Visita al Diablo Mundo XIV: Henry James – Otra vuelta de tuerca

Henry James

No hay show ni película inglesa que no me deje algo de conocimiento o despierte el bichito de la investigación, desde Monty Python, The Mighty Boosh, o la saga de películas noventeras de Hugh Grant. Precisamente es en una de estas películas, quizá la más conocida de todas: Notting Hill, donde se menciona a este autor. Siempre había querido leer algo de su obra y no fue sino hasta hoy que lo he hecho, y puedo decir que los halagos y ensalzaciones que el personaje de Grant hace a este autor en la película están totalmente justificadas.

Henry James (Nueva York, 15 de abril de 1843 – Londres, 28 de febrero de 1916) tuvo la vida que todos hemos deseado tener alguna vez cuando éramos niños; nacer en cuna de oro y que tu familia te auspicie los viajes por el mundo con la excusa de conocer el mundo y aprender de él, hacer lo que se te dé la gana y cultivarte lo más que puedas sin la presión de buscar un modo de “subsistir”. Sus continuos viajes, sobre todo a tierras inglesas (de hecho se naturalizó inglés en 1915), pulieron el estilo de Henry, mezclando las diferentes concepciones sociales y culturales del viejo y el nuevo mundo, haciéndolo el escritor ‘transatlántico’ más relevante de la historia.

Henry James

Influenciado por Honoré de Balzac, Henrik Ibsen, Charles Dickens, y Nathaniel Hawthorne, y contemporáneo de Robert Browning, Ivan S. Turgenev (a quien admiraba por sobre todas las cosas), Émile Zola, Lord Alfred Tennyson, y Gustave Flaubert (al cual odiaba por haberlo recibido en su casa con una bata de baño, ésto causó tal impacto en James que desde entonces menospreció a Flaubert y su obra. Aducía que si Madame Bovary es buena es porque quizá Flaubert la escribió puesto un pantalón y chaleco mas no una bata, así es señores, Henry James odiaba las batas, atentos). Además de éstos estaba claramente influido por las vanguardias artísticas y el naciente psicoanálisis (su hermano mayor fue el famoso filósofo y psicólogo William James).

“Siempre he estado interesado en la gente, pero nunca me han gustado.” – Henry James

La vida privada de James siempre estuvo plagada de ambigüedades y hasta existía el rumor que era homosexual, esto jamás se llegó a comprobar. Jamás logró encajar en el mundo de los pudientes ya que los despreciaba, y jamás pudo encajar en el ambiente bohemio de la plebe debido a su pasado aristocrático, fue un veedor de las dos partes, un vigilante y un actor en la sociedad que interactuaba con ella para alcanzar inspiración para sus obras, sin duda algo que todos hemos hecho alguna vez, con la diferencia que para Henry fue su estilo de vida.

Henry James

Moriría a los 72 años luego de una larga neumonía que le provocaba delirios febriles, por ejemplo en una ocasión llegó a creerse Napoleón Bonaparte y dictó dos cartas al hermano de éste: Joseph Bonaparte, instándolo a aceptar el trono de España de inmediato. Otro de estos episodios se repitió unos días antes de su muerte: de repente cayó al suelo convencido que iba a morir, relató que mientras estaba en este estado agónico pudo escuchar una voz que no parecía de este mundo y le decía: ‘Así que al fin ha llegado, el tan distinguido’. Ésto lo aterraría hasta su último suspiro.

Entre su basta obra podemos mencionar a Retrato de una dama, Los Embajadores, Los papeles de Aspern, Otra vuelta de tuerca, entre muchísimas otras novelas, ensayos, críticas, y relatos cortos.  Hoy les dejaré Otra vuelta de tuerca, considerado uno de los thriller psicológicos, e historia de fantasmas, más extraordinarios en el mundo literato. Ha servido de inspiración para diversas obras tanto escritas, cinematográficas, y hasta óperas musicales. La más reciente adaptación inspirada en esta historia la podemos encontrar en The Others de Alejandro Amenábar.

henry james - otra vuelta de tuerca

Otra vuelta de tuerca nos habla de una institutriz que acude al cuidado de dos niños, sin embargo extraños sucesos empiezan a ocurrir y los fantasmas de los anteriores sirvientes de la casa se hacen presentes, al parecer tienen gran influencia sobre los niños y la institutriz hará de todo para rescatarlos de las garras de estos espectros.

Pero no todo es tan simple como parece, aquí entra la genial mente de James quien nos hace dudar de si estos fantasmas existen o son desvaríos de una institutriz lunática, también hace incapie en el abuso infantil y el verdadero significado atrás de los espectros, es decir, la obra queda a libre interpretación del lector, la respuesta definitiva no existe, y es lo que hace verdaderamente fascinante a esta obra. Así que no espere más y vaya a dormir leyéndola:

Henry James – Otra vuelta de tuerca [PDF]



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s