Historia del Rock en Ecuador III: Ramiro ‘El Negro’ Acosta

Ramiro Acosta

Hace unos días pudimos disfrutar de un fantástico recital en el Quito Blues, el invitado de honor, como no podría ser de otra manera, era el inigualable Ramiro ‘El Negro’ Acosta. Pionero del rock en la ciudad de Quito, si mi Guayaquil tiene su Viejo Napo, Quito tiene su Ramiro Acosta. Poseído por un blue devil de aquellos que hicieron el pacto con Robert Johnson en el cruce entre la Autopista 61 y la 49, -acaso acá entre la Av. Guayaquil y Caldas- creador de la primera banda que se atrevió a rockear verdaderamente en la capital, y cabeza de muchísimos otros proyectos más que lamentablemente han caído en el olvido, aquí estamos nuevamente para hacerle justicia.

El Abuelo del Rock

Con sobrenombres que van desde Santana criollo, Hendrix de la Foch, hasta Abuelo del rock, en el mundo del espectáculo es más conocido como El Negro. Ramiro Acosta, un personaje que jamás ha pasado desapercibido, bigote abultado, grandes ojos, acento guayaco y aficionado de Barcelona. Según su estado de ánimo, su cabello largo le cobija hasta los hombros o le cae sobre la espalda con una gruesa trenza, lleva mamelucos. jeans o pantalones coloridos a lo hippie. Una gorra, boina, o sombrero adornan su cabeza ocultando aquellos pequeños arrebatos de furia cuando algo no le funciona bien con el sonido. 
Indumentaria que lo hizo famoso en decenas de festivales de artistas nacionales, internacionales, en actos culturales, recitales, en teatros cerrados o al aire libre, en todos lados se lo ve a El Negro, detrás de sus enormes consolas.

Segundo de siete hermanos, Carlos Ramiro Lenin Acosta Silva es hijo de María Luisa Silva Novoa y Servio Tulio Acosta Yépez. Nació en Quito el 11 de marzo de 1952, aunque muchos crean que es guayaco. Sus aires de costeño los adquirió de niño, cuando vivió con su familia por algún tiempo en Guayaquil y Milagro (Guayas). Pero hay también quienes le dan como carchense, con lo que confirma su carácter camaleónico.
Miembro de una familia, hasta cierto punto nómada, la casualidad lo llevó a nacer en la capital. También vivió en Cuenca por un año, cuando cursaba el cuarto grado de escuela. Luego viajó a pasar la temporada de vacaciones en Tulcán donde sus parientes y terminó quedándose por dos años. De ahí la errada tesis de considerarlo carchense.

Ramiro Acosta

Primeras Influencias 

Su mayor influencia fue su padre, el músico de conservatorio Servio Tulio Acosta Yépez y su abuelo Carlos, figuras musicales carchenses de larga trayectoria. Sin embargo el rock llegó hacia él gracias a su hermano mayor Gorky.

Ramiro siempre tuvo madera de artista. A la edad de cinco años interpretó clásicos de la música mexicana en la radio La Voz de Milagro, acompañado del músico Humberto Santacruz. Luego recibió de su papá un regalo inolvidable: un disco de Tchaikovsky y otro de Korsakov. Y esto no fue todo, a los 6 años, su abuelo le obsequió una guitarra de juguete y así se fomentaban las bases de la gran pasión de su vida; la música. Poco a poco iba llegando la ola rock ‘n’ roll a los lares quiteños, entre 1965 y 1966 ya empezaban los primeros grupos a tantear el rock tímidamente. Entre estas primeras agrupaciones podemos mencionar a Los Golden o Los Flipers, ambas agrupaciones con su hermano Gorky en la guitarra. 

Desde pequeño abandonó su hogar en busca de la aventura. Culminó la escuela y asistió al colegio Central Técnico. Vivió en algún pequeño cuarto de San Roque, la 24 de Mayo, La Floresta, La Vicentina o Los Dos Puentes. El Negro, por muchos años hizo de todo para poder sobrevivir. Tenía 15 años, mientras estudiaba trabajaba rebobinando motores de autos. A partir de los 16 dio clases particulares de física y matemáticas. Y también le hizo al campo, ya de regreso a casa, junto a su madre debió asumir el huerto familiar de naranjilla en el oriente ecuatoriano, luego que su padre fuera a trabajar en una petrolera. Por aquellos años ya llegaban a sus oídos los que serían sus mejores referentes musicales: Jimi Hendrix, The Rolling Stones, Eric Clapton, The Beatles, y Carlos Santana.

Inicia el Vuelo

En un conjunto del Central Técnico empezó su historial como músico. Los intercolegiales lo consagraron como un prodigio de la música. Sin embargo enfrentaba conflictos ideológicos internos: o ser músico, o un revolucionario seguidor del Che Guevara. Eligió las dos. En Quito fue de los primeros en dejarse el cabello largo, usar jeans de campana, y zapatos de plataforma. Vivía bajo el lema de ‘Haz el amor y no la guerra’, sembró el espíritu de Woodstock en estas tierras.
En el colegio, en cuarto curso, optaría por la carrera de Electricidad. Fue en estos años donde comenzó a reflexionar sobre la libertad y la revolución. Militó en frentes políticos estudiantiles y fue protagonista de algunas revueltas callejeras a favor de los derechos de los trabajadores o del pueblo indígena.

En el Conservatorio estudió guitarra, violín y canto por seis años, pero no terminó la carrera: prefirió retirarse cuando casi lo expulsan por hacer de la Serenatta de Schubert un blues y por interpretar la Quinta Sinfonía de Beethoven con guitarras eléctricas. Por estas épocas forma un grupo que se caracterizaba por hacer música con banjo, una suerte de bluegrass, con el que participó en un intercolegial en el colegio San Gabriel.

El Negro ya pintaba como músico en potencia, pero no podía avanzar a sus anchas con guitarras prestadas, contaba tan solo con el apoyo de su padre, don Servio Tulio, quien se las arregló para comprarle una guitarra, valiéndose de un viaje al exterior que hizo su hermano. Una guitarra sin marca, de mediana calidad, pero esta fue su primera eléctrica, a pesar que Gorky ya tenía la suya…

Preámbulo De La Tribu 

Tras disolverse Los Golden y Los Flipers a finales de los 60s, varios jóvenes del grupo musical del colegio Mejía se contactan con Gorky Acosta. La idea era formar una banda de rock. Gorky acepta asumir la guitarra líder y el grupo empieza a funcionar. Al acompañar a su hermano a los continuos ensayos, Ramiro entabla amistad con el resto de los integrantes, especialmente con Marco Polo Romero, el vocalista. El grupo duró el corlo tiempo que les faltaba para terminar el bachillerato. 

Los  muchachos frecuentaban las llamadas misas a-go-gó’. Lo interesante de esto era que en las misas se incluía música religiosa con toques ‘nuevaoleros’. Los integrantes de lo que fue el grupo del Mejía formaban parte del grupo de la iglesia de El Girón (norte de Quito). Aparte, experimentaban con música de The Doors.

En cierta ocasión a El Negro también le inquietó asistir al Girón e integrar el grupo de sus amigos. Esto sirvió para ponerse al tanto de lo que hacían de forma paralela. Meses después, El Negro deshecha su proyecto colegial y se junta con los seguidores de Morrison: Fernando Benavides (batería), Marco Polo Romero (vocalista), Ernesto Alvarez (bajista) y Alvaro Sáez (guitarra). Así conformaron la fase preámbulo de lo que fue La Tribu. Estar en el grupo ‘a-go-gó-religioso’, les daba la oportunidad de aprovechar el espacio y los instrumentos para ensayar su música, eran mediados de 1969.

Ramiro Acosta

La Tribu

Sin instrumentos propios, la idea de formar una banda independiente se frustraba. No obstante, el padre del baterista era Comandante General de La Marina, así pudo conseguir, financiado por el gobierno, una guitarra, bajo, amplificadores y una batería, para su hijo, así los muchachos arrancaban con el proyecto que más tarde se llamaría La Tribu (1970 – 73), la primera banda verdaderamente rockera de Quito. 

‘El Negro’ había cumplido dieciocho años cuando la ‘Nueva Ola’ rock n’roll estaba en su apogeo y La Tribu se consolidaba como banda. Es así que se lanzan a organizar los festivales de ‘Amor y paz’ en la Concha Acústica de la Villaflora, desde el 11 de marzo de 1972. Con su gran potencial interpretativo y creativo lograron liderar la etapa inicial del rock capitalino.

Una vida junto al rock

Con La Tribu irrumpió en bares, fiestas hippies y fueron los responsables de que La Concha Acústica sea identificada como la cuna y lumbre del rock en la Capital desde 1972. Mientras con su segundo grupo, Sueño De Brahamas (1975) penetró en el teatro Sucre (Quito centro), escenario que era solo para presentaciones clásicas y conservadoras, convirtiéndose en uno de los primeros ‘rockeros’ en tocar en un teatro importante en Ecuador. Con Sueño De Brahamas, proyecto favorito de Acosta, explora el hard rock y la experimentación total, esta banda fue su ‘Pescado Rabioso’ si hablamos en términos Spinettosos.

Este proyecto duró año y medio dando paso luego a Hombrecitos Idos (1977), experimento armado para un concurso, que por ese entonces organizó Coca Cola, en el Teatro Capitol. Aquí Acosta tocó el violín y aportó con cinco temas de su autoría; entre ellos, Sinfonía de ilusiones y Hombrecitos idos, la cual dio el nombre a la banda. Tras integrar un conjunto ambateño, formó parte de Sonido 6, grupo que luego se transformaría en Real Audiencia (1978), banda de tinte más comercial. Luego vendría Band (1979 – 1980) preámbulo del grupo Nova acompañado de la voz estelar de Tanya Bedach, popular cantante de aquellos años. Luego formó Manzana (1982) banda con la que versionó varios temas de The Beatles.

Amante de las innovaciones y las singularidades, Ramiro Acosta se unió a Héctor ‘El Viejo Napo’ Napolitano para hacer fusiones Country bajo el nombre de Chanchos Voladores. Posterior a este gran proyecto vendría Rock Cía., antes de consolidar su madurez musical en la tan afamada agrupación Tarkus (1983-1985) junto a la excepcional vocalista Diana Cárdenas, hoy radicada en EE.UU.

Participó en un sinnúmero más de proyectos tocando el violín, el bajo, la batería, la harmónica, etc., pero su fuerte siempre fue la guitarra eléctrica, y aún hoy es reconocido como uno de los mejores guitarristas que ha tenido este país.

Muchas de estas agrupaciones y proyectos lamentablemente no contaron con algún registro audiofónico, y quedaron simplemente en la memoria colectiva de aquellos rockeros, fieles seguidores de El Negro. Hasta hoy Acosta se lamenta por esto confesando que antes acceder a un estudio de grabación era virtualmente imposible para las agrupaciones y artistas de bajos recursos.

En 1993 participó en el concierto ‘Celebration’ realizado en la Plaza de Toros de Quito, junto a importantes músicos. Tiempo después el 21 de Junio de 1994 creó Fundación Santana, proyecto con el  que compartió escenario con los franceses Mano Negra en la Plaza de San Francisco.

En 1997 junto a 50 músicos, artistas y técnicos, formó parte del festival ‘Aquellos años setenta’ festival homenaje a aquellos temas que marcaron el rock nacional y latinoamericano. En ese mismo año es contratado por Gamavisión (hoy Gama Tv) como responsable del audio del Festival OTI (Versión Ecuador).

Paralelo a sus bandas de rock y proyectos sonidistas, formó parte de una larga lista de orquestas como músico de apoyo. Por otro lado, a la música folclórica le guarda un gran respeto, pese a que jamás la interpretó; aunque reconoce su delirio por un yaraví. Para quienes desconocen su faceta de músico (rockero), él siempre estuvo arriba de las tablas, no abajo. Sin embargo uno de sus eternos anhelos fue tener un estudio de grabación. Por todo aquello en el 2003 volvió a los escenarios. Primero como parte del cartel para el concierto de EDITUS (Costa Rica) y después, el 28 de agosto para hacer KAYA, un experimento de fusión jazz andino, en compañía de Manolo Cáceres, Mauricio Vicencio, Stalin González y Andrés Benavides, que se presentó en el Teatro Nacional de C.C.E.

El Amo del Sonido

Sus primeros coqueteos con el tratamiento de audio y sonido comenzaron en su apogeo de músico, cuando al momento de las presentaciones todo se arruinaba por la inexperiencia y desinterés de quienes se encargaban de esto. Tras haber alcanzado el bachillerato decidió estudiar Ingeniería Eléctrica, como una forma de complementar sus aficiones. No llegó a graduarse, porque  faltando seis meses se dio cuenta que su vida era la música. Del Conservatorio heredó la técnica -ninguno más ligado a la partitura que él- y de la Politécnica aprendió el manejo de las luces y los equipos.

Ramiro ‘El Negro’ Acosta comenzó en ‘las perillas’ en 1975, antes que aparezcan cualquiera de las empresas de sonido que existentes en el país. En 1987, por casualidad adquirió los equipos de su actual estudio. Hoy, su empresa de grabación y amplificación se llama ‘Acosta Producciones’, con estudios que cuentan con tecnología digital y multitrack, especial para grabaciones en vivo, con las que ha plasmado la música de los 4 del Altiplano de Chile, Quimera, Margarita Lasso, Hugo Idrovo, Sal y Mileto y un extenso etcétera…

Previo a inmiscuirse por completo en el mundo del sonido, conoció pequeños estudios de grabación que le permitieron grabar jingles y algunos anuncios publicitarios. Pronto se lanzaría con éxito al campo profesional. Acosta no era ningún novato en estos menesteres, ya que a sus 23 años tuvo su gran prueba de fuego, cuando fue técnico de sonido del cantante español Raphael en su paso por Ecuador.  Desde ahí inició la larga lista de los artistas nacionales e internacionales que desfilaron frente a sus consolas.

Ramiro Acosta Sonido

Que Se Respeten Los Músicos Del País

Su experiencia es un reflejo de su pasión e ideología, de sus conocimientos y técnicas. ‘Acosta Sonotécnica’ fue su primera empresa. Aun corrían la década de 1980 y su trabajo era solicitado incluso fuera de Ecuador. Por éste y por muchos otros méritos, como el denominado espectáculo ‘1812’, realizado en el parque La Carolina en Quito, fue merecedor de grandes reconocimientos. Allí tuvieron que unir los equipos de toda la gente. Acosta fue el encargado de manejar 160 micrófonos. Y 18 minutos antes de que empiece el show le dijeron que el evento iba a ser televisado en vivo. 
Pese a todos sus logros jamás abandonó su humildad. Se convirtió en un gran divulgador de sus conocimientos y ayudó a que varios sonidistas se profesionalicen. Recordemos que la carrera de Ingeniería en Sonido, y Producción Musical son relativamente nuevas en nuestro medio, carreras totalmente desconocidas en los tiempos del Negro.

Otra de sus luchas fue lograr el respeto para los artistas nacionales, recordemos que antes nuestros artistas ‘abrían conciertos’ solo para afinar los equipos antes del artista internacional de turno, lamentablemente aún seguimos viendo estos casos por estos días, afortunadamente, en menor medida.  

Una Leyenda Viva

Acosta fue incluido en la Enciclopedia Ecuatoriana de la Música, en 2012 participó en su amada Concha Acústica recibiendo los honores que se merece una leyenda. Leyenda que sin embargo ha permanecido oculta para toda una generación, estoy seguro que el pasado viernes (03/08/2013) en el Quito Blues muy pocos habían escuchado de la existencia de Ramiro Acosta, pero con su talento que sigue intacto y su inigualable presencia musical, conquistó los corazones de todo Quito nuevamente, cada nota de su guitarra llegaba directamente al alma, por un momento nos transportó a Woodstock, él era Hendrix, ¡nuestro Hendrix! Muy pocos músicos tienen esa capacidad de hacerte volar con cada nota, espero siga siendo invitado a más festivales ya que él representa el verdadero rock de nuestro país, por esto y más ¡Larga vida al Negro!

Ramiro Acosta

Mil agradecimientos a Orlando Mena cuya revista Atahualpa Rock es la gran base de toda la publicación.

Fotografías Cortesía de Ramiro Negro Acosta Fan Page


The Strokes – Comedown Machine (2013)

The Strokes - Comedown Machine

Sigo tratando de recomponerme, a ver a ver, respiro respiro 1,2,3, otra vez, 1,2,3. ¡¡AAAAAH QUÉ BUEN DISCOOOO!! El tan ansiado quinto álbum de la banda de mis amores finalmente ha llegado. La magia de grabar en Electric Lady Studios de Jimi Hendrix se transmitió a la banda y nos traen un álbum cargado de aquellas canciones tan strokeras que nos tienen enamorados desde 2001, y por supuesto también aquellos temas syntheros con los que nos hemos venido acostumbrando desde el trabajo solista de Julian. Hay de todo un poco, para los fans de lo viejo, lo nuevo, y lo que sorprende.

The Strokes 2013

La verdad desde que escuché One Way Trigger me había emocionado sobremanera con el álbum, pero luego salió el corte All the Time y mis ánimos bajaron un poco, y hace unos días salió un corte de 30 de segundos de Welcome to Japan, y peor, el tema no me gustó al principio y ya me iba preparando psicológicamente para lo que yo pensaba iba a ser una decepción. Pero ¡oh sorpresa!, hoy los mismos Strokes pusieron el álbum en stream y apenas a la primera escucha pedí perdón a todos los dioses strokeros, el álbum no es decepción en absoluto ¡es magistral! Bien guardados se tenían temas como 50/50, 80’s Comedown Machine, Chances, Partners in Crime y mi favorita: Call It Fate Call It Karma. En especial ésta última, tan atípica, y que tan menospreciada ha sido por quienes han escuchado el álbum, termina siendo mi favorita, aquella vibra jazz con bossa nova nos hace sentir que estamos escuchando un b-side de Little Joy, y con la voz de Julian, uff, ¡por favor! Junta Call It Fate Call It Karma de The Strokes con Mi Negrita de Devendra Banhart y ahí tienes el playlist sexual bolerier del año.

 

Todos los muchachos se han puesto con una nueva energía que no pasa desapercibida, toda parte instrumental está dotada de alma y cuidadosamente interpretada, y el espectro vocal de Julian Casablancas pasa de aquellos falsettos Freddie Mercuryanos, visita a Lou Reed, y luego se cree Joan Jett, se ve que Julian se ha tomado muy en serio las clases de canto para este disco, sin dudas su mejor interpretación vocal hasta ahora. En conclusión el disco es un gran retorno para la banda, superior a Angles, muy probablemente, superior a los 3 primeros discos; no no, en absoluto. Pero bueno, estoy seguro que poco a poco se irán acercando a otra obra maestra absoluta como lo fue aquél álbum perfecto llamado First Impressions of Earth.

Además del conocido stream que hoy causó furor en las redes sociales, les voy a dejar el disco en mp3, así es, para que vean que visitar al buen Fausto tiene sus premios, ahora sí, ¡A STROKEAR FUCKERS!

Download Album Here: http://bit.ly/1177q3R

Size: 86 MB

Stream: http://bit.ly/Wz8z5g


Devendra Banhart – Mala (2013)

devendra mala

Algo que le envidiamos a Devendra, aparte de su talento, claro, es su capacidad para cambiar de look drásticamente  y seguirse viendo bien, ya quisiéramos nosotros cortar y dejar crecer nuestros cabellos sin que importe el resultado final. Dada esta patética confesión empezamos con el disco. Mala es su retorno por demás triunfal, no creo que nadie imaginaba que el disco iba a estar tan espectacular, yo no lo esperaba, pero al escuchar los primeros cortos del álbum como Für Hildegard von Bingen y Mi Negrita, quedamos completamente boquiabiertos, Devendra nos entrega su mejor disco hasta la fecha, lleno de melodías puras, juegos de sintetizadores, letras biográficas, románticas, y hasta una que otra con datos históricos medievales. Quizá el trabajo más digerible de Devendra hasta el momento, completamente digerible, debido a su ‘Freak-Folk’ se lo llegó a comparar con el ‘Freak-Jazz’ de Frank Zappa, y todos pensábamos que seguiría por aquel camino, y quizá lo haga, podríamos decir siguiendo aquel símil que este trabajo es el ‘Over-Nite Sensation’ devendriano, puede ser un nuevo paso a un nuevo sonido y estilo, o puede ser sólo una expresión pasajera y vuelva a su freakfolk luego de ésto, el tiempo dirá.

Devendra Banhart

‘Mala’ significa ‘cariñito’ en serbio, lengua materna de su musa y hermosa prometida, quien también participa en el disco, Ana Kraš. En este disco lo acompañan su mencionada prometida, sus colaboradores habituales como Noah Georgeson y el miembro de Los Hermanos, Little Joy: Rodrigo Amarante.Devendra siempre tan excéntrico como es, consiguió una grabadora Tascam, de aquellas dónde se grababa el hip-hop de antaño noventero. “Muchos discos  antiguos de  hip-hop se hicieron con una Tascam, y sabiendo que mis canciones no son hip-hop, pensamos que sería interesante ver cómo este tipo de canciones sonarían en el equipo que fue utilizado para grabar nuestro rap favorito. Vamos a ver cómo esta tecnología trabaja para nosotros”.-Devendra dixit.

Devendra and Ana Kras

En varios temas Devendra nos suena a Marc Bolan en su fase Tyrannosaurus Rex y su folk psicodélico, sobre todo el siguiente tema que os pondré y que es de mis favoritos, van dos temas, sí, dos. Temas con los que se quedaran babeantes y correrán a hacerle click en download album here o al stream que dejaré also, con ésto cerramos el post y a cantar y bailar devendrianamente. Oh, y Hildegard von Bingen era una compositora, escritora y teologista, divinidad católica del siglo XII, así que como ven el buen Devendra está en todas. Una de sus amadas feministas medievales, gran inspiración para este disco junto a su amada Ana.

 

 

Download Album Here: http://bit.ly/Z7SChT

Size: 90 MB

Stream: http://n.pr/VZKQtm


DIIV – Oshin

DIIV-Oshin

 

Ya os he comentado de aquellos hermosos accidentes musicales, bandas o canciones con las que te topas ‘sin querer queriendo’ y te llegan a fascinar por completo, DIIV es uno de estos hermosos accidentes musicales que me han pasado en el año, claro gracias a las redes sociales y un amigo español con un gusto musical verdaderamente excepcional.

DIIV es una banda originaria de New York (así que ya sabrán de la calidad musical de la que estamos hablando) con fuertes influencias dream-pop, shoegaze, post-punk, kraut-rock; los pondríamos junto a los grandes del shoegaze revival, una onda que viene tomando peso y dando pasos fuertes desde el 2009. El nombre de la banda viene de una canción de Nirvana ‘Dive’, inspirado en el hecho que todos los componentes de la banda han nacido bajo un signo zodiacal de agua (Cáncer, Escorpio, Piscis), muy bonito, muy bonito.

 

DIIV 1

 

Como es usual en este tipo de bandas, el reverb es algo que está presente religiosamente, la mayoría lo usa para ocultar alguna falla instrumental, pero estos muchachos lo usan majestuosamente para ensalzar aún más el corte instrumental, las guitarras toman protagonismo absoluto, la voz pasa como un fantasma eléctrico en cada track.

Por supuesto, otro disco de los que ocupará un lugar en mi lista de lo mejor del año, ahora se los dejo a su disposición vía youtube, escuchadlo antes que lo saquen.

 


MMOSS – Only Children

 

Como he mencionado en los post a lo largo de este año, es un hecho que los sesenta han regresado, MMOSS es la prueba más contundente  ya que no se trata tan solo de un revival de los sonidos sesenteros mezclado con electrónica o algún otro género, no no, MMOSS, si no supiera que son una banda ‘actual’, juraría que es alguna de esas tantas bandas gloriosas que salieron en el flower power time.

 

 

 

Con este su segundo trabajo (el primero salió en 2011) nos traen una fusión de lo mejor de los 60, psicodelia y rock progresivo inmerso en nubes de sitar y teclados a lo Manzarek, sonidos que nos recuerdan al Pink Floyd de Syd Barrett, The Byrds de 1967, The Grateful Dead, por supuesto The Beatles sgtpepperianos, además nos recuerdan los mejores tiempos de The Brian Jonestown Massacre en su fase también experimental sesentera, me atrevo a decir que MMOSS ha tomado la posta de Anton Newcombe. Una delicia escuchar este disco, ya entra en lo mejor de este año y la década quizá. Disfrutad.

 

 

Stream: http://mmoss.bandcamp.com/album/only-children


Melody’s Echo Chamber – Melody’s Echo Chamber

 

Pero como amamos a las francesas, el acento tan erótico, esas facciones tan perfectas, ese aire de clase sin igual, son probablemente las mujeres más sublimes sobre la tierra. Y qué decir cuando además de esto son intelectuales o artistas, uff diosas terrenales, pues este es el caso de Melody Prochet, una parisina con aires a Françoise Hardy, cantautora y multinstrumentalista que ha venido a revolucionar la escena musical este año. Su historia comienza hace dos años, cuando asistió a un concierto de Tame Impala -sí, nuevamente ellos- y quedó fascinada por el sonido del grupo. Luego del concierto conoció a Kevin Parker, alma máter de Tame Impala, y nació una amistad (o muy probablemente algo más) que desencadenó en Kevin produciendo el disco debut de Melody.

 

 

El año pasado y éste han proliferado las bandas emulando el sonido de Tame Impala o The Horrors’ y claro es el revival de lo psicodélico electrónico at his finest, pero Melody no cae simplemente en la copia, recordemos que las composiciones son de ella, y esa voz tan de diva francesa la vuelven toda una perla musical. Pero no voy a mentiros, la mano de Kevin se escucha a lo largo del disco, parece Tame Impala con una vocalista femenina, cosa que no es para nada malo para los que amamos el neo-psychedelic impalesco. En ciertas secciones nos parece escuchar algún clásico de la chanson francesa sesentera debajo de todas las texturas kraut-dreampoperas.

 

 

La primera mitad del disco es una verdadera máquina de hits, cualquiera de esas canciones puede llegar a ser canción del año, la segunda mitad se dedica más a la experimentación exhaustiva, donde Kevin desata toda su furia y de destructor y constructor de acordes mientras se mezcla con todo tipo de distorsiones y la voz de Melody, interesante. Entre las influencias que ella ha mencionado, y las que podemos percibir se encuentran: grandes compositores de su formación docta como Debussy, y luego los mundanos Spiritualized, Cocteau Twins, la mencionada Françoise Hardy, y como no el gran Serge Gainsbourg, entre muchos otros más.

 

Kevin Parker & Melody Prochet

Kevin Parker & Melody Prochet

 

Como dato adicional, además de servirle de soporte a Tame Impala en sus giras, también ha participado en estos menesteres con The Raveonettes, así que para qué les digo más, a bajar el disco.

 

 

Download Album Here: http://uploaded.net/file/yycblt28 

Size: 105 MB


El Club de los 21, 22, 23 y 24, los Clubs olvidados en las muertes del Rock.

Con la muerte de Amy Winehouse (14/09/1983 – 23/06/2011) a sus 27 años la gente ha empezado a especular sobre su muerte y sobretodo ya la ponen como un miembro más del club de los 27 (27 Club)  y es verdad que quizá pueda ser una coincidencia asombrosa que varios músicos de estirpe y relevancia mundial hayan muerto a esa edad. Pero tenemos también estas coincidencias en otras edades como veremos a continuación, siempre en los 20’s,  y quizá podamos sacar una conclusión la cuál es que en la vida rock star se mantiene la famosa frase de James Dean; “Vive rápido, muere joven y deja un cadáver hermoso”.

  • 21: David Box de The Crickets, Bill Murcia de los New York Dolls, Stu Sutcliffe The Beatles, Sid Vicious Sex Pistols.

En el grupo de los 21 podemos destacar principalmente a Stuart Sutcliffe miembro primario de The Beatles que murió a causa de una hemorragía cerebral y a Sid Vicious que murió por una sobredosis de heroína.

Stuart Sutcliffe- The Beatles

Stuart Sutcliffe- The Beatles

  • 22: Buddy Holly, Darby Crash de Germs, John Emma de Chase, Bobby Fuller de Bobby Fuller 4.

En el grupo de los 22 destacamos la penosa muerte de Buddy Holly en un accidente aéreo muy conocido, estrella en ascenso e influencia para casi todo músico de rock.

Buddy Holly

Buddy Holly

  • 23: Ian Curtis de Joy Division, Robbie McIntosh de Average White Band, Jacob Miller de Inner Circle, Bobby Ramirez de Edgar Winter’s White Trash.

En este grupo destacamos por supuesto el suicidio de Ian Curtis vocalista de Joy Division, se especula mucho sobre las causas verdaderas que lo llevaron a colgarse en la cocina mientras escuchaba el disco The Idiot de Iggy Pop. Como sabemos sufría de epilepsia y personalidad depresiva, lo cuál plasmaba en sus letras.

Ian Curtis- Joy Division

Ian Curtis- Joy Division

  • 24: Duane Allman de Allman Brothers Band, Louise Dean de Shiva, Nicholas Dingley de Hanoi Rocks, Peter Laughner de Pere Ubu, Notorious BIG, Berry Oakley de Allman Brothers Band, Malcolm Owen de Ruts, Kristen Pfaff de Hole, J.P. Richardson (The Big Bopper), Stefanie Sargent de 7 Year Bitch, James Sheppard de Shep & the Limelights y Tammi Terrell.

El número de rock stars que han muerto a la edad de 24 años es grande, quizá podemos decir que es el segundo grupo más grande luego de el de los 27. Entre ellos destacamos a Duane Allman increíble guitarrista,  el cuál murió debido a las heridas provocadas por un accidente en motocicleta.

Duane Allman- The Allman Brothers Band

Duane Allman- The Allman Brothers Band