¿Quién fue Zarathustra?

Tristemente todo lo que conocemos de Zaratustra se basa en el libro de Nietzsche, rara vez llegamos a encontrar datos sobre la supuesta vida de este personaje, a menos, claro, que poseamos las Gathas o cánticos sagrados.

El Mazdeísmo o Zoroastrismo es un antiguo sistema religioso y filosófico que define la dualidad e influenció a muy grandes rasgos las filosofías del gnosticismo, el judaísmo, el cristianismo, maniqueísmo y el islam. En el zoroastrismo, el creador Ahura Mazda es la personificación del bien y ningún mal se origina en él. [El término ‘Ahura’ era también conocido por los indios, que lo pronunciaban asura. Los iranios transformaron la “s” original en una “h”. En los pasajes más antiguos del Rig-veda (el texto más antiguo de la India, de mediados del II milenio a. C.), la palabra asura representa al Ser supremo, como entre los iranios. Más tarde, cambiando de sentido, se aplicó a los antidioses, los demonios. (wiki)].

Así, en el zoroastrismo bien y el mal tienen fuentes distintas, con el mal (druj) tratando de destruir la creación de Mazda (ASHA), y el bien tratando de sostenerlo. La religión dice que la participación activa en la vida a través de buenas acciones es necesaria para garantizar la felicidad y para mantener el caos a raya. Esta participación activa es un elemento central en el concepto de libre albedrío de Zoroastro. Ahura Mazda finalmente prevalecerá sobre el maligno Angra Mainyu o Ahriman (Angra Mainyu o el espíritu del mal se origina de una duda surgida en la mente de Ahura Mazda), momento en que el universo se someterá a una renovación cósmica y el tiempo terminará. En la renovación final, toda la creación, incluso las almas de los muertos que fueron desvanecidas en “tinieblas”, se reencontrarán en Ahura Mazda, volviendo a la vida en forma de no-muertos (no confundir con zombies). Al final del tiempo, una figura salvadora (Saoshyant) dará lugar a una renovación final del mundo (frashokereti), en el que todos los muertos revivirán.

Los principios del zoroastrismo o mazdeísmo son: igualdad, respeto a los seres vivos, ecologismo, trabajo duro y lealtad. Parte de su filosofía se encuentra en el Avesta, textos litúrgicos que conforman la “biblia” del zoroastrismo. Los fieles de esta filosofía se dividen en Iranís y Parsis. Los Parsis son una comunidad hindú provenientes, obviamente, de la India, el país donde se practica más esta religión. Los Parsis no admiten conversiones, mientras que los iranís si lo hacen. Los iranís son zoroastrianos que emigraron desde Irán hasta el sur de la India para seguir practicando su fe sin ser perseguidos por los musulmanes.

La imagen que ha llegado de Zoroastro hasta nuestros días la tenemos gracias a los griegos; para ellos fue el hechicero e “inventor” de la magia y la astrología (Plinio el Viejo menciona a Zoroastro como el inventor de la magia en su Historia Natural 30,2 0.3). Los griegos y su eterna búsqueda de significados ocultos y “reales” de las palabras identificaron al nombre de Zoroastro con las estrellas y su culto (astrothytes “sacrificador de estrellas”), luego crearon un mito-etimológico aún más elaborado: Zoroastro murió por el viviente (zo-) flujo (-ro-) del fuego estelar (-astr-) que él mismo había invocado.

Zoroastro era conocido como un sabio, mago y hacedor de milagros en la cultura occidental post-clásica. Aunque casi no se sabía nada de sus ideas hacia finales del siglo XVIII, su nombre ya estaba asociado con el antiguo conocimiento perdido. Aparece como “Sarastro” en la ópera de Mozart ‘La Flauta Mágica’, que es famosa por sus elementos mistéricos y masónicos. También es tema de la ópera de 1749 ‘Zoroastre’ de Jean-Philippe Rameau.

Más adelante en la historia escritores de la Ilustración como Voltaire promueven indagar en el zoroastrismo, según Voltaire el “deísmo racional” mostrado en el mazdeísmo era preferible al cristianismo. Por supuesto el trabajo occidental más famoso sobre este personaje es el de Nietzsche y su ‘Así habló Zaratustra’ (1885). Gran parte de la obra, como saben, trata con ideas como el “eterno retorno de lo mismo”, la parábola de la “muerte de Dios” y la “profecía” del Übermensch (super hombre).

¿Pero quién era Zaratustra? Solo podemos basarnos en el mito. Según los registros legendarios Zaratustra nació en el siglo VI a. C., en algún lugar del moderno Kazajistán, en el ceno de una familia sacerdotal, descendientes de Spitāma. Sus padres fueron Pourušaspa “Poroschasp”, un noble persa, y su madre llevaba por nombre Dughdova. Tuvo cuatro hermanos Rathushtar, Rangushtar, Nodariga y Nivedis. Zaratustra tuvo tres esposas Orwiz, Arniz y Havovi; tuvo tres hijos: Isat Vastar, Uruvat-Nara, Hvare Ciϑra; y tres hijas: Freni, Pourucista y Triti.

Tras muchos intentos de asesinato por parte de enemigos y diferentes deidades que deseaban evitar la propagación de la palabra de Ahura Mazda finalmente cumplió 20 años y sintió la necesidad de viajar, salió de su casa y pasó diez años en la montaña, en una rutina de oración y la meditación. Es en este punto cuando se dice que, al más puro estilo de Jesucristo en el desierto, Angra Mainyu le ofreció a Zaratustra el mundo entero si él abandonaba su fe hacia Ahura Mazda. Al negarse, Angra Mainyu amenazó con destruirlo.

Al cumplir 30 años le sucedió algo muy especial, tuvo una visión de Dios en forma de luz brillante. La entidad resplandeciente era Bahman Ameshsaspand. Bahman Ameshaspand lo llevó al Tribunal de Ahura Mazda, donde contempló el Señor Supremo y los luminosos Amesha Spentas (conceptos, arcángeles del mazdeísmo). Éstos revelaron a Zaratustra lo que cada una de ellos protegía o representaba:

  • Spenta Mainyu o Dadar Ormuz que significa el buen espíritu que se ocupa del hombre.
  • Vohu Manah la Buena Mente o Bahman Amesaspand que cuida el ganado, y ayuda al hombre a pensar y entender correctamente.
  • Asha Vahishta o Adibehest Amesaspand que cuida del fuego, significa orden y verdad. Ayuda al hombre a ser veraz y vivir en orden.
  • Kshathra Vairya o Shahrevar Amesaspand que se ocupa del cielo, significa deseo. Ayuda al hombre a ser poderoso y fuerte para que pueda hacer más bien.
  • Spenta Armaiti o Spendarmad Amesaspand que se ocupa de la tierra, significa devoción. Ayuda al hombre a ser obediente y trabajador.
  • Hauravatat o Khordad Amesaspand que se ocupa del agua, significa perfección. Ayuda al hombre a ser muy bueno en su trabajo.
  • Ameretat o Amardad Amesaspand se ocupa de las plantas. Es sinónimo de inmortalidad y ayuda a preservar las buenas creaciones de Dios.

Zaratustra pidió a Ahura Mazda le otorgara el conocimiento de los veintiún nasks (Gran Avesta, libros sagrados). Ahora era un iluminado. Ahura Mazda también entregó a Zaratustra un árbol de Haoma (Soma), representando la sabiduría y la paz. Además le otorgó el fuego espiritual, Adar Burzin Meher o el “fuego exaltado” que arde sin combustible y no emite ningún humo en absoluto. Esto era como el cetro espiritual del monarca espiritual.

Acto seguido Ahura Mazda ordenó a Zaratustra inculcar en las mentes de la gente el pensamiento divino, que en el mundo de los hombres donde la vida es breve, aquellos que actúan injustamente no encontrarán felicidad en el reino espiritual, sino la pena, el descontento, dolor, así será la morada de su alma.

Zaratustra reveló todos los mensajes que recibió de Ahura Mazda en una serie de 5 Himnos llamado los Gathas. Los nombres de los cinco Gathas son Ahunavaiti, Ushtavaiti, Spentomad, Vohukhshathra y Vahishtoisti.

Zaratustra estuvo de acuerdo en ayudar, pero si el rey seguía las siguientes condiciones:

El rey debería seguir sus enseñanzas.
La reina iba a seguir la religión.
El príncipe protegería la fe, y
Castigar a aquellos que lo encarcelaron.

Conforme se iba cumpliendo cada condición cada pata del caballo era liberada de la parálisis.

Zaratustra vivió una buena y larga vida. Un día a la edad de 77 años y 40 días, cuando estaba orando, un hombre malvado llamado Bradres, deslizándose detrás de él lo apuñaló en la espalda. Zaratustra le lanzó sus rosarios y le perdonó, pero el asesino cayó muerto tan pronto como Zaratustra murió. Sarosh Yazad se llevó a Zaratustra al cielo.


The Strokes y Zarathustra: introducción al Mazdeísmo

The Strokes
Religion is never the problem. It’s the people who use it to gain power
—  Julian Casablancas

Al escuchar Soma de The Strokes quizá le venga nostalgia dosmilera de aquellos primeros destellos del revival rockero que se avecinaba, eso para los entendidos, para los menos entendidos la única idea que se les debe venir, si es que hay alguna, es de una buena canción que escucharon por ahí pero no sabían quién la tocaba ni les importaba.

Primero olvide al Zaratustra idealizado y prostituido por Nietzsche en su obra Also sprach Zarathustra, acá no lo toparemos. Pues bien, ni los medianamente entendidos podrían llegar a adivinar que este tema nos habla de una sustancia alucinógena/psicodélica de la antigua India, usada en la religión Védica y posteriormente en los cultos a Zoroastro o Zaratustra en Persia (del antiguo iranio ‘Zar’ = conductor; y  ‘usthra’ = camello. Es decir el conductor de camellos, conductor de masas, pastor), entre otros ritos/misterios/religiones. Esta sustancia y su contenido se han perdido en el tiempo, dejando simplemente teorías y elucubraciones sobre qué habría podido ser y el porqué se pensaba que facultaba al usuario de facultades extraordinarias, al punto de identificar a la sustancia como un dios. ¿Acaso sería algo similar a los hongos psilocíbicos (bebida kykeon) de los Misterios de Eleusis en la antigua Grecia, o quizá algo más parecido a la Ayahuasca o Peyote?

Muchas teorías se tejen, pero lo más seguro es que se trataba de una raíz o tallo que conocemos pero del cual hemos olvidado su efecto preparado en determinada forma, o quizá se trate del Loto, sí, la flor de Loto, recordemos al símil hinduísta del dios Soma; Chandra, dios de la Luna, descrito como un Adonis que lleva en las manos un loto. Una gran pista, ya que ‘lo que se hereda no se hurta’, Chandra heredó las características de Soma, su función y mensaje oculto.

The Strokes – Soma:

Soma is what they would take when
Hard times opened their eyes
Saw pain in a new way
High stakes for a few names
Racing against sun beams
Losing against their dreams
In your eyes

No vayamos tan lejos, si ponemos atención a la letra de Soma nos daremos cuenta que lo más seguro es que nuestro buen Julian Casablancas hacía referencia a la Soma expuesta en la novela clásica de Aldous Huxley, Un mundo Feliz (Brave New World, 1931). Por supuesto el buen Aldous sí poseía todo el insight inherente al Soma. En la novela esta sustancia actúa como un ansiolítico/antidepresivo/inhibidor/feeling good kind of thing; un “maná” cocaicómano que le permitía a la población olvidar todo lo negativo y seguir felizmente alienados.

Ahora bien, aparte del nexo total entre la religión védica y el zoroastrismo, el Soma juega un papel fundamental en la segunda religión, ya que es gracias a ésta que el profeta Zaratustra nace.

Se dice que el Zaratustra preexistente envió la sustancia de su cuerpo y esencia en forma de lluvia hacia el lugar que él había escogido para su nacimiento; esta lluvia hizo que los cultivos crezcan enormemente, mismos que serían comidos por dos terneras de la casa de sus futuros padres, luego esta sustancia se transformó en leche que al ser mezclada con el Soma (ahoma) fue bebida por los dos, luego se unirían en lecho y así sería concebido Zaratustra.

Soma también es una canción del álbum Siamese Dream by The Smashing Pumpkins, pero, por supuesto confiamos en que Casablancas sabía más de Soma que solo lo expuesto por Huxley en su obra. Dudo que la haya consumido, mas es una buena metáfora para el despertar de la mente, y vaya que logró su cometido, The Strokes despertó a toda una generación, que conocía solo de boy bands y divas prefabricadas, y la volcó hacia el rock ‘n’ roll.