What does it mean to die?

Fausto Ribadeneira Garófalo

Muy pronto estaré en una experiencia cercana a la muerte, y sentí que debería escribir alguna especie de testamento. No, no testamento, no tendría nada que dejar a nadie igual, o quizá sí, pero bueno que ellos vean luego. Mejor es sólo un manifiesto.

Debo ser una de las pocas personas en el mundo y de las pocas personas que han existido, que se han sentido felices con su existencia, aunque no siempre claro, pero viéndolo en grande y hacia atrás pues es así. No sólo con su existencia en sí sino con la forma en como han existido. Ya que yo soy alguien que siempre he creído que la vida tiene que vivirse haciendo lo que a uno le gusta, y asi ha sido la mía. Un paraíso muchas veces donde he cumplido y hecho todo lo que he querido.

La sociedad que me rodea en cambio para muchos es visto como el infierno. La sociedad que me rodea no alcanzó a penetrar mi campo de fuerza de sueños y por lo tanto aun la veo como algo irreal. No alcanzó a envenenarme y creo que eso es bueno. Si esta semana sería la última de mi vida, aún quedan muchas cosas por hacer claro, pero me iría contento. Me iría con esa satisfacción de haber existido como quise y no cómo los demás querían. Algo de lo que muy pocas personas se pueden jactar.

Y respondiendo a mi pregunta pues no sé lo que significa morir. Desde pequeños nos enseñan que al morir tenemos sólo dos opciones ir al cielo o al infierno. Nunca creí esto totalmente, como tampoco nunca creí en Santa Claus cuando me hablaban de él. Con el tiempo he tenido varias hipótesis de lo que significa morir y lo que sucede luego de que ésta llegue. Nada concluso aún, pero se las expondré. Sólo recuerdo tres por el momento.

-Ir al cielo o el infierno: Pues sí, supongamos que esto es en verdad una realidad. Todas las culturas en el mundo y civilizaciones nos hablan de algo parecido. De donde habrá nacido este mito es lo que me pregunto. Algún hecho parecido debió de haber ocurrido y lo que recordamos es sólo meras partes que luego se unieron a las distintas religiones y así nació el mito. Quizá alguna vez esto fue rebelado para alguna civilización muy pero muy antigua, que existió antes que este mundo que conocemos quizá, y luego fue transmitida y regada a cada civilización.

Pero bueno que me hace ponerla aquí se preguntarán. Pues debo decirles que he tenido visiones o sueños de algo que es muy parecido a lo que nos describen como el “infierno”. Quizá apoyada por mi imaginación o algo más. Pero en mis visiones o sueños he viajado a este lugar, o más bien me han llevado. Algo muy recurrente supongo yo, ya saben esos sueños que dices “me estaban cargando los diablos”. Sí así, algo muy típico. Quizá así nació este mito, pero no puedo comprobar si fue un lugar real o algún espacio de mi mente simplemente.

Los Psiquiatrás y psicólogos de inmediato sacarán alguna frasesilla de cajón o algún diagnóstico que no tiene nada que ver con el asunto. Los psicólogos son un problema, no les puedo creer. He ido a muchos a lo largo de mi vida y les puedo decir que no hay mejor psicólogo que uno mismo algunas veces. Bueno eso si tienes la suficiente sabiduría de saber que es lo que te está pasando sin volverte loco en el intento. Pero bueno los psicólogos me darían alguna explicación barata y ahi quedaría todo. Quedaría como un trastornado y nada más. Un ridículo intento de desprogramación. Pero no, yo siempre buscaré alguna otra explicación. Y a las que he llegado están claro que estoy loco, que tengo exceso de imaginación, algún problema del sueño y mucha televisión. Lo típico claro, pero una más. Que tal si en verdad estuve de visita en el infierno cuál Dante Aliguieri. Ví lo que era y tuve miedo, más no cambie mis actos ni mi posición luego de verlo, intente cambiar pero no pude. Porque cambiar lo que siempre he considerado algo cercano a la perfección de la humanidad?

Con el cielo recuerdo haber soñado o visto pero no recuerdo exactamente que. Algunas veces mezclo el “cielo” y el “infierno” y los veo como uno mismo. Qué tal si es así? Que tal si todos luego de la muerte vamos a un mismo sitio donde nos quedamos para siempre o por un breve período de tiempo y luego nos envían a otros lados o a esta vida una vez más. Un eterno ciclo sin fin, como reza el budismo. Sí algo así debería ser si es que el cielo y el infierno existen. Oh pero que ví en el “infierno” se preguntan? Pues espero que haya oportunidad de describirlo y escribirlo alguna vez…

 

-Quedarte aquí entre todos sin que te vean: Así como lo leen, así de claro. También sucedió en otra visión o sueño que tuve. Algunas veces pienso que los sueños son viajes mentales a otras dimensiones donde existes o existe un ser con tus características o con el cuál compartes algo “espiritual”. Y otras veces pienso que los sueños son sólo eso y ya. Simples imágenes provocadas por tu subconciente con las cuáles muchas veces nos fascinamos y hasta obsesionamos. Hay muchas razones para creer sólo esto, pero yo no puedo. Yo tengo que ir siempre por el camino de la “fantasía” o quizá una realidad que no alcanzamos a comprender aún.

Muchas veces supongo que han soñado morir en el sueño. Una experiencia horrible de la cuál despiertas todo asustado, agitado y con los nervios de punta. Sí algo normal también dirán algunos. También lo considero así. Pero yo recuerdo mis sueños regularmente, y algunas veces sueño con los mismos sitios, teniendo una vida “normal” tal como ahora, con muy pocas diferencias. Inclusive he soñado días completos en los cuáles despierto en esta realidad cuando duermo en aquella. Lo que me ha puesto a dudar siempre de lo que es real y lo que no. Pero bueno me fui del tema. El punto es que cuando yo sueño que muero en alguna de aquellas realidades, nunca más sueño con aquella. Nunca más voy de visita a aquellos mundos que parecen tan normales y reales como éste. Es decir que quizá en aquellos mundos dejé de existir.

Algunas veces ves como mueres y otras veces no, recuerdo algunas en este momento, en las cuáles morí a causa de una flecha en mi corazón, otras a manos de otras personas que es lo más común supongo para ustedes. Y es precisamente así como morí alguna vez en algún sueño, pero no desperté aquí o en otro mundo como siempre sucede. Si no que me quede allí, me quedé allí conciente de que estaba muerto y nadie me podía ver pero yo los podía ver a ellos, nadie podía sentirme pero yo los podía sentir a ellos, nadie podía escucharme pero yo lo sí los escuchaba. Fue algo terrible, pude ver el dolor de todas las personas cercanas a mí y deseé no estar muerto. Fue increíble los detalles exactos con los cuáles se me iban presentando las escenas. Luego de ver todo el dolor y lloros de mis conocidos al enterarse de mi muerte, simplemente caminé y caminé, vagué pero sin tener a donde ir, de repente me daba cuenta de que no iba a volver a hablar con nadie más jamás y no lo podía soportar. Entré en desesperación pero no podía escapar, tenía que estar allí en el vació, en la nada. Viendo todo y a todos a mi alrededor pero sin que ellos noten mi presencia. Un fantasma. Sí así como nos los pintan en los libros y películas.

Y si esto es real pues sería algo muy penoso. Quedarte en el limbo completamente sólo, recordando, añorando, llorando. Algo verdaderamente horrible que espero no sea lo que le sigue a la muerte, pero no podemos saber.

 

-El eterno sueño: Esta es quizá en la que más creo estos últimos días. Un eterno sueño del cuál nunca despiertas. Quizá serás conciente que estás soñando pero no te darás cuenta que no puedes despertar, es algo continuo e infinito.

Me gusta pensar que tú puedes escoger tu sueño eterno por lo menos, o que tu subconciente lo hace. Siempre me he imaginado que si esto es así, entonces mi sueño eterno sería estar en un bus con mis auriculares puestos, viendo el paisaje, las personas y el pavimento. Pero el bus nunca se detiene. O quizá mi sueño eterno sea estar en mi habitación con un millón de discos por escuchar de toda la música que amo. Es decir, mi paraíso. O quizá y ojala no sea así, quizá sea una eterna pesadilla y le llamaría infierno. Lo que me lleva a mi primera hipótesis una vez más. Tal vez la concepción de cielo e infierno viene de estos sueños. De estos sueños o pesadillas que a alguien se le presentó en un lapso en su lecho de muerte y no podía despertar. Entonces es probable que tengamos que hechar a la suerte y a la clemencia de nuestro subconciente a la hora de escoger ese sueño o pesadilla eternos.

Oh acabo de recordar una más.

 

– El vacío o la nada: Qué tal si al morir pues no nos espera nada asi de simple. Nada de nada. Es otra de las cuáles recientemente he estado pensando mucho. Tan sólo mueres y ya. No hay romance, no hay situaciones épicas, no hay leyendas. Simplemente cesa tu existencia y nada más. Algo muy cruel dirán ustedes pero que sería la respuesta más lógica. Pero claro al igual que ustedes no me gustaría que esto sea así. Me gustaría que sea alguna de las 3 anteriores y así ponerle a la muerte un poco más de “sabor”. El hombre no es hombre si es que no vive de leyendas e inventa mitos, esa es la realidad. Necesitamos eso. Nuestra eterna curiosidad nos obliga a esto.

 

Pero bueno ojala se pudieran escribir libros desde el más allá y les contaría mi experiencia luego de morir, si es que hay algo más luego de la muerte claro. Pero hasta que eso pase, sigamos pensando, sigamos imaginando, y sigamos soñando, ya que ahí están las claves y las respuestas a la inmortalidad del hombre y el significado de la muerte.

 



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s