades, en un mundo que él había creado, lo único que debían hacer era morir.

Al inicio esta propuesta despertó terribles reacciones, todos parecían en contra, ¡cómo se podía permitir semejante acción! Sin embargo los cabecillas del mundo vieron la solución ideal, deshacerse del tan indeseado “lastre” de la humanidad. Poco a poco Franz encontró aliados, los más terribles aliados pero aliados al fin, que concebían el cyber espacio como un depósito de basura más que un nuevo mundo. Empezaron a proliferar los secuestradores y contrabandistas de poblaciones enteras obligadas a desaparecer.

Los gobiernos ofrecieron pagos y facilidades a las naciones más pobres para que dejen morir a su población y les regalen el “placer” de una nueva vida cibernética, las miserables familias terminaron aceptando el cruel trato.

Luego de muertos, su cuerpo era comprimido y conservado en cápsulas similares a camas de hospital, su conciencia se trasladaba al escenario cibernético, ellos sentían que solo habían dormido y despertado de un mal sueño en un paraíso, finalmente sonreían, tenían todo lo que habían anhelado y más.

La población que se quedaba en el viejo mundo, y aquella que había colonizado otros planetas, podía ver cómo vivía y se desarrollaba esta nueva humanidad, un nuevo tipo de programa reality había nacido, The Truman Show se hacía realidad.

El nuevo mundo imaginado por Franz era uno donde todo podía ser posible para los hombres, un lugar donde las limitaciones no existan y cualquier deseo que tengan se les podría cumplir con una simple actualización de software. Franz ideó este mundo como un sitio seguro donde los desafortunados puedan vivir en paz, pero también lo pensó como su granja de hormigas personal, deseaba probar cómo se sentía la verdadera divinidad. Nunca imaginó que su idea sería tomada como el nuevo Jardín del Edén y él se haya convertido en el nuevo mesías y en dios para aquellos que ya vivían en su cyber espacio.

La principal desventaja de este nuevo mundo era que la humanidad iba a carecer de libre albedrío. Era Franz y sus colaboradores quienes dictarían las órdenes, la vida de una persona se repetiría infinitamente, cada nueva conciencia humana que viajaba al nuevo mundo iba con un chip personalizado, el precio de la inmortalidad era un guión pulido y terminado para cumplir a cabalidad. La vida se desarrollaría de igual manera que en el mundo ‘normal’, se nacía, vivía, y moría. Al cabo de un tiempo -miles de años- volvían los mismos personajes a desarrollar la misma historia sin cambiar un ápice a la trama. Nada se podría cambiar por más que la persona desee, a menos claro que Franz y sus colaboradores lo decidan así. Este punto no fue comunicado a muchos de quienes accedieron al programa, se prefirió ocultarlo para evitar el fracaso del proyecto.

Viendo los resultados más familias supervivientes se fueron uniendo al plan, al viajar a este escenario creado por un hombre, tenían todo lo que solicitaban, nada se les negaba, ahora eran ellos los personajes de un inmenso videojuego. Por una billonaria suma usted podía acceder al programa y hacer cuanto le venga en gana, siempre y cuando no afecte la integridad de la nueva sociedad. Podía crear mas no destruir. Por supuesto con el pasar de los años no faltó aquel que hackeó el sistema propagando virus y maldad, asesinatos al azar, guerras, destrucción. Incluso hubo algunos que dotaron a personajes con habilidades sobrehumanas, afortunadamente éstos eran detectados pronto y eran eliminados del sistema. Para las generaciones posteriores de esta realidad aquellos personajes editados con super poderes serían conocidos como héroes y semidioses, personajes míticos.

La población más acaudalada empezó a darse cuenta de su error, cómo pudieron dejar que los más pobres disfrutaran del paraíso mientras ellos aún se enfretaban al declive de una civilización sin remedio. Ahora millones de familias acomodadas acudían voluntariamente a los laboratorios del Dr. Franz Garódez para terminar sus vidas y pasar al paraíso cibernético. A estas familias se les daba un trato especial ya que pagaban a grandes desarrolladores y programadores para que cuiden de ellos en el cyber espacio.

El mundo terrenal poco a poco se iba despoblando, todos deseaban el paraíso donde todo lo podían tener sin tanto sacrificio, muchos de los niños nacidos en el cyber espacio ya ni creían que alguna vez sus padres vivieron en un mundo donde el dolor imperaba y todo se conseguía con lánguido esfuerzo.

El hombre es animal de costumbres y mitologías, sin éstas simplemente no puede existir. Así que a pesar de ya no tener la necesidad de comer ni beber agua más que por simple apariencia y nostalgia de su antigua vida, volvieron a hacerlo, se volvió a sembrar y cosechar, se volvió a inventar artilugios de cocina, a pesar que los alimentos que obtenían era una simple ilusión algunos incluso engordaban, la psyche humana hacía de las suyas nuevamente, olvidaron a sus programadores y dejaron de solicitar nuevas actualizaciones, olvidaron por completo que podían conseguir todo cuanto deseaban fácilmente. Así, esta supuesta realidad virtual y artificial pasaba a segundo plano con el pasar de los años hasta convertirse en la única realidad conocida.

Así, el mundo que conocemos quedó completamente deshabitado de humanos, el único que quedó fue el sujeto que había inventado el nuevo mundo. Al verse anciano creó hologramas y clones de sí mismo para que sigan manteniendo su mundo ideal.

Poco a poco la población del cyber espacio olvidó la existencia del Dr. Franz. Ahora tres generaciones adelante a Franz se lo llamaba ‘dios’, su mente no era capaz de asimilar que un simple hombre habría creado aquel mundo tal como les habían contado sus antepasados, eso no podía ser posible, seguro fue obra de ‘dios’. Los descendientes de los primeros viajeros pensaban que lo contado por sus abuelos no era más que un simple mito, ‘¿cómo se podría haber venido de otro mundo?’ decían, así de frágil es la memoria de nuestra raza.

Franz también olvidaría su creación en sus últimos años de vida, y en su último suspiro ni recordaba quien era, ahora sus criaturas estaban al mando, a quienes también les aburría el hacerse cargo de algo tan simple como un nuevo mundo con una humanidad y una historia que se repiten una y otra vez. Poco a poco el mundo ideal se fue convirtiendo nuevamente en algo muy similar al que conocemos ahora, la desigualdad y la sobrepoblación atacaron nuevamente, simplemente el humano olvida y no aprende jamás.

El mundo ideal perecía así en el disco duro de un antiguo ordenador.

Pasaron miles de años hasta que nuevamente se levante un sujeto con las respuestas y cree un nuevo mundo ideal en un nuevo universo cibernético, como podremos adivinar sucedió lo mismo; el mundo ideal fue creado, las conciencias se trasladaron, el antiguo mundo quedaba abandonado y solo uno quedaba, aquel que era llamado ‘dios’. Un proceso que se ha repetido más veces que el infinito.

Cómo podríamos diferenciar una realidad de otra, la humanidad es experta en ser ingenua, nuestro instinto de adaptación nos hace aceptar y asimilar cada situación o ilusión que nos entregan, nuestro instinto de supervivencia nos ha enseñado, lamentablemente, que no hay que hacer preguntas, simplemente aceptar la supuesta realidad como la vemos. Muchas veces me sorprende la imagen mental de verme acostado inconsciente en una especie de cama de hospital, conectado a varios artefactos y con varias pantallas a mi alrededor mostrando todos mis recuerdos y vivencias. Muchas veces me pregunto si ya fui presa de un Dr. Franz o si yo elegí este camino de morir y vivir para siempre soñando con mi vida, llegar al final de ésta y “rebobinarme” repitiéndola una y otra vez. Si así fuera, estoy seguro que no sería consciente de ello, ¿o acaso usted sí lo es?

Moon Transhumanism


Hay canciones y canciones,
Canciones estructuradas tan mecánicas que pierden la emoción y la esencia,
Canciones sencillas que rayan en lo bello, mas no sublimes
y ésta:

Tan soberbia que en cada nota se siente una daga en el corazón,
El ansiar fusionarse con las notas y volar en la eternidad,
Renunciar a tu vida por pertenecer a ese momento, a un acorde simplemente.


Coleccionista de Personas

Fausto Ribadeneira by Mariela Cobos

Fausto Ribadeneira by Mariela Cobos

Siempre gusté de coleccionar personas, reunía mis amigos de la escuela, colegio, universidad en un inmenso círculo cada viernes por la tarde, quien me conocía se unía a aquel grupo que sumaba de una a 6 personas cada fin de semana. Todos mis amigos sabían que la diversión estaba garantizada en los encuentros semanales que organizaba.

Llegó un punto en que creí conocer a todas las personas de la ciudad, algunos incluso ya me seguían religiosamente todos los días porque sabían que en algún momento iba a suceder algo emocionante o iban a conocer a un posible nuevo amor. Mi colección la conformaban hombres y mujeres de diversas edades, principalmente adolescentes y jóvenes adultos, la era de la ebullición hormonal de mi generación tenía un patrono.

De repente me encontraba entre estas decenas de personas hablando y charlando con cada una de ellas, todo mi grupo llenaba un bar y yo era el anfitrión, toda “la zona” de Quito de mi generación llegó a conocerme, los que no formaban parte de mi grupo querían entrar en él o me odiaban. Una amiga llegó a llamarme ‘el personaje mitológico de la zona’; si un viernes yo no estaba ahí no era viernes.

Me volví adicto a conocer personas, a los brindis, aventuras de cada semana y los placeres que con ellas venían. Veía a cada persona como una nueva figurita para mi álbum de vida, no las dejaba ir, no era por una cuestión de popularidad, no sabría explicarlo, simplemente deseaba alimentar mi conocimiento, ahora lo veo, aquella fue mi era de alimentar mi mente con las diferentes experiencias de los demás. Me volví adicto a intentar comprender los motivos, opiniones, y creencias de cada cual. Era mi experimento particular.

Entonces me cansé, quizá todos me entregaron lo que podían y les estaba muy agradecido, pero ya no deseaba seguir coleccionando personas. A las reuniones de los viernes dejaba de asistir para citarme con otras nuevas personas o simplemente no salía, ahora prefería quedarme analizando todo. Estaba saciado de información mundana. El grupo, sin su líder, poco a poco se fue desmembrando, fascinaba ver las facciones que se iban creando, los grupos internos que siempre vi cuando yo estaba entre ellos pero que permanecían unidos por mí finalmente se separaron como pensé lo harían. De los supuestos mejores amigos y las mejores novias ya nada deseaba saber, había llegado el momento de gozar mi soledad.

De todo mi grupo, quizá llegamos a ser unos ciento veinte mínimo, veo a unos pocos hasta el día de hoy, principalmente mis amigos del colegio asombrosamente perduraron sobre los de universidad y la calle. Luego preferí lanzarme solo, ofrecer mi amistad por horas, conocer en poco tiempo lo que valga la pena de las personas que cruzan mi camino.

Aprendí a darme cuenta que no soy un buen amigo, ni compañero, desde niño fui un solitario, ésta, la fase de coleccionista de personas, fue tan solo eso, una fase con la que ya no puedo identificarme más. Ahora solo espero contar con la compañía de una hasta que la muerte y la eternidad lo permita, y otro que me acompañe hasta que despliegue sus alas.


Pisciano soy con el sol de frente,

carnero de fuego pasta mi luna,

aguijón y tenazas mi ascendente,

León de medio cielo vigila mi fortuna.


A Quito, Guayaquil y La Nena

Bosques aún llenos de magia,
de faunos, ninfas y hadas

La naturaleza y la existencia tiene un orden, eso ya lo hemos comprobado gracias a los fractales y la mecánica cuántica,
¿pero acaso tiene un propósito en general?


Locura o Realidad Onírica

 Hieronymus Bosch

Hieronymus Bosch

Toda mi vida he tenido sueños de lo más extraños, la mayoría implica viajes a otros tiempos, viajes a otras dimensiones, etc. Sin embargo nunca había tenido visitas de extraños, o al parecer eso pensaba, pero desde hace algunas semanas despierto y en mi habitación veo extraños seres, ¡pero yo estando completamente consciente de estar despierto!

Este tipo de sueños comenzaron el año pasado, cuando me metí de lleno en la investigación del Tarot, el primer sueño ‘iniciático’ que tuve fue uno donde el Mago del Tarot me llevaba al antiguo Egipto para conocer los orígenes de los arquetipos. Esto fue especialmente extraño porque yo no había escrito sobre Egipto en esas épocas, ni estaba interesado en el antiguo Egipto, sin embargo se me fueron mostrados varias cosas, como la construcción de las pirámides, el conocer y hablar con los arcanos mayores del Tarot, y el escenario un Egipto aún tropical pero tornándose desértico poco a poco.

Este tipo de sueños fueron tornándose una constante desde el año pasado, hasta que hace unas semanas tuve la visita de unos extraños seres en túnicas blancas, yo los escuchaba entre sueños, decían que me estaban iniciando en los misterios, -claro que esto podría considerarse un sueño ‘normal’ y sugestionado, ya que hace algunos meses que vengo leyendo sobre los misterios-  todo muy normal en el sueño, yo escuchaba como decían: ‘ahora los misterios de Isis, Eleusis, y luego los Misterios del Mar Muerto…’ en este momento recuerdo haber despertado y haber visto a estos seres de túnicas blancas alrededor de mi cama, eran seres brillantes, y las túnicas tenían motivos de oro, no se les veía el rostro, estaban totalmente cubiertos, solo su boca se veía. Recitaban unos textos de unas láminas doradas, y al verme despierto simplemente desaparecieron.

Ahora los motivos egipcios sí tienen total razón de aparecer, ya que desde el inicio de este año me he visto fascinado por las lecturas sobre los Misterios Egipcios y sus ritos de iniciación. Luego de este sueño también tuve varios donde aparecía la diosa Isis y el Kybalión. Pero bueno, eso queda para otro post, acá lo que nos interesa es aquellas ‘apariciones’ que al parecer no son solo oníricas.

Isis: Luna

Por qué destaco esto, si al parecer es otro “sueño” normal, bueno porque no es simplemente otro sueño normal, no es un sueño lúcido, ni tampoco lo estoy imaginando. Entiendo que hay varios tipos de sueños, y uno de ellos, los cuales son muy comunes, es creer que ya has despertado del sueño cuando no es así, sí también he tenido de esos sueños y puedo decirles que estas experiencias no son de ese tipo. Vi a aquellos seres estando totalmente despierto y yo sabiéndome despierto, cuento con testigos además que podrían dar fe de estar consciente a la hora de ver aquello.

Pensé que estos sueños ya habían parado, pero no, la noche del 17 de Marzo del 2014 tuve, por lejos, una de las experiencias más reveladoras de los últimos tiempos. Dormía apaciblemente, en este momento tenía un sueño de aquellos que parece estás despierto, pero en otra “realidad” una realidad alterna de tu vida, donde vives una vida normal, haces lo que regularmente haces y a la hora de dormir despiertas en esta realidad, algo muy común. Pues bien en este sueño yo hablaba con alguien más, y de repente escuchaba un sonido muy extraño, algo que nunca había escuchado, un chirrido entre orgánico y no orgánico, con diferentes tonalidades, 5 ruidos parecidos en total, fue en este momento que tomé “consciencia” y pensé que estaba en un sueño, es decir, estaba teniendo un sueño lúcido, a continuación de estos extraños ruidos empecé a observar diferentes seres manifestados en luz de diferentes colores, como las visiones que observas al consumir lsd, estas visiones eran especies de animales que jamás he visto.

Al ver esto, y estar consciente de estar “soñando”, intenté despertar, pude hacerlo y al momento de abrir mis ojos vi lo impensable, un objeto o ser que jamás he visto ni imaginado si quiera, y juro que estaba completamente despierto, ¡peor con el susto! este ser o artefacto lucía como una caja, tenía un ojo en su centro y algo similar a alas a sus lados, pude ver que me observaba con detenimiento y tenía varios hilos holográficos conectados a mí; al ver que despertaba este ser se asustó y huyó de inmediato volando a un extremo de mi habitación para finalmente desaparecer, lo último que escuché fueron aquellos ruidos que aparecieron en mis sueños.

Yokai: Baku

Baku: yokai devorador de sueños

Puede usted no creerme, ni yo me lo creo, simplemente le narro los hechos como sucedieron, he intentado buscarle explicación pero no puedo, tampoco puedo decir que haya estado soñando porque estoy consciente de haber estado totalmente despierto. He buscado en internet experiencias similares pero no he encontrado, así que si a alguno de ustedes le ha sucedido algo parecido, no dude en contactarme para leer los detalles y buscar alguna razón o explicación.

Me gustaría decir que estas experiencias tienen que ver con las iniciaciones en los Misterios de la existencia y del universo, pero no podemos asegurarlo ni tener pruebas, y solo sería una bonita teoría. También me gustaría decir que todo esto se debe al consumo de varias sustancias sospechosas o experimentaciones psicodélicas, pero tampoco. Me gustaría decirles que sufro de alguna enfermedad mental o que me estoy volviendo loco, bueno ésa sí sería una explicación fiable para todos, ¿verdad? Pero no, tampoco es eso, así que ha venido a mi cabeza una escueta y breve “explicación” de estos fenómenos, quizá parezca aún más sin sentido, pero es lo primero que ha venido a mi mente. He recordado que los fenómenos de este tipo, y unas cuantas experiencias “paranormales” que serán tratadas en otro post, empiezan en la misma época; el año pasado tuve la experiencia del Mago por estas fechas, y lo paranormal fue por fines de Septiembre, es decir, las fechas de los equinoccios.

Horus y Osiris; Solsticios y Equinoccios

Horus y Osiris; Solsticios y Equinoccios

Primero definamos equinoccio: ‘evento astronómico que ocurre cuando el eje de la Tierra se coloca de modo que sus dos polos están a la misma distancia del Sol. Tiene lugar dos veces al año: sobre el 20-21 de marzo y alrededor del 22-23 de septiembre. En ese momento el centro solar se encuentra en el mismo plano del ecuador terrestre y los días y las noches tienen una duración similar. El solsticio es otro evento astronómico de igual naturaleza.’ (Fuente)

Muy bien, a lo largo de los milenios los equinoccios y solsticios se han utilizado en el ámbito agrónomo sobre todo, era el indicador para iniciar o culminar los sembríos y cosechas. Además para muchas culturas, como la Egipcia precisamente, significaba un fenómenos especial, el momento en que los portales dimensionales se habrían y nos unían con escenarios y universos paralelos. El momento en que los dioses nos visitaban y el momento en que nosotros podíamos viajar a ellos. En las culturas nórdicas y celtas también significaba la apertura de portales, eran los días en que nos podíamos unir a los seres estelares; en Japón también se creía que era en estos días cuando los seres penitentes o que no encuentran descanso podían comunicarse con los vivos, siempre en estas teorías existe un grupo de personas que son capaces de darse cuenta de todo esto, llámese elegidos o lo que sea. En fin, un sinnúmero de teorías e historias verdaderamente fascinantes y que tienen mucho que ver con la situación que he vivido.

f

Tengo muchas razones para abrazar la teoría de los portales, en particular por algo que ha venido sucediendo desde el año pasado, y estoy seguro alguno o algunos de ustedes también lo han experimentado. Se trata de una niña, al parecer muerta, que intenta comunicarse apareciendo en sueños, siempre vestida de blanco, rubia, pálida, una muñequita, pero bañada de sangre en sus ropas, en sus ojos y en su boca. Esta niña, al parecer una exploradora onírica, busca algo, pero aún no logro descifrar qué. Se me ha presentado en sueños, y manifestado en mi habitación, la hemos visto en mi casa, y también junto a varias personas que darían fe de lo que estoy contando, y hace algunos días ha empezado a susurrar, me sigue -al parecer- a todas partes y susurra palabras que no entiendo, no me quiere asustar, eso lo comprendo, simplemente desea comunicarse. He buscado en internet sobre ella y he encontrado algunos casos que también hablan de algo similar a mi experiencia, así que éso me hace pensar aún más en la teoría de la exploradora onírica, quizá viaja por placer o porque en verdad busca algo, no puedo decir que es un fantasma o que es un ser que viaja de dimensión en dimensión, no lo sé, y estoy seguro que usted tampoco cree ésto, y lo entiendo, es algo verdaderamente increíble.

Por favor no piense que he escrito esto a manera de ficción o que estoy buscando impresionarlo, no no, si lee el blog se dará cuenta que hay muy pocos post de este estilo, donde es algo autobiográfico, y cuando lo hago es porque necesito respuestas, necesito desahogar y comunicar todo esto para encontrar esas respuestas, ya me ha servido con anterioridad y espero esta vez también alguien haya experimentado algo similar y pueda sacar más conclusiones. Es muy frustrante no poder encontrarle la respuesta a algo, pero algo muy fascinante también, nos obliga a no abandonar nuestra curiosidad ni las ganas de investigar y averiguar los misterios que aún oculta este universo. Puede concluir lo que mejor le parezca, yo concluiría, en su lugar, que el tipo que escribió esto está volviéndose loco o abusa de sustancias alucinógenas. No sé si todas las lecturas y ‘secretos’ que he llegado a desvelar estos últimos meses también tengan algo que ver, con respecto a esto último me han sucedido más cosas que he dejado pasar por considerarlas meras coincidencias, sin embargo veo que todo está conectado, hay varias respuestas que saltan a nuestro encuentro de maneras impresionantes.

Hasta aquí llega esto, si encuentro alguna otra explicación o experimento algo similar nuevamente, es probable que lo publique, o quizá no, veremos qué nos sigue guardando lo desconocido.

René Magritte

René Magritte