Fausto Ribadeneira – Manifiesto del Cabello Largo

Fausto Ribadeneira

Fausto Ribadeneira – Manifiesto del Cabello Largo, disculpad mi horripilancia

 

Prefacio

 El cabello es algo que siempre ha inspirado e intrigado al hombre. Es parte esencial de nuestro ser, nos protege y embellece. Existen tantas variedades de cabello, cada una con características especiales que nos ayuda a diferenciarnos como individuos.

Con el cabello transmitimos nuestra personalidad al mundo, como forma de protección y expresión ha sido usado durante miles de años.

 Pero en tiempos recientes el cabello largo en los varones ha llegado a ser mal visto, y quienes lo usan han sido vilipendiados constantemente por la sociedad.

¿Por qué el cabello largo en el hombre; símbolo de fortaleza, de poder, de valentía, sabiduría, y hasta de divinidad en tiempos antiguos, ahora es visto como una total aberración en la sociedad? Es muy lamentable que en estos días el cabello largo sea visto como un total tabú.

  Y es que muchas personas no entienden que al cortarnos el cabello cortamos la “corona” que nos brindó la naturaleza. Nuestro símbolo de honor y belleza.

Sólo imaginen lo que sentiría el león si se le arrebatase su majestuosa melena. Claro que existirá alguno que otro león metrosexual que acepte con gusto despojársela, pero este acto significaría la humillación total del pobre animal.

Y al igual que los samuráis, el despojarse de la melena era símbolo de abandonar el honor.

¿Acaso no estamos en una era que pregona y defiende la igualdad de géneros? ¿Por qué la mujer sí puede llevar su cabello largo o corto a su antojo, pero el hombre no?

¿Hasta cuándo se seguirá pidiendo a los empleados que se corten el cabello para conservar sus empleos?

¿Cuándo venceremos esa infantil premisa que asocia el cabello largo con homosexualidad?

Prejuicio

 Los hombres con cabello largo hemos sido sujeto de un sinnúmero de prejuicios desde mediados del siglo XX principalmente. Muchos totalmente ridículos y sin fundamento alguno.

Como éstas que veremos a continuación:

‘El pelo largo es de maricas.’

      Ponen en duda nuestra masculinidad con frases tales como: “¡pareces mujer!”, “¿acaso eres homosexual?” Sentencias tan machistas y ridículas tal como si se le dijera a una mujer que deje de usar pantalones o que nunca se corte el cabello, ya que parecerá hombre, pone en peligro su feminidad, y corre el riesgo de ser lesbiana.

      (Lo siguiente que voy a escribir es con el más profundo respeto hacia aquellos hombres que sienten atracción por su mismo sexo.)

     Siguiendo con los ataques sociales y cuestionamientos a la sexualidad de los hombres con cabello largo, vemos que la sociedad está una vez más equivocada. Un homosexual “que se respeta”, lleva siempre su cabello corto, son bien acicalados, quieren por sobre todas las cosas dar una imagen impecable. El cabello largo no es algo que les resulte atractivo, así que este argumento que usan en contra de los peli largo es más que sin fundamento. Lo contrario a la masculinidad del hombre es el cabello corto, no el largo, como demostraré más adelante.

¡Con pelo largo te ves sucio!

Otra de las “grandes” premisas que nuestros detractores usan.

Quiénes tenemos cabello largo solemos asear mucho nuestro cabello. Si cuidas tu cabello; lo lavas, lo cepillas, etc. No tiene porque provocar aversión a los demás, es más, todo lo contrario, más bien te lo admirarán. Algo que se está haciendo cada vez más evidente por esta época es que el hombre cuida su cabello incluso más que las mujeres. Muchas veces han venido a mí damas y doncellas a preguntarme como cuido mi cabello, y qué hago para conservarlo tan hermoso (¡cómo me alaban! Pero es verdad ¡eh!). Así que para aquellos pelilargos mi consejo es cuiden su cabello, no les digo que se apliquen cuanto tratamiento haya, para el cabello del hombre no es tan necesario ese tipo de cosas. Una buena higiene y unas cuantas cepilladas serán suficientes para cerrarles la boca y provocar envidia y admiración a los detractores.

¡Qué no me voy a cortar el pelo!

        El poseer cabello largo se ha convertido claramente en un caso de discriminación. Muchos lo hemos sufrido ya sea en el trabajo, escuela, colegio, e inclusive en nuestro hogar de parte de nuestros padres.

      Aquella incansable batalla en la casa y en el colegio por el “¡córtate el pelo!”. Tantos calificativos peyorativos como éstos: ¡inmaduro!, ¡malviviente!, ¡delincuente!, ¡fumón!, ¡drogadicto!

      Todo eso nos ha tocado soportar. Aquellas visitas traumantes a la peluquería donde por obligación cortamos nuestros cabellos. Lo vemos caer poco a poco y lentamente en el piso cual lágrimas. Al caer lo vemos pasar por nuestros ojos, parece que nos habla y nos dice -¿por qué me cortas y me abandonas? Algunos mechones se quedan en tu regazo, los recoges, los tocas, pero está seco y muerto. Les pides perdón. Cierras los ojos mientras escuchas las tijeras asesinas y sientes aquella peinilla acólita. Todo parece una pesadilla, poco a poco te abandona tu cabello y también te abandona la fuerza. Cierras los ojos, parece que te vas a desmayar. Finalmente la masacre se termina. Vuelves a abrir los ojos. Te ves en el espejo y no te ves a ti. Ves una versión empobrecida y opaca de un hombre que alguna vez brillaba. Te sientes desnudo. Ni gorras, ni sombreros pueden sustituir a tu hermoso cabello. Te quedas pensativo mientras barren tu cabello muerto, miras al peluquero/a como un carnicero, un asesino. No entiendes como puede tener un oficio tan cruel. Te vuelves a ver en el espejo y esta vez un poco de furia se mezcla con tu pena, te diriges al despiadado ser que te ha arrebatado tu melena y le dices: ¡Te has pasado! ¡Cómo te has atrevido a hacerme esto, oh horroroso ser! ¡Por más que te lo he repetido no me has entendido! No sé porqué siempre tiene que suceder esto, ¿acaso es tan difícil para un ser de tu calaña entender el significado de “sólo córtame las puntas”?

      Un pequeño ejemplo de lo que sentimos al estar en esa nefasta silla mientras nos despojan de nuestro amado cabello. Pero sí, aquella frase “Sólo córtame las puntas” parece ser un concepto que muchos de estos personajes dedicados a la “belleza” no entienden. De esta frase se podría escribir un libro entero, por supuesto dedicado a los peluqueros. Muchos hemos sido víctimas de este gran malentendido. Causando, algunas veces, daños irreversibles.

No Cortarás Tu Cabello Innecesariamente.

      También para las personas que dicen que el cabello largo te consume las proteínas del cuerpo, pues permítanme demostrar lo contrario citando el siguiente texto:

       Si el pelo no se corta, el crecimiento se detiene automáticamente después de alcanzar una cierta longitud. En esta situación, sólo el 0.5% de la proteína que obtenemos con nuestra dieta diaria, se utiliza para su mantenimiento. Por otro lado, el pelo cortado consume mucho más proteína porque ésta tiene que ser gastada en el proceso de re-crecimiento. Si el crecimiento del pelo se detuviera después de haber sido cortado, no habría ningún gasto extra de proteína.

      Si cortamos el cabello entorpecemos el proceso de transmisión de luz de los poros en los huesos de la frente a la glándula pineal, que afecta directamente la actividad del cerebro, así como las glándulas tiroides y las hormonas sexuales.

      Otro daño que causan los cortes de pelo es éste: El pelo es el medio receptor de energía solar para el cerebro, pero al cortarlo destruimos ese sistema y por consiguiente se deja al mecanismo casi inerte. Esto no implica que las clases sociales propensas a cortarse el pelo, carezcan de nivel intelectual si no mantienen el pelo largo, pero podrían haber logrado mucho más si lo hubiesen mantenido intacto. Si tomamos en cuenta que la pérdida acumulada, sufrida generación tras generación, podemos decir que el cortar el pelo ha sido ciertamente un impedimento en la manera en que el intelecto perfecto del humano se ha desarrollado. Eso es, ciertamente, una gran desventaja para la humanidad entera.

       Descubrimos que manteniendo el cabello largo hasta podríamos evitar aquellos famosos catarros o resfriados  que siempre aquejan a la población: La mayoría de las antiguas ciencias médicas indígenas revela que una de las causas del resfriado crónico es el corte del cabello. Se ha descubierto en muchas crónicas del siglo pasado que el pelo largo proporciona mucho alivio a quien padece este tipo de enfermedades. Es más, las personas con pelo largo son menos propensas a esta enfermedad. La investigación médica ha demostrado que la relación entre el cabello saludable y la glándula tiroides son bastante íntimas y si protegemos nuestra garganta, nuestro cabello permanecerá fuerte y saludable durante mucho tiempo. De esa manera el cabello también podrá realizar sus deberes más activa y eficazmente. Mantener el cabello es completamente necesario para un cuerpo saludable y fuerte. Nosotros no podemos sembrar el pelo; maltratarlo o cortarlo no es algo natural. Es una parte íntegra del cuerpo humano, es una manifestación de fuerza y valentía, símbolo de respeto social y reflexión mental.

       Para muchas culturas el cabello es una antena receptora de toda la energía del universo. Hay una hermosa cita del Manual del Maestro Acuariano sobre esto y dice: “Si rompes la antena de una televisión, entonces no recibirás nada. El Creador tiene una razón definida al darte cabello. El hombre es la única criatura que tiene el cabello más largo en su cabeza cuando es adulto. Cuando un humano permite crecer su cabello, está dando la bienvenida a la madurez, a la responsabilidad de ser completamente adulto y completamente poderoso. El tiempo en que naturalmente tenemos cabello corto es en nuestros días de niñez. La verdad es que cuando sea que añades algo a tu cuerpo o cuando quitas algo de tu cuerpo, demuestras apego al cuerpo, e interfiere con el balance milagroso y la ciencia de cómo el cuerpo y la mente humana funcionan.”

      Las mujeres de la Sociedad Vril, lideradas por María Orsic, eran fieles creyentes que el cabello era una antena con la que cual se podían comunicar con todos los entes del universo. La principal característica de estas mujeres, aparte de su inclasificable hermosura, era sus cabellos extremadamente largos.

     Para regenerar tus “antenas” periódicamente, los Yoguis recomiendan colocarse aceite de Almendras antes de ir a dormir, al cabo de tres noches ya estará listo.

     Conocido es también aquella historia de las abuelitas que dice que cuando tengas una discusión, un disgusto, o estés enojado o triste, lo mejor que puedes hacer es lavar tu cabello, ya que con esto se produce una “limpieza emocional”.

     Para peinar tu cabello se recomienda usar cepillos de madera, ya que este material contribuye a la correcta circulación y la estimulación del cuero cabelludo, al no crear la estática que producen otros materiales, provocando interferencia en la correcta asimilación de las energías.

      Si por el día te sientes cansado y sin energía existe una técnica que te ayuda a recargar: cepillando tu cabello de delante hacia atrás, luego atrás hacia delante, y de derecha a izquierda, e izquierda a derecha varias veces. Incluso algunos dicen que ralentiza el envejecimiento y ayuda a las mujeres a tener un ciclo menstrual sano.

      El cabello largo demuestra poder. Es un hecho. Es por esto que siempre encontrarás gracia en una persona con cabello sin cortar, unos lo llamarán santo y otros lo llamarán loco. Pero no hay dudas que la mayoría de personas con cabello largo son personas más conectadas con su entorno, con el universo. Siempre serán personas interesantes de conocer y que influenciarán tu vida de cualquier forma.

Problemas Laborales: Se corta el pelo o no hay trabajo.

        A la hora de encontrar empleo el mayor temor de nosotros los peli largo, es precisamente que se nos arrebate nuestra posesión más querida; nuestro cabello. Constituyendo un atropello total a nuestro derecho de propia imagen.

        Algo muy común es que en los trabajos nos pidan que nos cortemos el cabello, con la excusa de que la imagen del trabajador le pertenece al empleador en el tiempo de trabajo.

        Para que comprendan un poco como nos sentimos cuando nos dicen que nos cortemos el cabello, imaginen la siguiente situación: Son dueños de una empresa multinacional muy poderosa, es su orgullo, ustedes han luchado contra todo para que sea la gran empresa que es. Pero un día, llega el gobierno y de repente les dice que ahora la empresa es de ellos. Tienen la facultad de hacerlo y por lo tanto lo hacen.

         ¿Cómo se sentirían? ¿Acaso no se sentirían totalmente impotentes? ¿Acaso no se sentirían totalmente humillados? ¿Acaso no se sentirían totalmente indignados?, ¿Y qué harían? ¿Lo aceptarían? Si son de espíritu débil y conformista, es decir un borrego más, claro que lo harían. Pero muchos lucharían, ¿verdad?, lucharían por lo que tanto han luchado, valga la redundancia, lucharían por aquello que les pertenece, por aquello que los hacía sentir orgullosos, por aquello que significaba todo para ustedes. Por aquello que los identificaba y los hacía sentir bien al empezar el día.

       Aunque parezca exagerada esta comparación, así es exactamente como nos sentimos cuando el empleador de turno nos pide que nos cortemos el cabello. Es un abuso de autoridad sin igual.

      Algunos otros dice pero “pelo nomás es”, sí, para ustedes quizá. Para nosotros es como un miembro más, cuando nos cortan el cabello nos sentimos absolutamente disminuidos, tal como si nos cortaran los brazos o las piernas. Por favor, ya logremos entender la magnitud de esto. No es por moda o capricho. Es una forma de ser, nuestra manera de vivir.

       El cabello largo en este siglo es aceptado en profesiones que se desarrollan en ambientes creativos como: diseñadores, artistas o cineastas. Pero totalmente prohibida en profesiones “conservadoras” como: contadores, abogados, físicos, matemáticos, etc.

      Por supuesto hay empleos que necesariamente requieren el cabello corto, o muy bien recogido, como son aquellos que trabajan en rubros alimenticios o farmacéuticos, obviamente por razones higiénicas. Tampoco olvidemos exigir nuestros derechos, es importante que una empresa respete la individualidad y la privacidad en gustos y costumbres. La igualdad de oportunidades es uno de los principios de los derechos humanos, no por tener el cabello largo tienen el ‘derecho’ a negarte el trabajo o a discriminarte. Si de alguna forma te sientes agredido o excluido, te invito a que averigües los diferentes caminos legales y jurídicos con los cuales te puedas defender. Siempre encontrarás algo con respecto a la imagen en el código civil o la constitución.

       Antes de aceptar el empleo cerciórate que el mismo no tenga un reglamento que diga que hay que llevar el cabello corto, si es así pues no te tocará más que cortártelo si quieres conservar el empleo, pero si no hay reglamento alguno, y tu jefe te insiste en que tienes que llevar el cabello corto, pues defiéndete, lucha por tu derecho a la propia imagen. Tu jefe no puede obligarte a ir como a él mejor le parezca.

      Poco a poco los empleadores, y esto lo digo por las empresas de los países centrales o potencias, se van dando cuenta que un empleado que mantiene su imagen es un empleado feliz, por lo tanto será un mejor trabajador. Esto es algo que tardará en ser aceptado por completo, sobre todo en Latinoamérica, pero poco a poco se empieza a sentir el cambio, la verdadera igualdad de género está cerca.

   En países como Alemania, Suecia, Holanda o Austria, el tener o no cabello largo les da igual en el aspecto laboral. A eso tenemos que apuntar. En 2011 España, muy acertadamente, aprobó La Ley de Igualdad de Trato (Artículo 14 de la Constitución Española) que multa hasta con medio millón de euros a aquellos empleadores que discriminen por raza, religión, sexo, enfermedad, aspecto, o apariencia física. Es decir, ya no te podrán despedir, ni dejar de contratarte, por obesidad, “fealdad”, color de piel, discapacidad, o por tener tatuajes, o por tener tu cabello largo.

Es decir, que la empresa o empleador que te despida tendrá que demostrar que no lo hace basado en tu aspecto físico, caso contrario se atendrán a la multa.

“Queremos construir una sociedad que no humille a nadie y que no permita que nadie sea humillado, una sociedad donde sentirse seguro y, sobre todo, sentirse amparado por la ley”

Leire Pajín, Ministra de Sanidad Española.

Esperemos que con el pasar del tiempo podamos incluir leyes de este tipo es nuestras constituciones (latinoamericanas), sería un verdadero paso hacia el futuro.

Abajo la Imagen del Profesional “Acartonado”.

     Como hemos visto en muchas de las profesiones no se admite el cabello largo, irónico es que en la quizá profesión más conservadora, el Derecho, los jueces hacían uso de una peluca de cabello largo, para denotar: dignidad, elegancia e imparcialidad. Pero en estos tiempos un abogado de cabello largo es visto simplemente como un “mamarracho”. Ponen en duda sus costumbres, su inteligencia, su juicio, y nunca es aceptado por completo por sus pares.

      Increíble toparme con comentarios como éste: si quiero ser abogado y me visto como Hippie nadie me lo podrá impedir, pero pagaré el precio por ello de no tener clientes importantes porque nadie confiará en un abogado que no se viste como tal.

      Es hora que comprendamos que el aspecto físico de una persona no determina que esté menos o más capacitado para un trabajo. La imagen de abogado acartonado y cortado por la misma tijera es algo que ya debe desaparecer por estas épocas. Ahora es la oportunidad de finalmente hacerlo. Venzamos los estereotipos.

      ¿Y es que acaso la inteligencia de grandes filósofos y catedráticos como Confucio, Sir  Isaac Newton, Voltaire se vio de alguna forma mermada por el uso del cabello largo? ¿El cabello largo disminuyó de alguna forma la genialidad de Ludwig van Beethoven o de Leonardo Da Vinci? ¿Acaso tenemos que restar méritos a la contribución tan grande que han hecho a la cultura de la humanidad personajes como Albert Einstein, Karl Marx, Oscar Wilde, o John Lennon, simplemente porque alguna vez se les ocurrió no cortarse el cabello?

     Precisamente un Jurista Espartano es el autor de la siguiente frase: “el pelo largo hace al hombre guapo, aún más guapo y al feo más temible.” Ser más temibles es algo muy conveniente para la carrera de derecho, ¿no les parece?

No juzguen a nadie, para que nadie los juzgue a ustedes. Mateo 7:1

      Muchos también usan como “argumento” en contra del cabello largo a la religión. Cuando en la misma biblia se menciona uno de los versos más coherentes; Mateo 7:1 dice: No juzguen a nadie, para que nadie los juzgue a ustedes. Pero claro una de las mejores y más razonables enseñanzas de este librito no es acatada. Pero aquellas extremistas y sin sentido son las más respetadas.

      Pero bueno hablemos un poco de Jesús, el máximo exponente de la religión católica que es la más influyente en América, pudiera haber tenido el cabello largo. No se ha comprobado claro, pero de acuerdo con los registros históricos de aquellas épocas es más que seguro que en la Mesopotamia que vio caminar al nazareno era costumbre llevar el cabello largo.

      Siguiendo con este aspecto es probable que algún fanático religioso me mencione por ejemplo algunos párrafos de la biblia, y algún otro inclusive me diría el capítulo y versículo exactos donde se menciona la aberración hacia los largos cabellos. Me mencionaría éste por ejemplo: la primera de Corintios 11:14 que dice: “La misma naturaleza ¿no os enseña que al hombre sea deshonesto criar cabello?”

     ¡Oh no! La biblia dice que no tengo que tener cabello largo, ¡ah pero qué pecador soy! ¿Acaso la biblia tiene la razón en todo? La historia nos ha enseñado que más bien ha sido lo contrario, sobre todo cuando de opiniones sociales se trata.

       Curioso que en esta misma primera de Corintios se mencione otra cosas como ésta: 14:34: “Vuestras mujeres callen en las congregaciones; porque no les es permitido hablar…”

       Una vez más las sentencias machistas presentes. Sentencias que en estos tiempos de mayor iluminación y entendimiento, no tendrían por qué tener algún efecto sobre nuestra sociedad.

 Uñas y cabello no es lo mismo.

      Otro de los argumentos sin fundamento que suelo escuchar es: “entonces si te dejas crecer el pelo, por qué no te dejas crecer las uñas también pues”. Y es que existe una creencia muy arraigada que dice que el cabello y las uñas son prácticamente iguales. Esto no es así.

Primero veamos la Composición Química del Cabello.

Básicamente podríamos decir que el cabello es:

El 28% son proteínas.

El 2% son lípidos.

El 70% restante son sales minerales y aminoácidos.

Y los componentes específicos son:

44% de carbono.

30% de Oxigeno.

15% de Nitrógeno.

6% de hidrógeno.

5% de Azufre.

        Además también contiene calor y grasa; el pelo blanco contiene una pequeña cantidad de cal. Esos tres elementos pueden causar pequeños cambios en la proporción anterior. Al cortarnos el pelo, no sólo nos negamos ciertos minerales, sino que también los gastamos.

   La estructura molecular del cabello contiene tres cosas: El material genético, minerales y de hecho es la única parte de ti que contiene una impresión del viaje de tu vida, tu destino psicológico. Cumple con las mismas características de los anillos de un árbol.

  El cabello crece desde un hueco tubular, el folículo del pelo, formado por el hundimiento en la división más activa de la capa de piel, hasta la dermis más baja. Las uñas son simplemente modificaciones de las capas superiores de la piel muerta endurecida. ¿Parecidos? No.

      Entre las muchas diferencias entre éstas, destacaré que las raíces del cabello, al igual que cualquier otro órgano viviente del cuerpo, responden al envejecimiento de su portador, en el caso del cabello lo hacen en su longitud, densidad de crecimiento, canas, etc. También refleja la condición de salud de la persona en su lustre, brillo, etc.

      Las uñas no muestran ningún cambio en toda la vida del hombre, a menos claro que seas descuidado en tu aseo, o sufras alguna enfermedad grave.

Breve Historia del Cabello Largo en la vida del Hombre.

      Desde el principio de la historia del hombre y hasta hace tan solo unos siglos el tener cabello largo era el más grande símbolo de virilidad que un hombre podía portar. Y no vengamos con excusas sin sentido como aquella que he escuchado muchas veces y dice: “es que no sabían cómo cortarse el cabello, entonces por eso lo tenían largo” ¡Por favor!

       Junto a lanzas y arcos primitivos se encuentran peines hechos de hueso, madera, cuernos y astas de animales, de marfil o de espinas de pescado, que demuestran la preocupación del hombre antiguo por sus cabelleras. Ya sea con barba o sin barba, nunca el cabello largo fue sinónimo de homosexualismo o feminidad.

  • Desde Sumeria, donde los hombres se ondulaban el pelo y la barba, hasta la China del Confucionismo donde cortarse el cabello demasiado corto era visto como una forma de mutilación, y una manera de desfigurar la imagen.
  • En la cultura Celta, el cabello largo era símbolo de fuerza. E iban más allá, se lo adornaban con joyas y se lo trenzaban, y ¡Ay de aquél que ponga en duda su sexualidad! Muerte segura.
  • Los hebreos sólo cortaban sus cabellos como muestra de aflicción o humillación por el pecado cometido. Entre éstos, famosos por sus cabellos largos, rescatamos algunos que son: Sansón, la muy conocida historia del hombre más fuerte del mundo quien decía que su fuerza residía en su cabello, y cuando se lo fue cortado la perdió toda. En tiempos del rey David y Salomón, derramaban en sus cabellos partículas de oro para hacerlos brillar como el sol, y mientras más largo, más estimada y respetada era la persona. Y por supuesto el máximo personaje de la cultura occidental; Jesucristo, a quien siempre lo pintan (sea erróneo o no) como un peli largo alegre y noble.

 

  • Los egipcios utilizaban pelucas especialmente hechas y bañadas en oro para denotar su estatus social. Mientras más largo más poderosos.

 

  • En la cultura griega, en la Grecia clásica para ser precisos, el cabello rizado (del cuál soy orgulloso poseedor) era la sensación. Simbolizaba la libertad y el disfrute de la vida. Con el cabello largo buscaban asemejarse a los dioses. Los griegos dueños de aquellas magníficas y hermosas melenas llenas de bucles naturales, hicieron que todo el mundo conocido hasta esa época adoptará el estilo capilar griego.

Paréntesis: les contaré una anécdota. Cuando era niño vi un busto de Alejandro Magno con aquél cabello largo y rizado. Desde ese día decidí que lo quería tener así. Gracias al espíritu mayor, la naturaleza se encargó de cumplir mi deseo.

      ¿Y quiénes usaban el cabello corto o rapado en la antigua Grecia? Pues los esclavos, personas con alguna deuda con la sociedad, o que tenían que cumplir algún castigo.

  • En India luego de la conquista de Alejandro de Macedonia, la población empezó a usar el cabello largo y rizado de sus conquistadores. Los hombres ostentaban sus largas cabelleras y las adornaban.

       También en India cabe mencionar el más importante de los preceptos del Sijismo (religión hindú con orígenes en el siglo XV); El Kesh, que consiste en no cortarse el pelo, como respeto a la perfección de la obra de Dios.

        Me hicieron una pregunta un día: ¿Si llevar el cabello largo es tan bueno y milenario, por qué los monjes budistas se rapan?

        Pues primero empecemos diciendo que el Buda con el que estamos más familiarizados, Siddhartha Gautama, siempre tuvo el cabello largo, cuando dejó sus riquezas y demás, se lo cortó, y algunas tradiciones cuentan que se rapó. Pero luego su cabello volvió a crecer y lo dejaba enrollado en el lado izquierdo de su cabeza, o encima, que es la imagen más representativa de Buda.

        Ahora bien, los monjes budistas (no todos) se rapan el cabello en honor a esta primera acción que Siddhartha realizó, la de cortarse el cabello en señal de abandonar todo lo terrenal.

  • Para los Indios Navajo en Norteamérica creen que los pensamientos originados en la cabeza salen junto con el cabello y están en él; los pensamientos nuevos están cerca del cuero cabelludo y los viejos en las puntas de los pelos crecidos. Cuanto más larga es la cabellera, más pensamientos habrá en ella. Para los indios Sioux el alma de un humano está en su cabello. Existe la creencia además entre los indios norteamericanos (y esto lo comprobó el ejército norteamericano en la guerra de Vietnam) que las personas con cabello largo son más perceptibles, tienen mayor capacidad

 

        Así podemos encontrar el uso del cabello largo en los hombres en varias culturas más, como los Vikingos con sus trenzas, los Samuráis en Japón quienes usaban el cabello largo como símbolo de honor, y sólo lo cortaban cuando perdían el mismo.  El pueblo Inca adoraba tener sus cabelleras largas, y para los Mayas era un castigo también el que se les corte el cabello.

Pero si el uso del cabello corto en el hombre es algo relativamente nuevo, ¿de dónde vino esta “moda”?

      El uso del cabello corto empezó a finales de era helenística, y llegó a Roma a finales de la época de la República, con la conquista de Grecia. Se usaba el cabello corto por vanidad y para diferenciarse de los pueblos bárbaros. También se dice que para tener más facilidad en las batallas. Luego a finales del Imperio volvió una vez más la moda del cabello largo. Pero con las diversas guerras y plagas se lo empezaron a cortar una vez más. Es así como vemos que en Roma se institucionalizó el cabello corto por vez primera, pero nunca fue totalmente aceptado, ni tampoco fue usado por todos los pueblos bajo su yugo. Ya que para las demás naciones el cabello corto era anti-masculino.

       Luego de la caída del Imperio Romano, vamos a la Edad Media y son los germanos quienes toman protagonismo en la historia, podemos ver la importancia que le daban a sus cabellos. Tan importante era para ellos que se establecían las jerarquías militares mediante el largo del cabello de los hombres. También lo usaban para parecer más temibles en las batallas, era símbolo de poder  y autoridad. Obviamente la peor afrenta y humillación que se les podía hacer a estos hombres era cortarles el cabello.

      Los Merovingios usaron éstas mismas reglas, siendo así los reyes quiénes ostentaban las cabelleras más largas, y cuando querían descalificar a alguien de suceder en el trono ¿saben lo que hacían? Pues les cortaban el cabello.

       A los Merovingios les sucede los tiempos de Carlo Magno y el Sacro Imperio Romano Germánico. Para estas épocas la iglesia Católica estaba empezando a alzarse en poder, y los cabellos demasiados largos era de repente símbolo de “paganismo” y hedonismo, algo no digno de los cristianos. Así que nuevamente se empezó a usar el estilo romano pero sin llegar a ser demasiado corto (cabello largo hasta la nuca).

       En el Renacimiento la población se independiza un poco de las ideas de la Iglesia Católica, se produce una revolución cultural,  intelectual, filosófica. Vuelve todo lo griego, y por supuesto se empezó a usar nuevamente el cabello largo. Como símbolo de intelectualismo y libertad.

       El rey sol, Louis XIV de Francia, con su cabello largo, oscuro, y lleno de rulos estupendos, puso de moda su estilo. Un estilo que se usó durante los siglos XVII y XVIII.

       Como es lógico no todo el mundo podía tener aquellos rizos, entonces se empiezan a usar las famosas pelucas que tan familiares nos son.

      Pelucas que se usaron hasta la llegada de la revolución francesa, donde los mismos aristócratas dejaron de usar las pelucas por temor a la muerte, y por consiguiente el pueblo siguió los pasos de sus líderes pasados. Siendo esta la moda en el siglo XIX.

       Como vemos en esta breve historia del cabello largo, la humanidad hace lo que sus líderes hacen. Es decir que si por estos momentos de alguna forma me proclamaran Rey del Mundo, toda la población empezaría a usar el cabello largo nuevamente, sin ninguna vergüenza o tapujos.

        Esto cambió un poco en siglo XX donde a falta de una nobleza a quién asimilar, fue el cine y la música quién imponía las modas.

       ¡Oh el siglo XX! Testigo de todos los estilos y peinados que han existido en la historia; el griego, romano, germano, victoriano, etc. Pero es luego de la segunda guerra mundial donde nace un nuevo sentido de existencialismo en las personas, en gran parte debido a los horrores, masacres y demás que ocasiono la guerra, y que gracias a los medios de comunicación el mundo estuvo al tanto de gran parte de estos hechos.

       Las personas se empiezan a dejar crecer los cabellos como declaración de que esta vida es una sola, puede acabar pronto, y hay que hacer lo que más te plazca y no vivir bajo ningún estigma social.

       En 1958, el cabello de Elvis Presley (estrella de rock, rey del rock, dios para algunos) era tan importante, que miles de fans hicieron protestas públicas cuando el cantante entró al servicio militar y le cortaron el pelo en el ejército.

       El ejército. Otro gran culpable de que el cabello corto se haya institucionalizado hasta hoy. Como he mencionado, el cortarse el cabello ha sido muchas veces sinónimo de humillación en sinnúmero de culturas. Y esto es precisamente lo que te hacen al llegar al ejército.

     Te humillan no sólo quitándote el cabello, sino que haciendo ésto, te demuestra quien “manda”,  aminoran tu autoestima, y te hacen sumiso. Perfecto para una vida de sirviente, de esclavo. Sin opinión propia.

      Pero la cúspide de este existencialismo reencontrado lo vemos en la década de 1960. Ya que se da una especie de renacimiento cultural y filosófico nuevamente, y los cabellos largos empezaban a ser protagonistas. Esta vez como símbolo de protesta contra las guerras. Las bandas musicales como The Beatles, sin querer, propagaban un mensaje de individualismo con su look que caló muy profundo en la juventud de aquella época, y que aún se mantiene hasta nuestros días.

       La libertad de hacer lo que mejor te parezca. Tu Derecho a tener tu propia imagen, tu Derecho Fundamental al Desarrollo de la Personalidad, y el Respeto a tu Autonomía Personal.

      Qué bueno que en este siglo XXI, por lo menos de lo que va de él, hemos dejado de respetar y seguir estos ridículos paradigmas y adoctrinamientos sociales. ¿Pero por qué no defenderlo también? Como vemos, aquellos poseedores de largas cabelleras no tienen de que avergonzarse, y es más, tendrían que estar orgullosos de seguir con una de las herencias más antiguas y sublimes en la historia del hombre.

No es cuestión de moda o estética.

  Lamentablemente el conocimiento de porqué usamos el cabello largo se fue perdiendo con los años, hasta que llegó el punto de que lo olvidamos por completo. Olvidamos su función y lo vimos como algo ornamental. Gran error.

       Es por esto que hemos llegado incluso a despojarnos por completo de él. Simplemente lo desechamos sin tomarnos la molestia de investigar las verdaderas funciones que éste cumple.

       Debemos preguntarnos por qué la mayoría de las culturas antiguas, y los descendientes de éstas, siguen usando el cabello largo hasta estos días.

       Pues precisamente por ser “antiguas” tienen mayor comprensión del mundo, la vida y anatomía del hombre. Saben lo que es bueno para nosotros y lo que no. Ellos no siguen ningún patrón estético, conservan sus cabellos largos porque saben que es lo más beneficioso en la vida del hombre. Conocen sus ventajas.

Algunas Ventajas y Funciones del Cabello Largo.

       Para entender las funciones del cabello, primero tenemos que comprender que somos mamíferos. Los más adaptados debido a nuestra capacidad para regular la temperatura corporal con las variaciones naturales del clima. Este factor es posible gracias a la piel con pelo.

      El cabello tiene muchas funciones, entre ellas la protección contra el sol y el frío.

       Debo decir que muchas veces me ha salvado en aquellos días que el sol está infernal. En aquellos días tan calurosos como el descrito, nuestro cabello crea un tipo especial de sudor; este sudor se mezcla con el cabello evitando que éste se ponga muy caliente; nos protege del calor directo. Es por esto que las personas con cabello largo son menos susceptibles a la famosa insolación.

       Me ha salvado de varias quemaduras, y quién sabe, me esté salvando de algún cáncer cutáneo ya que el cabello absorbe radiación dañina del sol.

       Al contrario, cuando hace frío la sustancia en el pelo que proporciona calor al cuerpo se activa. Para no sentir frío, el cabello guarda la temperatura caliente en la zona de la cabeza conservando el calor recibido del Sol.

       Según los maestros del yoga o yoguis, el cabello largo incrementa la creatividad (véase nomás cuántos músicos, pintores, etc. tienen el pelo largo). Incrementa nuestra energía        vital, nuestra energía Kundalini: vitalidad e intuición, el alimento divino, uno de los principales catalizadores para nuestra evolución mística y espiritual.

       El sabio Yogui Bhajan, dice: “Tu cabello no está allí por error. Tiene un propósito definido, los santos lo descubrirán y los otros hombres se reirán. ”

       Para hablar un poco de los peinados, primero debo revelar un dato que puede parecer muy ridículo para algunos, sin embargo resulta muy interesante:

      Los huesos de nuestra frente poseen un grado de porosidad mucho más alto que el de los demás huesos de nuestro cuerpo, esta porosidad de los huesos de la frente tiene la capacidad de transmitir la luz del sol hacia la glándula pineal, lo que afecta nuestras funciones cerebrales de buena manera, la tiroides y las hormonas sexuales. Ahora, para aquellos y aquellas que usan flequillo, como podrán ver, están inhabilitando aquel proceso al tapar su frente con el cabello, perdiéndose de los verdaderos beneficios energéticos del cabello largo.

Existe una anécdota que explica muy bien todo esto, documentada históricamente:

     Genghis Khan, al conquistar China, al considerar que este pueblo era el más inteligente y avanzado de su tiempo, ideó un plan para someterlos por completo, aparte de las masacres, claro: el plan consistía en cortar el cabello a los hombres, y ordenar que las mujeres usaran flequillo para cubrir sus frentes, así las haría más sumisas y menos fértiles según su creencia, provocando la disminución de la población y una subsecuente rebelión.

       Con solo poner nuestras largas cabelleras al sol, estamos produciendo grandes cantidades de Vitamina D.

        La Vitamina D protege al cuerpo humano de graves enfermedades como la tuberculosis, y es un elemento esencial para huesos, dientes y sistema nervioso. La podemos encontrar en los vegetales, pero en esta era ya no es factible debido al uso indiscriminado de insecticidas para proteger las cosechas, haciendo que la vitamina desaparezca de los vegetales.

       Ante la falta de esta vitamina, algunos países han empezado a producirla de manera artificial para agregarla como complemento en los alimentos de los niños principalmente, tratando de evitar así que éstos crezcan física y mentalmente débiles. Aunque los países pobres no cuentan con suficientes recursos económicos para invertir en salud, podrían crear fácilmente y de manera gratuita la valiosa Vitamina D con solo exponer sus cabellos al sol.

         Las investigaciones han demostrado que cuanto más largo es el cabello, mayor es la producción de esta vitamina, la cual se crea a través de la interacción del calor del sol con el aceite natural del pelo.

        Todo esto nos muestra que el cabello largo es muy importante para nuestro bienestar físico y mental. Si la vitamina D únicamente puede obtenerse de manera gratuita a través de la naturaleza mediante el cabello, la práctica de mantenerlo largo se vuelve indispensable para los seres humanos.

       La deficiencia de esta vitamina en adultos se asocia con la aparición de osteoporosis y al cáncer de colon. Se ha descubierto que la vitamina D cumple también funciones anti envejecimiento.

       Esto explicaría aquél famoso mito que algunas estrellas del rock no envejecen ya que han hecho “pacto con el diablo” o se han dedicado a hacerse cirugías, pero vemos que el cabello largo puede ser su gran secreto anti edad.

       Otra de las ventajas es que se ha demostrado que el cabello funciona como un banco natural de metales, así que si mantienes tu cabello en buen estado y cuidado, los valores de zinc aumentarán. Y mientras sea largo pues mucho mejor obviamente. Sobre todo para personas como yo, que tienen una dieta vegetariana esto es buenas noticias. Ya que al zinc lo podemos encontrar mayormente en las carnes. Con el zinc podemos prevenir graves y peligrosas enfermedades como la diabetes.

      El cabello largo nos brinda energía espiritual y física.

       Somos entre 60 y 75 %  agua, y al igual que los mares y océanos, el hombre se ve afectado por las ondas que vienen del espacio. Muchas dañinas. El cabello previene que estas ondas afecten al cerebro y a la mente; la siguiente cita lo explica: como resultado ésta no sufre de emocionalismo excesivo, pesimismo y confusión mental; al contrario, mantiene virtudes como el valor, calor moderado de corazón, optimismo y entusiasmo.

        Siempre ha existido la creencia de que el cabello largo es sinónimo de coraje y valentía. Y pues intentando explicar un poco esto, quizá se deba a que cuando los mamíferos están en estado de alerta o peligro, el cabello se levanta. Esto más que un reflejo es un milagro natural. El pelo intenta recoger el máximo de energía de la atmósfera, lo que nos da precisamente más valor y fuerza. Del mito a la realidad aunque siga pareciendo mito señores.

Como vemos las ventajas de tener cabello largo son muchas. ¿Porqué rechazar este hermoso regalo que la naturaleza nos ha brindado?

Atractivo Físico.  No escondas tu cabello, riega su esplendor

      Siempre he pensado que el cabello largo debe llevarse suelto. De otra forma, si siempre lo vas a llevar recogido no le veo el sentido de tenerlo largo, por lo menos es lo que yo creo. He conocido personas con cabello largo pero que jamás he visto que lo liberen y lo enseñen al mundo en su máxima extensión. Claro muchos lo escogen así por gusto o por tradición como la cultura otavaleña en Ecuador.

Pero no hay nada mejor que sentir el viento rozando y jugando con tu cabello. Aquella sensación de poderío, de sentirse libre, de sentirse un dios.

Tu Cabello Vale Su Peso En Oro.

      Mujeres y hombres pagan mucho dinero por extensiones o pelucas hechas de cabello natural. La elevada demanda por esto ha llevado a que ahora existan “delincuentes del cabello”. Sí, así es. Personas que se dedican a robar cabello. Así como lo leen, y aunque suene ridículo, es algo que se está dando.  Esto malhechores le cortan el cabello a la gente desprevenida y lo van a vender. Un gran negocio que muy pronto se popularizará mundialmente. Como vemos es también algo muy valioso, ¿por qué cortarlo sin razón? Tenemos un tesoro en nuestras cabezas. Déjalo crecer para los tiempos de crisis.

Epílogo.

 No les estoy diciendo que todos los hombres tienen que tener el cabello largo, está claro que llevarlo largo es una elección, ni tampoco pretendo ofender a las personas que sufren de calvicie. Este texto no es más que un intento de abrirle los ojos a la sociedad en general, sobre todo aquellos que están en contra del cabello largo.

       Desde que tengo el cabello largo me he sentido más conectado con la naturaleza, con todos los seres que viven en ella. Me ha hecho más sensible a todo lo que me rodea.

       Si es verdad que el cabello actúa como “antena”; podríamos explicar aquellos pensamientos que muchas veces nos preguntamos de donde vienen. Aquello que algunos podríamos llamar inspiración.

      Desde que tengo el cabello largo he vivido con plenitud en este mundo. Sin importar las penas y decepciones, he seguido adelante, sin desesperarme. Sientes la vida de otra manera, sientes más libertad. Una verdadera conexión con todo.

       No se trata de ningún capricho o cualquier clase de actitud infantil. Así que cuando le pidas a alguien que se corte el cabello, piénsalo dos veces, para algunos puede representar una ofensa de gran magnitud. Aprendamos a ser comprensivos. No sexistas.

      ¿Dónde queda el respeto y la tolerancia? No se trata de simple moda. Si estuviéramos bajo los conceptos de la moda, pues tendríamos el cabello corto ¿no creen? El llevar el cabello largo es una declaración a la vida. Si ya hemos demostrado que el uso del cabello largo en el hombre es lo “normal” y no al revés. Con esto quiero acabar de una vez por todas con este prejuicio sin sentido.

       ¿Acaso será necesario formar un movimiento para que por fin logren respetar nuestro deseo de tener el cabello largo? ¿Por cuánto tiempo más aguantaremos este atropello? Quizá para la mayoría de las personas sea “sólo pelo” pero no comprenden que al despojarnos de nuestro cabello, nos despojan de algo que nos hace sentir orgullosos, algo que es parte de nosotros, algo con lo que nos sentimos bien, nuestra identidad. El despojarnos de nuestro amado cabello es tal como si nos castraran.

       Aunque nos digan que esta es otra época, que el pelo ya no se usa así. Pero qué tal si hacemos de esta época, ¡la época del cambio! Rompamos los esquemas y empecemos a respetarnos más que antes.

       ¿Por qué si vivimos en una sociedad que se supone busca la igualdad de géneros, el hombre sigue soportando improperios por el largo de su cabello?

       Porqué se nos juzga cuando no hacemos ningún mal. Algunos se lo dejan crecer para diferenciarse de los demás.

       Confundimos y malinterpretamos la esencia e intenciones de una persona porque confiamos ciegamente en los estereotipos. En esta época se cree que aquél de cabello corto es el bueno, y aquél de cabello largo es el malo.

      Algunas veces esta sociedad o sistema social en el que nos encontramos, pretende arrebatarnos toda nuestra identidad, todo lo que tenemos. Lo único que podemos salvar es nuestra dignidad. Nuestra convicción, y esto lo hacemos por mantener nuestro cabello largo.

       El comprender esto es un gran paso para la igualdad de géneros, un gran paso para la evolución de la sociedad, un gran paso para un mundo mejor.  Nuestra identidad es la única verdad.

Y así es, ¡usaré mi cabello largo hasta la muerte! O hasta que me quede calvo.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Fuentes Electrónicas

 

http://thehistoryofthehairsworld.com (Consulta: 23/06/2012)

 

http://elcamidelavida.blogspot.com (Consulta: 24/06/2012)

 

http://www.elperiodico.com/es (Consulta: 26/08/2012)

 

Bibliografía

 

Bhajan Yogi, Ph.D., (2010) Master of Kundalini Yoga. Manual del Maestro Acuariano.

 

 

 

 

 

 

Por mucho tiempo se ha discriminado a los hombres con cabello largo, pero he aquí por fin el arma que podrán usar contra casi todos los estúpidos argumentos que nos lanzan constantemente, una pequeña obra para todos aquellos que día a día luchan para mantener su cabello largo en esta sociedad de mentes cortas.

Lo dejo en pdf para que se lo bajen si gustan, ya que copiarlo acá saldría muy largo. Disculpen la mala redacción y una que otra falta ortográfica, ya saben que acá no  todo se hace buscando la perfección, sino que se lo hace con pasión, que es lo que cuenta.

Pueden bajarlo de Mediafire: http://www.mediafire.com/?h18ad23l3bpbvwb

O, pueden verlo y leerlo en google docs (hasta que google books se digne a subirlo) y bajarlo también si gustan:  https://docs.google.com/open?id=0B2lFk-dzwyvIOGZwTTNlakJ4Wk0