Pequeños consejos de aquél al que llamarían loco.

Fausto Ribadeneira

Nunca me ha gustado Nietzsche . Y odio que en mis charlas seudo- intelectuales siempre me digan que tengo que gustar y leer de varias ideologías distintas antes de crear la mía. Es una estúpidez. Con el tiempo he aprendido que cada uno nace con una filosofía e ideología diferente, la cuál por mucho que intenten nunca nos la van a lograr cambiar. Pero claro existen muchos espíritus débiles que la cambian conforme van creciendo, o la van adaptando a otras creencias que no son las de ellos. Es una pena. Pero es lo que hace la gente de relleno, como yo los llamo, esta gente de relleno es lamentablemente la gran mayoría de la humanidad. Sin la gente de relleno no podría existir ni la inmortalidad ni los dioses. Eso lo tenemos claro, y vemos que aunque se sienta que no son necesarios pues en verdad lo son. Cada ser tiene su función en esta vida.

Esto también me lo han dicho respecto a la escritura, y creo que se aplica a cualquier cosa en verdad. Al parecer según el modus vivendi actual, los arquetipos no pueden existir. Siempre tenemos que basarnos en las ideas de alguien más. Una vez más otra estúpidez.

Me han dicho que antes de escribir cualquier cosa primero debería leer millones de autores más y recién ahí empezar a escribir. Es una creencia que está muy arraigada pero que por suerte nunca creí. Al igual que el anterior caso, si hubiera hecho esto mi forma de escribir quizá sería mejor en cuanto a dicción claro,  pero estoy seguro de que compartiría o copiaria algún estilo de varios autores. Por más que sólo intente basarme un poco en ellos, mi originalidad se vería comprometida de una u otra forma.  Así que algunas veces la ignorancia y el empirismo son los mejores aliados.

Todos nacemos para algo y por algo. Yo nací para ser un dios.

Es una frase que todos hemos pensado alguna vez. Pero no nos atrevemos a decirla por miedo. Miedo a la reacción de las demás personas. Y es que el concepto de Dios está muy sobrevalorado. Eso les pasa por leer la biblia y aceptarla literalmente. Todos somos dioses de una forma u otra, por eso estamos aquí. Si no te crees un dios pues pon en duda tu existencia ya que quizá no valga la pena.

Y no me vengan con conceptos de psiquiatría barata, porque muchos dirán “oh pero que prepotente” “Pero qué se cree este tipo” “Es un claro problema de autoestima” “Pero hasta donde le llegará el ego”. Claro muchos pensarán esto, es algo predecible en la gente de relleno. Pero lo que tienen que entender es que cada persona, cada ser es un universo entero. Un concepto que muchos no pueden digerir y ni si quiera concebir. Es comprensible pero inténtenlo, y poco a poco descubrirán su divinidad absoluta. Es un ejercicio que deberían practicar las personas que sufren de depresión sobretodo.



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s