Síndrome de Majin Buu

Por décadas se han usado los clásicos griegos para designar a diversos dilemas y trastornos de la mente humana (Complejo de Edipo, Aquiles, Electra, Orestes). Poco a poco los neo-clásicos literarios van entrando con fuerza, vemos como existe el Complejo de Peter Pan, Pulgarcito, Cenicienta, etc. Pero esta generación ya tiene sus propios clásicos, una generación que creció viendo televisión y pegados al ordenador ya tiene sus propios dioses y mitos. Series como Dragon Ball se han convertido en nuestra nueva mitología.

Dragon Ball es una serie rica en trastornos psicológicos, solo para mencionar algunos: el complejo de inferioridad de Vegeta; complejo de Lolita del Maestro Roshi; la vigorexia (adicción al ejercicio) de casi todo el cast, la ataraxia (ausencia de turbación) y el Trastorno Obsesivo Compulsivo de Goku; la ginefobia y venustrafobia (miedo a las mujeres) en Yamcha al inicio de la serie; la megalomanía en gran parte de los villanos; el complejo de Aristóteles (rebelión del hijo contra el padre, del discípulo contra el maestro) del Androide 17; el Complejo de Brunilda (mujeres que desean como pareja un superhombre) de Milk y Bulma; el Trastorno Bipolar de Kamisama, el chauvinismo exacerbado de los saiyan sobrevivientes, etc. Si realizamos un análisis psicoanalítico de cada uno de los personajes daremos con que los más o menos cuerdos son Pícoro y Mr. Satán, quizá a eso se debe su inexplicable popularidad.

A lo largo de la serie vemos la importancia del cambio, la evolución. El motif de Dragon Ball bien podría ser ‘transfórmate o mueres’, eso nos dice mucho de su autor, el cambiar para alcanzar algo y el proceso de adaptación como supervivencia. Ésta última es principalmente relevante para las transformaciones de personajes como Cell o Majin Buu.

Recordemos que Cell es un personaje que absorbe a dos personajes más débiles que él para alcanzar la supuesta perfección. Los absorbía pero su aspecto, comportamiento y personalidad no cambiaba, solo su actitud. Podríamos decir que Cell sufría de un complejo de superioridad y narcisismo exacerbado.

Pero el caso de Majin Buu es diferente, el absorbe porque siente carencia, absorbe por envidia de los poderes de alguien más. Al absorber a determinado personaje adquiere ciertos aspectos del mismo, como la personalidad, la vestimenta, e incluso el aspecto. Es aquí donde entra la alegoría de Majin Buu y su similitud con gran parte de la colectividad. Majin Buu es uno de los comensales privilegiados y exclusivos del Banquete Totémico propuesto por Freud.

He buscado en la terminología psicoanalítica una palabra que conceptualice este trastorno pero no la he encontrado. Podría decir usted que se trata de la Ecolalia y Ecopraxia, pero no, ya que éstas son las repeticiones INVOLUNTARIAS del lenguaje y los movimientos observados de otra persona. No existe algo similar, no que yo lo sepa por lo menos, si usted lo sabe no dude en decírmelo, pero mientras tanto le llamaremos a ésto el Síndrome de Majin Buu.

Definición y Etiología

Podríamos definirlo como un Trastorno Delirante; las continuas frustraciones sumadas a una baja autoestima provoca en el sujeto un deseo de transferencia, similar al Agalma lacánico, y una variante del mecanismo de Proyección de Freud. También se podría identificar como la “neurosis de transferencia” de Breuer. La “proyección de la sombra” de Jung pero a la inversa. Quizá el concepto que más se le parezca lo encontremos en la “identificación proyectiva” de Melanie Klein: mecanismo inconsciente de defensa que hace que partes del sí mismo se escindan y desprendan (cuerpo de Majin Buu) para ser proyectadas sobre otra persona (Pícoro, Gotenks, Gohan, Vegetto) introduciéndolas en el objeto, con el fin de tomar posesión de él y causarle daño.

Junto al deseo de transferencia y la proyección, el punto clave de este trastorno es la imitación, la cual, en este caso, es un factor intrínseco a la estructura psicótica donde lo que no logró inscribirse en el inconsciente, de algún modo, se imita. En la psicosis hay una compensación imaginaria, fantasmagórica, de algo de lo que el sujeto carece en su estructura. En el caso de Majin Buu el nivel de poder que tanto envidia, y en el caso de los seres que sufren este trastorno, las virtudes de la persona que tanto admiran.

Cuadro Clínico

Seguro usted conoce algún personaje que esté siempre yendo de aquí para allá presumiendo su “sabiduría” y adoptando varias tendencias cada mes. Un ser que busca absorber el conocimiento o la personalidad de otra persona para usarla como suya. Alguien que un día se cree pintor por juntarse con el pintor de la esquina, y otro día se cree filósofo por hablar con algún estudiante de la facultad de filosofía. Estas personas sufren de un trastorno de identidad, siempre están en busca de una nueva ideología que adoptar. La falta de identidad convierte a este ser en un personaje de relleno, sin opinión ni postura propia, un ser vacío que sigue algo o alguien por inseguridad. Al sentirse inferiores creen que luciendo y actuando como el ser que admiran lograrán la felicidad. Llegan a perder su ‘yo’ enmascarados en múltiples personalidades que nunca logran satisfacer su cometido.

La incapacidad de conectarse con el núcleo personal desencadenará en frustración, que luego se encargará de disparar largos episodios de depresión hasta llegar a un estado catatónico o posiblemente el suicidio. Con un tratamiento erróneo convertirían a esta persona en un fármaco-dependiente.

Majin Buu

Tratamiento 

Cero antipsicóticos y fármacos. La cura para este trastorno está en una introspección intensiva, no necesariamente con ayuda profesional. Iniciar un proceso de individuación. Intentar llenar el vacío interno tomando consciencia de las propias virtudes. Un viaje al inconsciente en busca del yo. Aprender a domar todos los ‘demonios’, todas las sombras, buscar el equilibrio en el interior. En casos extremos recomendaría experimentar con el LSD o alguna planta psicoactiva como la Ayahuasca o el Peyote, la dosis mínima y adecuada con mucho cuidado de no caer en un trastorno de despersonalización, por supuesto.

Conclusión

Majin Buu, un ser que buscaba el poder absoluto y para ésto absorbía a aquellos que consideraba poderosos, esta premisa la podemos aplicar a muchos de nosotros, aquellos que buscamos el conocimiento absoluto, y a veces sin darnos cuenta, buscamos absorber el conocimiento de alguien más en nuestro beneficio. En esta era donde la información nos inunda por doquier es fácil caer en este síndrome, el intentar abarcar todo para seguir evolucionando y perdernos en el camino. El representar un personaje que no somos y mostrar más de lo que sabemos. La clave está en encontrar el equilibrio, no perdernos en esta búsqueda. No caer en el snobismo. Sobre todo en esta sociedad donde las apariencias mandan debemos procurar mantenernos fiel a nuestra esencia.


Dragon Ball Final Bout Soundtrack [+ Juego para PC]

  Hay pocas cosas que llegan a apasionarnos en esta vida. Pocas cosas por las cuales desarrollamos un profundo amor, aprecio y cariño. Pocas cosas que nos marcan la vida para siempre. Una de esas cosas definitivamente para muchos de nosotros es DRAGON BALL. Sí, sí. Así es, la famosa serie japonesa que cambió la vida de muchos niños (y lo sigue haciendo) para siempre. El impacto cultural que ha tenido Dragon Ball es comparable con aquél que han tenido The Beatles. Y es que quién no ha escuchado o visto las aventuras de este personaje llamado Gokú.  Podríamos decir que Gokú es el John Lennon del anime y manga. Sí, sí lo podemos decir. Este personaje es de aquellos que llegas a idolatrar por toda la vida. Si es que aún no se funda una iglesia “Dragonballiana” o “Gokuniana” pues no creo que demore alguien (quizá yo mismo) en fundarla. Y que no se tome esto como un argumento ridículo o descabellado, no no, es muy en serio. Estoy seguro que muchos de los que leerán se les prenderá “el foco” y empezarán a trabajar la idea. Así de grande es el impacto cultural de esta serie.

DRAGON BALL FINAL BOUT

Dragon Ball Final Bout; Booklet Front & Back

  Pero bueno como saben este blog es mayoritariamente musical, y hay millones y millones de blogs dedicados a esta serie. Así que vamos a lo que nos interesa. La música. Pero que música nos traerá este tipo, se preguntarán. ¿Será acaso la de la serie? ¿Los openings, endings? ¿…Shala el shala…♫? ¿Ángeles fuimos…♫? ¿Caprichosa eres tú, así es lo sé…♫? ¿Qué nos trae el día de hoy, oh señor Dragonballoniano? Pues a pesar de que sería muy bueno ponerles aquellas canciones (en español sobretodo) y que es muy probable que lo haga en el futuro. Pues figúrense que no. No es la música de las diferentes sagas. Ni los OST. Lo que las traigo es ni más ni menos que la música (soundtrack) de un videojuego. – ¡OOH tenkaichi budokai nisecuantito! ¡NO! Ningún “tenkaichi budokai” señores. Vamos a retroceder más. Lo que les traigo es el soundtrack de uno de los videojuegos más importantes de la historia, y para mí es el mejor de Dragonball *abucheos* *Le tiran tomates al buen Fausto Rocks*. Síganle, síganle. Ya sé que para muchos el Dragon Ball Final Bout es todo lo contrario en la mente de algunos. Para muchos  es de los peores juegos que se han hecho. Bueno no respeto ni comparto su opinión. Este juego se lleva a otros por adelante y por mucho. No sólo por la jugabilidad y cuestiones varias que serían digas de explicarlas, pero eso sería sacar a mi geek interno al máximo nivel. Y el mundo no quiere que eso pase. ¿O sí? No, no quiere.

Sí, sí, los gráficos eran en 3D, Pero aún así, ¡uff lo mejor!

  Pero bueno aparte de muchísimas cosas más, lo que hace a este juego tan memorable es la música. Sí la música. Muchas de las canciones que forman parte de este soundtrack pudieron haber sido hits de radios tanto mainstreams como de música docta, como de música electrónica y new wave, y por supuesto un manjar para los otaku musicales. Con hermosas delicatessen compositivas y nombres como la Sinfonía en Re Mayor de Majin Buu; este soundtrack nos regala sublimes piezas dignas de ser admiradas. Y que serán del gusto de los oídos más exigentes. Pero bueno no sé a ustedes pero muchas de estas canciones a mí me transportan por completo. Me transportan a mi infancia, a mis amigos, aquellos años inocentes que dejaban de serlo poco a poco. Con decirles que cuando volví a escuchar algunos de estos tracks, se me salieron lágrimas (sí, sí, muy llorón el Fausto Rocks), pero así como lo leen. Nostalgia pura.     Ya que veo que les interesa, les contaré algunas cosas de mi infancia. Oh oh, pero esperen falta decirles quién fue el autor de tan magnánima obra. Pues ni más ni menos que el gran Kenji Yamamoto. ¿Quién? Kenji Yamamoto señores. Compositor de Nintendo, más conocido por sus obras en Metroid. Realmente nos regala canciones preciosísimas. Pondré los videos de algunas, pero es una lástima que no se vean aquí en el blog, sino que les toca hacer click en el enlace y verlas en la misma página de Youtube. Pero bueno les dejo mi favorita primero:

Dragon Ball Final Bout Gohan’s theme

  Y ahora sí los recuerdos de infancia. A pesar de que Gohan es uno de mis personajes menos favoritos de la serie, me gustaba mucho en el juego. Recuerdo que cuando escogía a Gohan imitaba su gesto de risa segura y el pulgar de aprobación. Tenía un cómplice Dragonballoniano llamado Irwin, uno de mis amigos más queridos hasta el día de hoy, con el que compartíamos la pasión por este juego, y siempre solía reír al ver mi burda imitación de Gohan. Buenos tiempos en verdad. Aah hasta la lagrimita se sale otra vez.

Dragon Ball Final Bout Goku’s theme

  Ahora el tema de nuestro querido Gokú en estado normal. Sí, sí, el único que podía hacer la henkidama. Otro gran tema que me transporta a aquellas épocas de “vamos donde el Vinicio, Vicious, Vini” (quién era nuestro proveedor de videojuegos, y más tarde se convirtió en nuestro proveedor de pornografía). Aaah buenos buenos tiempos.

Dragon Ball Final Bout Freeza’s theme

  Uff el único juego que en verdad le hace justicia a Freezer. Escuchen este tema y hasta se les pondrá los cabellos de punta. Kenji logró captar muy bien aquella “maldad elegante” de Freezer. Recuerdo que Irwin solía escogerlo para jugar “sucio”, sí tenía un truquito éste personaje en el juego que era muy molestoso si lo usabas mucho.

Dragon Ball Final Bout Goku SSJ4′ theme

GOKU SSJ4

GOKU SSJ4

  Esta canción creo que la escuche tan sólo una vez en mi infancia. Eso sucedió cuando de repente luego de vencer al último enemigo del juego, de repente nos apareció ¡Gokú en su transformación del super saiyayin 4! Irwin y yo no lo podíamos creer, por poco nos da un infarto. Algo totalmente inesperado, y que nunca imaginamos. La pelea creo que duró 1 minuto por decir mucho, pero nos había marcado de por vida. Habíamos sido lo suficientemente suertudos (claro gracias a nuestro vicio, nuestras habilidades en el juego eran excepcionales, mas no magníficas) de ver a éste personaje que entre muchos era un mito. Nunca volví a ver que alguien peleará contra él como nosotros lo hicimos. Y es que para que este personaje aparezca, tenías que tener un puntaje sumamente alto. Puntaje que alcanzamos en aquella única ocasión. Pero bueno es uno de los temas más fuertes del soundtrack, y si lo escuchan se darán cuenta que es cantado, si cantado por  Hironobu Kageyama y con backing vocals de la cantante japonesa Kuko. Hironobu también pone voz al opening y ending. Uff había olvidado aquél maravilloso opening. ¡VEAN PERO VEAN!

Dragon Ball Final Bout Opening

dragonball FINAL BOUT

  ¿Bastante épico, verdad? De los mejores openings que he visto. Recuerdo que saltarse el opening era un pecado. No podíamos hacerlo, lo veíamos cada vez. Y nunca nos cansamos, hasta el día de hoy que lo volví a ver con ésta canción me lo tuve que repetir 100000000 veces antes de poner otro video. Ah y por si se lo preguntan, el juego era para Play Station One, y claro que tengo el juego (mas no el play station). Hace pocos minutos antes de escribir esto lo estaba jugando. Pero claro que no es lo mismo. Este será por siempre mi juego de infancia. Superando inclusive a Mario Bros. Cada persona tiene una canción, una anécdota, una película, etc, que lo definen. También un video juego por qué no. Dragon Ball Final Bout es el juego que me define por excelencia. Por ningún otro siento este aprecio.

  Oh y por cierto el soundtrack no incluye algunas de las canciones que he posteado aquí, como la canción de Gohan y Freezer. Una lástima pero que estoy seguro encontrarán la forma de bajárselas (Youtube mp3 downloader maybe?) Así que como ya olvidé que más iba a escribir, les dejo el enlace del ésto. Que con la caída del gran Megaupload (RIP) fue muy difícil de encontrar. El único enlace que encontré estaba en Rapidshare (Rapidshit) Así que aprovechen y descárguenlo antes que se pierda el link, y antes que nos arrebaten todos los enlaces por completo.   Download Album Here: http://bit.ly/U3zp4N  Size:  40 MB   Ha pasado tiempo desde este post y finalmente ante los comentarios de varios nostálgicos de este gran juego, he decidido dejarles un link para que se bajen el Dragon Ball Final Bout para PC, ¡así es! Completamente gratis y sin emulador, así que aprovechen a bajárselo antes que se caiga el link:   Download Game Here: http://bit.ly/XrEPYg  (mediafire) Size: 53 MB   También si no recuerdan cómo jugarlo, o quizá nunca supieron cómo sacar algún poder o los conocidos y misteriosos meteoritos o cometas, aquí les dejo los trucos del juego, para que jueguen con Gokú SS4 desde un principio, etc: Trucos de DB Final Bout PS1: http://bit.ly/XrFJE4