Tomorrow Never Knows y el vuelo de Pedro Aznar

Como sabemos “Tomorrow Never Knows” es una canción de lThe Beatles parte del album Revolver (1966) escrita por John Lennon pero llevada acabo con toda la colaboración de los demas beatles.El nombre se lo debemos a uno de los “ringoisms” de Ringo Starr por supuesto, que en una entrevista mencionó estas palabras cuando le preguntaban sobre la gira de The Beatles en E.E.U.U, quizá pasó inadvertido para los demás pero no para John que era un ferviente fan de estas confusiones idiómaticas de Ringo, recordemos que “A Hard Day’s Night” es otro “ringoism”.

Se dice que la inspiración de Lennon para escribir esta canción fue The Psychedelic Experience de Timothy Leary, Richard Alpert, y Ralph Metzner,  que compara la “muerte del ego”, bajo la influencia del LSD y de otras drogas psicodélicas, con el proceso de muerte física, que también contiene está magnifica frase  “cuando tengas dudas, relájate, apaga tu mente, y déjate ir río abajo”. Vaya inspiración fue, que Lennon se entregó de inmediato a la lectura del libro bajo la influencia de dicha sustancia.

La grabación de está canción fue algo muy avanzado para la época y me atrevería a decir que cambió el estilo de hacer música por completo, llevándola a ser considerada como una de las primeras canciones psicodélicas de la historia. John inspirado por la música india y en los conocimientos orientales en general le dijo a George Martin (Productor) que quería sonar como 100 monjes tibetanos cantando al mismo tiempo, George le explicó que esto sería muy dificil de hacer, entonces Lennon le propuso algo muy curioso; cantar suspendido por una cuerda. Dejo atónitos a todo en el estudio y a la final desecharon la idea.

No se ocurria nada más hasta que el joven recién llegado Geoff Emerick finalmente propuso la idea de utilizar la cabina de Leslie speaker con la cual era posible obtener el mismo efecto sin tener que recurrir a la cuerda.El efecto se consiguió haciendo pasar la voz de Lennon a través de la cabina, parando el circuito electrónico de la misma y volviendo a regrabar la voz cuando esta era emitida por la cabina. Así se obtenía un efecto de vibrato y asi el problema estaba solucionado.

Pero la canción se caracteriza además por una serie de loops interpuestos uno con otros que fueron grabados por cada uno de los beatles, por eso la realización de está canción seria imposible de realizar otra vez debido a lo aleatorio del proceso. Siempre me pregunté que contenian estos bucles de cinta que fueron los loops utilizados en la canción, y al fin los encontré y se los pongo a continuación:

  • El efecto de una “gaviota” o “indio americano” (que fue hecho por McCartney gritando/riendo).
  • Un acorde orquestal en si bemol mayor (extraido de una sinfonía de Sibelius) (0:19)
  • Un mellotron, tocado con el registro de “flauta” (0:22)
  • Otro mellotron reproducido en un tiempo de en 6/8, tocado con el registro de “3 violines” (0:38)
  • Una secuencia ascendente que suena a sitar (en realidad está tocada con una guitarra eléctrica, con el sonido invertido y drásticamente acelerado), grabado con una gran saturación y aceleración (0:56)
  • El solo de guitarra de “Taxman” se sobrepuso en la segunda mitad de la parte instrumental. El solo fue cortado, invertido y adaptado al tono.

Ahora les dejo la canción que es una obra maestra como toda las obras que nos regalaron estos gigantes.

Y ahora dirán porqué este tipo dice “y el vuelo de Pedro Aznar” si no lo menciona ni tiene nada que ver con el tema, pues ahi voy y si tiene mucho que ver.

Como también sabrán (o no) Pedro Aznar es uno de los más grandes músicos argentinos y latinoamericanos de la historia! Ha participado con grandes artistas de renombre pero es principalmente conocido por haber formado parte de Serú Girán junto a otro grande que es Charly García. Y con este último comparten una pasión muy grande que son The Beatles.

Pedro ha grabado muchas versiones de canciones de The Beatles en verdad espectaculares, y una de estas fue precisamente “Tomorrow Never Knows” que cuenta con la particularidad de que Pedro siendo un fiel beatlemaniaco pues quizó hacerla como John Lennon la quería hacer en primera instancia; así es cantarla suspendido por una cuerda.

Aquí tenemos la grandiosidad de Pedro Aznar con su versión de “Tomorrow Never Knows” cantándola desde el aire y cumpliendo así este capricho Lennonista.



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s