Cuéntame esa Canción: The Walker Brothers – The Electrician

2001: A Space Odyssey & Magical Mystery Tour, son infinitamente mejor apreciadas bajo los efectos de cualquier alucinógeno. Y si no lo tienes a mano, ésto ayudará. Sólo Scott Walker podía crear algo a la altura de Kubrick y Dali.

Tema extraído del último álbum de la banda; Nite Flights. Álbum en el cual Scott les dijo a los demás: “Hagan lo que les de la gana”. Así lo hicieron. Pero de entre todos los temas es éste el más destacable y admirable.

Scott siempre se ha caracterizado por el surrealismo y ambigüedad en sus letras, en ésta no es excepción y más bien es un recurso que explota. Scott nunca habla del significado de sus canciones (si es que lo tienen) pero en 1984, para nuestra suerte, habló sobre The Electrician en una entrevista, donde nos dice que la canción se explica por si sola. Pero si se le busca un significado concreto, éste sería un diálogo entre un torturador y el torturado, una crítica a los Estados Unidos de Norteamérica y sus constantes abusos a Sudamérica. Scott toma la figura de un Electricista cruel y despiadado que disfruta de torturar a las personas, y se nos revela que también es un controlador y manipulador. La letra está sujeta a varias, casi infinitas interpretaciones, pero lo que más me cautiva es aquella musicalización tan majestuosa, sobre todo aquél brillante pasaje intermedio con un hermoso solo de guitarra española, y la instrumentación que nos trae imágenes de una epifanía, de un repentino amanecer, o alguna visión divina.

Sencillamente de las mejores canciones jamás grabadas. Brian Eno la describiría como la música pop llevada a su límite. Límite que jamás sería alcanzado otra vez.

Una de las canciones más perfectas de la historia, canción definitiva.

The Walker Brothers

The Walker Brothers

http://www.youtube.com/watch?v=YmRVU-MEXU0


Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 1.334 seguidores