Listen to the colour of your dreams: Mi experiencia con LSD

LSD

Luego de Mi experiencia con San Pedro, el Peyote de Los Andes me he embarcado en un nuevo viaje psicodélico, esta vez con el tan afamado LSD tan popular y legendario desde la década de 1960. Siempre había tenido curiosidad por probarlo pero no fue sino hasta hace dos días (20/08/2013) que pude hacerlo. Como sabemos el LSD (dietilamida de ácido lisérgico) es una droga psicodélica descubierta por el químico suizo Albert Hofmann en 1938, mientras buscaba posibles usos medicinales de los alcaloides del grupo ergolina, presentes en el cornezuelo del centeno (wiki). Podríamos decir que el LSD es un descendiente directo del LSA usado en los Misterios de Eleusis de la Antigua Grecia.

Compartí esta experiencia con una de mis mejores amigas, y quien nos consiguió el ácido fue un amigo de confianza muy conocedor de éstos, importante mencionarles ésto, ya que siempre que vayan a consumir este tipo de sustancias debe haber por lo menos una persona de confianza cerca de ustedes. La tableta de LSD nos costó $20 y la dividimos en dos. Nos habían mencionado que se puede saber si el ácido es bueno o puro si la tableta no tiene ningún sabor, mientras menos sabor es mejor, ésta no tenía sabor, pero sí dejaba una sensación de amargura en la lengua. Los primeros minutos no se siente casi nada, pero pasados 10 minutos empecé a sentir entumecimiento en mi cuerpo, sobre todo en mis piernas, al pasar media hora pensé que no me iba a poder parar. Estábamos en un bar y las luces, alta música, y las continuas voces empezaban a ser un tanto fastidiosas. Pasó una hora y mi amiga empezó a tener comportamiento paranoico, estaba muy asustada y temía por todo, así que llamé a otro amigo para que nos vaya a recoger y llevarnos a su casa a disfrutar de todos los efectos psicodélicos en paz.

LSD

Los efectos del LSD mencionados en Wikipedia son absolutamente precisos: ‘alucinaciones con ojos abiertos y cerrados, sinestesia, percepción distorsionada del tiempo y disolución del ego.’ Es así, tal cual, las alucinaciones iban y venían, sobre todo si enfocaba la vista en un lugar fijo como el cielo o el techo del cuarto, al igual que sucedió cuando ingerí San Pedro, al mirar al cielo las estrellas empezaron a bailar y moverse rítmicamente a la par con las nubes. Era noche de luna llena y ésta se veía en todo su esplendor, jamás la había visto tan brillante, por momentos me parecía que brillaba tanto como el sol. Al escuchar música sentía el sabor de los sonidos, las ondas volaban por el lugar, las canciones de Syd Barrett y Tame Impala me sabían a dulce, Joy Division y The Beatles me daban una sensación de un sabor que todavía no tiene nombre. Escuchaba los colores, tal como dice John Lennon en Tomorrow Never Knows: Listen to the colour of your dreams. Las sensaciones y sentidos se amplificaron en un 100%.

The Beatles LSD

Desde que consumimos el ácido mi amiga y yo empezamos a sentir que el tiempo pasaba muy rápido, y luego muy lento, veía el reloj a cierto momento, y luego volvía a verlo pensando que ya había pasado más de 1 hora, ¡pero solo habían pasado 10 minutos! Esto sucedió constantemente en el transcurso del ‘viaje’. La euforia se hizo muy presente en toda la experiencia, me reí descontroladamente toda la noche, en términos ‘weedsísticos’ se lo llama “la chistosa”, y ésta empezó apenas a los 10 minutos de haber consumido el ácido, a mi amiga no le sucedió lo mismo, ella tuvo intervalos de euforia y llanto, supongo habría disfrutado mucho más de su euforia si es que no estuviera atravesando por una mala experiencia sentimental. Como vemos, nuevamente el efecto de este tipo de drogas depende de cada persona y del estado de ánimo de ésta al momento de consumirla.

LSD

Las alucinaciones fueron lo mejor sin dudas, algo muy parecido a la imagen que ven arriba. Aparte de las mencionadas distorsiones visuales de la luna, las nubes, y las estrellas, vi muchas imágenes relacionadas con mis recientes lecturas y escrituras, sobre todo de dioses hindúes, cábala y alquimia. Lo que más me sorprendió fue poder ver en techo del cuarto a estas manifestaciones cailedoscópicas de Vishnú, Indra, Buda, y diferentes motivos medievales y victorianos, todo muy increíble, en verdad increíble. También tuve una suerte de revelaciones que escribía en el celular y los enviaba… la mayor ‘revelación’ fue ver en el mismo techo dos estrellas que luego identifiqué como planetas, los llamé Sirio/Orión/Osiris 1 y 2, no tenía idea a lo que me refería, solo sabía que era algo importante, y comprobé ésto al investigar sobre aquello, es algo muy relacionado con todas mis lecturas de estos días, y hablaré de ellos en un post futuro. Lo extraño fue que vi estas ‘estrellas’ en el techo del cuarto, pero luego salí al patio y me acosté a ver el cielo, y ¡oh sorpresa! Estas dos estrellas estaban ahí, en la misma posición y forma que estaban en mi alucinación, comprobé que esas estrellas preguntando a mis acompañantes si ellas también las veían, y efectivamente estaban ahí, no era solo una alucinación.

También tuve una revelación del origen del universo y el origen de la idea de Dios (inspirado y basado en la lectura del Bhagavad Gita y El Árbol de la Vida), La Nada vs. Dios como la energía creadora de todo, llegué a la conclusión que La Nada es El Todo, el origen de la existencia, el universo se creó de la nada sin voluntad de algo más, y aquello que llamamos dios, o llaman dios varias religiones del mundo, no sería más que la consecuencia de La Nada, es decir, dios sería el ego de la energía que se expulsó cuando La Nada dio paso al Todo. Es un concepto muy hermoso que lo desarrollaré más en un futuro post.

LSD

Fueron 7 horas de ‘vuelo’ constante, ingerimos el LSD a las 18:00 pm y las alucinaciones y euforia seguían presentes a las 00:30 am, pero poco a poco iba disminuyendo el efecto,  las alucinaciones cesaron y solo quedó aquel aturdimiento y entumecimiento de los labios y extremidades. Sin embargo parte del efecto pareció volver a las 3 am. El sueño no se hizo presente en toda la madrugada, la cual aprovechamos para charlar de infinito número de temas tanto trascendentales como triviales. Recién pudimos dormir a las 6 am. En la mañana un poco del aturdimiento seguía, pero el efecto se había marchado en su totalidad.

Al igual que hice cuando escribí sobre el San Pedro (Y, sí, el San Pedro es más poderoso que el LSD y los efectos duran muchísimo más), para quienes no hayan probado LSD les recomiendo hacerlo, no existen pruebas ni casos que mencionen que el LSD es dañino para la salud en ninguna forma. Claro, eso sí, cuando vayan a comprar su tableta háganlo con alguien que sepa cuáles son los verdaderos y los falsos, de otra forma solo les podrían estar dando anfetaminas o algún ácido de pésima calidad que sí podría perjudicar su salud.

LISA LSD

Personalmente siento que se puede llegar a las ideas y revelaciones expuestas aquí sin este tipo de sustancias, lo he comprobado sobre todo por las revelaciones en mis sueños, y los efectos los he sentido con muchas otras cosas, como por ejemplo ciertas canciones, ciertos sonidos, y hasta leyendo un libro. Lo que en verdad hacen estas sustancias es dar ‘click’ en alguna parte de tu ser y crear una suerte de sinapsis total momentánea que trae estas ideas desde el fondo de tu inconsciente. El verdadero ‘plus ultra’ del LSD, y demás sustancias psicodélicas, son las alucinaciones, oh sí, tampoco digo que sea la única manera de alucinar, también la música o un estado de concentración lo hacen, pero con estas sustancias es mucho más fácil tenerlas.

Así que vaya a su dealer de confianza y experimente sensaciones nuevas y únicas, claro, tampoco caiga en la adicción o la dependencia. Si tiene personalidad adictiva, paranoica, o depresiva, consúmalo con sumo cuidado y no frecuentemente. Ahora sí, próxima parada: ¡Ayahuasca!

Para un buen viaje les dejo un pequeño soundtrack, claro la elección musical dependerá del gusto de cada uno:

The Beatles – Tomorrow Never Knows

Tame Impala – Feels Like We Only Go Backwards

United States of America – The American Metaphysical Circus

Syd Barrett – Dominoes 


11 comentarios on “Listen to the colour of your dreams: Mi experiencia con LSD”

  1. […] my favourite blogs. A fellow blogger from Ecuador relates in detail his experience with taking LSD (https://thefaustorocksyeah.wordpress.com/2013/08/22/listen-to-the-colour-of-your-dreams-mi-experienci&#8230😉. On a personal note, I think I will never try LSD myself, there is something in my psyche that has […]

  2. Azu Lita dice:

    Yo llegue a unas revelaciones que me dieron respuesta para sanar algunas partes de mi yo diría sin dudar que si fue medicinal, y la música suena como si fueras parte de ella.

  3. golondrina verde dice:

    hola fausto, con cual te quedas de los dos? cual fue mas positivO?

    • ¡Holaaaa! Pues los dos fueron positivos, quizá el San Pedro resulte más interesante por la mayor duración de los efectos y el ritual con que se lo realiza, sin embargo en algunas personas el San Pedro ocasiona náuseas y otros efectos secundarios, para consumir aquella bebida debes estar preparado psicológicamente, así que si deseas experimentar con sustancias psicodélicas sin mayores complicaciones te recomiendo el LSD, además que éste es mucho más sencillo de conseguir. Si tienes más preguntas no dudes en avisarme, ¡saludos!

  4. esa sensación de amargura en la lengua es el sabor del ajo genio😉 igual q buen viaje te metiste, te agradezco por el del San pedro, ese apenas lo pienso probar
    Saludos!

  5. Ananoni dice:

    oh dios!!!!!yo lo consumí por más raro que suene por casualidad y mi viaje fue muy parecido, con revelaciones alucinantes y la música y todo.!!!! el viaje terminó bien pero el resto no jaja. pero no me arrepiento, me sirvió para conocerme y también me llaman la atención otros psicodélicos!
    mucha suerte!

  6. joel dice:

    ya en el 2013 era muy difícil conseguir LSD, en 10 minutos sentiste entumecimiento… no se… hay químicos que no tienen sabor y tampoco son LSD… aunque seguro no era de la familia anfetosa… y sea lo que haya sido fue un buen viaje. saludos y gracias por compartir

  7. Sebas dice:

    ¡Hola! Me ha parecido fascinante lo que acabo de leer.
    ¿Habria alguna posibilidad de hablar contigo en privado?
    Espero respuesta, gracias.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s