Etimología Mágica

Ya que hemos revisado la etimología y significado de Shazam, qué tal si ahora revisamos el significado de otras palabras ‘mágicas’ que son de uso común en nuestra sociedad y no tenemos idea de qué carajo significan o de dónde provienen. Empecemos:

Abracadabra

Quién no ha escuchado y usado esta palabrita, desde vamos a nuestra primera matiné infantil, o desde que aprendemos nuestro primer ‘truco’ de magia, Abracadabra se transforma en la palabra mágica por excelencia. Es de las pocas palabras asociadas con magia que en verdad tienen un origen arcano y mágico, no se sabe a ciencia cierta desde cuándo se la empezó a utilizar, pero todas las pistas de su origen nos llevan a la fascinante e incomprendida Edad Media. Sin embargo el primer registro de su uso se lo encuentra en el Siglo II D.C (siglo de oro o de los Antoninos), pero sus orígenes parecen ser mucho más antiguos en la lengua semítica (Las lenguas semíticas o semitas son una familia de la macrofamilia de lenguas afroasiáticas. Se desarrollaron sobre todo por Oriente Próximo y el norte y este de África. Toman su nombre del personaje bíblico Sem, el hijo de Noé, cuyos descendientes serían con base en la historia bíblica y la tradición, los pueblos semitas. Las lenguas semíticas más habladas en el presente son el árabe, el amárico, el hebreo y el tigriña. La protolengua o grupo de dialectos estrechamente ligados que habría dado lugar a las lenguas semíticas se conoce como protosemítico. [Wiki])

Abracadabra es muy similar al arameo avra kehdabra (“Crearé mientras hablo”), a las palabras hebreas ab (“padre”), Ben (“hijo”), y acadosch ruaj (“espíritu santo”), y el caldeo abbada ke dabra (“perezca como la palabra”). Todas estas teorías nos dan cuenta de un origen cabalístico de la palabra, quizá también en cultos agnósticos al dios Abraxas. Pistas de ésto lo vemos cuando Quinto Sereno Simonicus (médico personal del Emperador Romano Caracalla) crea en un pergamino un amuleto medicinal usando la palabra Abracadabra. El pergamino iba dirigido, sobre todo, a aquellos padecientes de malaria. Este amuleto debía ser usado por los pacientes para que los demonios o espíritus malignos causantes de su enfermedad salgan de sus cuerpos, e iba así:

A – B – R – A – C – A – D – A – B – R – A
A – B – R – A – C – A – D – A – B – R
A – B – R – A – C – A – D – A – B
A – B – R – A – C – A – D – A
A – B – R – A – C – A – D
A – B – R – A – C – A
A – B – R – A – C
A – B – R – A
A – B – R
A – B
A

Posteriormente a este amuleto en pergamino se le fue dando otros significados, wiki nos cuenta el uso y significado de éste:

‘Después, el pergamino se doblaba y se colgaba con una cuerda de lino al enfermo.
La letra A representa la unidad del primer principio, el agente intelectual y el activo.
La A unida con la B representa la fecundación del binario por la unidad.
La R es el signo del ternario que representa la fusión que resulta de la unión de los 2 principios.
El número 11, el total de las letras de abracadabra, agrega la unidad del iniciado al denario de Pitágoras.
El número 66, el total de letras del triángulo.
El número 12, que cabalísticamente es el cuadrado del ternario y la cuadratura mística del círculo.
El numero 11 de las letras de las palabra abracadabra es el resultado de la suma de la unidad iniciado y el denario de Pitágoras… san Juan,el autor del apocalipsis compuso el número de la bestia, es decir la idolatría ,agregando un 6 al doble denario del abracadabra,lo que da cabalísticamente 18, número asignado en el Tarot al signo de la noche’.

¿Qué? Que Pitágoras, San Juan, ¿QUÉ? Bueno, todo puede ser en este mundo, amigo Sancho. Me alegra saber que esta palabra sí tiene un origen lleno de misterio, así que la próxima vez que diga Abracadabra piense en todas esas personas que la ha venido usado hace milenios, es una carga energética muy poderosa.

Alakazam

Pokémon y los magos de barrio nos han enseñado que luego del ‘Abra-Kadabra’ viene ¡Alakazam! y así hacemos el conjuro perfecto. Es una palabra que ha sido usada en el mundo de la magia ‘desde siempre’, la encontramos en los actos de Harry Houdini y en los de su predecesor Jean Eugène Robert-Houdin. En los actos de Henri Alakazam (Henri Hermansen) y su “Alakazam Magical Theatre”.

Se dice que esta palabra tiene sus orígenes en los conjuros árabes. Alakazam podría ser una castellinización de la palabra Al Qasam que significa ‘juramento’ en árabe. También podemos encontrar que Alakazam es un nombre propio, así que no sería raro que esta palabra sea usado para invocar a un antiguo mago llamado Alakazam, de la misma manera como se usa la palabra Shazam. Alakazam también es una palabra hindú utilizada a manera de mantra por los yogis para disipar el dolor en situaciones de alta resistencia física.

Presto y Voilà

En italiano Presto significa rápido. En francés Voilà significa ¡ahí está! Recuerde en las fiestas infantiles cuando el mago sacaba algo de su sombrero: ¡Presto, y Voilà; he aquí el conejo muerto! *Centenas de niños llorando*

Hocus Pocus

Otra de esas palabritas que han dado origen a grandes bandas, canciones, y anécdotas pero que no sabemos nada de ella ni el por qué la usamos. La historia de su origen es muy ambigua, existen varias teorías que explican cómo nació el término. Desde un antiguo encantamiento en falso latín: pax hax Deus Adimax , hasta una parodia de la Eucaristía: hoc est enum corpus meum (éste es mi cuerpo). La segunda parece ser la más aceptada, ya que en la Edad Media la plebe no accedía al Latín, y varias asimilaban el acto litúrgico con un acto de magia, analicemos los elementos de un acto mágico:

  • La preparación, durante la cual se disponen los lugares y materiales necesarios, y las personas que van a tomar parte en el mismo pueden realizar diversas actividades previas como el ayuno, la oración, etc.
  • La apertura, que inicia el acto litúrgico o ritual creando un “entorno mágico” apropiado y solemne, produciendo simultáneamente un efecto de comunión entre las personas participantes.
  • La invocación, en la cual se suplica o exige la cooperación de las fuerzas sobrenaturales que habrán de llevar a la realidad el hechizo.
  • La ejecución, donde se realizan los actos mágicos ritualizados que constituyen el núcleo del hechizo y que pretenden modificar el curso de la realidad bajo la advocación de las entidades sobrenaturales invocadas.
  • El sacrificio, en el que se ofrece a estas fuerzas sobrenaturales una ofrenda que puede ser simbólica o tangible para ganar su favor.
  • El cierre, que da solemnidad a la clausura del acto y disuelve el “entorno mágico” creado durante la apertura.

Como vemos es muy parecido a lo que se da en la Misa. Hocus Pocus nacería como una forma de burla al ritual cristiano. Otra teoría menciona que la frase se deriva de una especie de hierofantes nórdicos demoníacos llamados Ochus Bochus , Aunque la palabra ha llegado a significar el engaño con una connotación de extrema falso, abracadabra es uno de los términos más antiguos utilizados específicamente por prestidigitadores e ilusionistas de todo tipo como un conjuro mágico.

Sim Sala Bim

Esta frase alcanzó su popularidad con el mago Harry August Jansen, el último gran mago de la era dorada de la magia. Usaba la frase en sus actos para ganar agradecer los aplausos. Muchos recordarán la frase usada por Hadji, el ayudante de Jonny Quest,  cuando iba a realizar hazañas místicas y mágicas. El origen de la frase permanece en misterio, aunque la teoría más aceptada es aquella que dice que la frase pertenece a una canción infantil alemana. Otra teoría menciona que la frase se origina en la Edad Media, usada en la obra Robyn Hode. En esta obra un sabio árabe menciona: “Tengo una poción , traída desde oriente. Se llama el elixir de oro, con una gota de este elixir reviviré a Robyn Hode con estas palabras mágicas : ‘¡Sim Salabim!’ Ahora levántate joven y observa cómo tu cuerpo puede caminar y cantar “.

 Ábrete Sésamo

Junto a ‘abracadabra’ esta frase se lleva el podio de ser la más popular de la lista. Quién no la ha utilizado alguna vez, ¡ábrete sésamo, ciérrate sésamo! Una frase que tiene su origen en el cuento de aventuras Alí Babá y los cuarenta ladrones, perteneciente a Las mil y una noches.

Nuevamente el origen de esta frase permanece en el olvido, para muchos es una referencia a la semilla de Sésamo, pero el porqué permanece perdido en alguna metáfora olvidada. Sin embargo existen dos teorías “oficiales” del origen de la tan famosa frase:

  • La primera dice que Sésamo es una palabra cabalística que representa la talmúdica šem-šamáįm (“shem-shamayim”): ‘el nombre de los cielos.’
  • La segunda menciona que Sésamo está conectado a las prácticas mágicas de Babilonia donde se utilizaba aceite de sésamo .

La mayoría de estas palabras tienen su origen en aquellos tiempos donde los árabes eran la civilización intelectual por excelencia. Qué ha sucedido con nuestra visión de la cultura árabe, de aquellos sabios sultanes y califas ya no queda nada, la única imagen que nos queda del pobre pueblo árabe es la de aquellos bárbaros que nos muestran en noticias, suicidas kamikazes, y el 11 de Septiembre. Le debemos una disculpa a este pueblo, todo Occidente aún le debe sus grandes avances. ¿Acaso la historia finalmente los puso en su lugar? Ahora se ve al pueblo árabe medieval como un simple vínculo entre el conocimiento arcaico y el moderno; no fueron inventores, sino simples divulgadores del conocimiento que existió con anterioridad, pero qué noble tarea es aquella de la divulgación y re-interpretación del conocimiento. Yo mismo he sentido aquél placer. Recuerde que fue el pueblo árabe quienes propagaron los conocimientos perdidos de los antiguos griegos y babilonios, etc, haciéndolos llegar hasta nuestros días; fueron los árabes quienes rescataron varios pergaminos de la Biblioteca de Alejandría; fueron los árabes quienes nos pasaron las hermosas leyendas de Oriente; fueron ellos quienes cultivaron en la Edad Media las sagradas ciencias de la Alquimia y la Astrología. Sobre todo nosotros, los hispano parlantes, les debemos más de un cuarto de nuestro idioma; fueron ellos quienes introdujeron el Ajedrez y los juegos de cartas en Occidente. Recuerdo que aún en mi infancia la imagen de los árabes era la de aquellos sabios filósofos y matemáticos, solo recuerde la imagen del Álgebra de Baldor que tanto nos hizo padecer; recuerde la maravillosa obra de Malba Tahan: ‘El hombre que calculaba’; recuerde que incluso Cervantes en su Quijote tiene a varios árabes en muy buen término, recuerde, sobre todo, al supuesto traductor Cide Hamete Benengeli. Qué pasó con toda esa imagen que tanto nos inspiraba, aquella imagen del árabe lleno de historias y misterios, una pena que se haya marchado.

Bueno, luego de aquél desvarío damos por concluido este post ‘mágico’, espero resuelva las dudas de muchos y despierte la curiosidad de otros. Sim Sala Bim, Abracadabra y Alakazam para todos.

The Lovers Perish in a Fire from  The Tale of the First Dervish in Arabian Nights



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s