Navidades Paganas: Cristo, el último Dios Solar

154bac303ad554ed4a10bd8e5f7763ec

El nacimiento de Jesucristo ha sido por milenios sujeto de debate y discusión, apenas centurias atrás era innegable que hace cerca de dos mil años nació un niño al que pusieron Jesús en la ciudad de Belén, incluso en mi infancia no se nos permitía cuestionar aquello, la primera verdad que nos enseñaban era ésa, el nacimiento de Jesús un 25 de diciembre, no lugar a cuestionamientos.

Es ahora, en esta era de la investigación donde se ha puesto en tela de duda no solo el nacimiento de un niño llamado Jesús un 25 de Diciembre, sino, incluso la existencia de alguien llamado Jesús que cumpla con todas las características del mito judeocristiano. Llegamos de aceptar algo como una verdad absoluta a dudar por completo de su existencia.

A partir de la duda naciente por este personaje muchas teorías se han vertido, muchas, demasiadas, pero las que más aceptación ha tenido en los últimos años es la teoría del “Jesús Solar”; esta teoría clama que la vida de Jesús de Nazareth no es más que una alegoría astronómica presente en todas las culturas de la humanidad y existente hace milenios. La teoría nos habla del ‘Sol Invictus’

Sol Invictus fue un título religioso dado a tres divinidades solares en la era del Imperio Romano: Mithra (Persia), Sol [Helios], El-Gabal (Siria), en el intento de varios emperadores por darle al Imperio un solo dios al que pudieran adorar todas las culturas y civilizaciones conquistadas. Lo más lógico, por supuesto, era darle el título de único y verdadero dios a un dios solar, al estilo de los Egipcios. Las celebraciones de este Sol Invictus tomaban forma en El Festival del Nacimiento del Sol Inconquistado (Dies Natalis Solis Invicti) que se celebraba cuando la luz del día aumentaba después del solsticio de invierno, en alusión al “renacimiento” del sol. Este Festival corría desde el 22 al 25 de diciembre. (wiki)

Junto al Sol Invictus se celebraban Las Saturnalias, fiestas en honor al dios Saturno (Cronos) se celebraban del 17 al 23 de diciembre, en honor al fin del período más oscuro del año y el nacimiento del nuevo período de luz (Sol Invictus), el 25 de diciembre, coincidiendo con la entrada del Sol en el signo de Capricornio (solsticio de invierno). Estas Saturnalias eran la gran celebración del año, no se celebraba simplemente el fin de las cosechas también se celebraba la igualdad; durante estas fiestas, se suspendía el poder de los amos sobre sus esclavos, y éstos tenían derecho a hablar y actuar con total libertad. No se respiraba más que placer y alegría: los tribunales y las escuelas cerraban, no estaba permitida la guerra ni la ejecución de criminales, ni ejercer otro arte más que el de la cocina, se intercambiaban regalos y se daban suntuosas comidas. Además, todos los habitantes de la ciudad dejaban de trabajar: ¿Les suena familiar algunas de éstas?, como podrán adivinar el Festival del Sol Invictus y las Saturnalias más tarde se conocerían como Navidad.

‘Pero, pero, las escrituras claramente dicen que Jesús nació un 25 de diciembre en la ciudad de Belén’ Falso, querido, amigo, como ya es de conocimiento público La Biblia jamás menciona hechos concretos sobre Jesús, y mucho peor la fecha exacta de su nacimiento. Se adoptó el 25 de Diciembre como la fecha de su nacimiento 300 años después de su muerte, cuando el emperador Constantino permitió el cristianismo en el Imperio romano, después de haber sido perseguido por el Imperio desde tiempos de Nerón. Y se adoptó aquella fecha porque se trataba de una fecha pagana popular, y si se deseaba hacer popular al cristianismo debía iniciarse por reemplazar los festivales más populares, y qué mejor que poner el nacimiento de Jesús en la misma fecha que el nacimiento del Sol Invictus, fue una movida maestra.

Paulatinamente fueron reemplazando las fechas de celebraciones “paganas” con cristianas hasta eclipsarlas completamente en el Siglo V después de Cristo.

Ahora bien, siguiendo la lógica astronómica y astrológica de la celebración del Sol Invictus, qué pasaría si adecuamos toda la vida de Jesús a diferentes eventos astronómicos que cada cultura consideraba relevante. He aquí la vida de Jesús como una alegoría astrológica.

Antes un pequeño paréntesis sobre el origen de las constelaciones y el zodiaco. El origen de nuestro zodiaco occidental se remonta a la antigua Sumeria. Este pueblo dividió al cielo en 12 segmentos (12 número del cosmos, del orden: 4 elementos, 3 modalidades, 6 polaridades)  basados en el número de ciclos lunares relevantes en el año, marcados por los solsticios y equinoccios, es decir, nuestro zodiaco -llamado zodiaco tropical- corresponde a las estaciones y no al espacio sideral (por eso nuestro zodiaco jamás podría tener un décimo tercer signo como Ofiuco, pero ésa es otra historia).

Esta correlación entre nuestro zodiaco y las estaciones vemos que el Sol entra en Aries cuando el sol cruza el ecuador celestial en marzo; es decir, en el equinoccio de primavera.

El sol entra en Cáncer el momento que el sol alcanza el trópico de Cáncer en Julio; es decir, en el solsticio de verano.

El sol entra en Libra el momento en que el sol cruza el ecuador celestial en Septiembre; equinoccio de otoño.

El sol entra en Capricornio cuando el sol alcanza el Trópico de Capricornio en Diciembre; solsticio de Invierno

Aclarar también que los nombres de nuestras doce constelaciones tienen relación directa con la acción o elemento relevante de cada temporada, es así como cada cultura ha identificado sus constelaciones con nombres diferentes de acuerdo a las necesidades o acción clave que cada estación representaba. Tomemos por ejemplo a la constelación de Acuario, no se parece en nada al buen Ganímedes y su vasija de agua, pero la imaginación es grande, y el factor principal de bautizar a aquella constelación con ‘el aguador’ se debe a que cada año, cuando esas estrellas que conforman esta constelación están justo por encima del horizonte, siempre llueve. Por lo tanto la población comenzó a identificar ese sistema de estrellas con la lluvia, y eventualmente las personificaron esas como un individuo que vierte una jarra de agua sobre la tierra.

Ya que estamos en éstas pues pongamos en claro de una vez el significado estacionario que le dieron los habitantes del hemisferio norte a nuestro zodiaco, el origen de las 12 constelaciones;

  • Aries es representado como el Ram / Cordero porque marzo / abril es la época del año en que nacen los corderos.
  • Tauro es el Toro porque abril / mayo es el tiempo para arar y cultivar.
  • Géminis son los gemelos, llamados por Castor y Pollux, las estrellas gemelas en su constelación, así como porque mayo / junio es el momento del “aumento” o “duplicación” del sol, cuando alcanza su mayor fuerza.
  • Después de que el sol alcanza su fuerza en el solsticio de verano y comienza a disminuir en Cáncer (junio / julio), las estrellas eran comparadas al Cangrejo ya que “retroceden”.
  • Leo es el León porque, durante el calor de julio / agosto, los leones en Egipto salían del desierto caluroso.
  • Virgo, originalmente la Gran Madre Tierra, es la “Virgen que sostiene una vaina de trigo”, simboliza agosto / septiembre, el tiempo de la cosecha.
  • Libra (septiembre / octubre) es el equilibrio, refleja el equinoccio de otoño, cuando los días y la noche son iguales en duración.
  • Escorpio es el Escorpión porque en las zonas desérticas las feroces tormentas de octubre / noviembre se las llamaba “escorpiones” y porque estas tormentas parecían producidas por el aleteo incesante de aves gigantes, de ahí que el signo de Escorpio también sea simbolizado por el Águila y el Fénix. Es en esta época el sol empieza a menguar.
  • Sagitario es el “arquero vengativo” que hiere lateralmente y debilita el sol durante su acercamiento en noviembre / diciembre hacia el solsticio de invierno.
  • En Capricornio, el sol debilitado se encuentra con la cabra que embiste y arrastra a nuestro sol en diciembre / enero permaneciendo por debajo de su cenit.
  • Acuario, como ya se explicó es el Aguador porque enero / febrero es la época de las lluvias de invierno.
  • Piscis es representado por los Peces porque Febrero / Marzo es el momento en que se rompe el hielo de los lagos y ríos, e inicia la época precisa para la pesca.

Dispensen por favor este largo paréntesis pero valía la pena aclarar ciertos puntos además que aproveché para discurrir este tema de las constelaciones que tanto deseaba compartir.

Ahora pasemos a revisar algunas de las características que Jesús comparte con el resto de ‘dioses solares’ o simplemente con El Sol y todos sus avatars que el hombre se ha encargado de popularizar;

  • El sol “muere” durante tres días en el solsticio de invierno, para nacer de nuevo o resucitar el 25 de diciembre.
  • El sol de Dios es “nacido de una virgen”, se refiere a la luna nueva o “virgen”, la constelación de Virgo.
  • El “nacimiento” del sol es asistido por la “estrella brillante”, ya sea Sirius / Sothis o el planeta Venus, y por los “Tres Reyes”, que representan las tres estrellas en el cinturón de Orión.
  • El sol en su cenit, o al mediodía, está en la casa o templo celestial del “Altísimo”; Así, “él” comienza “la obra de su Padre” a la edad de doce años. Maxwell relata: “En ese momento, a lo largo de la historia, todo Egipto ofrecía oraciones al Dios Altísimo, el dios por sobre todos los dioses.
  • El sol entra en cada signo del zodíaco a 30° (30 años de Jesús)… el Sol de los cielos visibles se ha movido hacia el norte a 30 ° y se encuentra en la puerta de Acuario, el Portador de Agua o Juan el Bautista del planisferio místico.
  • El sol es el “carpintero” que construye sus “casas” diarias o 12 divisiones de dos horas.
  • Los “seguidores” del sol o “discípulos” son los 12 signos del zodíaco, a través de los cuales el sol debe pasar.
  • *El sol es “ungido” cuando sus rayos se sumergen en el mar.
    El sol “cambia el agua en vino” creando lluvia, madurando la uva en la vid y fermentando el jugo de uva.
  • El sol “camina sobre el agua”, refiriéndose a su reflejo.
    El sol “calma el mar” mientras él descansa en el “bote del cielo”. (Mt. 8: 237)
  • Cuando el sol es anual y mensualmente renacido, trae vida a la “momia solar”, su yo anterior, levantándola de entre los muertos.
  • El sol triunfalmente “monta un asno y su potro” en la “Ciudad de la Paz” cuando entra en el signo de Cáncer, que contiene dos estrellas llamadas “asnos pequeños”, y alcanza su plenitud.
  • El sol es el “León” cuando en Leo, la época más calurosa del año, se llama el “trono del Señor”.
  • El sol es “traicionado” por la constelación del Escorpión, la época del año en que el sol pierde su fuerza.
  • El sol es “crucificado” entre los dos ladrones de Sagitario y Capricornio.
  • El sol está colgado en una cruz, que representa su paso a través de los equinoccios, el equinoccio de primavera es la Pascua.
  • El sol se oscurece cuando “muere”: “El dios solar como el sol de la tarde o del otoño fue el sol agonizante, moribundo, o el sol muerto enterrado en el mundo inferior”.
  • El sol hace un paso dudoso en el solsticio de invierno, sin saber si volver a la vida o “resucitar”.
  • El sol está con nosotros “siempre, hasta el fin del mundo” (Mt. 28:20), refiriéndose a las edades de la precesión de los equinoccios.
  • El sol es la “Luz del Mundo”, y “viene sobre las nubes, y todo ojo lo verá”.
  • El sol que se levanta por la mañana, es el “Salvador de la humanidad”.
  • El sol lleva una corona, “corona de espinas” o halo.
  • El Sol fue llamado “Hijo del Cielo (Dios)”, “El que todo lo ve”, “Consolador”, “Sanador”, “Salvador”, “Creador”, “Preservador”, “Gobernador del Mundo” “Dador de Vida Diaria”.
  • El sol es la Palabra o Logos de Dios.
  • El sol que todo lo ve, u “ojo de Dios” era considerado el juez de los vivos y muertos, aquel que regresará a la Tierra “sobre un caballo blanco”.

Muchas de estas características ya han sido mencionadas en documentales, libros y demás, y podríamos ir por toda la vida “conocida” de Jesucristo y darle un significado astronómico.

Veamos más adelante cómo el mito solar fue trasladado al mito cristiano- Para ello, también estaremos siguiendo los movimientos anuales del sol a través del zodíaco;

  • Según la leyenda, Jesús nació en un establo entre un caballo y una cabra, símbolos de Sagitario y Capricornio.
  • Fue bautizado en Acuario (Juan Bautista), el Portador de Agua.
  • Él eligió a sus primeros discípulos, pescadores, en Piscis, el signo de los peces.
  • Se convirtió en el Buen Pastor y el Cordero en Aries, el Ram.
    Jesús contó las parábolas de la siembra y labranza de los campos en Tauro, el Toro.
  • En Cáncer, “el mar celestial de Galilea”, calmó la tormenta y las aguas, habló de retrocesores (el Cangrejo), y montó el asno y el potro en triunfo en la Ciudad de la Paz, Jerusalén.
  • Jesús era el León en Leo.
  • En Libra, Cristo era la vid verdadera en el Jardín de Getsemaní, el “lagar”, ya que este es el tiempo de la vendimia (recolección de uva).
  • Jesús fue traicionado por Judas, el “difamador”, asociado con Escorpio por el ataque con su cola ponzoñosa ‘a traición’.
  • En Sagitario, Jesús fue herido en el costado por el centauro.
    Fue crucificado en el solsticio de invierno entre los “dos ladrones” de Sagitario y Capricornio, que minaron su fuerza.

Todo nos indica que Jesucristo; el mito -luego analizaremos Jesucristo: el hombre- no es más que el último avatar del dios sol, la última encarnación de aquel viaje estelar que llevamos observando por milenios y milenios. ¿Y por qué es el último avatar? Porque Jesucristo encarna la era de Piscis, la era zodiacal actual (año 0 – 2150 dc), por eso la simbología del Pez está muy ligada a Jesús, no tan solo por aquello de ‘pescador de hombres’ (Ichthys, el pescador).

Tomemos por ejemplo otro dios solar: Horus, y hagamos un repaso por sus encarnaciones dependiendo de la era zodiacal en la que se encontraba inicia como el Renovador, el Niño Eterno que había nacido como León en Leo; nace como un Escarabajo en Cáncer; como uno de los Gemelos en Géminis; como un becerro en el Signo del Toro; y, un Cordero en el Signo de Aries, estaba destinado a manifestarse como el Pez, en el Signo de los Peces si es que el imperio egipcio no decaía y su religión persistía.

Sin embargo algunos consideran a Jesús un avatar de Horus y lo llaman AtumHorus, encarnando en esta era como el pez Iusaas (Jesús), su nacimiento fue astronómicamente fechado para ocurrir en BethLechem – la casa del pan (Virgo) – alrededor de 255 AC, en el momento en que el equinoccio de Pascua entró en el signo de Piscis,

Por lo tanto, Jesús es el dios solar Pisciano, Estableciendo el pez como alegoría del alimento (conocimiento) de comunión de la nueva era.  Incluso los primeros cristianos fueron llamados “Pisciculi”: “peces pequeños”.

En Mateo 28:20 Jesús nos da una pista muy interesante sobre su origen real que lamentablemente debido a malas traducciones se ha perdido, el versículo reza así: ‘Enseñen a los nuevos discípulos a obedecer todos los mandatos que les he dado. Y tengan por seguro esto: que estoy con ustedes siempre, hasta el fin de los tiempos’. El error está en la palabra ‘tiempos’, ya que originalmente reza Era; ‘estaré con ustedes hasta el final de la era’.

Y es precisamente ahora que estamos a puertas del fin de la Era de Piscis, para dar la bienvenida a la Era de Acuario, aquella “segunda venida” proclamada no vendría a ser más que un ‘cambio de guardia’, la segunda venida de Jesús es la milésima de Horus encarnando en un nuevo avatar para la nueva era.

De momento llegaremos hasta ahí ya que se ha extendido mucho el post. Volverá este artículo con una segunda parte.

 


Los Mándalas del Zodiaco

Zodiac Mandala

En mis aventuras por la red me he topado con estos mándalas esotéricos ilustrando los 12 signos del zodiaco con muy ricos en elementos simbolistas. Lamentablemente no se conocen mayores detalles de las cartas, quien las publicó nos cuenta que las compró en una tienda de cartas en Londres allá por 1979, lo que sí nos da es los detalles de la publicación para que no caigamos en ningún plagio: ‘Published by Dragon’s World, Ltd., Limpsfield, Surrey, UK. Copyright 1975, A. T. Mann-Petschek Arts. Distributed by Phin Publishing, Ltd., Churchill Road, Cheltenham, Glos., UK. Printed in England.’ Traduje lo mencionado en la publicación y en algunos signos aumenté algunos detalles. Lamentablemente no nos dan la correspondencia de las ilustraciones con el signo, así que eso queda a nuestra imaginación. Empecemos:

Aries

Aries

Aries: (21 marzo a 20 abril). Círculos de piedra construidos aproximadamente 2400 antes de Cristo. Atribuido a atlantes, fenicios, druidas, romanos, gigantes, la reina Boadicea, y Merlín. Su geometría sugiere su uso como un observatorio astronómico y centro espiritual.

 

Tauro

Tauro

Tauro: (21 abril-20 mayo): La Gran Pirámide de Giza. Templo Astronómico, monumento de piedra construido aproximadamente 2170 antes de Cristo. A estas alturas de la historia ya está totalmente descartado su supuesta función como cámara funeraria del Faraón Keops. Aún se desconoce su entera función, hay varias teorías sobre las pirámides, la que más acepto es aquella que dice que las pirámides fungían de centros energéticos, captaban la energía del cosmos y ésta era usada en todo Egipto. También funcionó como un templo de iniciación, observatorio astronómico, y como el principal paradigma geométrico de la historia. El cuadrado y el círculo determinan su forma, la ubicación, la posición de sus pasajes y cámaras interiores.

 

Géminis

Géminis

Géminis (mayo 21 a junio 20): Teatro de Memoria, Vitrubio, Palladio, Dee, Fludd. El Anfiteatro griego clásico descrito por Vitruvio era una imagen del mundo. Los cuatro triángulos equiláteros inscritos en un círculo también reflejan el zodiaco. La reconstrucción de 1567 del Palladio está adaptada para las ideas del Dr. John Dee y Robert Fludd (señalados alquimistas del Renacimiento tardío y filósofos esotéricos). El arte de la memoria produce una correlación específica entre el público, los actores y grupos que probablemente se utilizó en el Globe Theatre de Shakespeare.

Cáncer

Cancer

Cáncer (junio 21 a julio 21). Diagrama Mundial Jambudvipa, la cosmología jainista. Aquí vemos, precisamente la representación de un diagrama jainista del siglo XVII. Esta representación esquemática del universo muestra las regiones a través de las cuales el individuo pasa para acercarse a su liberación hasta llegar al centro, el Monte Meru. Las posiciones sobre el diagrama son las capas de espacio, tiempo y materia que determinan nuestro destino, y donde se indicarán las medidas adecuadas necesarias para la liberación.

Leo

Leo

Leo (julio 22 hasta agosto 22). Figura Intellectus, Magicosmic Mnemormandala. Basado en un esquema de Giordano Bruno en 1588, esta figura de meditación sincroniza las operaciones y la estructura de la mente con el divino orden astrológico del cosmos. Proporciona una matriz de información que indica sus mágicas correspondencias y permutaciones.

Virgo

Virgo

Virgo: (23 agosto-21 septiembre). Sri Yantra, Tantra Yantra Hindú. Mandala hindú del siglo XVII. Los poderes divinos y sus interrelaciones se muestran como triángulos conectados que rodean el punto de la matriz misteriosa en el centro. La falta de imágenes permite al iniciado destilar y concentrar su ser en la preparación para la unión con la Divinidad.

Libra

Libra

Libra (22 septiembre-21 octubre): I Ching, cuadrado y enmarcado. Antiguo oráculo chino del segundo milenio antes de Cristo, el I Ching o Libro de las Mutaciones es un sistema adivinatorio basado en las permutaciones de las energías positivas y negativas en la naturaleza y el hombre. Los sesenta y cuatro hexagramas son estados de transición que se muestran alrededor de un círculo y dentro de un cuadrado.

 

Escorpio

Escorpio

Escorpio: (22 octubre hasta 20 noviembre): Mandala budista tibetano, Mahakala Gonpo-Magpo Chakra. Mándala tántrico budista tibetano del siglo XVII: Mahakala, el Gran Dios del Tiempo, baila con su consorte femenina en el precinto sagrado de los cuatro elementos. Esta danza simboliza el amor eterno de la creación recurrente y destrucción del universo por el poder del tiempo.

Sagitario

Sagitario

Sagitario: (21 noviembre-20 diciembre): Rueda del Calendario Azteca, hermosas serpientes de fuego. Tallado en una piedra de trece metros de diámetro, siglo XV, México. El disco solar es a la vez un calendario y un registro histórico-mitológico de los aztecas. El Sol es el centro y está rodeado por cuatro estaciones y épocas, veinte días, rayos penetrantes, y dos grandes serpientes de fuego representando las energías cósmicas.

Capricornio

Capricornio

Capricornio (21 diciembre-19 enero): El árbol de las Diez Sephirot o Árbol de la Vida. Diagrama medieval místico judía, la Cábala, como ya hemos mencionado antes en este blog, es un sistema místico de los Judios, y el Árbol de la Vida es un sistema gráfico de clasificación utilizado en conjunción con él. Hay diferentes versiones de este árbol, recordemos: Las diez esferas son los números puros y los veintidós caminos que los conectan corresponden a las letras del alfabeto hebreo. Representa aquel Nada/Todo capaz de liderar la marcha desde la ignorancia, Malkuth, en la parte inferior de la Corona, hasta Kether en la parte superior.

Acuario

Acuario

Acuario (enero 20-02 18): astrología, geometría cósmica y sagrada. La ciencia más antigua basándose en la correspondencia del cosmos y del hombre. Ciencia que unía la astronomía, la medicina, las matemáticas, la geometría y la psicología, y subyace en la mayoría de sistemas religiosos de la historia. La estructura de la astrología es la relación entre los movimientos circulares de los cuerpos planetarios, los cuadrados y triángulos que les subdividen.

Piscis 

Piscis

Piscis (19 febrero a 20 marzo): Ventanal representado la Rosa del Norte, la catedral de Chartres. Vidriera con plomo en la Catedral de Chartres, construida en 1145 D.C. Este rosetón muestra los principios del cristianismo a través de imágenes de la Virgen rodeada de las Palomas del Espíritu, los reyes de Israel, y los doce Profetas. Los misterios de la Iglesia se transmiten por las imágenes, los colores y las relaciones geométricas tanto para el sencillo y el sabio. Muy interesante esta última ilustración, nos recuerda mucho a la carta del tarot El Mundo. Los 12 profetas representan la conjunción en Piscis de las características de los demás signos y elementos, el Cosmos en sí. Para simbolismo cristiano elemental presente en esta ilustración le recomiendo hacer click aquí.


Michael Maier – La Fuga de Atalanta [Atalanta Fugiens]

Atalanta fugeins

La Fuga de Atalanta, Atalanta Fugitiva, o Atalanta Fugiens, es uno de los textos alquímicos más relevantes en la historia de la Alquimia. Obra de Michael Mier (célebre alquimista y médico de la corte del emperador Rodolfo II de Praga [Rendsburg, Holstein c. 1568 – Magdeburg 1622]) llamado el primer texto multimedia de la historia ya que, aparte de ser un tratado Alquímico, contiene poemas, epigramas, imágenes, y cincuenta piezas musicales que acompañan al texto, ¡y todo ésto en 1617! Claro, como es lógico, las piezas musicales venían en forma de partituras.

atalanta

Lo representado en Atalanta Fugiens está inspirado en la mitología griega, sobre todo en el afamado compilado del poeta romano Ovidio; La Metamorfosis. Seguro los que han leído este texto, y los que veían Hércules: Los viajes legendarios recuerdan a la hermosa y atlética Atalanta, eterna musa de Hipómenes. Cuenta la leyenda que Atalanta solo se casaría con aquél que la derrote en una carrera, como es obvio nadie podía. Así que el enamorado Hipómenes hizo un pacto con Afrodita para que ésta distraiga a Atalanta con tres manzanas de oro del jardín de las Hespérides, Afrodita así lo hace y Atalanta en medio de la carrera recoge las manzanas y es así como Hipómenes gana la carrera y la mano de su tan amada ninfa.

Atalanta

Así reconocemos a esta historia en los cincuenta grabados acompañados por un lema, poema, o epigrama, representando el recorrido del ser al conocimiento, similar al camino de El Loco en el Tarot. De acuerdo con Joscelyn Godwid (compositor, musicólogo y traductor, conocido por sus visitas y reediciones de obras musicales de la edad media): Tal y como Atalanta huye, así una voz repentinamente se escapa y es seguida por otra (Hipómenes). Al entrar la tercera voz las otras se estabilizan y sujetan. Las tres voces, presentes en cada fuga, representan los tres principios alquímicos, el Mercurio el Azufre y la Sal. También podemos reconocer esta analogía en los tres estados en la vida del hombre de acuerdo con Maier:  “El hombre, cándido lector, es, en opinión de todos, un compendio del universo, por la manera de la que está compuesto, y está destinado a vivir tres géneros de vida, a saber, la vida vegetativa en el seno maternal donde él crece y aumenta a la manera de una planta; la vida sensible, que el lleva en este mundo donde es conducido sobretodo por sus sentidos, como los otros animales de los que difiere en cuanto a que él comienza a servirse de su inteligencia, aunque de una forma imperfecta; y por último la vida inteligible, en el otro mundo, cerca de Dios y las inteligencias que lo asisten o buenos Ángeles.” Demasiado interesante, eh. Sin embargo el mensaje verdadero de estos grabados y epigramas está lejos de ser completamente revelado, juzgue por usted mismo y saque sus propias conclusiones, las ilustraciones aquí mostradas son las más famosas del mundo alquímico, la carga simbólica que poseen es fantástica.

atalanta salamandra

En las nuevas ediciones de esta obra se puede encontrar las 50 Fugas de Maier interpretadas por diferentes artistas, las Fugas más populares de las que podemos encontrar en la red son las dirigidas por Michael Noone. Escuchemos algunas:

Dejaré el texto en inglés y en español.

English: Atalanta Fugiens [PDF]

Español: La Fuga de Atalanta [PDF]


Conceptos Esenciales de Cábala: El Árbol Sephiroth o de la Vida

Cábala

Cábala: (del vocablo Kiber: ‘recibir’) es una filosofía originada en Mesopotamia, nadie conoce su origen concreto, pero me atrevería a decir que sus orígenes los podríamos rastrear alguna tribu del pueblo Sumerio que luego evolucionó en el pueblo hebreo, algún pueblo babilónico o algún pueblo gnóstico, acá en  el mundo occidental la Cábala ha llegado a nosotros por su variante hebrea.

La ciencia de la Cabalá no trata de la vida en este mundo, sino un sistema de guía espiritual para llegar a otras instancias dimensionales, llegar al otro mundo. Tuvo su apogeo en la Edad Media, a partir del siglo XII y XIII con el descubrimiento de El Zohar.

El Zohar es el manuscrito más venerado de esta filosofía, considerado La Biblia de la Cábala, se cree que este texto, al igual que el Tarot, está codificado y encriptado y quien lo pueda descifrar tendrá las pistas para llegar al conocimiento de la esencia misma de la divinidad.

Zohar

Este texto posiblemente escrito o recopilado por el rabino español Mosé ben Sem Tob de León en el siglo XI, narra las aventuras del rabino Shimon bar Yojai por el Israel del siglo II. Rashbi, como también se lo conoce a este rabino, fue un iluminado que alcanzó los 125 niveles de la escalera espiritual y en este texto describe cómo llegar a aquellos niveles. De acuerdo a la leyenda Shimon fue asistido por el profeta Elías para la creación del mismo. Los cabalistas piensan que descifrando este documento se llegará a los significados ocultos en el Torá y la Biblia.

El Zohar cuenta con la particularidad que, a diferencia de otros textos bíblicos o judáicos, nos narra los hechos bíblicos desde el punto de vista de Dios, y cada personaje bíblico es una metáfora para las acciones de éste. También nos cuenta que fue  el hombre quien expulsó a dios del paraíso y no al contrario, es decir, expulsamos nuestra divinidad y el Zohar nos da los pasos para volver a encontrarnos con esa divinidad interna.

Quizá el código o diagrama simbólico más popular y conocido de este texto es el 10 Sephirot (sephirot = numeraciones); los 10 aspectos de la personalidad de Dios, un mapa del cuerpo de dios. Para algunos representa a la totalidad e integridad del cosmos.

Cábala

El diagrama se compone de diez sephirot sagradas («diez emanaciones sagradas») y 22 líneas que las interconectan entre sí. Cada uno de estos círculos representa un paso a la evolución de la consciencia:

  1. Kéter (‘corona’; כתר)
  2. Jojmá (‘sabiduría’; חכמה)
  3. Biná (‘entendimiento’; בינה)
  4. Jesed (‘compasión’; חסד)
  5. Gevurá (‘valentía’; גבורה)
  6. Tiféret (‘esplendor/belleza’; תפארת)
  7. Netsaj (‘eternidad’; נצח)
  8. Hod (‘majestuosidad’; הוד)
  9. Yesod (‘fundación’; יסוד)
  10. Maljut (‘realeza’; מלכות)

 Albert Pike, el conocido escritor y destacado activista francmasón, diría sobre la Cábala:

“Uno se llena de admiración, al penetrar en el santuario de la Cábala, al ver que una doctrina tan lógica y tan simple, sea tan absoluta.

La necesaria unión de ideas y signos, la consagración de las realidades más fundamentales por los caracteres primitivos, la trinidad de palabras, letras y números, una filosofía simple como el alfabeto, profunda e infinita como la Palabra; teoremas más completos y  luminosos que los de Pitágoras; una teología tan resumida que se puede contar con los dedos, un Infinito que puede entrar en la mano de un niño; diez números y veintidós letras, un triángulo, un cuadrado y un círculo, – estos son todos los elementos de la Cábala. Estos son los primeros rudimentos de la Palabra escrita, ¡la reflexión de la Palabra hablada que creó el mundo!” (Morals and Dogma).

El Árbol de las Sephiroth o de la Vida

 

 

 

sephir

 

El compendio de toda la doctrina y filosofía cabalística se encuentra en este diagrama. Por cientos de años los expertos y entusiastas de la Cábala y misterios esotéricos se han dedicado a intentar descifrarlo por completo. Alrededor de este diagrama existen infinitas teorías, pero la más aceptada, por increíble que parezca, es que éste es un mapa que muestra cómo está conformado el universo; el macrocosmos, y también cómo está conformado el hombre; el microcosmos.

El Árbol de la vida consiste de 10 círculos ubicados en 3 columnas verticales y conectadas mediante 22 líneas o senderos. Los 10 círculos son llamados Sephiroths (palabra que proviene de Sapphire [Zafiro]) y cada círculo está numerado del 1 al 10. Las 3 columnas verticales son llamadas Piedad (columna de la derecha), Severidad (columna de la izquierda), y, entre ellas, Mildness. También se dice que las columnas representan la Sabiduría, la Fuerza, y la Belleza, que forman la trinidad que conforma el universo. Las 22 líneas o senderos son las 22 letras del alfabeto hebreo.

Sumando las 10 esferas Sephirot y los 22 senderos, veremos que nos da resultado 32, el mismo número de los 32 caminos a la sabiduría mencionados en el Sepher Yetzirah. Y, de acuerdo con nuestro buen amigo Manly P. Hall, estos 32 senderos representan los 32 dientes en la boca del Vasto Semblante o los 32 nervios que se ramifican desde el Cerebro Divino, también son una analogía de los primeros 32 grados de la masonería, que elevan al candidato a la dignidad de Príncipe del Secreto Real. De acuerdo con los Cabalistas el nombre de Dios aparece 32 veces en el primer capítulo del Génesis. En el análisis místico del cuerpo humano, de acuerdo a los rabinos, 32 segmentos espinales conducen hasta el Templo de la Sabiduría; el cráneo.

árbol de la vida sephirot

De acuerdo con la tradición cabalística este diagrama representa como hemos dicho al universo y al hombre, pero no cualquier hombre, sino el primero, el Adán Celestial, la primera creación de Dios, Adán Kadmón. No confundir con el Adán terrenal, pareja de Eva. Podríamos identificar a Adán Kadmón con el Púrusha hindú, aquel ser primordial que fue desmembrado por los dioses védicos y que de su cuerpo y esencia nacería todo el mundo y la realidad. En este caso, las 10 Sephirot del Árbol de la Vida son las partes esenciales de Adán Kadmón o las emanaciones del dios anterior a la creación del universo, llamado Ain Soph:

  1. Kéter (La Corona. Providencia equilibrante).
  2. Jojmá (La Sabiduría).
  3. Biná (La Inteligencia siempre Activa).
  4. Jesed (La Misericordia. Grandeza).
  5. Gevurá (La Justicia. Fuerza).
  6. Tiféret (La Belleza).
  7. Netsaj (La Victoria de la Vida sobre la Muerte).
  8. Hod (La Eternidad del Ser. Gloria).
  9. Yesod (El Fundamento. La Generación o piedra angular de la Estabilidad).
  10. Maljut (El Reino. Principio de las Formas).

Kéter es la corona de la cabeza prototípicos y tal vez se refiere a la glándula pineal, Jojmá y Biná son los hemisferios derecho e izquierdo del Gran Cerebro, Jesed y Gevurá son los brazos derecho e izquierdo, lo que significa los miembros creativos activos del Gran Hombre; Tiféret es el corazón, o, según algunos, la totalidad de las vísceras; Netsaj y Hod son las piernas derecha e izquierda respectivamente, o los apoyos del mundo, Yesod es el sistema generativo, o la fundación de la forma; y Maljut representa los dos pies, o en la base del ser. Ocasionalmente se considera a Yesod como el macho y Maljut como el poder generativo femenino.

El Árbol está dividido en cuatro niveles conocidos como los Cuatro Mundos estos son:

  • El Mundo Arquetípico llamado Atziluth,
  • el Mundo Creativo llamado Briah,
  • el Mundo Formativo llamado Yetsirah,
  • y el Mundo Material llamado Assiah.

Madame Blavatsky nos dice sobre este Árbol: “Kether fue la primera Sephiroth que contiene en sí los otros nueve ספּירות Sephiroth o inteligencias en su totalidad y unidad que representan el arquetipo del hombre, Adam Kadmon, el πρωτόγονος, que en su individualidad o unidad es bisexual, porque él es el prototipo de toda la humanidad. Así obtenemos tres trinidades, cada una contenida en un ‘jefe’. En el primero encontramos la Sephira [Kether], el primer andrógino, en el vértice del triángulo superior, que emite Hachama [Jojmá], o Sabiduría, una potencia masculina y activa – también llamado Jah, יה – y Binah, בינה, o Inteligencia, una potencia femenina y pasiva, también representado por el nombre Jehová יהוה. Estos tres forman la primera trinidad o “cara” del Sephiroth. Esta tríada emana a Jesed, הסד o Misericordia, una potencia activa masculina, también llamado Él, de la que emana Geburah גבורה, o la justicia, también llamado Eloha, una potencia pasiva femenina, a partir de la unión de estos dos fue producido Tiphereth טפּארת, Belleza, Clemencia, el Sol Espiritual, conocido por el nombre divino Elohim; formando la segunda tríada, “rostro”, o “cabeza”. Estos emanan, a su vez, la potencia masculina Netzaj, נצה, Firmeza, o Jehová Sabaoth, que emite la Hod potencia pasiva femenina, הוד, Splendor, o Elohim Sabaoth, los dos produjeron a Jesod, יסוד; La Fundación, que es el que da vida a El-Chai, dando así forma a la tercera trinidad o ‘cabeza’. El décimo Sephiroth es más bien una díada, y está representada en los diagramas como el círculo más bajo. Es Maljut o Reino, מלכות y Shekinah, שכינה, también llamado Adonai y Querubines entre las huestes angélicas. La primera “cabeza” se llama el mundo intelectual, la segunda ‘cabeza’ es el mundo de la percepción, y la tercera es el mundo material o físico”. (Isis Unveiled.)

Sephirot


Homosignorum: Anatomía Zodiacal

homosignorum

El hombre zodiacal u homosignorum era un diagrama zodiacal del cuerpo humano utilizado desde la antigüedad (caldeos, griegos, egipcios) hasta el último período medieval. Se creía que el cuerpo humano estaba ligado a los cielos y las constelaciones [el universo el macrocosmos, representando en el cuerpo del ser humano; el microcosmos] ésto se lo ilustraba en el homosignorum, quien tiene cada parte de su cuerpo ligada a un signo zodiacal. Se pensaba que el signo zodiacal influía no solo en la personalidad, sino en el humor y la salud de ésta.  Así nacía la correspondencia anatómica actual de los signos del zodiaco con los órganos del cuerpo:

ARIES: Cerebro medio. Vía piramidal. Zona Parietal. Piel.
TAURO: Cuello. Equilibrio del oído interno. Sueño.
GÉMINIS: Pulmón y su relación con el corazón.
CÁNCER: Pechos. Bronquios. Vesícula biliar.
LEO: Hígado y su relación con el corazón. Vena porta. Bazo. Páncreas. Ovarios-testículos.
VIRGO: Vientre-abdomen. Apéndice. Piernas. Intestino.
LIBRA: Riñones. Glándulas suprarrenales.
ESCORPIO: Vejiga de la orina, genitales. Región Lumbar. Útero-próstata. Sangre.
SAGITARIO: Músculos en general. Columna vertebral dorsal. Muslos.
CAPRICORNIO: Rodillas. Glándulas tiroides. Dientes. Huesos en general.
ACUARIO: Tobillos. Ojos. Nariz.
PISCIS: Pies. Cerebro anterior (zona frontal). Glándula hipófisis anterior.

El homosignorum no murió en el medioevo, aún hoy diversos especialistas en medicina alternativa lo siguen utilizando para tratar las afecciones de sus pacientes. Para la aplicación de este conocimiento es necesario conocer la Carta Astral del paciente, y así conocer los signos y planetas que lo rigen y que ayudarán a un mejor diagnóstico. Según la astrología médica los planetas también rigen partes de nuestro cuerpo y diferentes acciones:

MERCURIO: El habla. La respiración. El caminar.
VENUS: Los riñones. El equilibrio. El gusto por la estética.
MARTE: La sangre. Operaciones quirúrgicas. Sexualidad.
JÚPITER: Músculos. Muslos. Tendones.
SATURNO: Huesos. Rodillas. Dientes.
URANO: Nervios. Vista. Olfato.
NEPTUNO: Glándula Hipófisis. Pies.
PLUTÓN: El inconsciente colectivo. Glándula Pineal. Erupciones. Piel.
SOL: Hígado. La circulación de la sangre en relación con el corazón.
LUNA: La alimentación. Lactancia. Las grasas. La afectividad.

anatomy zodiac

Otro punto que se tiene en cuenta es la posición de los planetas en el momento en que comienza la enfermedad. Por ejemplo, si una enfermedad comienza cuando Saturno ha entrado en el signo al que pertenece el paciente, es probable que dicha crisis pueda durar unos dos años y medio puesto que Saturno está este tiempo aproximadamente en cada signo. Caso diferente sucede si la Luna es la que pasa, esto nos daría a entender que se trata de una crisis pasajera puesto que la Luna órbita más rápido. Si fuera Marte, la crisis puede durar de uno a tres o cuatro meses, y así con cada planeta de nuestro sistema solar.

Aprovechando que hemos topado este tema también incluiré una pequeña tabla de los signos zodiacales y sus dolencias de acuerdo a su elemento (fuego, tierra, aire, agua) [Fuente]: [Ilustraciones de Linda and Roger Garland]

Signos de Fuego [Aries Leo y Sagitario]: estos tres signos tienen tendencia a las enfermedades fulminantes, altas fiebres, hipertensión, ataques o accidentes, pero destacando que su mismo elemento les da una sorprendente capacidad de recuperación, siendo además muy raro que sean victimas de enfermedades de larga duración o crónicas.

Signos de Fuego - Linda and Roger Garland

Signos de Tierra [Tauro, Virgo y Capricornio]: estos nativos tienden a sufrir dolencias físicas profundamente arraigadas que pueden tardar años en desarrollarse y que suelen volverse crónicas. Su capacidad de recuperación es poderosa pero lenta.

Tierra - Linda and Roger Garland

Signos de Aire [Géminis, Libra y Acuario]: los hijos de este elemento están directamente relacionados con la mente, por eso su punto débil suele ser el desequilibrio, la tensión mental, los disturbios psicológicos, colapsos nerviosos y dificultades respiratorias, sin embargo sus poderes de recuperación son por completo imprevisibles.

Signos de Agua [Cáncer, Escorpión y Piscis]: el origen de todas las enfermedades que atacan a los signos acuáticos está en su profunda e inconmensurable emoción, se caracterizan por la propensión a dolencias peculiares y difíciles de diagnosticar, cercanas a su incontenible tendencia a la melancolía. Su mejor forma de recuperación surge de los sentimientos, por lo que es muy difícil que lo logren solos.

agua - Linda and Roger Garland


El Zodiaco de Salvador Dalí

Dalí Zodiac

La figura de Salvador Domingo Felipe Jacinto Dalí i Domènech, Primer Marqués de Dalí de Pubol (1904 – 1989), más conocido como Salvador Dalí o simplemente Dalí, no le es indiferente a nadie, quizá jamás haya visto una de sus pinturas que sí habrás visto su bigote en alguna exposición de arte del siglo XX, y es que varias veces  el poder de la personalidad excéntrica de Dalí superaba el de la belleza de sus obras. Este Tauro nacido en Figueras, España,  con su incursión en el surrealismo a partir de la década de 1930 estaba destinado a cambiar la concepción del arte y de la cultura en general.

Dalí

En las artes incursionó en todo estilo, desde el realismo, fauvismo, surrealismo, etc, hasta desencadenar finalmente en un estilo que bautizó como el Hiperrealismo Metafísico. En sus obras incluyó riqueza de significados simbólicos de todas las ciencias, misterios, y artes ancestrales, así también como física y hasta mecánica cuántica. Se convirtió en una figura prominente y es, junto a Andy Warhol, el icono absoluto de la cultura pop del siglo XX.

Tarot Universal de Dali

Entre sus obras no solo se cuentan cuadros, sino también joyería y hasta diseñó su propio Tarot, el cual postearé más adelante. En esta ocasión admiraremos el Zodiaco de Dalí, una serie de 12 litografías encargada por el publicista Leon Amiel en 1967. Como podremos observar la versión de los signos del zodiaco de Dalí está muy inspirada en las representaciones alquímicas de la edad media, sobre todo fijarse en Géminis (el hermafrodita), Leo (vitriolo verde, el símbolo de la piedra filosofal) y Piscis (Pez sin huesos: el azufre naciente).

Aries

Aries

Tauro

Tauro

Géminis

Gemini

Cáncer

Cancer

Leo

Leo

Virgo

Virgo

Libra

Libra

Escorpio

Escorpio

Sagitario

Sagitario

Capricornio

Capricornio

Acuario

Acuario

Piscis

Piscis