John Lennon: La histórica entrevista de Playboy (1980)

image

John Lennon y Yoko Ono han regresado al estudio de grabación, grabando otra vez por primera vez desde 1975, cuando desaparecieron de la escena pública. Empecemos por usted John:

¿Qué han estado haciendo?

He estado haciendo pan y cuidando del crío.

¿Qué planes o proyectos secretos ha estado haciendo mientras?

Es una pregunta que todo el mundo me ha estado haciendo los últimos años. “¿pero qué más has estado haciendo?”, a lo que yo respondía “¿estás bromeando?”, porque el pan y los niños, como toda ama de casa sabe, es un trabajo a tiempo completo. Cuando haces los panecillos, sientes como si hubieras conquistado algo, pero cuando veía cómo se comían el pan, pensaba, joder ¿es que no voy a recibir un disco de oro o no voy a ser condecorado por ello?

¿Por qué se convirtió en ama de casa?

Hubo muchas razones. He estado bajo contrato desde que tenía 22 años hasta mi treintena. Después de todos estos años, es lo único que conocía. No era libre. Estaba aprisionado. Mi contrato era la manifestación física de estar en prisión. Era más importante enfrentarme a mí mismo y enfrentarme a la realidad que continuar con una vida de rock and roll. El rock and roll ya no era divertido. Elegí no optar por las opciones típicas del negocio…..ir a Las Vegas y cantar tus éxitos, si estás de suerte, o irte al infierno, que es el sitio donde fue Elvis.

¿Por qué regresa al estudio y a la vida pública?

Porque nos apetece hacerlo y tenemos algo que decir. Además, Yoko y yo hemos intentado muchas veces hacer música juntos pero eso fue hace mucho tiempo y la gente todavía tenía la idea de que los Beatles eran algo sagrado y que nadie podía salir de su círculo. Fue duro para nosotros trabajar juntos entonces. Creemos que, o bien la gente ha olvidado o han madurado, así que nos hemos animado a hacer música.

De acuerdo, pero volvamos a la música: ¿no está de acuerdo en que los Beatles crearon el mejor rock and roll jamás producido?

No. Los Beatles…..estoy metido de lleno con ellos artísticamente hablando. No puedo verlos de manera objetiva. No puedo escucharlos de manera objetiva. No estoy satisfecho con ningún disco de los Beatles. No hay ninguno que pueda resaltar, incluyendo todos los discos de los Beatles y los míos en solitario. Así que no puedo darte una evaluación sobre qué supusieron los Beatles. Cuando era un Beatle, creía que éramos el mejor grupo de este puto mundo. Y esta creencia hizo posible lo que fuimos. Pero me pones esas canciones hoy y no resalto ninguna de ellas. No hay ni una que se salve de la quema…..Escuché “Lucy in the Sky with Diamonds” en la radio

En general, ¿cómo contribuían, cada uno de ustedes, al tándem compositivo Lennon & McCartney?

Bueno, podrías decir que él aportaba el optimismo, la ligereza mientras que yo siempre buscaba la tristeza, las discordancias. Hubo un periodo en que pensé que yo no podía escribir melodías, que Paul las escribía y que yo solamente escribía directo rock and roll. Pero, por supuesto, cuando pienso en algunas de mis propias canciones – “In My Life” – o en algunas de mi primera época – “This Boy”-, estaba escribiendo buenas melodías. Paul tenía mucha formación, podía tocar muchos instrumentos. Decía “¿Porqué no cambias eso? Has tocado esa nota 50 veces en la canción”. En muchísimas canciones, lo que aporto yo es el puente, la “media octava”

¿Por ejemplo?

Pongamos “Michelle”. Paul y yo estábamos quedándonos en alguna parte y él entró y empezó a tararear las primeras notas, con las primeras letras y dijo “¿qué podemos hacer a partir de ahora?” Yo había estado escuchando a la cantante de blues Nina Simone, que cantaba algo así como “I Love You” en una de sus canciones y me hizo pensar en la media octava para “Michelle”: “I love you, I love you, I Looooooove youuuu”

¿Cuál era la diferencia en cuanto a las letras?

Yo siempre tuve una mayor facilidad para las letras, aunque Paul es un letrista muy capaz que no sabe que lo es. “Hey Jude” tiene una letra cojonuda. Yo no aporté ninguna palabra a esa canción. En los viejos tiempos, no nos importaban mucho las letras mientras que la canción tuviera un tema, ella te ama, él la ama, todos se aman mutuamente. Buscábamos el enganche y el sonido. Esa todavía es mi actitud, pero no puedo dejar las letras solas. Tengo que darlas sentido, fuera de las canciones propiamente dichas.

Dígame un ejemplo de una letra en la que Paul y usted trabajaran juntos.

En “We Can Work It Out” Paul hizo la primera parte y yo la media octava. Tienes a Paul que escribe “Podemos solucionarlo, podemos solucionarlo”, muy optimista y yo impaciente: “La vida es demasiado corta y no hay tiempo para discusiones y luchas, amigo mío”

Paul cuenta la historia y John filosofa……

Exacto. Yo siempre era así. Era así antes y después de los Beatles. Siempre me he preguntado porqué la gente hacía cosas y porqué la sociedad era como era. No aceptaba las cosas por su apariencia. Siempre he ido más allá de la superficie.

Cuando habla de trabajar juntos en las letras de “We Can Work It Out”, parece que usted y Paul trabajaron mucho más estrechamente que lo que usted ha admitido en entrevistas a lo largo de estos años ¿no ha dicho que ustedes escribieron la mayoría de canciones de manera separada, a pesar de firmar conjuntamente las canciones?

Sí. Estaba mintiendo. Era cuando me sentía resentido, así que dije que escribíamos por separado. Pero, realmente, la mayoría de las canciones las escribimos codo con codo.

Pero muchas de ellas se escribieron por separado ¿no es así?

Sí, “”Sgt. Pepper’s” fue idea de Paul y recuerdo que trabajó mucho sobre ello y un buen día me llamó para que fuera al estudio. Dijo que ya era hora de escribir algunas canciones. En “Pepper”, bajo la presión de un plazo de solamente diez días, me las arreglé para aportar “Lucy In The Sky With Diamonds” y “A Day In A Life”. No nos comunicábamos lo suficiente. Y más tarde, es por lo que me sentí resentido acerca de todo ello. Pero ahora entiendo que era el mismo juego competitivo que seguía funcionando.

Pero el ritmo competitivo era bueno para usted ¿no es así?

En los primeros tiempos. Hacíamos un disco en 12 horas, querían un single cada tres meses y teníamos que escribirlo en un hotel o en la furgoneta. Así que la cooperación era funcional, además de musical.

¿No opina que esa colaboración, esa magia entre ustedes, es algo que falta en su trabajo desde entonces?

Realmente nuca he sentido esa pérdida. No quiero que suene negativo, como si no necesitara a Paul, porque cuando él estaba allí, es obvio que funcionaba. Es más fácil decir lo que yo le di que lo que él me dio a mi. Y él diría lo mismo.

Vamos con Ringo. ¿Cuál es su opinión de él como músico?

Ringo ya era una estrella por derecho propio en Liverpool antes de que nos conociéramos. Era un baterista profesional y estaba en uno de los mejores grupos del Reino Unido, uno de los mejores de Liverpool sin duda, antes de que nosotros tuviéramos siquiera nuestro propio baterista. Así que el talento de Ringo hubiera aparecido de una manera u otra. No sé que hubiera sido de él, pero hay algo en él que hubiera proyectado al exterior, de no haberse unido a The Beatles. Ringo es un baterista cojonudo. Técnicamente no es bueno pero creo que la batería de Ringo está infravalorada, de la misma forma que lo está el bajo de Paul. Paul fue uno de los bajistas más innovadores de la historia. Y la mitad de lo que se hace ahora está directamente copiado de su periodo Beatle. Es un egocéntrico, pero nunca presumió de su manera de tocar el bajo. Creo que Paul y Ringo están en un lugar de honor entre los músicos de rock. No son técnicamente geniales, ninguno de nosotros éramos músicos técnicos. Ninguno de nosotros podía leer música. Ninguno de nosotros podíamos escribir música. Pero como músicos puros, como seres humanos inspirados para hacer ruido, somos tan buenos como cualquiera.

¿Qué opina del trabajo de George en solitario?

Creo que “All Things Must Pass” estaba bien. Solamente que era demasiado largo.

Realmente no ha mencionado mucho a George en esta entrevista.

Bueno, me dolió el libro de George “I, Me, Mine”. En su libro, en el que habla de sus más claras influencias en cada canción que escribió, recuerda a cada saxofonista o guitarrista que conoció después de dejar los Beatles. Yo no estoy en el libro.

¿Por qué?

Porque la relación de George conmigo era la de un joven seguidor y un tío más viejo. Es tres o cuatro años más joven que yo. Es una relación de amor/odio y creo que George todavía alberga un resentimiento hacia mi por ser un padre que abandona el hogar. El no estaría de acuerdo con esto, pero es un sentimiento que yo tengo. Me dolió. No quiero ser un egocéntrico, pero él era como un discípulo mío cuando empezamos. Yo ya era un estudiante de arte cuando George y Paul todavía estaban en el instituto. Hay una diferencia abismal entre estar en el instituto y estar en la facultad y yo ya estaba en la facultad y ya tenía relaciones sexuales, ya bebía y hacía cosas por el estilo. Cuando George era un chaval, siempre nos seguía a Cynthia y a mi. Recuerdo el día que me llamó para que le ayudara en “Taxman”, una de sus mejores canciones. Me llamó, porque no podía llamar a Paul, porque Paul no le hubiera ayudado en ese período. Yo no quería hacerlo. Pensé, oh no no me digas que también tengo que trabajar en los temas de George. Es suficiente trabajar en los de Paul. Pero porque le quería y no quería hacerle daño cuando me llamó esa noche y me dijo “¿me vas a ayudar con esta canción?”, pues me mordí la lengua y le dije que sí. El no había sido un escritor de canciones hasta entonces. Como cantante, solamente le permitíamos una canción en cada álbum. Las canciones que Ringo y él cantaban al principio eran canciones que solían estar en mi repertorio en los dance halls. Solía pillar canciones para ellos, de mi propio repertorio, las más fáciles de cantar. Así que estoy bastante resentido sobre el libro de George. Pero no me malinterpretes. Todavía quiero a esos tíos. Los Beatles se acabaron, pero John, Paul, George y Ringo siguen estando ahí.

¿No trabajaron los cuatro Beatles en una canción de Ringo que usted escribió en 1973?

“I’m The Greatest”. Era una frase de Muhammad Ali, por supuesto. Era perfecta para que Ringo la cantara. Si yo digo “Soy el más grande”, todos se lo tomarían tan en serio. Nadie se disgusta ni se siente aludido si lo dice Ringo.

¿Disfrutó tocando con George y Ringo de nuevo?

Sí, excepto cuando George y Billy Preston empezaron a decir “vamos a formar un grupo”. Estaba bastante molesto cuando George no dejaba de pedírmelo. El estaba disfrutando con la sesión y el ambiente era muy bueno, pero yo estaba con Yoko. Y ellos todavía pensaban que yo formaría un grupo de tíos sin Yoko…

F: Playboy


Deconstruyendo a Jacques Derrida

Jacques Derrida
“Orfeo ya no canta, escribe.”
—  Jacques Derrida

Jacques Derrida (El-Biar, Argelia francesa 15 de julio de 1930 – París, 8 de octubre de 2004), forma parte de mi trilogía filosófica favorita de la segunda mitad del siglo XX, junto a Gilles Delleuze y Michael Foucault. Los filósofos de aquél Mayo del 68 francés diríamos, aunque no existen pruebas de su total participación en este movimiento, sí podemos encontrarlo como estandarte de ciertas esferas de aquellos jóvenes que gritaban “Sabemos lo que no queremos, pero no sabemos lo que queremos”.- Se lo suele asociar con el postestructuralismo y el posmodernismo y las corrientes filosóficas de  Friedrich HegelFriedrich NietzscheEdmund Husserl,Sigmund Freud y Martin Heidegger. En este post trataremos sus conceptos más conocidos de una manera muy general, expondré los conceptos en su mínima expresión, podríamos decir que es un Derrida for Dummies, solo intento despertar su curiosidad e informarle un poco de las ideas de este gran filósofo.

Deconstrucción:

La deconstrucción es un método analítico o estrategia que busca desenmascarar y desmantelar la realidad establecida en sus componentes o elementos más básicos e intentar encontrar las fallas de la misma y así profundizar en el conocimiento sobre ésta. Escapar de la ingenuidad de la realidad preestablecida. El término es la traducción que propone Derrida de la palabra en alemán Destruktion, que Heidegger propone en Ser y Tiempo. 

¿Por qué ‘deconstruir’ y no ‘destruir’? es lo que se pregunta siempre el nobel lector de Derrida, pues bien él lo ponía de la siguiente forma: “Al destruir, pierdes forma y fondo; al deconstruir, ganas nuevas formas al revisar el fondo”. Así se resume uno de los conceptos más complejos en la historia de la filosofía.

Différance:

Différance un no-concepto y neografismo de la palabra francesa différence (diferencia). Se refiere a la imposibilidad, según Derrida, de simbolizar algo textualmente porque desborda la representación. Por ejemplo, la palabra Différance y Différence se diferencian una de la otra por la letra ‘A’ mas no en su pronunciación ya que en francés son homófonas. Usa la différance para manifestar la soslayación e inaccesibilidad del significado de lo verdadero o real; todo inconceptualizable. Una crítica a la estructuración del lenguaje. Para un mayor insight en este no-concepto le invito a leer esta Conferencia pronunciada por el mismo Derrida en la Sociedad Francesa de Filosofía, el 27 de enero de 1968.

Falogocentrismo: 

Otro neologismo con origen en la Deconstrucción, une los conceptos de logocentrismo (poder del conocimiento) y falocentrismo (poder del hombre), base fundamental, según Derrida, de la razón patriarcal preponderante. Pero dejemos que el mismo Jacques nos lo explique:

‘La unidad entre logocentrismo y falocentrismo, si existe, no es la unidad de un sistema filosófico. Por otra parte, esta unidad no es patente a simple vista: para captar lo que hace que todo logocentrismo sea un falocentrismo hay que descifrar un cierto número de signos. Este desciframiento no es simplemente una lectura semiótica: implica los protocolos y la estrategia de la deconstrucción. Debido a que la solidaridad entre logocentrismo y falocentrismo es irreductible, a que no es simplemente filosófica o no adopta sólo la forma de un sistema filosófico, he creído necesario proponer una única palabra: falogocentrismo, para subrayar de alguna manera la indisociabilidad de ambos términos.’ (Entrevista de Cristina de Peretti)

Leyendo estas lineas he recordado una anécdota no muy conocida de Derrida, un comentario con respecto a una ilustración medieval de Sócrates y Platón:

Derrida, Platón, Sócrates

Analice la ilustración, no es convencional, se trata de un chascarrillo medieval: Sócrates anotando lo dictado por Platón, en lugar de Platón contando historias de Sócrates. “La tarjeta,” diría Derrida, “me pareció, mm cómo decirlo- obscena […] veo a Platón teniendo una erección a espaldas de Sócrates. Veo una erección interminable y desproporcionada deslizándose lenta y tibiamente por la pierna derecha de Sócrates […] Imaginen el día en que seremos capaces de enviar esperma por medio de una postal.  [… y finalmente Platón] desea emitir su esperma para sembrarla en toda la tierra, enviar esta carta fértil a todos.” Ahí tienen un ejemplo muy hermoso y gráfico de Deconstrucción.

Jacques Derrida and his cat, Logos. Photo by Sophie Bassouls/Sygma/Corbis

Nuestra amiga internet siempre está sorprendiéndonos, y mientras pensaba este post me he topado con un video de la Filosofía de Jacques Derrida aplicado al anime Neon Genesis Evangelion, una serie que da para muchísimas interpretaciones tanto sociológicas, filosóficas, religiosas, psicológicas, entre otras, a pesar que su creador (Hideaki Anno) proclama que la serie es una oda al ‘nonsense’ y es completamente ridículo encontrarle algún sentido, algo parecido a lo que hizo John Lennon con I am the Walrus, sin embargo, al igual que pasó con el himno beatle, los fans y críticos alrededor del mundo y a lo largo de la historia no han dejado de buscar significados ocultos en esta obra. En el video se analiza la serie desde el contexto ‘no hay nada fuera del texto; toda comunicación es textual, por lo tanto no hay nada fuera del texto, todo es el texto.’ inspirado en lo que Roland Barthes expone en La Muerte del Autor, es decir, la obra prevalece a su autor, y estará libre a ser interpretada de cualquier forma.


John Lennon – 1968/1980 Unplugged (Bootleg)

johnlennonunplugged

Mi beatlemanía era la protagonista primigenia de este blog, en verdad estaba enfermo, pero mal, no me he curado, jamás nos curaremos de la beatlemanía, pero por lo menos ya no escucho toda la discografía de The Beatles, o los trabajos solistas de cada fab 4, religiosamente cada semana. Pero me siguen sorprendiendo las lágrimas con muchos temas, aquella perfección inexplicable, ¡inexplicable! The Beatles fue magia, magia pura, cuando intento analizar el secreto detrás de toda esta magia empiezo a reír frenéticamente y hasta siento que puedo llegar a convulsionar, es algo que no tiene razón, jamás encontraremos el porqué de su éxito, trasciende las habilidad de composición o la teoría de casualidad, no, simplemente la magia Beatle es, así de simple, ES.

The Beatles full color

Lo de The Beatles fue simbiosis y sinergia, la magia radicaba en la unión de aquellos 4 seres, es por esto que luego de su separación, y cada uno empezar proyectos solistas y contar con buena calidad de temas, jamás lograron capturar aquella magia nuevamente, por lo menos no totalmente. Aquella competencia que se daba entre Paul McCartney, George Harrison y John Lennon, lograba una calidad única de temas, algo que jamás se volverá a ver en esta era.

Solo Beatles

Pero bueno, escuchar los discos solistas de cada beatle es otro de aquellos placeres que superan al orgasmo más lascivo que podamos tener, incluso la discografía de Ringo, sí, les recomiendo los Rare Tracks, un disco con versiones y hasta algún tema compuesto por el mismo Ringo que jamás vieron la luz. Entre los 4 proyectos solistas debo admitir que la discografía de George Harrison es la que más me decanta, pero pero, otra vez mis desvaríos nos desvían del tema.

John Lennon acoustic young

Los he reunido hoy, mis hermanos, para compartirles esta joyita con la que me acabo de topar en mi búsqueda de la existencia o no del libre albedrío; un bootleg (verdadero bootleg) de temas acústicos de John Lennon, me ha sorprendido en particular porque hay muchas versiones que no aparecen en los bootleg más conocidos y que casi todos poseemos como las Lost Tapes, home recordings, versiones de antología o de los diversos ensayos. Y lo mejor es que todas, lo recalco nuevamente, son acústicas: John Lennon poseía una de las voces más puras, más blancas, más cautivadoras de la historia, no digo la mejor, pero sí de las más sublimes que jamás escucharemos. Siempre he preferido sus versiones demo a sus versiones de estudio, sobre todo las versiones del Imagine (en este bootleg escucharemos la única vez que John Lennon interpretó ‘Imagine’ en vivo tan solo acompañado de su guitarra) y el Double Fantasy, el Mind Games y el Wall and Bridges son otras genialidades aparte. En este bootleg encontraremos algunas de las mejores versiones de aquellas canciones que tanto amamos, grabadas de 1968 a 1980, caseramente algunas, en vivo otras, versiones estudio otras. Y algo más: ¡por dios, hasta Yoko Ono suena bien en este bootleg! (The Luck Of The Irish)

John Lennon acoustic

Lista de Temas: 

Imagine
Watching The Wheels
Woman Is The Nigger Of The World
Girls & Boys
The Luck Of The Irish
Maggie Mae
Corinna, Corinna
Look At Me
J.J./People
Beautiful Boy
God
Maybe Baby
Love
The Happy Rishikesh Song
I Know (I Know)
Woman
What You Got
I’m A Man
Dear Yoko
(Just Like) Starting Over
Mucho Mungo
Howling At The Moon
I’m Losing You
Mother
My Mummy’s Dead


Grant Morrison: locura, caos y genialidad entre Batman, Hitler, y John Lennon

Grant Morrison, amo del caos, guionista, escritor, tarotista, alquimista, mago. Su obra lo hace uno de los escritores de cómics más interesantes y exitosos de esta era, luego de leer un poco sobre él o alguna de sus obras les dará ganas de salir corriendo en busca de hongos alucinógenos, LSD, o ayahuasca; intentar comprender la verdad del mundo y hasta empezar a practicar rituales de magia verde y roja.

Cada obra nos lleva por escenarios fascinantes, cada personaje adquiere una personalidad única dotados de la locura de su creador,  al tomar un personaje que no nace de su mente lo reinventa por completo dejando reminiscencias de anteriormente conocido. Un ejemplo de esto es una de sus primeras y más notables obras: Animal Man, original y olvidado de la primera era de Marvel, donde adopta una postura de lo más romántica casi convirtiéndose en el Miguel de Unamuno de los cómics, interactuando con el personaje , presentándose como su creador y diciéndole que va a asesinar a su familia para tener más ‘drama’, Morrison nos hace vivir en el cómic más que actuar como simples testigos, cumple con la noble misión del escritor que es hacernos soñar y en sus obras hacernos ver que todo es posible.

animal-man-grant-morrison

El cambio dramático que sufren los personajes cuando son tratados por Morrison es evidente, tanto física como mentalmente, pero para bien, explotando todas sus cualidades e inventando unas nuevas que se adaptan perfectamente a ellos:

rhea jones

dadamorrison

Podríamos estar horas y horas conversando sobre sus grandiosas obras y las ideas que ha aportado a personajes míticos como Batman y Superman (les sugiero sobremanera leer todos, pero todos los cómics de Batman escritos por Morrison, y de Superman la majestuosa saga ‘All Star Superman’, muy posiblemente el mejor cómic de Superman jamás escrito). Pero esta vez nos vamos a enfocar en una de sus obras iniciales, aquellas no tan conocidas pero que sin embargo han marcado y ahora son poco más deseadas que algún bootleg de The Beatles o Bob Dylan, vamos a recordar aquella ocasión que Morrison le dedicó un cómic al ahora llamado infausto díscolo psicópata melancólico pintor frustrado nazi unitesticular; Adolf Hitler.

HitlerTache

Sí, así como lo leen el cómic se titula ‘The New Adventures of Hitler’ y nos narra la historia de la supuesta estadía de éste en el hogar de su medio hermano Alois Hitler allá por 1912, en Liverpool, Inglaterra. Esta historia, ahora considerada un mito urbano, nace a partir de un manuscrito titulado Mi cuñado Adolf cuyo autor fue, obviamente, la cuñada de Hitler llamada Bridget Dowling donde narra la visita del futuro Führer.

hitlernew-adventures-hitler-morrison-yeowell-paginas-alta

Morrison por supuesto le da un giro a toda la historia, y al ser escrita a finales de la década de 1980, absorbe y expone toda la controversia social que rondaba por aquellos años en UK, como ciertos guiños a la recientemente fallecida Margaret Thatcher, y hasta dejos de la cultura pop y musical inglesa mostrándonos a John Lennon y Morrissey viviendo en el clóset de Hitler y cantando cada vez que éste abre la puerta.

mozz

Un cómic sui géneris por donde se lo vea y disfrute. Lastimosamente no he podido encontrar el cómic en su totalidad, nada más algunas páginas, pero los animo a buscarlo que seguro ustedes sí podrán encontrarlo. Para los interesados en Hitler y su aparición en cómics, les recomiendo visitar: Inglourious Basterd: The History of Hitler in Comics

Ya que topamos el tema Lennon, vamos con otra anécdota. Como hemos visto Morrison es un personaje en todo sentido, su vida es digna de las más disparatadas novelas de ciencia ficción y varias de sus asombrosas experiencias las podemos leer en sus cómics, la más reciente la podemos encontrar en ‘Los Invisibles’ donde narra su acercamiento al vudú y la magia oculta, un documento excepcional, no pueden dejar de leerlo, recuerden que el mismo Morrison certifica la veracidad de la mayoría de estas historias.

king_mob_summons_lennon-big

Pues bien, entre sus pasiones como vemos está la magia y la música, como la mayoría de nosotros es un amante de The Beatles, sobre todo de John Lennon, esta idolatría por Lennon lo llevó un día a buscar convocarlo, mediante este método:

“He hecho magia para que John Lennon aparezca utilizando el método que incluí en el primer número de Los invisibles, eso era auténtico. Si tratas a Lennon como un Dios, funciona del mismo modo en que convocarías a cualquier otro Dios. Pones unos cuantos álbumes de los Beatles, coges una guitarra, tocas “Tomorrow never knows” e invocas a Lennon. Y , sorpresa, aparece Lennon con su cabezón. Inténtelo. No hacen falta drogas. A veces se emplean drogas, otras no. Lo que hacen es relajarte lo suficiente para que puedas aceptar esas cosas, permitir que las fronteras se difuminen un poco”.

Al parecer el método funcionó y el espíritu de John se le presentó y compuso una canción junto a Morrison, canción que podemos escuchar acá y viene con la anécdota completa (acompañado de Gerard Way de nuestra banda de adolescencia My Chemical Romance. Grant participó en los últimos videos de la banda actuando como villano, quizá el mejor legado de la ahora extinta banda):

Pero basta, mis palabras no son necesarias, déjense seducir por la vida de este personaje contada por él mismo en el siguiente documental:

Para terminar les dejo el libro que influyó notablemente en la creación de ‘Los Invisibles’ y llevó a Morrison por un mundo jamás pensado, un mundo que parecía ser de ensueño, y, que como vemos, si no puede ser controlado o no te alejas a tiempo, se puede convertir en tu mayor pesadilla.

Michael Bertiaux – the Voudon Gnostic Workbook [pdf]: http://bit.ly/138vIz4

 

 


Nexo Jabberwocky: John Lennon & Julio Cortázar

Lennon y Cortázar

¿Acaso no les fascina la foto de encabezado? Hace mucho que buscaba una excusa para juntar a estos dos y poner esta foto que me gusta tanto, dos genios compartiendo asonancia blanco y negro + un cigarrillo. Pero se preguntarán qué diablos podría unir a éstos dos aparte de su afición por la literatura, la música,  el tabaco y la referida foto editada por este humilde servidor de los dioses. Pues los aficionados a la escritura, ya sea amateur, profesional,  formal o patética, muchas veces nos vemos limitados a la hora de expresar algo ya que no encontramos palabra alguna que satisfaga lo que deseamos decir, buscamos y buscamos en diccionarios de diferentes idiomas pero no logramos encontrar nada, es aquí cuando, siguiendo los pasos  Shakespeareanos (cuyas cerca de 2000 palabras inventadas alimentaron y forman parte  del idioma inglés), nos ponemos a inventar palabras, ejemplo claro de ésto es aquel recordado diálogo en Annie Hall donde Woody Allen dice que tendría que inventar una nueva palabra para expresar su amor por Diane Keaton, como  I luuurve you, I loave you, I luff you. Nos ocurre sobre todo en la hora poética  donde la falta de vocablos nos hacen escribir frases como : Andémonas lierdes faurilan en los krauzios mientras verdes dlivales sobrevuelan las zarufias…, que quizá para ustedes no tenga sentido alguno y para mí menos, pero dado que son palabras paridas de una idea que he pensado, le puedo dar una explicación si alguien me lo pregunta, y a ustedes les dejo simplemente la libre interpretación. Pero ya, ya, ya voy al punto, o ya quizá ya lo entendieron, es obvio además, siendo estos dos fanáticos de las vanguardias, intelectualismo, y los ‘ismos’.

The Jabberwocky. Original illustration by: John Tenniel.

Pues bien, luego de mis divagaciones ahora sí vamos a lo que nos compete, ¿ven aquel dibujito que parece una especie de dragón endodonciótico siendo atacado por un ser que parece ser su dentista? Aquel es ni más ni menos que el Jabberwocky idealizado e ilustrado por Sir John Tenniel.  Sí, sí, aquel Jabberwocky de Alicia a través del Espejo poema sin sentido en verso, invención del gran Lewis Carroll del cual Lennon era fan confeso y Julio no se le quedaba lejos.

Jabberwocky by Lewis Carroll

‘Twas brillig, and the slithy toves
Did gyre and gimble in the wabe;
All mimsy were the borogoves,
And the mome raths outgrabe.
‘Beware the Jabberwock, my son!
The jaws that bite, the claws that catch!
Beware the Jubjub bird, and shun
The frumious Bandersnatch!’
He took his vorpal sword in hand:
Long time the manxome foe he sought–
So rested he by the Tumtum tree,
And stood awhile in thought.
And as in uffish thought he stood,
The Jabberwock, with eyes of flame,
Came whiffling through the tulgey wood,
And burbled as it came!
One, two! One, two! And through and through
The vorpal blade went snicker-snack!
He left it dead, and with its head
He went galumphing back.
‘And hast thou slain the Jabberwock?
Come to my arms, my beamish boy!
O frabjous day! Callooh! Callay!’
He chortled in his joy.
‘Twas brillig, and the slithy toves
Did gyre and gimble in the wabe;
All mimsy were the borogoves,
And the mome raths outgrabe.

Lennon aplicó toda su lewiscarrolleada, como sabrán,  en la canción beatlera épica I am The Walrus, inspirada en el referido poema y en The Walrus and the Carpenter. La canción es una muestra de genialidad absoluta, al igual que el Jabberwocky, I am The Walrus es un conjunto de versos aparentemente sin sentido y palabras inventadas adheridas perfectamente a una melodía de lo más histriónica, un logro absoluto, no por nada The Beatles sigue siendo la mejor banda de la historia y John Lennon uno de los grandes profetas de la música.

Ahora sí, le toca a Julito. Otro fan confeso de Carroll, y el surrealismo, que quien ha leído sus poemas sabrá perfectamente de lo que estamos hablando, y mejor aún, si es de aquellos seres benditos que ha leído Rayuela; magnum opus cortazariana.  Pero claro, lo de Cortázar no es algo complemente sin sentido, la inspiración Carrolliana está presente claro, pero a éste ‘nuevo’ lenguaje se le puso glíglico, y las palabras que en él usa pueden ser fácilmente usadas como adjetivos o sustantivos, es decir, si le pones atención vas a entender de qué van los párrafos. El mejor ejemplo que nos pudo dar de ésto se encuentra, precisamente, en Rayuela, en aquel mágico y erótico capítulo 68:

Julio Cortázar – Rayuela, capítulo 68

Apenas él le amalaba el noema, a ella se le agolpaba el clémiso y caían en hidromurias, en salvajes ambonios, en sustalos exasperantes. Cada vez que él procuraba relamar las incopelusas, se enredaba en un grimado quejumbroso y tenía que envulsionarse de cara al nóvalo, sintiendo cómo poco a poco las arnillas se espejunaban, se iban apeltronando, reduplimiendo, hasta quedar tendido como el trimalciato de ergomanina al que se le han dejado caer unas fílulas de cariaconcia. Y sin embargo era apenas el principio, porque en un momento dado ella se tordulaba los hurgalios, consintiendo en que él aproximara suavemente su orfelunios. Apenas se entreplumaban, algo como un ulucordio los encrestoriaba, los extrayuxtaba y paramovía, de pronto era el clinón, las esterfurosa convulcante de las mátricas, la jadehollante embocapluvia del orgumio, los esproemios del merpasmo en una sobrehumítica agopausa. ¡Evohé! ¡Evohé! Volposados en la cresta del murelio, se sentía balparamar, perlinos y márulos. Temblaba el troc, se vencían las marioplumas, y todo se resolviraba en un profundo pínice, en niolamas de argutendidas gasas, en carinias casi crueles que los ordopenaban hasta el límite de las gunfias.

El recurso del ‘nonsense’ por supuesto que ha sido utilizado por muchos otros autores, y muchísimos años antes de que los mencionados aquí lo hicieran, pero mi ignorancia no me permite tener noticia de aquellos otros, además que el punto era unir a Lennon y Cortázar de alguna forma, y aunque muchos de ustedes discrepen, pues lo he logrado, además la fotito de los con el tabaco no podía quedar en el olvido, los incito a usarla para empapelar sus cuadernos y habitaciones y a seguir con el sinsentido que caracteriza nuestra existencia.


Alejandro Jodorowsky – El Topo [Full Movie]

Alejandro Jodorowsky - El Topo

Jodorowsky jamás ha sido santo de mi devoción, en reiteradas ocasiones no me ha parecido más que un charlatán, remedo de metafísico alquimista medieval. Sin embargo, hace algún tiempo le tomé algo de respeto debido a sus teorías sobre el Tarot… del que soy un ignorante entusiasta. También los cómics dónde él participa como guionista. Bueno, sin más divagaciones. El Topo es un film de 1970 dirigido y protagonizado por el mencionado “psicomago”, una mezcla de western, budismo, cristianismo, erotismo, surrealismo, dadaísmo, platonismo y demás ismos que no llegaremos a comprender si están ahí premeditadamente, por obra y gracia o por error del director.

Alejandro Jodorowsky - El Topo

El Topo viene cargado de escenas “inusuales” para la conservadora comunidad estadounidense e hispanoamericana, por ejemplo las escenas de homosexualismo y lesbianismo.  He leído y escuchado que consideran a esta película como la primera película de culto de la historia, no creo que sea así, la mayoría lo dice, aparte del argumento simbolista de ésta, por contar con actores ‘fuera de lo común’, como aquel personaje compuesto por un hombre sin piernas y otro sin brazos, también por contar con little people, y demás personajes semi bizarre, pero bueno, si por este lado es considerada película de culto, pues, olvidan aquel clásico de 1932 llamado Freaks de de Tod Browning, la cual, en verdad podríamos considerar para brindarle aquel epíteto de pionera. Además cualquier película del expresionismo alemán, Bergman o de Andréi Tarkovski ya son clásicos de culto instantáneos, películas muy anteriores a ésta. 

Alejandro Jodorowsky - El Topo

De nada servirá que les cuente la trama, les aseguro que no se aburrirán, hay momentos que los dejarán un tanto perturbados, pero los pondrá a investigar y querer ver el film nuevamente para “entenderla” plenamente. Jodorowsky intentó que este film sea un manifiesto de toda su ideología, intentó que, de cierta forma, este film contribuya a la salvación de la humanidad. El film causó tanto revuelo e impacto entre la cultura juvenil, hippie (catalogándola de ‘biblia del LSD’) de la época, que entre los entusiastas del film se levantaron estrellas de la talla de John Lennon y Bob Dylan, es más, a Lennon le encantó tanto el film que él mismo lo financió para su distribución en Norteamérica y pidió a Allen Klein (mánager de The Beatles) que sea el productor, también expresó su deseo de participar en una supuesta secuela junto a su compañero George Harrison, habría sido algo excepcional. Para pena nuestra esta secuela jamás llegó, y aún hasta hoy corren las voces de la creación de la misma, pero a mi parecer la secuela de El Topo compartirá el mismo destino de La Galatea de Cervantes.


Bob Dylan – Tempest

 

Hace algunos días finalmente hemos podido escuchar el disco tan ansiado por todos los dylanesque, el retorno del mesías finalmente se ha dado, Bob Dylan ha regresado, los jinetes del apocalipsis, los cowboys, y rockeros, se aglomeran para escuchar la obra del gran maestro.

 

 

El re-estreno de ‘Titanic’ de James Cameron en 3D dejó indiferentes a muchos, a mí sobre todo que nunca he sido un fan de aquella película, pero para nuestro Bob ha sido todo lo contrario, ya que este film es la principal fuente de inspiración para este disco, el tema que le da nombre, Tempest, es un relato de la catástrofe de el Titanic,  e inclusive menciona aquella famosa escena de Leo DiCaprio: ‘Leo tomó su cuaderno de dibujo/ El era a menudo tan dispuesto/ Cerró los ojos y pintó/ El paisaje en su mente”.’ Y bueno, no me lo imagino al buen Bob sentado con sus palomitas de maíz, y devastado por la muerte de Jack, no no, no quiero imaginármelo, háganlo ustedes.

 

 

La musicalidad del buen Bob se va por todo el mundo, se puede escuchar blues, canciones tradicionales irlandesas y de hawaii, un poquitito de folk, y sobre todo country. La voz, pues… es Bob Dylan, y como dicen por ahí ¡nadie canta como él!, es verdad, creo que nosotros los dylanmaniacs (?) hemos aprendido a amar su voz áspera, y envejecida, y en este disco la luce de manera espectacular. Las terapias han servido y puedo decirles que ha recuperado un poco más su voz, esperemos que siga así.

 

 

Entre los temas para destacar les mencionaré la majestuosa ‘Tin Angel’, canción que nos transporta por un momento a la mejor época setentera de Bob, con ‘Desire’ y ‘Blood on the Tracks’, y estoy seguro que si la hubiera grabado por aquellos años, hoy sería uno de sus grandes clásicos.

El disco cierra con algo que nos emociona a muchísimos, sobre todo a los beatlemaniacos, un tema llamado ‘Roll on John’ , tema dedicado ni más ni menos que a nuestro bien amado John Lennon. Así como lo leen, luego de casi 32 años de la muerte del ex beatle, Bob le dedica un tema realmente emotivo con referencias a letras de canciones de John como ‘A day in the life’ e ‘instant karma’, se siente como una suerte de redención a John, ya que como recordaremos Lennon criticó a Dylan bastante, sobre todo a partir de 1966, y en los 70’s a partir de la conversión de Bob al cristianismo.

 

 

Pero bueno, en verdad es un disco disfrutable, os confesaré que no le tenía mucha fe, y lo escuché solo porque era ‘el nuevo disco de Bob Dylan’, y no esperaba nada, pero luego de escucharlo me he quedado satisfecho, es una gran obra, y qué más le podemos pedir al buen Bob. Esperemos que nos siga sorprendiendo con grandes temas por muchísimo tiempo más.

 

 

Download Album Here:  http://bit.ly/QdnaMW

Size:  157 MB