Alejandro Jodorowsky – El Topo [Full Movie]

Alejandro Jodorowsky - El Topo

Jodorowsky jamás ha sido santo de mi devoción, en reiteradas ocasiones no me ha parecido más que un charlatán, remedo de metafísico alquimista medieval. Sin embargo, hace algún tiempo le tomé algo de respeto debido a sus teorías sobre el Tarot… del que soy un ignorante entusiasta. También los cómics dónde él participa como guionista. Bueno, sin más divagaciones. El Topo es un film de 1970 dirigido y protagonizado por el mencionado “psicomago”, una mezcla de western, budismo, cristianismo, erotismo, surrealismo, dadaísmo, platonismo y demás ismos que no llegaremos a comprender si están ahí premeditadamente, por obra y gracia o por error del director.

Alejandro Jodorowsky - El Topo

El Topo viene cargado de escenas “inusuales” para la conservadora comunidad estadounidense e hispanoamericana, por ejemplo las escenas de homosexualismo y lesbianismo.  He leído y escuchado que consideran a esta película como la primera película de culto de la historia, no creo que sea así, la mayoría lo dice, aparte del argumento simbolista de ésta, por contar con actores ‘fuera de lo común’, como aquel personaje compuesto por un hombre sin piernas y otro sin brazos, también por contar con little people, y demás personajes semi bizarre, pero bueno, si por este lado es considerada película de culto, pues, olvidan aquel clásico de 1932 llamado Freaks de de Tod Browning, la cual, en verdad podríamos considerar para brindarle aquel epíteto de pionera. Además cualquier película del expresionismo alemán, Bergman o de Andréi Tarkovski ya son clásicos de culto instantáneos, películas muy anteriores a ésta. 

Alejandro Jodorowsky - El Topo

De nada servirá que les cuente la trama, les aseguro que no se aburrirán, hay momentos que los dejarán un tanto perturbados, pero los pondrá a investigar y querer ver el film nuevamente para “entenderla” plenamente. Jodorowsky intentó que este film sea un manifiesto de toda su ideología, intentó que, de cierta forma, este film contribuya a la salvación de la humanidad. El film causó tanto revuelo e impacto entre la cultura juvenil, hippie (catalogándola de ‘biblia del LSD’) de la época, que entre los entusiastas del film se levantaron estrellas de la talla de John Lennon y Bob Dylan, es más, a Lennon le encantó tanto el film que él mismo lo financió para su distribución en Norteamérica y pidió a Allen Klein (mánager de The Beatles) que sea el productor, también expresó su deseo de participar en una supuesta secuela junto a su compañero George Harrison, habría sido algo excepcional. Para pena nuestra esta secuela jamás llegó, y aún hasta hoy corren las voces de la creación de la misma, pero a mi parecer la secuela de El Topo compartirá el mismo destino de La Galatea de Cervantes.


De cómo se entrega el corazón por Almendra y Bob Dylan

Daniela Flores

Cuando vas a un bar es por 3 cosas: pasarla bien y conversar con tus amigos, pasarla bien y buscar a alguien con quien pasar la noche, y, pasarla bien y esperar encontrar al amor de tu vida. Como nuestra experiencia nos han enseñado la tercera opción casi nunca sucede, y la primera puede devenir en la segunda, como es típico. Cuáles son las oportunidades de  encontrar el arquetipo de amor de tu vida, tal como si los dioses te hicieran un regalo de lo que siempre has deseado, como si por fin logras ver la luz después de tanta oscuridad. Así era ella, era luz, ‘bella luz razón adorable’, apenas entré al bar la vi, ella me vio, con esas miradas que traspasan que atrapan, nunca me imaginé, sin embargo, lo que iba a pasar luego. Cerveza y cerveza, vista y vista, mirada pícara, gracias a un loco me senté en tu mesa, temía hablarte, temía mirarte, temía verte frente a frente. Temía decirte, te propongo estar en mi vida, bajemos la guardia, Bajemos los fusiles. Pero oh mi gran cobardía, timidez que no me deja proponerte un beso como nuestro pacto y nuestra tregua, si de tus labios me regalas amor mi corazón te regalará una flor.

Te propongo ser mi par de oídos al escuchar Almendra y Spinetta.
Te propongo ser mis pinceles,
te propongo ser mi mujer y mi pájaro a la luz de la luna,
te propongo ser mi Gala. 

Te propongo llegar a la fama
con nuestro amor inmortal
Reencarnarás mi Margarita
de Dante su Beatriz, 
Laura de Petrarca
ángel de Lamartine. 

Te sentaste a mi lado, mi corazón me abandonó, dejó de ser mío, ahora era tuyo, te lo llevaste en un segundo. Apenas soltó un par de palabras y vi a sus hermosos ojos color miel, tuve esa sensación, aquella tibia sensación que te inunda cuando sientes que estás junto a alguien verdaderamente único. Preludio a escuchar corazones, mirar canciones, preludio a la fiebre de amor. Mas mi corazón se encendió cuando mencioné a Bob Dylan y The Strokes y me dijiste que te gustaban, -ustedes saben muy bien, y muchos de ustedes también pensarán así, que el gusto musical es un factor fundamental a la hora de enamorarse de alguien-, Mencionaste Almendra, yo exclamé ¡Spinetta!, no lo podía creer. Todo mi ser empezó una fiesta interna mientras unos bailaban y celebraban, otros empezaban la cacería de poetas, los sacrificaban, a otros los encerraban, empezaron a alzar las murallas, gritaban ¡a las armas! otros, los más sabios, ya empezaban a escribir los epitafios a mi corazón, que a punto de romperse estaba.

Has despertado la pasión
en mi corazón desierto,
ya no cabe en el pecho
explotará de emoción.

Dueña de mis desvelos,
mirada color miel
ángel de los cielos.
He caído en el hechizo,
de tus ojos de papel. 

Mientras más hablábamos más me iba encantado, no podía asimilar que en este bar de mala muerte estaba aquella que siempre había estado buscando, tantos años que en ese mismo bar había conocido cada viernes a una diferente, ninguna interesante, ni que me apasione más que por una noche. Y aún así seguía acudiendo con la esperanza de conocer a alguien como tú. Cerveza y cerveza, y te ibas acercando más y más.

No podía creer la belleza de tu rostro,
tus preciosos ojos.
tus hermosos labios,
tu suave voz.
Breve amor que contiene
labios, lengua, saliva,
pasión y mucho rock n’ roll. 

Hay algunas mujeres que sólo inspiran deseo, la gran maldición de muchas, pero muy pocas que inspiran darle gracias a dios, o quien sea, por darle vida a este ser y ponerla en nuestro camino, así eres tú, ni si quiera me permitía ver tu cuerpo y, cuando por accidente toqué tus pechos, te pedí disculpas. Fue cuando me di cuenta que ya te habías convertido en mi diosa, estabas en el mayor pedestal de mi corazón, donde ningún pensamiento libidinoso te podría tocar. Así nos pasa cuando nos gusta alguien en verdad, ¿o no, mis amigos?, así de patéticos y nobles podemos llegar a ser.

Finalmente el inesperado momento
tus labios buscaron los míos,
nos fundimos en un beso
electricidad,
cortocircuito del pensar,
mil ángeles nos rodearon,
cantaron,
el olor rancio de tabaco y cervezas,
se transformó en el aliento de un mar de rosas,
nos envolvía,
el rumor de una niebla milagrosa,
mientras expulsábamos ráfagas de luz divina
que a todo el lugar encendían.

No podía asimilar lo que pasaba, ni puedo recordar cuantas veces tus labios se unieron con los míos, oh hermosa sensación de besar lo sagrado, con aquel dejo de cierta culpa de no ser digno, pensando muy bien que cada beso podría ser el último, oh tan bien que lo sabía, por supuesto que lo presentía, hasta estuve resignado al hecho que aquella noche era la última vez que te veía, sí, en verdad lo sabía.

Lo que siempre había esperado,
lo que siempre había soñado,
finalmente llegó,
mas se marchó a los cuantos besos,
sin amor, sin adiós. 

Te dejé marchar con un último beso y mirando a tus ojos, sabiendo muy bien que era la última vez que los iba a ver, nosotros en verdad podemos saber eso. Sabes y sientes cuando un acontecimiento está marcado para ser algo de una sola vez, una sola experiencia, un solo momento y nada más. Intentaba convencerme que a la mañana siguiente, a más tardar, ya te iba a olvidar. Intentaba convencerme que los dos sabíamos muy bien que era la primera y última vez que nos veíamos. Por supuesto que lo sabías, y lo supiste toda la noche, también creí pensar lo mismo, pero no. Hasta aquel momento estaba bien, en verdad no me importaba si era la última vez,

el amanecer llegó,
la flecha de Cupido,
adormecida, 
finalmente despertó,
incrustándose
al fondo del corazón.

Recordé cada momento desde que te vi al entrar al bar, y aquella sonrisa que me derritió el alma, hasta que lo impensable e inimaginable, la historia de la dama y el vagabundo ocurrió. Recordé que ni quiera te había pedido el número, recordaba muchos nombres y probablemente ninguno era el tuyo. Me pareció encontrarte gracias a nuestra amiga el internet, pero dudé en escribir, ¿por qué intentar darle vida a un momento que fue éso, un momento hermoso y nada más? Hay cosas que suceden una sola vez en la vida, yo sabía muy bien que ésta era una de ellas, pero encontrar a alguien que podrías llamar ‘tu alma gemela’ es algo que no nos pasa siempre, así que contra toda mi ideología y mi orgullo, intenté encontrarte, pero tú sí lo sabías, al ser mayor que yo, tu experiencia me excedía, yo caí nuevamente en mis sueños de cuentos de hadas que siempre espero se hagan realidad. Oh mi ingenuidad. Me di cuenta poco a poco, oh mi rubia, jamás iba a verte otra vez.

Rubia ensoñada, 
sin espacio en tu corazón
para mi amor,
ya no te quedaban labios
para nuevos besos,
cuerpo para nuevas caricias,
ni oídos para mis versos.
Te llevaste mi alma
las cuerdas de mi lira,
y toda mi poesía.

Ahora la única sensación que me queda es aquella cuando estás con alguien más y te preguntas ¿por qué no puedes ser ella?, por qué no puedo volver atrás y decirte que jamás te atrevas a salir de mi vida, o que por lo menos te quedes un momento, de visita, con eso me conformaría. No me queda más que desearte una buena vida, que seguro la tendrás, desearte alguien que te pueda amar con mayor intensidad de lo que yo lo habría hecho.

Y a mí, no me queda más
que sentarme cada viernes
en aquel mismo bar,
en aquella misma mesa,
con la esperanza de hallarte.
Me embriagaré en nostalgia,
esperando por ti,
o por aquel nuevo amor
que me salve de morir. 

Quizá fue mejor así, en mi vida he aprendido que soy un desastre en las relaciones, y un experto en destruir corazones de espíritus nobles. Quizá es mejor así, que ella viva en mí como aquella que solo por una vez vi, aquella que hizo resurgir lo que creíamos que estaba dormido y hasta muerto; el amor y admiración puros que se puede llegar a sentir por alguien más. Algo que no me pasaba desde la época colegial. Te quedarás inmortalizada con la frase que se repite en mis poemas sobre aquellas que han logrado tal hazaña: te quedarás como un hermoso y bello recuerdo. Sin cenizas, sólo fuego.

  • P.S.: Si llegas a ver ésto alguna vez, mil disculpas por usar tu foto.
  • P.S. 2: Sí, todos los seudo “poemas” que se encuentran aquí son míos, escritos conforme avanzaba el post. Pueden llamarlos poemolas. No son poemas, no tienen métrica alguna, ni verso ni prosa. Disculpad la mala calidad de éstos.
  • P.S., I love you. You, you, you.

Bob Dylan – Tempest

 

Hace algunos días finalmente hemos podido escuchar el disco tan ansiado por todos los dylanesque, el retorno del mesías finalmente se ha dado, Bob Dylan ha regresado, los jinetes del apocalipsis, los cowboys, y rockeros, se aglomeran para escuchar la obra del gran maestro.

 

 

El re-estreno de ‘Titanic’ de James Cameron en 3D dejó indiferentes a muchos, a mí sobre todo que nunca he sido un fan de aquella película, pero para nuestro Bob ha sido todo lo contrario, ya que este film es la principal fuente de inspiración para este disco, el tema que le da nombre, Tempest, es un relato de la catástrofe de el Titanic,  e inclusive menciona aquella famosa escena de Leo DiCaprio: ‘Leo tomó su cuaderno de dibujo/ El era a menudo tan dispuesto/ Cerró los ojos y pintó/ El paisaje en su mente”.’ Y bueno, no me lo imagino al buen Bob sentado con sus palomitas de maíz, y devastado por la muerte de Jack, no no, no quiero imaginármelo, háganlo ustedes.

 

 

La musicalidad del buen Bob se va por todo el mundo, se puede escuchar blues, canciones tradicionales irlandesas y de hawaii, un poquitito de folk, y sobre todo country. La voz, pues… es Bob Dylan, y como dicen por ahí ¡nadie canta como él!, es verdad, creo que nosotros los dylanmaniacs (?) hemos aprendido a amar su voz áspera, y envejecida, y en este disco la luce de manera espectacular. Las terapias han servido y puedo decirles que ha recuperado un poco más su voz, esperemos que siga así.

 

 

Entre los temas para destacar les mencionaré la majestuosa ‘Tin Angel’, canción que nos transporta por un momento a la mejor época setentera de Bob, con ‘Desire’ y ‘Blood on the Tracks’, y estoy seguro que si la hubiera grabado por aquellos años, hoy sería uno de sus grandes clásicos.

El disco cierra con algo que nos emociona a muchísimos, sobre todo a los beatlemaniacos, un tema llamado ‘Roll on John’ , tema dedicado ni más ni menos que a nuestro bien amado John Lennon. Así como lo leen, luego de casi 32 años de la muerte del ex beatle, Bob le dedica un tema realmente emotivo con referencias a letras de canciones de John como ‘A day in the life’ e ‘instant karma’, se siente como una suerte de redención a John, ya que como recordaremos Lennon criticó a Dylan bastante, sobre todo a partir de 1966, y en los 70’s a partir de la conversión de Bob al cristianismo.

 

 

Pero bueno, en verdad es un disco disfrutable, os confesaré que no le tenía mucha fe, y lo escuché solo porque era ‘el nuevo disco de Bob Dylan’, y no esperaba nada, pero luego de escucharlo me he quedado satisfecho, es una gran obra, y qué más le podemos pedir al buen Bob. Esperemos que nos siga sorprendiendo con grandes temas por muchísimo tiempo más.

 

 

Download Album Here:  http://bit.ly/QdnaMW

Size:  157 MB


Bob Dylan para mí y para ustedes.

 

Este será un post pequeño, rápido pero didáctico , una especie de vía rápida por la carrera de uno de  mis artistas preferidos : Bob Dylan.

En mis años colegiales me resistía escuchar al buen Bob, por alguna razón creía que estaba completamente sobrevalorado y no entendía qué impacto pudo haber causado para que cada banda, o músico que yo escuchaba lo cite como influencia. El punto crucial llegó cuando leí una entrevista donde The Beatles alababan mesiánicamente a Bob Dylan, fue como darme cuenta que los dioses también tienen un dios.

 

 

El primer paso, obviamente,  fue bajarme el disco de grandes éxitos. Como no le tenía mucha fe, escogí el de menor peso, y que tan sólo traía 20 canciones. De aquellas 20, más tarde me di cuenta, que 19 eran de su época folk. Un disco que no cubría, ni transmitía a Dylan casi nada. Además que por aquellos días para mi las guitarras eléctricas eran todo, me encontraba en mi fase de Nirvana, Guns N’ Roses, The Strokes, The White Stripes, etc; el folk no era algo que digería aún.

No comprendía canciones como ‘Blowin’ in the wind’, Mr. Tambourine Man, The Times They Are A-Changin’, recuerdo que las únicas que me gustaron fueron ‘Like a Rolling Stone’ por ser la “típica” la que todo el mundo conocía y que por default me iba a gustar, y ‘Knockin’ On Heaven’s Doors’, obviamente porque ya la había escuchado antes gracias a Guns N’ Roses. Mis impresiones fueron: Primero que no me gustaba la voz, no entendía como le podía gustar a la gente con semejante voz. Segundo que no entendía de qué diablos hablaba; por aquellos tiempos no era dado al surrealismo ni a las metáforas, entonces para mí eran simplemente letras sin ningún sentido. Luego de terminar todas las canciones del disco me prometí no volverlo a escuchar jamás, y lo puse en mi lista negra de la música. Así de contundente.

 

 

Pero los años pasaron, el colegio terminaba, mi pasión por la lectura me llevó a conocer nuevas formas de arte, mi melomanía me llevó de viaje por todas las décadas de la historia de la humanidad, me sentía suficientemente ‘maduro’ como para escuchar lo que sea.

Cada mañana suena alguna canción en mi cabeza, es una especie de despertador o soundtrack orgánico automático que tengo, y por aquellos días, de repente, cada mañana sonaba ‘Blowin’ In The Wind’, yo no comprendía por qué. Para mí Bob Dylan era algo que no iba a revisitar, simplemente era un artista que no llegó a gustarme y punto, el pasado pisado. Pero no, esta canción seguía visitándome cada mañana como uno de los fantasmas de Scrooge, aún así me negaba.

 

 

Pasaron algunos días más y vía Lastfm (ya saben, la mejor ‘red social’ de la historia, aquella que es basada sólo en tu gusto musical pero que su popularidad ha bajado considerablemente gracias a facebook y twitter y que puede que esté muy próxima a desaparecer. Bueno ésa, le debo mucho, hasta amores, otro día les explico) conocí una persona con gusto musical muy parecido al mío, Jude era su nombre, fanático de The Beatles a muerte como yo, con conocimiento musical puedo decir que superior al mío, coincidíamos en casi todo menos en un solo artista: Bob Dylan.

Jude me decía -pero cómo no te puede gustar, quizá no lo has escuchado con atención. Y yo, muy sobrado, le decía no no, lo he escuchado un millón de veces, y no me gusta, tampoco entiendo como a alguien más le puede gustar. Eran eternos debates donde yo siempre gracias a mi terquedad ganaba. Pero bueno, llegó el día, vía msn Jude me pasó una canción que cambiaría para siempre mi perspectiva sobre Bob Dylan, y me transformaría en uno de los fanáticos más acérrimos de Bob. La canción era: Love Minus Zero/No Limit.

 

 

Mi expresión fue WOW! ¡Nunca había escuchado tanta poesía dentro de una sola canción! Este Dylan que se me mostraba aquí era completamente diferente al que yo había escuchado, fue una revelación. Se me puso la piel de gallina, y la tuve que repetir y repetir, pasé escuchando esa canción por una semana entera. No comprendía como no habían puesto ésta en el ‘grandes éxitos’. El momento me había llegado, desde ahí comenzaría mi Dylanmanía, me bajé toda su discografía, y escuchaba uno por uno los discos con un placer extremo. Me alucinaba leyendo las historias detrás de cada canción, y la inspiración que en otros artistas causaba, ¡finalmente lo comprendía! Al fin comprendía porque idolatraban tanto a este tipo.

 

 

Lo entendí completamente. Inspiró también en mi escritura, y en casi todas las facetas de mi vida. Cuando escuchas a Bob con pasión ya nada vuelve a ser igual. Algo en ti despierta, supongo que es diferente para cada uno, pero para mí fue así, sentí como si todo tenía sentido, era la pieza que faltaba en mi rompecabezas musical, ahora lo entendía todo: -ah, con qué a esto se referían The Beatles, ¡ah! Con que de esta canción sacaron tal y tal cosa The Clash, ¡ah! Con que gracias a esta canción Judas Priest se llama así, e infinitos ‘¡Ah!’, todo tiene sentido, la influencia de Bob Dylan ha estado presente en casi toda la música occidental desde 1963. Es algo indiscutible.

 

 

Uff, dije que el post iba a ser pequeño pero no contaba con mi astucia. Les terminé contando, sin razón, como llegué a Bob Dylan. ¿Sin razón? Bueno creo que tengo un punto, o un punto que me voy a inventar en estos momentos, y es que a cada persona que ame la música le llega su momento de adentrarse en el mundo de Bob, no hay como ser indiferentes ante él. Es como aquellos mal llamados melómanos que dicen que odian a The Beatles, o a Elvis Presley, o Little Richard, pues fuck off people! Sin artistas como ellos la música del siglo XX nunca habría evolucionado, cada banda del mundo entero está influenciada de alguna forma por The Beatles o Bob Dylan. The Beatles contribuyeron a la música, y Bob Dylan a la parte lírica. Así que los animo, si es que no han escuchado a Bob con detenimiento, o negarlo como yo lo hice alguna vez, a escucharlo con atención, con tranquilidad. Les garantizó que también llegarán a amarlo.

A tanto ha llegado mi fanatismo que hasta quise darle una especie de homenaje imitando una de sus portadas más famosas, ‘The freewheelin’ y lo hice, aquí está una foto, disculpad mi horripilancia, si quieren ver más, o empezar a hacer collages para el día de halloween pues aquí están más: The Freewheelin’ Photo Session

 

 

*Aplausos se escuchan a lo lejos* Gracias, gracias, pero aún no termino. La razón por la que empecé a escribir ésto fue porque una gran persona, con un perfecto gusto musical me ha pedido que la introduzca en el mundo de Bob Dylan. Así que intentaré hacerlo. Pondré algunas canciones, mis favoritas, o las que pienso podrán gustarles o digerir mejor, mm no no, mis favoritas mejor, bueno veremos que pasa. Recorreré cada uno de sus discos de estudio cronológicamente. Quizá me sale los bootlegs, veremos que pasa, así que empecemos. Ustedes escogerán con qué canción se quedan, o si se animan, mejor escuchen toda la discografía. Pondré una canción de cada disco, o sino nunca terminaré este post. Algunas canciones no estarán disponibles en internet así que sabrán disculpar si dejo algunos discos en blanco.

 

 

Fase Folk/Protesta: Los inicios del buen Bob, donde la mayoría de canciones estaban inspirados en sus héroes folk de antaño, y las letras se convirtieron en estandartes e himnos en la lucha por los derechos civiles en Estados Unidos.

 

Bob Dylan – 1962

 

 

The Freewheelin’ Bob Dylan 1963 (lo encuentran detalladamente aquí: The Freewheelin’ Bob Dylan )

 

 
The Times They Are a-Changin’ 1964

 

 

 

Fase Electro/Folk/Rock: Inspirado en The Beatles, Bob deja atrás su pasado “protesta” y se encamina al nacimiento del folk-rock. Este cuarteto son los discos más aclamados por la crítica. La fase más conocida de Bob.
Another Side of Bob Dylan 1964 

 

 

Bringing It All Back Home 1965 

 

 


Highway 61 Revisited 1965 Bob Dylan – Highway 61 Revisited

 

 


Blonde on Blonde 1966

 

 

 

Fase Country o qué pasó luego del ‘accidente’ de moto. (Investiguen)


John Wesley Harding 1967 

 

 


Nashville Skyline 1969 (Bob Dylan – Nashville Skyline )

 

 

 

Fase ‘What the fuck is this shit?’ Lo dijo la Rolling Stone. Una serie de discos (y un soundtrack) que para mí siguen siendo los más infravalorados en la discografía de Bob.


Self Portrait 1970 

 

 


New Morning 1970 

 

 


Pat Garrett & Billy the Kid 1973

 

 


Dylan 1973

 

El Regreso a las listas. Para muchos la mejor fase de Bob, y creo que mi favorita también. Los discos de 1974 a 1976 son únicos:


Planet Waves 1974 

 

 


Blood on the Tracks 1975 (Bob Dylan – Blood on the Tracks

 

 


The Basement Tapes 1975 (con The Band)


Desire 1976 (lo encuentran aquí: Bob Dylan – Desire

 

 

Fase: Adiós 70’s, hola coros femeninos, hola cristianismo. Desde aquí empieza el Bob Dylan cristiano, cosa que les costó muchas críticas y parodias, hasta de John Lennon.


Street Legal 1978 


Slow Train Coming 1979 


Saved 1980 

 


Shot of Love 1981 

 

Reencuentro, o no me encuentro, fase ochentera/noventera. Quizá la fase más dura de Bob, la venta de sus discos empieza a decaer, su imagen ante la crítica también y su voz se empieza a ir poco a poco. Lo que más me gusta destacar de esta fase es la época con los Traveling Wilburys (investiguen).
Infidels 1983 


Empire Burlesque 1985 


Knocked Out Loaded 1986 


Down in the Groove 1988


Oh Mercy 1989 


Under the Red Sky 1990 


Good as I Been to You 1992 


World Gone Wrong 1993 

 

Bob Dylan contemporáneo. Para mí el Time Out of Mind sugiere un regreso al Bob de antaño, recordándonos su majestuosa fase setentera. Marcó un ‘revival’ tanto comercial como personal. Bob Dylan, el legendario, ha vuelto.


Time Out of Mind 1997


“Love and Theft” 2001 


Modern Times 2006 

 

 


Together Through Life 2009


Christmas in the Heart 2009

 

Y como mensaje final, y un ataque para mi yo de antaño, una lección de vida.

 


Conciertos en el Futuro: Hologramas, hologramas, y hologramas.

 

Seguramente ya todos ustedes sabrán a estas alturas que en el festival musical Coachella se ‘presentó’ el holograma del fallecido rapero 2Pac. Pues bien, hoy (17/04/2012) me he enterado que lo van a mandar de gira: ¡AL HOLOGRAMA! ¿Qué podemos pensar de esto? Lo acepto con bandas ficticias como Gorillaz, o con alguno que lleve muerto cientos de años  pero aquí estamos hablando de alguien que murió apenas hace 16 años. No sólo que sería una especie de estaba al público en general, sino una falta de respeto para el fallecido artista y para su familia.

 

Madonna con hologramas de Gorillaz

Madonna con hologramas de Gorillaz

 

No sé como tomarlo la verdad, porque si nos ponemos a pensar esta también sería una oportunidad única para ‘ver’ a los artistas que siempre hemos querido. Estoy seguro que muchos morirían por ver a The Beatles de la época de la beatlemania, y muchísimos más.

Pues bien también me he enterado que esta misma compania (HoloEntertainment) responsable del holograma de 2pac, ha adquirido los derechos para hacer hologramas de Elvis Presley, Kurt Cobain, Biggie, Johnny Cash, Jimi Hendrix, y el joven Bob Dylan. ¡Imagínense! Han descubierto una mina de oro, por muy malo que nos parezca estoy seguro que si mandan a un holograma de Cobain o Hendrix de gira mundial llenaría cuantos estadios hay en el mundo.

 

 

Y es que sin dudas así van a ser los conciertos en el futuro.  A falta de talento traerán ‘a la vida’ a los verdaderos músicos: en hologramas…Y con el tiempo estoy seguro que hasta llegarán a hacer clonaciones, o androides. Esto es algo que ocurrirá. Pero espero que pase cuando yo ya no esté en este mundo. Por mucho que me agrade más o menos la idea no lo podría asimilar, no me sentiría bien, y no por cuestiones de ética o moral, no, no, más bien porque creo que ahí radica ese gusto que tenemos por los artistas de otras décadas, esa deliciosa frustración de no poder verlos en vivo, y eso enciende nuestra imaginación.

 

 

Así los hologramas salgan de gira o luego sean los clones quienes lo hagan, siempre sabremos que no son el artista que tanto idolatramos. Sería algo desilusionante, sentirías que traicionas al artista de verdad. Sobre todo si lo hacen con artistas que aún están vivos como Bob Dylan. Pero bueno veremos que sucede, éste sin dudas es un tema interesante, y algo indignante.


Eddie Vedder and Chris Cornell: Magic Covers

Eddie Vedder and Chris Cornell

Eddie Vedder and Chris Cornell

 

Uno de los más grandes placeres en la vida de un melómano es escuchar un buen cover de una canción que amas. Y el placer se triplica cuando tus artistas favoritos versionan a tus héroes musicales. Éste es el caso de Eddie Vedder, y Chris Cornell; dos de las mejores voces que aún nos quedan por estos tiempos.

Siendo muy fan de lo acústico, amo las versiones de estos dos. En la web pueden encontrar millón de estos covers, y hasta discos completamente acústicos y de covers. Desde The Who a Tom Petty, de los Beatles a Bob Dylan, y demás. No escucharán mejores covers que en las voces de estos grandes.

Yo sinceramente preferiría ver a Eddie Vedder y Chris Cornell como solistas, que con Pearl Jam y Soundgarden respectivamente.

Ya que Eddie tocaría algo como ésto: The Times They Are A-Changin’ (Bob Dylan cover)

 

 

Chris Cornell tocaría ésto: A Day In the Life (The Beatles cover). Para mí, la mejor versión que existe de esta canción. Sólo superada por la de The Beatles, claro.

 

 

…y  los dos covereando You’ve Got to Hide Your Love Away de The Beatles, a ver cuál prefieren:

 

 

 

 

 

Eddie Vedder and Chris Cornell

Eddie Vedder and Chris Cornell


Algo de Emmylou Harris

Emmylou Harris, ¡diosa por siempre!

Emmylou Harris, ¡diosa por siempre!

 

Siendo hoy el onomástico de esta diosa (junto a Giacomo Casanova y Marvin Gaye) me ha parecido bien hacerle un micro homenaje.

Ya he hablado de Emmylou con anterioridad en mis post sobre discos de Bob Dylan y Gram Parsons, y su influencia en la música.

Primero una canción de ella como solista para que escuchen la calidad vocal de esta diosa.

 

Emmylou Harris – Boulder to Birmingham

 

 

 

Ahora una de sus más hermosas colaboraciones con quien fue su constante apoyo musical, gran amor, y amigo; Gram Parsons:

 

Gram Parsons & Emmylou Harris – Love Hurts 

 

 

 

Y por último una colaboración con el gran Bob Dylan.

 

Bob Dylan & Emmylou Harris – Mozambique