El Paraíso Perdido de John Milton ilustrado por Gustave Doré

Lucifer by Gustave Doré

Seguimos con la fiebre de las ilustraciones del siglo de Oro, esta vez es el turno de mi favorito, el gran Gustave Doré. Para iniciar con Doré iremos por mis favoritas, su trabajo para el Paraíso Perdido de John Milton, aquél magnánimo y controvertido poema que reivindicaba la imagen del mismísimo Lucifer al dotarlo de virtudes prometeanas, una víctima de las circunstancias, un rebelde, un mártir que lucha contra su creador y la autoridad de éste, ya que piensa que no es justo someterse a él por el sencillo hecho de haberlo creado, este Lucifer prometeano lucha bajo la consigna: Mejor reinar en el infierno que servir en el cielo“.

Gustave Doré, (Estrasburgo, Francia, 6 de enero de 1832 – París, Francia, 23 de enero de 1883) quien ilustró cientos de obras entre los que se cuentan Don Quijote de la Mancha, la Divina Comedia, cuentos infantiles, y hasta la Biblia. Famoso por sus escenas épicas llenas de dramatismo, logra en el Paraíso Perdido su punto álgido, como podemos ver en la ilustración del encabezado, logra capturar perfectamente aquella expresión de víctima, de incomprensión, aquella mirada al vacío, Lucifer no tiene a quién acudir, está completamente solo, mira hacia arriba sabiendo que no habrá nada ni nadie, está solo, depende de él y nadie más, un Lucifer que logra cautivar por completo. Lucifer es el protagonista del poema, y esta fue la primera ilustración de Doré que logró conmoverme completamente y me convenció de leer el poema de Milton. Lucifer es mostrado como un hermoso ser, inconformista, insatisfecho, que captura al lector completamente con su elegancia y estratagemas a la hora de lograr sus cometidos. Es este Lucifer que a pesar de su envidia por los nuevos seres terrenales, los usa para “vengarse” de su creador,  llevándolos a cuestionarse la razón de su existencia e ir más allá, aunque eso signifique el pecado y el fin de su felicidad, pero felicidad a qué precio, ¿al precio de vivir para siempre en la ignorancia? ¡No! Lucifer les ofrece la oportunidad a Adán y Eva de conocer y saber.

“Los Dioses fueron los primeros que existieron, y se prevalen de esta ventaja para hacernos creer que todo procede de ellos, pero lo dudo, porque, al paso que veo esta hermosa tierra que con el calor de los rayos del sol produce tantas cosas, ellos no producen nada. Si lo producen todo, ¿quién ha encerrado la Ciencia del Bien y del Mal en este árbol, de tal suerte que el que come de su fruto adquiere al momento la sabiduría sin su permiso? ¿Cuál sería la ofensa del hombre por alcanzar este conocimiento?”

John Milton (Londres, 9 de diciembre de 1608 – ibídem, 8 de noviembre de 1674) crea este poema con más 10.000 versos escritos sin rima. Epopeya sobre el bien y el mal, el infierno y el paraíso, expuestos como estados de ánimo, la exploración psicológica de estos personajes bíblicos que ya forman parte del inconsciente colectivo, y sus móviles ‘reales’ para sus acciones y consecuencias. En la obra se da un vuelco total a la imagen sacra de estos personajes: aquí Adán no es el ingenuo del Génesis, sino un ser lleno de curiosidad ansioso por descubrir el misterio de la existencia, alguien que abandona todo -incluso la vida eterna- por su amor a Eva. Eva es mostrada como una mujer en extremo hermosa y vanidosa, al ser consciente de su belleza y del amor que Adán le tiene, no duda en manipularlo de cuando en vez, pero no deja de ser una esposa abnegada y fiel. Los arcángeles son seres sometidos y prácticamente irracionales, que defenderán a su creador por sobre todas las cosas. Aquí Dios es descrito como un engreído, egoísta, altanero, omnipotente, un ser a cual el poder se le subió a la cabeza y ha perdido total control de sus actos.

“El Espíritu lleva en sí mismo su propia morada y puede llegar en sí mismo a hacer un Cielo del Infierno o un Infierno del Cielo”

Imaginen lo que sería este poema significó para los puristas cristianos del siglo XVII, si este poema era escrito un siglo atrás, o en la España católica, es seguro que lo habrían condenado a la hoguera o peores castigos, tachándolo de hereje e inmoral entre otros improperios muy de la inquisición.

Para lograr entender el poema de Milton en su totalidad hay que tener un conocimiento enciclopédico de mitos y leyendas de la antigüedad, griegos sobre todo. El uso magistral del lenguaje, el inglés fusionado con latín y griego antiguo, más la sintaxis y prosa única, hacen del documento algo difícil de digerir en primera instancia, y por supuesto en extremo complicado de traducir, es por esto que literatos a lo largo de la historia recomiendan leerlo en su idioma original, y es muy difícil encontrarlo traducido de hecho. Pero la magia del internet nos ha hecho llegar una hermosa versión traducida que dejo a su disposición:

John Milton – Paradise Lost [PDF- Español]

Ahora sí, disfrutemos de las ilustraciones de Doré:

Lucifer

 

L

L

L

L

L

 

L

 

L

 

L adam eve


Ain Soph y los Mundos Cabalísticos

Song of Living Equations by DAVID CHAIM SMITH

Antes de ser conocido como Yahwe, Elohim, o Jehová, la energía creadora del universo, de acuerdo con la tradición cabalística, era conocido como Ain Soph. Esta energía vagaba en soledad por la completa y absoluta nada hasta que decidió crear, sí, crear en la máxima extensión de la palabra.

El Zohar expone el concepto de Ain Soph así:

Antes de que le diera forma al mundo, antes de que Él produjera cualquier forma, Él estaba solo, sin forma y sin ninguna semejanza a cosa alguna. ¿Quién podrá comprender cómo era Él antes de la Creación? Está prohibido intentar identificarlo con cualquier forma, o incluso llamarlo por su nombre sagrado. Sin embargo, después de crear la forma del Hombre Celestial, Él lo usó como transporte para descender, y Él desea ser llamado por su forma, por su nombre sagrado: “YHWH”.

Algunas veces simplemente se lo llama ‘Ein’ (el desconocido, el innombrable, el no existente). Es este ser el que emana las 10 Sephirot mencionadas con anterioridad, y los mundos, seres y niveles que conforman el universo entero.

De acuerdo con la tradición cabalística Ain Soph emana 40 esferas de la creación, y éstas se dividen en 4 grandes mundos que son:

  1. 1.      Atzilut, el mundo sin límites, el mundo de los arquetipos y de los Nombres Divinos.
  2. 2.      Briah, el Mundo Arcangélico, mundo de las creaciones.
  3. 3.      Yetzirah, el Mundo jerárquico, mundo de las formaciones.
  4. 4.      Assiah, el mundo elemental, mundo de las sustancias.

 four worlds

Cada uno de estos 4 mundos contiene 10 esferas que marcan órdenes, nombres, poderes y jerarquías. De acuerdo con la tradición cabalística los nombres, jerarquías, y seres que habitan estos mundos fueron establecidas de acuerdo a las visiones de Ezequiel.

Las diez esferas del Mundo de Atzilut son las siguientes (Los 10 Nombres de Dios):

William Blake - Elohim Creando a Adán, 1795.

  1. La primera corona, y el nombre de la primera potencia de Dios fue Eheieh, que significa Yo Soy.
  2. La primera sabiduría, y el nombre de la segunda potencia de Dios era Jehová, que significa la Esencia del Ser.
  3. El primer entendimiento, y el nombre de la tercera potencia de Dios era Jehová Elohim, que significa Dios de los dioses.
  4. La primera Misericordia, y el nombre de la cuarta potencia de Dios era El, que significa Dios el Creador.
  5. La primera severidad, y el nombre de la quinta potencia de Dios fue Gibor Elohim, que significa Dios el Poderoso.
  6. La primera belleza, y el nombre de la sexta potencia de Dios era Eloah Vadaath, que significa Dios Fuerte.
  7. La primera victoria, y el nombre de la séptima potencia de Dios era Jehová Tzaboath, que significa Dios de los Ejércitos.
  8. La primera gloria, y el nombre de la octava potencia de Dios fue Tzaboath Elohim, que significa Señor Dios de los Ejércitos.
  9. 9.      La primera fundación, y el nombre de la novena poder de Dios fue Shaddai, El Chai, que significa Omnipotente.
  10. El primer reino, y el nombre de la décima potencia de Dios era Adonai Melekh, que significa Dios.

La segunda corona, y el mundo de Briah se estableció.

Las diez esferas del Mundo de Briah son las siguientes (La Orden de los Arcángeles):

Metatrón

  1. La segunda corona, se llama Metatrón, el Ángel de la Presencia.
  2. El segundo Sabiduría, se llama Raziel, el heraldo de la Deidad que reveló los misterios de la Cábala a Adán.
  3. El segundo entendimiento, se llama Tsaphkiel, la contemplación de Dios.
  4. La Segunda Misericordia, se llama Tsadkiel, la justicia de Dios.
  5. La Segunda Severidad: se llama Samael, la severidad de Dios.
  6. La segunda belleza, se llama Michael (Miguel), semejante a Dios.
  7. La segunda victoria, se llama Haniel, la Gracia de Dios.
  8. La Segunda Gloria, se llama Rafael, el Médico Divino.
  9. La segunda fundación, se llama Gabriel, el Hombre-Dios.
  10. El Segundo Reino, se llama Sandalphon, el Mesías.

La tercera corona, y el mundo de Yetzirah se estableció.

Las diez esferas del Mundo de Yetzirah son las siguientes (La Jerarquía de los Coros de Yetzirah):

CHERUBIM

  1. La tercera corona, la Jerarquía es el Querubín, Chaioth Ha Kadosh, Los Animales Sagrados.
  2. La tercera Sabiduría, la Jerarquía es el Querubín, Orphanim, las Ruedas.
  3. El tercer Entendimiento; la Jerarquía son los Tronos, Aralim, los Poderosos.
  4. La tercera Misericordia, la jerarquía son las Dominaciones, Chasmalim, los brillantes.
  5. La tercera gravedad, la jerarquía es los Poderes, Seraphim, las serpientes llameantes.
  6. La tercera Belleza, la Jerarquía es las Virtudes, Melachim, los reyes.
  7. La tercera victoria, la jerarquía es los Principados, Elohim, los Dioses.
  8. La tercera Gloria, la Jerarquía es los Arcángeles, Ben Elohim, los Hijos de Dios.
  9. La tercera fundación, la jerarquía es los Ángeles, Querubines, la Marcha de los Hijos.
  10. La tercera Unido, la Jerarquía es la Humanidad, el Ishim, las almas de los justos.

La cuarta corona, y el mundo de Assiah se estableció.

Las diez esferas del Mundo de Assiah son las siguientes:

Alternate Right Panel for “Circumcision of the Walled Garden” by David Chaim Smith

La cuarta corona; Rashith Ha-Galagalum, el Primum Mobile, la niebla de fuego que es el principio del universo material.

  1. La cuarta sabiduría; Masloth, el zodiaco, la expansión de las estrellas fijas.
  2. El cuarto Entendimiento; Shabbathai, la esfera de Saturno.
  3. La cuarta misericordia; Tzedeg, la esfera de Júpiter.
  4. La cuarta severidad; Madim, la esfera de Marte.
  5. La cuarta belleza; Shemesh, la esfera del Sol.
  6. La cuarta victoria; Noga, la esfera de Venus.
  7. La cuarta gloria; Kokab, la esfera de Mercurio.
  8. La cuarta fundación; Levanah, la esfera de la Luna.
  9. El cuarto reino, Cholom Yosodoth, la esfera de los Cuatro Elementos.

En el mundo de Assiah también podemos encontrar demonios, reflejos de aquellas esferas del mundo de Atzilut que han sido distorsionados y corrompidos por los elementos presentes en Assiah. Hay 10 jerarquías de estos Archidemonios que están en directa relación con la jerarquía de Arcángeles del mundo de Yetzirah:

La Corona del mal, la jerarquía se llama Thaumiel, los dobles de Dios, el de dos cabezas, los archidemonios son Satanás y Moloch.

LVCIFER

Thaumiel (gemelo de Dios) es el nombre del Qliphoth del Sefirot Kéter. Mientras Keter representa la unidad de Dios, Thaumiel representa las fuerzas en constante lucha, se representa con dos cabezas gigante con alas de murciélago. Aunque Keter representa unidad, esta implícito en su existencia el concepto de dualidad. Es la primera emanación de Ein Sof, el punto de consciencia que cristaliza del vacío. Si no se equilibra con Malkuth, existirá como algo aparte del Ein Sof, Dios en su totalidad. El gobernante de Thaumiel es Satanás. (Fuente)

  1. La Sabiduría mal, la jerarquía se llama Chaigidiel, quienes obstruyen, el Archidemonio es Adam Belial.
  2. El Entendimiento sobre el mal, la jerarquía se llama Satharial, el ocultamiento de Dios, el Archidemonio es Lucifugo.
  3. La misericordia del mal, la jerarquía se llama Gamchicoth, el perturbador de las cosas, el Archidemonio es Astaroth.
  4. La gravedad del mal, la jerarquía se llama Golab, los incendiarios, el Archidemonio es Asmodeo.
  5. La belleza del mal, la jerarquía se llama Togarini, los que disputan, el Archidemonio es Belphegor.
  6. La victoria del mal, la jerarquía se llama Harab Serap, el cuervo de dispensación, el Archidemonio es Baal Chanan.
  7. La gloria del mal, la jerarquía se llama Samael, los que confunden, el Archidemonio es Adramelek.
  8. La Fundación maligna, la jerarquía es llamada Gamaliel, lo obsceno, el Archidemonio es Lilith.
  9. El reino del mal, la jerarquía se llama Nahemoth, los impuros, el Archidemonio es Nahema.