Carl Jung: Los Arquetipos y el Tarot en el psicoanálisis Parte II: Carl Jung y el Tarot

Carl Jung y el Tarot

tarot jung

Jung veía en el Tarot una plataforma rica en elementos arquetípticos, creía fielmente en aquella teoría que dice que El Tarot es en realidad una fórmula alquímica encriptada. Veía en el Tarot un método para develar el inconsciente y descubrir las pistas para llegar a la individuación, al desarrollo del Self, esto se traduce en alquimia psíquica. La aparente elección aleatoria de una carta no es más que la inevitable expresión del espacio-tiempo.

“En el Tarot tenemos la figura hermafrodita del diablo. Esta sería en la alquimia el oro. En otras palabras, tal intento por unir los opuestos para la mentalidad cristiana aparece como diabólico y prohibido, perteneciente a la magia negra”.

Jung, de alguna forma, descubrió “el tarot interno” con su teoría de los arquetipos. Podemos decir que el tarot es un extracto del inconsciente colectivo en el cual encontramos los arquetipos. Jung creía que el simbolismo contenido en el Tarot puede ser de gran utilidad para los seguidores de la psicología analítica. Mediante el uso de una selección de las cartas para crear una historia, los símbolos se pueden relacionar con el problema que se discute.5

Les comparto un extracto de una conferencia de Jung en 1933 (documentado en el libro Visions: Notes of the Seminar given in 1930-1934 by C. G. Jung, Princeton University Pres 1997).

Estas cartas en realidad son el origen de nuestro conjunto de cartas, en las que el rojo y el negro simbolizan los opuestos, y la división de 4 –tréboles, espadas [o picos], diamantes y corazones—también pertenece al simbolismo de la individuación. Son imágenes psicológicas, símbolos con los que uno juega, de la misma forma que el inconsciente parece jugar con su contenido. Se combinan en cierta forma, y las diferentes combinaciones corresponden al desarrollo lúdico de los eventos de la historia de la humanidad. Las cartas originales de Tarot consisten de las cartas ordinarias, el rey, la reina, el caballero, el as, etc., –solo que las figuras son un poco diferentes – además de que existen 21 cartas que son símbolos, o cuadros de situaciones simbólicas. Por ejemplo, el símbolo del sol, o el símbolo del colgado, o de la torre golpeada por un rayo, o de la rueda de la fortuna, y así sucesivamente. Son una especie de ideas arquetípicas, de una naturaleza diferenciada, que se mezclan con los constituyentes ordinarios del flujo del inconsciente, y de esta forma es aplicable como un método intuitivo con la intención de entender el flujo de la vida, posiblemente hasta predecir eventos futuros, siendo que todos los eventos permiten una lectura de las condiciones del momento presente. En este sentido son análogas al I Ching, el método de adivinación china que permite por lo menos una lectura de la condición presente. En realidad, el hombre siempre siente la necesidad de encontrar acceso a través del inconsciente al significado de su condición actual, porque existe una correspondencia o similitud entre la condición que prevalece y la condición del inconsciente colectivo.

Jung, a diferencia de Freud, no dejó atrás a las ahora llamadas pseudo ciencias como la metafísica, la alquimia, y la astrología, sino que viendo el potencial de estas las incluyó en sus teorías. Transmitió su conocimiento a sus discípulos, y existen varios que crearon métodos para la utilización del Tarot en el psicoanálisis. Uno de esos discípulos fue Robert Wang, quien en su libro El Tarot de Jung y sus imágenes arquetípicas incluyó “El Tarot de Jung”, un hermoso juego de láminas diseñadas por él mismo, incluyendo y poniendo énfasis en las enseñanzas de su maestro. Podemos identificar, sobre todo, el mencionado arquetipo del Mandala, el favorito de Jung. El objetivo de Wang era mostrar los paralelismos entre la filosofía de Jung y la Kábala Hermética, un sistema que ha sido esencial a la mística occidental desde el Renacimiento italiano que Wang exploró luego en profundidad en el Tarot Qabbalistic. Pero esa es otra historia, ahora regocije su vista con el diseño de las cartas:

 Tarot de Jung

Para entender cómo Jung veía en el tarot una forma de análisis, primero tenemos que tener noticia del Principio de Sincronicidad:

Jung llamó sincronicidad a las coincidencias significativas. Con este término él designa los eventos relacionados por una significación, y no por una relación de causa a efecto. Utilizó por primera vez este concepto en 1920.

Como ya he mencionado con anterioridad, Jung postula la existencia de un conocimiento absoluto constituido por un inconsciente colectivo compuesto de arquetipos. La sincronicidad sería,  a partir de ese postulado, una resonancia entre la psique individual y los arquetipos.  Para Jung, una sincronicidad3 ocurre cuando nuestra mente se focaliza y concentra en una imagen arquetípica del mundo exterior que, como un espejo, nos retorna una especie de reflejo de nuestras preocupaciones, bajo la forma de un evento marcado por ciertos símbolos de manera que podamos utilizarlos. Nos enfrentamos a un “azar” significativo y creador. Así, es posible e incluso probable que la materia y la psique sean dos aspectos diferentes de una sola y misma cosa.

El Tarot devela, precisamente, estos arquetipos que están influyendo sobre tu vida y forman parte de ti, ya decía Jung que solo conociendo tus arquetipos podrás encontrar a tu verdadero yo y superar tus complejos. Estos complejos representarían en este caso represiones o angustias, importante identificarlas y superarlas para no caer en ningún proceso neurótico.

Yo siempre he sido de aquellos que rechaza la terapia psicológica convencional, y hasta algunas terapias “avant-garde”, y demás, en mi infancia acudí a varios “especialistas” que jamás lograron resolver o si quiera identificar el problema que me preocupaba, incluso era fácil engañarlos, crear un dilema acompañarlo de síntomas y así darme cuenta que todo era una farsa, me decían lo que yo quería escuchar mediante las pistas que yo les daba intencionalmente. Recuerdo hasta un caso en que tuve que servir como terapeuta de una de mis analistas. Me di cuenta que el mejor terapeuta era yo, y nadie más que yo, fue prodigioso darme cuenta a tan corta edad que las respuestas se encuentran en mí, solo hay que saber escucharse e intentar comprenderlas.

Es por esto que me sentí identificado con los métodos de Jung, hay que ver el trasfondo de aquello, ellos te incitan a tu autoanálisis, aquel es el punto clave, debemos dar gracias que Jung estaba influido por la cultura oriental, el zen, budismo, y más, por lo tanto estos métodos parten de la ausencia del ego. Me explico; el gran problema de los psicólogos convencionales es creer que, fundamentados en su ego, tienen un poder cuasi omnipotente para resolver tus problemas,  te hacen creer que la solución está en ti pero no hacen nada para guiarte hacia ella, es un eterno escuchar lo que quieres, respuestas que tú ya sabes, y pagas por llegar a respuestas que tú ya sabes, ¿acaso hay algo más absurdo?

Aplicar los métodos de Jung y sus diversas influencias como el Tarot, es intentar conocerte a ti mismo y saber que la solución a la mayoría de dilemas están dentro de ti. Lo más correcto sería llamarlos métodos de introspección. Un viaje en la búsqueda de tu verdadero ser. Puede sonar a aquellos patéticos libritos de auto-ayuda, pero aquel es el punto. Al principio te será muy difícil, hay personas que no aceptan que la cura y solución son ellos, un problema de autoestima quizá, siempre necesitan la opinión de alguien más para aceptar algo que ellos siempre han sabido, y por supuesto, tampoco con esto te quiero decir que está mal buscar ayuda profesional, no, no, simplemente te animo a intentar hallar las respuestas en ti y no en alguien más.

Que los métodos de Jung funcionaran siempre ha sido tela de discusión, con el paso del tiempo la figura de Jung se ha convertido más en un icono pop que en un representante del psicoanálisis, sus teorías han sido tomadas más bien como teorías filosóficas. Lamentablemente ha sido desacreditado y subestimado en los círculos de psicoanalistas. Sin embargo, existen muchos psicoanalistas que aplican los métodos de Jung con resultados muy positivos, el método Jung no es el más popular, y su éxito a la hora de psicoanalizar depende mucho del terapeuta, y por supuesto, también del paciente; habrá muchos pacientes a quienes le parezca una completa estupidez el analizar los sueños y buscar un guía simbólica en el tarot, mientras que para otros será precisamente el método que estaban buscando y el que los ayudará en sus problemas.

Para aplicar los métodos de Jung es necesario no tomar toda su enseñanza al pie de la letra, he aquí el gran problema de la humanidad, es muy dogmática, la maldición de tomarse todo al pie de la letra, teme a cambiar lo establecido, algo contra lo que Jung luchó. He conocido y leído testimonios de psiquiatras y psicólogos jungnísticos que aplican las teorías de Jung sin aportar nada nuevo a ellas, otro craso error, craso error; muchos pacientes, sobre todo en estos tiempos de hiper-racionalidad, tanto así que hasta raya en una nueva forma de absurdo, -es una forma nueva forma de absurdo-

No hay método infalible, incluso varios de los métodos de Freud han caído en desuso, los neo-freudianos afrontan varias críticas, pienso que el psicoanálisis como tal es un fracaso y los psicólogos son una especie en extinción, en un futuro no muy lejano nos daremos cuenta de nuestras propias capacidades a la hora de resolver problemas.

Listo, atento que seré muy repetitivo en esta parte, leerás las palabras sincronicidad, arcanos, mayores, e inconsciente muchas veces. Esta sección iba a formar parte de un gran, gran, pero gran post sobre el origen y las diversas aplicaciones del Tarot en el psicoanálisis, pero, qué tal si intento resumirlo y compartir una parte de lo que sería aquello.

mandala

Continúa…

No olvide que puede leer o descargar el texto completo haciendo click aquí.


3 comentarios on “Carl Jung: Los Arquetipos y el Tarot en el psicoanálisis Parte II: Carl Jung y el Tarot”

  1. Wilson ceron dice:

    Estimados
    Excelente artículo, deja conocimiento teóricos de los cuales me encuentro investigando
    Atentamente
    Wilson

    • ¡Muchas gracias! Me alegra que lo hayas disfrutado y que te sirva en tus investigaciones, ésa es la razón fundamental por la cual escribí este texto, espero te ayude y también espero leer tu investigación cuando la termines. Gracias nuevamente y saludos.

  2. Ricardo dice:

    Saludos! Me parece muy interesante el texto, yo soy psiólogo y estoy de acuerdo en varias cuestiones que manejas. De hecho, lo que más me llama de las teorías de Jung es que no son cuadradas, y depende mucho de ti mismo cómo aplicarlas y cómo entenderlas. Si la psicología tradicional no afronta las dificultades que tiene ahora y continúa con esa visión tan pobre del ser humano, te doy la razón, tenderá a desaparecer, pero aún existimos personas que tratamos de buscar alternativas que nos ayuden a lograr nuestro objetivo: Una mayor comprensión de la psique individual y colectiva, con tendencia a develar la verdadera naturaleza de bienestar del ser humano.


Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 1.386 seguidores