Lucifer by Mike Carey (Cómic Completo)

Lucifer

La mitología en el mundo de los cómics se torna cada vez más apasionante, me he encontrado horas de horas leyendo sobre un personaje en particular e incluso intentar comprender sus motivaciones y destino tal como lo hacía con los personajes de la mitología griega cuando era niño. Y es que no hay dudas que los cómics nos han proveído de lo que ahora bien podría llamarse ‘mitología moderna’, historias y personajes que, a partir del siglo XX, han servido como nuevos arquetipos de la humanidad. A partir de la década de 1980, sobre todo, se dotó a los héroes, antihéroes, y villanos de un pasado y de una profundidad psicológica jamás vista, el cómic cambió para siempre, se convirtió en una extensión literaria por excelencia.

Uno de los representantes de esta nueva forma de hacer cómic fue The Sandman; de los cómics más impresionantes que llegaremos a leer en nuestras vidas, obra de Neil Gaiman de la legendaria editorial Vertigo, filial de DC Comics, tiene como protagonista a la personificación de el Sueño, y sus diferentes nombres a lo largo de la historia: MorfeoOneiros, el Formador, el Príncipe de las Historias, y, por supuesto, el Arenero (the sandman), ha llegado a convertirse en un cómic de culto, ubicando a su autor en el podio de autores de la novela gráfica junto a Alan Moore, Frank Miller, y Grant Morrison, autores que ven al cómic como el 8vo arte y luchar por hacerlo parecer así y no como un mero vínculo entre el papel, la televisión o el cine. Estos autores nos demuestran que algunas historias solo pueden ser contadas de esta manera, los verdaderos defensores de la literatura de la imagen.

Lucifer

De este gran cómic que abordaremos posteriormente (espero) se desprende la historia de uno de los personajes más entrañables, incomprendidos y misteriosos de la historia de la humanidad, el tan pasional Lucifer, en este caso bajo el nombre de Lucifer Morningstar. En su inicio concebido por Gaiman como uno de los personajes esenciales para el desarrollo de la historia del arenero y posteriormente llevado al protagónico total en una serie de 75 números escrita por el infravalorado Mike Carey.

La visión de Gaiman al concebir a Lucifer fue inspirada por el Paraíso Perdido de John Milton, aquel Lucifer martirizado, que, aburrido de su existencia, sale en busca de diversión llegando a convertirse en un arquetipo prometeano para la humanidad. Amoral, cruel y despiadado, el solipsista definitivo en palabras del mismo Carey, dotado de una inteligencia extraordinaria, misma que lo hace uno de los personajes más temibles y poderosos en el mundo del cómic, verdadero epítome de la astucia vence fuerza, y, por supuesto, es un ser elegante y sofisticado dueño de un encanto singular que ha venido seduciendo masas por generaciones.

Bowie Lucifer

Destaquemos el aspecto elegante y sofisticado de Lucifer, ¿les recuerda a alguien? Aquel porte, vestimenta ochentera y cabello rubio platinado, ¿qué? ¿Billy Idol? ¡NO! La inspiración para el diseño de Lucifer es ni más ni menos que el mismísimo David Bowie en su era ochentera (hitmaker). Para Neil Gaiman David Bowie era la personificación perfecta del demonio, no había otro, en palabras de uno de sus dibujantes Gaiman le diría lo siguiente:

‘Él (Neil) sólo dijo: “Él es. Debes dibujar a David Bowie. Encuentra a David Bowie, o te voy a enviar a David Bowie. Porque si no es David Bowie, vas a tener que redibujarlo hasta que sea David Bowie. “Así que dije:” Está bien, está bien, es David Bowie. “‘

Debo confesar que la davidbowiesidad de Lucifer fue la verdadera inspiración para este post que en principio iba a tratar solo sobre la davidbowiesidad de Lucifer y nada más. Sin embargo, luego de leer algunos números del cómic quedé verdaderamente fascinado y no tuve más remedio que emprender la búsqueda de todos los números para compartirlos con ustedes. Me recordó mucho al manga Angel Sanctuary de Kaori Yuki, otra obra maestra que nos demuestra lo maravillosa que puede llegar a ser la mitología judeo-cristiana fuera de las páginas de la biblia.

Lucifer

Lucifer, en este cómic, es un ser cuasi omnipotente y omnisciente que se cansa de gobernar el infierno y entrega el mando de éste a dos ángeles mientras él se retira felizmente a la tierra para fundar un bar llamado Lux donde funge como anfitrión y pianista (davidbowiesidad), es decir, cumple el sueño americano. Sin embargo no todo es tranquilidad para el buen Lucifer, ya que su padre le encomienda una misión donde el premio será cualquier cosa que él desee, así empezarán las aventuras de este ser que, pese a toda su astucia y esfuerzos, jamás podrá ser libre del todo, siendo éso su mayor anhelo, asistiremos a las aventuras de un condenado, la verdadera víctima de las circunstancias. Así que vamos a por ello. Dios, cielo, infierno, el arcángel Miguel (Michael Demiurgos, hermano de Lucifer), los descendientes de Lilith, e incluso un mazo de Tarot viviente llamado Basanos, forman parte de esta historia llena de mitología, historia, seducción, jazz, acción, romance, narcisismo, magia, metafísica, música, mecánica cuántica, multiversos y demás, este cómic tiene todo.

Lista de Personajes más poderosos en el mundo del cómic

God council

Como “bonus track” les dejo una pequeña tabla que he armado sobre los personajes más poderosos en el mundo del cómic occidental, solo para mostrarles el rango de poder que ocupa este personaje, Superman no le llega ni a los tobillos ni en su versión One Million, su presentación más poderosa. Lucifer fue el creador del universo DC junto a su hermano Michael (Michael puede crear y Lucifer puede moldear lo creado), es decir, Batman, Superman, Mujer Maravilla, Flash, Aquaman, y la gran mayoría de super héroes existen gracias a él. La cantidad de personajes omnipotentes y omniscientes en el mundo del cómic es en verdad abrumadora, así que en este caso me dejaré guiar más por el corazón, así que no se sorprenda si no encuentra a Q, Scathan, Cyttorak, Genesis, Dormammu, Galactus, la fuerza Fénix, Sise-Neg, Saint of Killers, Mr. Mxyzptlk o Bat-Mite. Y, por supuesto, dejando de lado a las personificaciones de los autores de cómic mostrados como dioses supremos, por ejemplo: The “Supreme” Being (DC Multiverse), The Collaborator (Stan Lee), The Artist (Jack Kirby), The Writer, Marvel and DC Brother, etc.

1.- The Great Presence (DC), The One Above All (Marvel)

2.- The Presence (con sus emanaciones: The Source, The Voice, The Hand, The Word, Wally, y Elaine Belloc) = The Great Beat Evil (DC), Man of Miracles (Image Comics [Spawn]), Yahweh (DC Multiverse – Vertigo Universe)

3.- Primal Monitor (DC), Pre-Retcon Beyonder (Marvel)

4.- Lucifer Morgningstar = Michael Demiurgos (DC) [Los dos hermanos unidos llegan al nivel de The Presence y The One Above All ya que gracias a la ambición e imaginación de Lucifer se llegarían a crear tantos o más multiversos que los que existen en Marvel cómics, incluso el famoso omniverso, siendo virtualmente imparable)

5.- Protege (Marvel), Pre-Retcon MoleculeMan (Marvel), Thanos HOTU [Marvel], Rune King Thor (Marvel)

6.- The Spectre (DC), Living Tribunal (Marvel)

7.- Infinity/Eternity [Marvel]

8.- Nemesis (Marvel), Antimonitor (DC)

9.- The Celestials (Marvel)

10.- Sky Fathers, Elder Gods, Great Old Gods (Marvel)

11.- Franklin Richards (Marvel)

12.- Superman One Million (DC), Thought Robot, Cosmic Spiderman/Captain Universe (Marvel)

Seguro los verdaderos conocedores del cómic destrozarán esta lista, por la posición de Thanos HOTU sobre todo, pero qué puedo decir, el tipo simplemente no termina de convencer, con otro diseño sería el mejor. Y claro, por favor críticas, comentarios y sugerencias será bien recibidas para seguir alimentando la lista. Ahora sí, a disfrutar de Lucifer:

Vertigo Comics: Lucifer (complete) [Torrent] 


El Paraíso Perdido de John Milton ilustrado por Gustave Doré

Lucifer by Gustave Doré

Seguimos con la fiebre de las ilustraciones del siglo de Oro, esta vez es el turno de mi favorito, el gran Gustave Doré. Para iniciar con Doré iremos por mis favoritas, su trabajo para el Paraíso Perdido de John Milton, aquél magnánimo y controvertido poema que reivindicaba la imagen del mismísimo Lucifer al dotarlo de virtudes prometeanas, una víctima de las circunstancias, un rebelde, un mártir que lucha contra su creador y la autoridad de éste, ya que piensa que no es justo someterse a él por el sencillo hecho de haberlo creado, este Lucifer prometeano lucha bajo la consigna: Mejor reinar en el infierno que servir en el cielo“.

Gustave Doré, (Estrasburgo, Francia, 6 de enero de 1832 – París, Francia, 23 de enero de 1883) quien ilustró cientos de obras entre los que se cuentan Don Quijote de la Mancha, la Divina Comedia, cuentos infantiles, y hasta la Biblia. Famoso por sus escenas épicas llenas de dramatismo, logra en el Paraíso Perdido su punto álgido, como podemos ver en la ilustración del encabezado, logra capturar perfectamente aquella expresión de víctima, de incomprensión, aquella mirada al vacío, Lucifer no tiene a quién acudir, está completamente solo, mira hacia arriba sabiendo que no habrá nada ni nadie, está solo, depende de él y nadie más, un Lucifer que logra cautivar por completo. Lucifer es el protagonista del poema, y esta fue la primera ilustración de Doré que logró conmoverme completamente y me convenció de leer el poema de Milton. Lucifer es mostrado como un hermoso ser, inconformista, insatisfecho, que captura al lector completamente con su elegancia y estratagemas a la hora de lograr sus cometidos. Es este Lucifer que a pesar de su envidia por los nuevos seres terrenales, los usa para “vengarse” de su creador,  llevándolos a cuestionarse la razón de su existencia e ir más allá, aunque eso signifique el pecado y el fin de su felicidad, pero felicidad a qué precio, ¿al precio de vivir para siempre en la ignorancia? ¡No! Lucifer les ofrece la oportunidad a Adán y Eva de conocer y saber.

“Los Dioses fueron los primeros que existieron, y se prevalen de esta ventaja para hacernos creer que todo procede de ellos, pero lo dudo, porque, al paso que veo esta hermosa tierra que con el calor de los rayos del sol produce tantas cosas, ellos no producen nada. Si lo producen todo, ¿quién ha encerrado la Ciencia del Bien y del Mal en este árbol, de tal suerte que el que come de su fruto adquiere al momento la sabiduría sin su permiso? ¿Cuál sería la ofensa del hombre por alcanzar este conocimiento?”

John Milton (Londres, 9 de diciembre de 1608 – ibídem, 8 de noviembre de 1674) crea este poema con más 10.000 versos escritos sin rima. Epopeya sobre el bien y el mal, el infierno y el paraíso, expuestos como estados de ánimo, la exploración psicológica de estos personajes bíblicos que ya forman parte del inconsciente colectivo, y sus móviles ‘reales’ para sus acciones y consecuencias. En la obra se da un vuelco total a la imagen sacra de estos personajes: aquí Adán no es el ingenuo del Génesis, sino un ser lleno de curiosidad ansioso por descubrir el misterio de la existencia, alguien que abandona todo -incluso la vida eterna- por su amor a Eva. Eva es mostrada como una mujer en extremo hermosa y vanidosa, al ser consciente de su belleza y del amor que Adán le tiene, no duda en manipularlo de cuando en vez, pero no deja de ser una esposa abnegada y fiel. Los arcángeles son seres sometidos y prácticamente irracionales, que defenderán a su creador por sobre todas las cosas. Aquí Dios es descrito como un engreído, egoísta, altanero, omnipotente, un ser a cual el poder se le subió a la cabeza y ha perdido total control de sus actos.

“El Espíritu lleva en sí mismo su propia morada y puede llegar en sí mismo a hacer un Cielo del Infierno o un Infierno del Cielo”

Imaginen lo que sería este poema significó para los puristas cristianos del siglo XVII, si este poema era escrito un siglo atrás, o en la España católica, es seguro que lo habrían condenado a la hoguera o peores castigos, tachándolo de hereje e inmoral entre otros improperios muy de la inquisición.

Para lograr entender el poema de Milton en su totalidad hay que tener un conocimiento enciclopédico de mitos y leyendas de la antigüedad, griegos sobre todo. El uso magistral del lenguaje, el inglés fusionado con latín y griego antiguo, más la sintaxis y prosa única, hacen del documento algo difícil de digerir en primera instancia, y por supuesto en extremo complicado de traducir, es por esto que literatos a lo largo de la historia recomiendan leerlo en su idioma original, y es muy difícil encontrarlo traducido de hecho. Pero la magia del internet nos ha hecho llegar una hermosa versión traducida que dejo a su disposición:

John Milton – Paradise Lost [PDF- Español]

Ahora sí, disfrutemos de las ilustraciones de Doré:

Lucifer

 

L

L

L

L

L

 

L

 

L

 

L adam eve