King Crimson – In the Court of the Crimson King

 

Hay discos que tienen que ser escuchados en un momento preciso para poder ser apreciados en su totalidad. De otro modo simplemente se perderán en tu biblioteca musical y ni siquiera podrás recordar ni el nombre del primer corte del álbum. Este disco es ese tipo de disco. Quizá para los oídos vulgaris a la primera escuchada de la primera canción simplemente lo desechen pero para aquél que ama la música al escuchar simplemente la primera nota del primer segundo de la primera canción, sabrá que tiene ante sus oídos una de las más grandes obras maestras que se han creado.

 

 

Este disco es el primero de la banda y también el último con la alineación “clásica” que incluía a los fundadores Robert Fripp en la guitarra, y Michael Giles en la batería. Además de Ian McDonald en los teclados,  Peter Sinfield en las líricas divinas que hacen de este disco lo que es, y Greg Lake en el bajo y voz,  había entrado por la renuncia del hermano de Michael Giles; Peter Giles (Porque no le toco de otra digamos), Greg Lake luego de este disco se iría de la banda por el control excesivo que tomó Robert Fripp sobre la banda y luego formaría parte de otra de las grandes bandas del rock progresivo; Emerson, Lake & Palmer.

El álbum en si conjuga la poesía con el misterio y la capacidad de improvisación de cada uno, temas hermosamente arreglados y puestos en un concepto único. Se dice que es el primer álbum de rock progresivo. Si revisan mis post de discos de los 60 se darán cuenta que no es así. Quizá lo que si podemos decir es que este disco es el más claro ejemplo de rock progresivo, podemos decir que es el arquetipo de disco de rock progresivo. Aquél que dejo la huella y las demás bandas siguieron.

 

 

Lo absoluto, así podemos clasificiar las canciones que conforman este disco. Con toques que nos recuerdan lo medieval y lo moderno, y lo que llegaría a ser la música en el futuro, hasta que el caos total y la decadencia de ahora.

Les dejo mi favorita, como siempre una pieza simple plagada de belleza que sólo pocos entendemos.

 

I Talk to the Wind

 

 

Y como no mencionar la maravillosa Epitaph;

 

 

Quisiera hablarles de todas las canciones ya que solo son 5 majestuosos cortes, pero no lo haré! Quiero que por ustedes mismo escuchen toda esta obra y saquen sus conclusiones. Este álbum no es como los demás. Nada está predeterminado a nada.

Y claro no podemos hablar de este disco sin también mencionar la portada. Aquella famosa portada que quizá algunos de ustedes han visto tantas veces y no tenían idea que era de este disco, no tenían idea ni si quiera que era algo relacionado con la música. Pero así es, y esta es la historia de la portada.

 

 

La portada fue hecha por Barry Godber, un programador de computadoras amigo de Peter Sinfield, que luego lo presentó con Ian McDonald e Ian le dió algunas canciones del disco para que las escuche. Así le nació la inspiración y dibujó su único trabajo artístico, ya que luego moriría de un infarto en 1970, tenía 24 años. Pobre, pero dejo su legado para siempre. Peter Sinfield llevó la pintura a la banda y a toda la banda le encantó, asi se quedó como la portada del disco, y no podía haber sido algo más acertado, esa cara refleja la angustia, la melancolía y la magia que posee el disco.

 

Así que sin más pues a disfrutarlo!

 

Download Album Here: http://bit.ly/nA87vZ

Size: 100 MB



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s