La Ayahuasca, la Depresión y el Síndrome de Serotonina

Ayahuasca

En unas semanas, o eso espero, me embarcaré en la búsqueda de shamanes que me provean de Ayahuasca, y finalmente experimentar algo que he estado esperando por mucho tiempo. Espero hacerlo, y veremos qué dicen los shamanes, ya que ellos ven si es tu momento para aquella vivencia o no. Esto es importante, muy importante; un shaman original primero te ‘leerá’ e intentará purificarte antes del ritual donde beberás la Ayahuasca, si la purificación es un éxito, entonces procederás a hacerlo, de otro modo sería muy peligroso por el ‘mal viaje’ que puedas llegar a tener y las consecuencias de éste. Es por esta razón que algunas veces el shaman te invita a vivir en su comunidad por varios días. Yo era de aquellos que pensaba que simplemente ibas a la selva ecuatoriana, encontrabas un shaman, le decías que te dé Ayahuasca, alucinabas o lo que sea, y punto; no no, estaba totalmente equivocado. Para prevenir un “mal viaje” (alucinaciones cual pesadillas terroríficas que amenazarían con desencadenar episodios de psicosis y esquizofrenia) se necesita estar en un ‘equilibrio psicológico’ adecuado. Por eso menciono que es muy importante hacerlo con un shaman de verdad, ya que se ha dado casos de personas que creen que porque han probado ayahuasca una vez ya los convierte en shamanes y se sienten con la autoridad suficiente para conducir una ceremonia shamánica. Pero bueno, profundizaré más en el tema muy pronto, o mejor aún, si llego a experimentar lo escribiré. Por lo pronto te digo que si quieres experimentar ¡hazlo! No temas, no pienses que experimentar algo así te hace un “drogadicto”, o un paria de la sociedad, terminemos con ese pensamiento absurdo por favor. La ayahuasca en verdad podría convertirse en un gran paso para un cambio de vida, una manera de abrir tu mente, de encontrar nuevos universos llamados ideas, encontrarte, por qué no, a ti mismo, míralo como una oportunidad para alcanzar el conocimiento que siempre has deseado encontrar.

Ayahuasca

Oh, otra cosa importante, quizá muchos de ustedes se estarán preguntando en estos momentos, ‘¿qué carajos es ayahuasca?’, bueno por favor no me haga explicarlo, mejor vamos al buen Wikipedia: ‘Se conoce como ayahuasca a diversas bebidas enteogénicas resultantes de las decocciones de múltiples plantas.’ Eeh… ¿qué? Sí, los comprendo, wikipedia nos lo complica, me tocará explicarlo, así que vamos: traducción: Ayahuasca es una bebida a base de plantas que afectan tu estado de conciencia y puede provocarte, aparte de vómito y diarrea, alucinaciones y epifanías; despertares de conciencia que muchos llaman ‘iluminación’. Se dice que actúa como un remedio físico, espiritual y emocional. Ha sido usada desde hace miles de años por los aborígenes sudamericanos, sobre todo en los rituales shamánicos de comunidades ubicadas en Ecuador, Colombia, Perú, Brasil, y Bolivia. Ahora supongo les ha quedado más claro, continuemos.

En mi búsqueda por información sobre la Ayahuasca me he topado con un texto que me ha parecido interesante sobremanera, particularmente porque quienes me acompañarán a mi viaje son dos personas muy cercanas que sufren de depresiones constantemente. Me han preguntado qué implicaciones podría tener el consumo de Ayahuasca en ellos y yo no he sabido qué responder, afortunadamente este texto responde un poco aquellas interrogantes. He encontrado este texto por partes en varias páginas, al parecer es de un mismo autor, así que, aunque odio hacerlo en mi blog, me limitaré a copiar y pegar las partes del artículo para poner al día a mis amigos, oh y también a una hermosa diosa argentina llamada Ludmila que conocí twitterianamente y de la cual estoy enamorado profundamente, ¿acaso es posible no amar a las argentinas? En especial una tan culta y hermosa como ella. Pero bueno, vamos al texto y espero les sirva como guía a varios de ustedes también que planean experimentar con Ayahuasca y quizá sufran de depresión. Mi consejo es no se deprima, haga como Homero:

Homero Simpson weed gif

Ayahuasca y Depresión

(Plantando Consciência, Brian Anderson)

Este ensayo tiene por objeto poner a disposición del lector no especializado información básica sobre el tema de la ayahuasca y la depresión. No deben tomarse decisiones de salud con base en esta información por sí misma, se debe consultar con un profesional de la salud confiable, un curandero experimentado o un líder religioso. Al igual que todas las sustancias con propiedades medicinales, la ayahuasca puede ser dañina si se usa incorrectamente, por supuesto, lo que se considera uso “correcto” y saludable de la ayahuasca es discutible.

Una cuestión relacionada con la salud en torno a la ayahuasca que surge con frecuencia es si ¿las personas que toman medicamentos antidepresivos pueden beber ayahuasca? Esta pregunta no puede por el momento ser contestada de manera muy satisfactoria, pero podemos hacer un primer intento.

La depresión es una enfermedad muy común. Aunque a menudo se habla de ella como una “enfermedad mental”, la depresión puede consistir en síntomas tanto físicos como psicológicos, incluyendo estado de ánimo bajo, incapacidad de experimentar placer, disminución de la energía, pérdida del apetito, pérdida de concentración, dormir más o dormir menos, sentimientos de culpa, ansiedad, dolores físicos y pensamientos suicidas.

El uso de la ayahuasca para tratar estos síntomas probablemente ha existido desde hace décadas. Un conocido libro que describe este uso de la ayahuasca es Visionary Vine de Marlene Dobkin de Ríos. Los intentos de utilizar la ayahuasca en entornos tradicionales para tratar la depresión también se han documentado recientemente. [I] Aún no hay ensayos biomédicos clínicos con ayahuasca para tratar la depresión concluyentes, pero algunos científicos creen que otros psicodélicos, como la psilocibina, pueden ser útiles en el tratamiento de la depresión. [ii] Por lo tanto, existe la posibilidad de que la investigación científica puede arrojar un poco más de luz acerca de cómo el uso de la ayahuasca podría tener efectos benéficos sobre la depresión.

Ayahuasca Jung

Antes de entrar a la cuestión de interacciones negativas de medicamentos con ayahuasca, cabe señalar que, incluso en personas que no están tomando medicamentos psiquiátricos, la ayahuasca puede tener efectos nocivos psicológicos (como crisis psicóticas o inducir estados depresivos), aunque estos casos son relativamente raros. Se cree que los psicodélicos en general, pueden precipitar los estados psicóticos en personas que tienen predisposición a este tipo de reacciones. [iii] Otras reacciones negativas pueden ocurrir cuando el usuario de ayahuasca carece del apoyo social adecuado para ayudarle a integrar sus experiencias después de la sesión. [Iv] Es importante para su salud que las personas con antecedentes de psicosis no beban ayahuasca. [v] Y aunque algunas personas deprimidas pueden reportar sentirse mejor después de tomar ayahuasca, las personas que sufren de depresión con síntomas psicóticos, probablemente deberían evitar la ayahuasca también.

Gran parte de la preocupación ante el uso de la ayahuasca por las personas que toman medicamentos antidepresivos parece surgir de la cuestión del “síndrome de serotonina” planteado por James Callaway y Charles Grob en su artículo de 1998 “Preparativos de la Ayahuasca y la recaptación de serotonina: una combinación potencialmente grave de interacciones adversas “. [vi] El síndrome de la serotonina se caracteriza por los signos y síntomas de fiebre, pulso y presión arterial elevados, confusión y agitación, convulsiones, temblor, rigidez muscular, aumento de reflejos articulares, pupilas dilatadas, continuos movimientos oculares horizontales, sudoración , vómitos y diarrea. [vii] Estos síntomas comienzan generalmente después de minutos de haber consumido drogas que aumentan excesivamente los niveles de serotonina, y si se deja sin tratar, en casos graves puede provocar la muerte. En el caso de sospecha de síndrome serotoninérgico, la ayuda médica se debe buscar inmediatamente, lo que es complicado en el caso de los usuarios de ayahuasca debido a que varios de estos síntomas pueden ser normales durante los efectos a corto plazo del uso de la ayahuasca.

El síndrome de la serotonina es una preocupación entre los consumidores de ayahuasca porque contiene alcaloides tipo harmala, como harmina y harmalina, que actúan como inhibidores de la monoaminooxidasa (MAO), lo que significa que impiden que la serotonina se descomponga, y por lo tanto aumenten los niveles de serotonina en el cuerpo. Por lo tanto, si una persona está tomando fármacos antidepresivos que contienen inhibidores de la MAO o inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina (ISRS), más frecuentemente utilizados, se teme que puedan elevarse sus niveles de serotonina demasiado en caso de beber ayahuasca.

Ayahuasca

Entre los miles de personas en todo Brasil y otros países que regularmente beben ayahuasca,  muchos de ellos toman medicamentos antidepresivos, y curiosamente ni un solo caso de síndrome serotoninérgico debido al uso de ayahuasca ha aparecido en la literatura científica desde 1998 en el artículo de Callaway y Grob. Hay varias razones posibles para esto, una de ellas es que estos casos son realmente muy raros o inexistentes. La idea de que los casos graves de síndrome serotoninérgico ocurren raramente, al menos dentro de la religión brasileña que utiliza el ayahuasca, União do Vegetal (UDV), es apoyada por la declaración hecha por el psiquiatra Luis Fernando Tófoli, coordinador del Comité de Salud Mental de la UDV, quien nunca ha oído hablar de ningún informe de este tipo de casos que haya ocurrido en la UDV. [viii] Por supuesto, esta falta de pruebas de daño no necesariamente debe ser tomada como evidencia de la seguridad. Por otra parte, Tófoli comenta que es importante evitar el uso de la ayahuasca cuando se utiliza la tranilcipromina. Esto se debe a que la tranilcipromina es un inhibidor “irreversible” de la MAO, es decir, sus efectos duran más que otros IMAOs “reversibles”  como la moclobemida.

Esto nos lleva a otro punto: los efectos de algunos medicamentos, como los antidepresivos, van a durar más que los de otras drogas después de un tiempo sin tomarlas. Los efectos del Prozac ISRS (fluoxetina), por ejemplo, puede durar varias semanas después de la última dosis, por lo que incluso si alguien fuera a dejar de tomar un antidepresivo con el fin de evitar tener una interacción negativa con la ayahuasca, esta interacción puede ser posible durante días después de que la medicación se haya detenido. Además, detener rápidamente un medicamento no siempre es un proceso benigno -además de la posibilidad de llevar a un empeoramiento de la salud mental-, la detención de un medicamento psiquiátrico de golpe a veces puede conducir a síntomas físicos, como dolores gastrointestinales en personas que han usado un ISRS durante un tiempo.

Este ha sido un breve repaso de lo que se conoce dentro de las ciencias académicas sobre el tema de la ayahuasca y la depresión, y ha tratado de responder a las preocupaciones acerca de la posibilidad de que ocurra un síndrome serotoninérgico potencialmente mortal en personas que están tomando medicamentos antidepresivos mientras beben ayahuasca. Debe tenerse en cuenta que se cree que no sólo los fármacos antidepresivos están asociados con el síndrome de la serotonina, sino también los analgésicos como la meperidina, el antibiótico linezolid, el dextrometorfano, fármaco supresor de la tos y en ocasiones de uso recreativo, y varias otras drogas. [Ix]

Se desconoce cómo estos medicamentos pueden interactuar con la ayahuasca, especialmente teniendo en cuenta los diferentes métodos que existen para la preparación de la misma. En resumen, la ayahuasca es una sustancia verdaderamente compleja y las relaciones que se pueden desarrollar con la bebida son aún más complejos. Actualmente aún no se sabe mucho sobre cómo afecta a la salud mental el uso de la ayahuasca. Y más allá de la propia sustancia, los contextos y las formas en que se usa pueden ser muy importantes, lo que agrava la complejidad de los efectos de la ayahuasca sobre la salud mental. Al igual que con el uso de la mayoría de los medicamentos que se utilizan como terapias de salud mental, el contexto y el apoyo interpersonal concomitante son cruciales para conseguir los efectos óptimos de las drogas. Este hecho no debe ser ignorado.

Ayahuasca


One Comment on “La Ayahuasca, la Depresión y el Síndrome de Serotonina”

  1. […] recordarán en un anterior post mencioné que iba a emprender un viaje “shamánico” donde tendría por objetivo probar […]


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s