¿Qué música escucharíamos si Hitler ganaba la Segunda Guerra Mundial?

Escribir sobre el krautrock y el hecho que este movimiento nació a partir de la búsqueda de identidad germana post WWII me puso a pensar en esta pregunta, ¿qué tipo de música sería la existente en caso que los nazis y las fuerzas del eje vencían a los aliados?

Es un escenario muy interesante ya que debemos dar por hecho que la música negra en EEUU no habría tenido la repercusión que tuvo y por ende borramos de la ecuación a Chuck Berry, Elvis Presley, The Beatles, y toda la camada de bandas inspiradas en el rock n’ roll, el soul, el gospel y el r&b.

El country también habría sufrido porque el hombre estadounidense habría sido diezmado y toda la sociedad americana reprogramada. El orgullo cowboy del estadounidense habría sido castrado por las SS.

Quizá el único género que habría tenido una evolución similar a la de esta línea temporal sería el Folk. Puedo imaginar a Bob Dylan cantando en contra del Führer y la represión germana en América. Claro dada su ascendencia judía debería haberlo hecho desde la escena más underground posible, con el tiempo qiizá incluso se habría vuelto el cabecilla del partido rebelde en contra de los nazis; eso da para otra historia: ‘¿qué rock stars se habrían sublevado en contra de los nazis? ¿Bob Dylan, John Lennon, David Bowie, Keith Richards? Hagan sus apuestas.’

Pero bueno, al punto. Siempre he imaginado 5 corrientes musicales principales en un mundo nazi:

1.- La música clásica o académica inspirada en las composiciones de Beethoven y Richard Wagner habría sido el género musical principal de este mundo nazi. Los compositores doctos habrían tomado el lugar de los rock stars, tal como en los tiempos de Franz Liszt. También las Óperas que cuentan las hazañas del nazismo y su legado ario serían algo muy común. Así como los temas doctos de compositores italianos y la música tradicional japonesa popularizados en sus respectivos territorios.

2.- La música Neo-Pagana que busca retomar las raíces de los antiguos pueblos germanos, nórdicos, y de las civilizaciones griega y romana. También imagino un revival de las composiciones medievales. De este género se desprendería una suerte de dark folk, la versión nazi del gótico, y el neo-paganismo musical ritualístico; éste último habría sido el género que acompañaría los eventos religiosos en un mundo nazi. Recordemos que el nazismo tenía planeado reemplazar al cristianismo mediante varias fases: primero; transforman la iglesia protestante al nazismo y disolver todas las ramas del cristianismo; segundo, aplicar el “cristianismo positivo” o la versión nazi de éste, un movimiento religioso que sostenía que Jesús fue, en realidad, un caudillo ario descendiente de colonias  nórdicas en oriente medio, que luchó ‘valerosamente’ contra los judíos. Tercero, convertir a Jesús en un personaje ario solo era el primer paso en miras de la conversión total al paganismo. Mediante las misas ritualísticas, obras de teatro, películas y las óperas mencionadas con anterioridad, habrían contado la historia de este Jesús pagano haciendo sencilla la tarea de implementar los elementos del culto a Wotan (Odín) en las ceremonias “cristianas” de esta realidad hasta finalmente adoptar al wotanismo, el catarismo, o incluso el hitlerismo (si se le subían los humos por completo al tipo) como religión mundial oficial.

3.- El pop kisch alemán o Schlager, el J-Pop, y sobre todo el Italo Disco, el Eurobeat, y las Power Ballads Italianas habrían sido un fenómeno mundial, el reemplazo del pop americano. Umberto Tozzi sería recordado como el Elvis Presley de esta realidad.

4.- El Krautrock habría nacido con un sonido más “bélico” e industrial, inspirado en el poder bélico germano. Este Krautrock Nazi Prime habría dado origen al Heavy Metal, y el Rock Industrial Progresivo, es decir, habrían proliferado bandas con el sonido de Rammstein desde la década de los 1970s. El DarkWave y el TechNoir también se habrían desarrollado con más velocidad teniendo así varias bandas sonando al soundtrack de Blade Runner by Vangelis, y Kavinsky.

La probabilística, las estadísticas, Volver al Futuro, y Dragon Ball nos han enseñado que ciertos hechos están destinados a darse a como dé lugar independientemente de la línea temporal en la que nos encontremos, así que ciertos eventos históricos como La Lucha por los Derechos Civiles, el movimiento hippie, la carrera espacial, etc. habrían sucedido en diferentes contextos inspirando a las nuevas generaciones musicales por lo que no descarto el nacimiento de otros géneros musicales posibles durante el régimen nazi mundial como el Krautrock psicodélico o el Space Krautrock.

5.- El Género Disidente; acá se encapsularían todos aquellos músicos que tocarían jazz, rock n’ roll, gospel, reggae, covers de compositores judíos y demás, todo esto en un círculo underground como se nos muestra en The Man in the High Castle. El género disidente sería el punk de esta realidad.

En la novela The Man in the High Castle (1962) de Philip K. Dick el mundo está dividido entre las Fuerzas del Eje de la siguiente manera:

La zona gris es la Zona Neutral, un área también conocida como los “Estados de las Montañas Rocosas” que sirve como amortiguador entre el “Gran Reich Nazi” al este y los “Estados del Pacífico japonés” al oeste. Esta área actúa como el refugio de artistas, pensadores, gays, negros, judíos y demás perseguidos y disidentes del régimen nazi. Desde esta zona se pondrían a funcionar suerte de Pirate Radios que pasen la música prohibida.

Por supuesto géneros como el hip-hop, el dembow, o el reggaetón pienso no habrían podido nacer ya que habrían sido considerados géneros “negroides” al igual que el jazz, el blues, géneros prohibidos en el régimen desde sus inicios. Hitler se interesó en suprimir el trabajo artístico de todos los que consideraba “no aptos”. Además de esto los músicos y su obra eran filtrados por la Reichsmusikkammer (“Cámara de Música del Reich”), parte de la Cámara de Cultura del Reich fundada por Goebbels en 1933. La membresía requería un llamado certificado ario, lo que significaba que los músicos judíos o de razas/nacionalidades consideradas “no aptas” no podían trabajar. 

Lo que es muy probable es que en este mundo nazi Abba habrían sido The Beatles, Scorpions – Black Sabbath, Accept – Led Zeppelin, Kraftwerk – David Bowie, Nina Hagen – Patti Smith, Nena – Madonna, Helloween – Van Halen, Modern Talking – Modern Talking, y Varg Vikernes el equivalente a Trent Reznor, Digitalism – Daft Punk, The Whitest Boy Alive – The Strokes. Obviamente todos en sus respectivas variantes distópicas de los géneros musicales que representan.

Como podemos ver musicalmente hablando no habría sido tan nefasto en una realidad nazi. Nos habríamos perdido de mucho pero también habríamos escuchado géneros musicales sublimes. Eso sí, no podría concebir totalmente una realidad sin The Beatles, somos muy afortunados de existir en esta dimensión alterna donde The Beatles existieron.



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s